E F E M É R I D E S – 15 DE ENERO DE 1944. Terremoto en San Juan, Argentina.

Pro-victims-of-earthquake-in-San-juan

img272

        

Los terremotos casi forman parte  de la vida cotidiana de San Juan, y los habitantes de la ciudad argentina ya saben que, cuando las lámparas balancean, es conveniente colocarse bajo los marcos de las puertas.Nada hacía suponer que aquel fenómeno tan frecuente, poco menos que familiar, iba a provocar tal destrucción y tantas víctimas, diez mil, el fatídico 15 de enero de 1944.

La ciudad quedó totalmente destruida.  Las escenas eran aterradoras.  Los supervivientes, después del seísmo, vagaban por lo que habían sido calles bordeadas de magníficos edificios coloniales y exteriorizaban, libres por fin del terror provocado por los temblores, sus sentimientos.

La provincia de San Juan es esencialmente montañosa, y en ella se encuentra los tres sistemas montañosos más importantes de Argentina.  Al Oeste, la frontera de San Juan –que coincide con la que separa Argentina de Chile- pasa por las cumbres de los Ande, con lo que toda la vertiente este de la cordillera, desde el puerto del Inca hasta el puerto de las Ojedas, forma parte de su territorio; el segundo sistema está constituido por la precordillera;  el tercero, por las sierras pampeanas.  Esta configuración geográfica hace que los seísmos sean demasiado frecuentes y, a la vez, crea fuertes contrastes entre zonas desérticas y valles de gran fertilidad, aptos para el desarrollo de esa riqueza tan importante para Argentina como es la ganadería

La ciudad de San Juan, que está situada en el centro del oasis más importante de la provincia, fue reconstruida después de la terrible catástrofe, y hoy, al haberse modificado en parte su trazado, es una capital moderna, con grandes avenidas y abundantes parques Y jardines-

Fuente: “Argos”.-

Este terremoto influyó en la creación del Sistema de Prevención de Catástrofes Naturales en Argentina.

Puede afirmarse que los efectos desastrosos del seísmo se debieron no sólo a la violencia del movimiento, sino a la pésima calidad de la edificación, por la ausencia absoluta de legislación o de buenas prácticas de construcción.

También ocurrió esto:

 Ese mismo día pero de 1622, nace Jean-Baptiste Poquelín –llamado ”Molière”- fue un dramaturgo, humorista y comediógrafo francés. Los comentaristas han dicho de él:  “Hay que recordarlo como el gran crítico que puso en su sitio a los hipócritas y santurrones, a los practicantes de la doble moral en obras clásicas como “El Avaro” o “Tartufo” y que le merecieron la persecución clerical de su tiempo.

“Molière”, fue el gran actor y gran autor que murió en la presentación de su propia obra El enfermo imaginario;  todas ellas llenas de agudo humor y crítico talento que son inmortales. En verdad, el actor empezó a sentirse mal y algunos espectadores pensaron que aquello era parte de la actuación. Sufrió un agudo ataque de hemoptisis y más tarde murió en su domicilio.d5d80dca09d5650977ee1933e386e2b4

Su profesión era considerada inmoral por la Iglesia. Bajo la ley francesa de aquellos tiempos, no estaba permitido que los actores tuviesen entradas en el territorio del cementerio.  El rey debió interceder para que la Iglesia le concediera el derecho a tener un entierro sagrado por la noche.  Se hizo así en la parte del cementerio reservada a los infantes no bautizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .