EL REY FARUK I, EL REY CLEPTÓMANO.

faruk-stamp King-Farouk-in-front-of-Aswan-Dam-Mosque-with-overprint King-Farouk-in-front-of-the-Pyramids-of-Gizeh-with-overprint

Tengo en mis manos un pequeño libro; fue editado en 1978 por Plaza y Janés. Su  título es sugerente : “Aquellos enfermos que nos gobernaron”.  Y el subtítulo dice: ¿Es legítimo que los médicos  que atienden a los grandes políticos, mantengan  en secreto las enfermedades de los pacientes?. Y en la contraportada aparece escrito el mensaje que la editorial nos quiere transmitir anticipadamente cual va a ser su contenido.

He de advertir que el personaje  al que nos vamos a referir no está incluido en el libro mencionado anteriormente. Lo que voy a reseñar sobre Faruk lo he tenido aparcado más de un año; y hoy le ha tocado salir al exterior.

Muchos son los personajes que han gobernado o reinado una nación, que han dejado tras de sí un fatídico recuerdo debido a sus excentricidades ; mientras estaban en el poder  no se conocía  y con el tiempo se ha hecho público.

 Poseía una gran colección de películas pornográficas.  Pero no  ha  sido el único monarca aficionado a ese  tipo de películas, ya que a través de las crónicas que han ido surgiendo con el tiempo hemos podido conocer numerosos casos de otros hombres poderosos a los que la pornografía les fascinaba.

En 1952, tras el golpe de Estado militar que derrocó al rey Faruk  I de Egipto , se pudo descubrir en su lujoso palacio de El Cairo de que era poseedor de la mayor colección privada de la época de material pornográfico.

Este monarca, extravagante, caprichoso y amante de las rarezas, se había caracterizado por hacer oídos sordos a la extrema pobreza con la que vivía la mayor parte de la población de su país.

Entre los objetos mas preciados de su colección se encontraba un reloj de bolsillo que había pertenecido al mismo Winston Churchill.  Pero éste no había sido regalado por el Primer Ministro Británico, sino que fue sustraído por el mismo Faruk, ya que el rey egipcio era un implacable cleptómano, haciéndose de multitud de piezas.

Casi todos los bines de Faruk en Egipto fueron confiscados cuando en 1953 fue declarada oficialmente con Gamal Abdek Nasser como presidente, quedan en poder del del nuevo régimen valiosos objetos:  desde lujosos automóviles europeos hasta porcelana antiguas y joyas de oro y plata pasando por muy costosas colecciones numismáticas y filatelia, acumuladas en años de despilfarro sin freno.  Todos estos bienes fueron vendidos por el gobierno  nasserista , inclusive mediante subastas en el extranjero, dispersando las colecciones de Faruk. Este personaje murió en 1965, a los 45 años y su peso sobre pasaba los 135 kilos; aquel día se desplomó ante una abundancia de platos.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .