“TURISMO, PAISAJES, MONUMENTOS Y CIUDADES”.

 

sello_214355

Con igual título se denominó una serie que los filatélicos estuvimos esperando durante 25 años con bastante interés. Se inició en 1964 y la serie se componía de 10 valores y nos mostraba lo siguiente:la ciudad de León, Costa Brava, Cristo de los Faroles de Córdoba, Cuevas del Drac de Mallorca, Mezquita de Córdoba,Vista de Pote, Cripta de San Isidoro, Alcázar de Segovia, Alhambra de Granada, El Oñar pasando por Gerona.

De un artículo que acabo de leer voy a transcribir estos dos párrafos: “A partir del siglo XIX, el concepto de vida   se convierte en una experiencia movida por la curiosidad hacia lo popular y lo exótico que a cubrir necesidades. Comenzaron a llegar viajeros a España sintiéndose atraídos por el arte y nuestras tradiciones.No es una casualidad que España sea uno de los destinos más deseados del mundo en turismo vacacional, de hecho, está a punto de desbancar Estados Unidos como segundo país visitado por turistas”.

Como hace unos días coloqué una entrada perteneciente a la temática que nos ocupa –el Puente Nuevo de Ronda – , al buscar la estampilla para su ilustración me topé con otra referida al “Puente de San Martín” de Leóm, que es un puente medieval,  también sobre el río Tajo, desde el que se contempla una vista magnífica de León.

“El “Puente de San Martín “fué construido  originalmente  en el siglo XII, tomando el nombre de la parroquia a cuya jurisdicción pertenecía: San Martín. En su construcción se tomó como modelo el “Puente de Alcántara”, pero hubo de proyectarse más ojos por la mayor anchura  del Tajo en aquel punto de su curso. Hacia 1390 fue restaurado por el arzobispo Pero Tenorio, que hizo construir el gran arco central y los dos torreones  almenados . El puente es todo de sillería. Durante el reinado de Carlos III se reformó ensanchándose  sus arcos, y un siglo más tarde se pavimentó.”

Como me encuentro un texto bajo el título Leyenda sobre el Puente de San Martín, comprenderán  que me detenga para su lectura y posterior copia.

“Se le encargó su trabajo a un famoso arquitcto y empezó su trabajo muy ilusionado pero pronto comenzó a mostrarse disgustado. Su mujer le preguntó qué le ocurría y éste le confesó que había errado en los cálculos de cimentación del puente y que cuando quitara la cimbra del arco central del puente se derrumbaría y que él no había encontrad  ninguna solución al problema.

Su mujer, para ayudarle, decidió una noche incendiar el puente para que  quedara destruido y así nadie sabría el error de su marido. Cuando el Arzobispo de Toledo, Pedro Tenrio, se enteró del suceso encargó al arquitecto volviera a reconstruir el puente. Cuando ya estaba edificado el puente, la mujer del arquitecto confesó  al Arzobispo  Pedro Tenorio que había quemado el puente . El Arzobispo se conmovió del suceso y para que perdurara en la memoria de la gente ordenó se colocara en la clave del arco central del puente una estatua de la mujer.”

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .