MARAÑÓN, ORTEGA Y PÉREZ DE AYALA

 

Párrafos extraídos de la Tercera de ABC “Marañón en la Tercera España” de Juan Van Halen el 28/01/2018

“Los tres agitadores intelectuales de la conciencia nacional en el paso de la Monarquía a la República: Marañón, Ortega y Pérez de Ayala –dimitido como embajador en Londres en junio de 1936– se exiliaron y sus hijos lucharon en el Ejército nacional. Al exilio durante la guerra marcharon también, entre tantos españoles eminentes, Pío Baroja, Severo Ochoa, Azorín, Ramón Menéndez Pidal y Salvador de Madariaga, ex-ministro republicano.”

“El temprano «¡No es esto, no es esto!» de Ortega. La crítica de Marañón a la República se forjó desde la incapacidad del nuevo régimen para unir a los españoles, alentando los radicalismos en lugar de aislarlos. Hoy descubrimos en cierta izquierda síntomas del mismo error.”

“Marañón, científico y escritor eminente, humanista que llegaría a ser miembro de número de cinco de las ocho Reales Academias, nunca transigió con las barbaridades ni de un lado ni de otro. Como tantos ciudadanos llevados por el río de la tragedia fratricida no pertenecía en rigor a ninguna de las dos Españas enfrentadas. Se sentía en una tercera España liberal y moderada, y entendió que no debía ocultar el turbión revolucionario. Lo desenmascaró durante su exilio en artículos y conferencias en Francia y América. No siempre fue entendido. Él no cambió; se desencajó y se desnortó el país.”

“Marañón vivió el exilio con su corazón en España. En los inicios de la posguerra Serrano Suñer se ocupó del regreso al país de figuras intelectuales. Cuando pronunció el nombre de Marañón en un Consejo de Ministros, el general Varela, ministro del Ejército, dio un puñetazo en la mesa y exclamó: «A ese si entra lo mato», a lo que Serrano Suñer contestó: «Pues mire usted, tendrá sus dificultades porque cuando entre yo personalmente le daré escolta».”

REPUBLICAScan“Del Marañón que por cronología llegué a tratar, su hijo Gregorio Marañón Moya, guardo, entre tantos, un recuerdo que destaco por su emotividad. Como aprendiz de bibliófilo frecuento desde joven librerías de viejo. En una de ellas compré una edición francesa, numerada, del libro «Pablo Picasso» de Eugenio D’Ors, encuadernada con las iniciales «G.M.P.» en el lomo. Editado en París en 1930, lleva una dedicatoria manuscrita: «A Gregorio Marañón ofrenda y homenaje. Eugenio D’Ors. Navidad 1930». Supuse que el ejemplar procedía del expolio de la biblioteca de Marañón tras su salida de España, y ofrecí el libro a su hijo. «Lo rescataste y está en buenas manos, quédatelo». La respuesta me emocionó; lo conservo con mimo.

Cigarral-de-Menores

El Cigarral de Menores, epicentro cultural que fomentó Gregorio Marañón

¿Dónde está ahora la tercera España de Marañón? Se ha desdibujado entre el radicalismo y la ceguera, el odio que vuelve y la mentira disfrazada de posverdad que nos cerca.”

Juan Van-Halen, escritor y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .