DON QUIJOTE-MANUEL DE FALLA.

Scan

El primero (Don Quijote)  tiene una fecha de emisión de 1947, octubre 9 y la imagen es un busto de Don Quijote, valor facial 75 cts. Color azul. El segundo (Manuel de Falla) tiene una fecha de emisión de 1947, diciembre 1 y la imagen de Manuel de Falla (por Ignacio Zuloaga), valor facial 25 ptas. Color castaño lila.

DON QUIJOTE ¿VASCO?, NO . No es que el Don Quijote ideado por Cervantes fuera vasco. No pero este Don Quijote que ilustra el sello si lo es y por esta razón lo hemos incluido en el libro. La justificación resultara inesperada para el lector no iniciado: el dibujo original qué sirvió de modelo para el grabado del sello, titulado Quijote con yelmo de mambrino, fue realizado nada más y nada menos que por el pintor guipuzcoano Ignacio Zuloaga, y eso no es todo, la persona que sirvió de modelo a Zuloaga también es vasco: su propio padre, Plácido Zuloaga. El grabado del sello fue obra de Carlos Velamazan, una versión de este Don Quijote de Zuloaga ilustró también una de las últimas impresiones de billetes de una peseta.

La emisión de esta serie estuvo prevista inicialmente para el 12 de abril como celebración del “día del sello”. Un inesperado incendio cambio la fecha provoco que tuviera que modificarse manualmente la misma en cada una de las 100 reproducciones del sello incorporadas en cada plancha, suprimiendo el “1” y transformando el “2” en “9” de ahí que se registren diversas pequeñas variantes en esta zona del sello.

MANUEL DE FALLA, por Ignacio Zuloaga.

El sello representa un merecido homenaje al maestro Manuel de Falla (Cádiz, 1876-Argentina 1946) que acababa de fallecer. La imagen procede también de una pintura de su amigo Ignacio Zuloaga, inmortalizada igualmente en un billete de 100 ptas. Que circulo a partir de 1970 el retrato forma parte de una serie realizada en su casa de verano de Zumaia en el año 1919.

Músico de fama universal, Falla escribió a los 24 años de edad su obra en dos actos la vida breve con la que gano el concurso de la Academia de Artes de Madrid en 1905, aunque no fue estrenada hasta 1913. Residió entre 1907 y 1914 en Paris, donde frecuento la compañía de otros afamados músicos de la época, especialmente la de Debussy y Ravel. A partir de ese momento compondrá brillantes páginas musicales: El amor brujo (1915), El sombrero de tres picos (1919), Noches en los jardines de España (1915), etc. En la obra de marionetas El retablo de Maese Pedro, Manuel de Falla compuso la música, colaborando Zuloaga en la confección de los decorados. Más tarde su música se hizo menos sonora, revestida de un cierto arcaísmo ascético, como el su concierto para clavecín y cinco instrumentos (1926) o hacia metas míticas (La Atlántida) concluida por su discípulo Cristóbal Halfter y estrenada en 1961.

El presente sello fue sobrecargado en dos tiradas, ambas con ocasión del viaje del general Franco a Canarias en octubre de 1950. El texto de ambas fue el mismo: “correspondencia/ por avión/Visita del/Caudillo/ A Canarias/octubre 1950/sobretasa/Diez céntimos”, la tirada de la primera sobrecarga (edifil 1083), realizada el 23 de octubre de 1950, fue de tan solo 4000 ejemplares, constando en el dorso una cifra de control. Es un sello de cotización muy alta. La segunda sobrecarga (edifil 1090) realizada el 22 de febrero de 1951, es similar a la primera y como aquella, dotada también de cifra de control al dorso, tuvo una tirada de 38.000 ejemplares, siendo su cotización alta.

FUENTE: GUIPUZCOA EN SUS SELLOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .