LOS FAROS.

 

 

Les prometo que no voy a referirme a su reconversión; lo hice ya en más de una ocasión  y prefiero hablar de esas estructuras desde las que se proyecta luz  durante la noche o que sirve de referencia durante el día para guiar a los buques en aguas cercanas a la costa.

Son varias las fuentes que Internet  nos ofrece  -demasiadas en algunas ocasiones – pues la historia del faro como elemento de seguridad marítima ha estado siempre ligada a la navegación humana desde la Antigüedad, para señalar donde se  encuentra la tierra.

El origen de las señales marítimas se remonta a los primeros inventos de la navegación, los primeros intentos  en explorar nuevas rutas para el comercio. Las señales de orientación se basaban en el reconocimiento diurno de antecedentes  naturales del paisaje como ensenadas o cabos.  

ce2753a8e25a04daab25c518981e5ec0

ANTIGUO GRABADO DEL FARO DE ALEJANDRÍA

La fascinante historia de los faros se pierde en la noche de los tiempos y discurre paralela la historia de la navegación. Y es muy cierto porque el hombre empezó muy pronto a moverse con más o menos facilidad por el agua. Desde los egipcios a los fenicios las víctimas marinas se fueron  abriendo y ampliando fundamentalmente por motivos comerciales.

 

 

Al principio, la navegación se realizaba en embarcaciones muy básicas y rudimentarias siempre  a vista de costa y a luz del día. Cuando el hombre aprendió a orientarse y guiarse por las estrellas empezó a navegar de noche; entonces empezó a utilizar los primitivo faros, que no eran más que hogueras.

Es muy probables que los faros existentes antes de las épocas romanas y griegas, y que los fenicios y cartagineses encendían hogueras en los altos de las torres de vigía que levantaban en puntos destacados de la costas.

 

 

 

Durante le Edad Media y la Moderna, los faros no fueron objeto de ningún perfeccionamiento salvo en sí decorado que a veces fue notable.  En el siglo XVII los faros no eran todavía más que torres con una plataforma en la que se encendían hogueras.

 

 

Las costas de la antigua Al-Andalus se conservan torres de vigía medievales y renacentistas a lo largo de sus costas. El plan de Señales Marítimas de 1985/1989 empezó a recuperar por primera vez este patrimonio histórico, acaparando algunas atalayas a las exigencias de los faros modernos y rehabilitando su estructura original: como el meón tan económico como del faro de CaramiNal en Zahara de los Atunes o la torre cuadrada del faro de Roche en Coníl de la Frontera (ambos en Cádiz). Entre los faros más antiguos de España, cabe señalar también el faro de de Portopí, a la entrada del antiguo puerto Palma de Mallorca . Se tiene constancia documental de su existencia desde el siglo XIV, y en documento del siglo XV su torre de como una torre de planta circular y provista de una linterna.

 

 

                   FAROS  DE  PORTOPÍ  (MALLORCA)  CAMARINAL  Y  ROCHE  (CÁDIZ)

Fuera de España, los faros de la Edad Moderna que han llegado a nuestros días  muestran arquitecturas de los más dispares, acorde con el contexto histórico de cada país.

Y para no aburrir al personal,  vamos a resumir para que el texto no resulte excesivamente largo.

A principios del siglo XVIII aparecieron las primeras linternas metálicas, que aguantaban mejor el calor de las llamas, pero hubo que esperar hasta finales del siglo para que los faros conocieran  avances tecnológicos significativos. En el siglo XIX, la iluminación de los faros dio un paso inmenso con la invención por parte de Augustin Fernandel de lentes escalonadas , compuestas por una lente central rodeada por una serie de anillos prismáticos concéntricos de poco espesor que intensifica el haz de la luz. 

 

 

En los años 1920, el sueco Gustaf  Dalen ideo una lámpara de gas acetileno que producía destellos  automáticos y podía ser giratoria gracias a la presión del gas.  En  el siglo XX aparecerán también el butano y el propano, hasta que el suministro eléctrico se generalizó a partir a mediado de siglo. Desde los primeros cableados eléctricos se ha pasado paulatinamente  a los generadores o grupos electrógenos, o a menudo a placas solares si la luz no requiere mucha potencia.

Fuentes: Wikipedia , Faros del mundo,  El faro de Luisa e Historia de un faro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .