200 AÑOS DEL SERVICIO POSTAL (VI)

 

México

El correo en la ciudad de México ha existido desde la época prehispánica, donde gente a pie era la encargada de llevar esta información de una localidad a otra, de correr viene correo. Pero no fue sino hasta el 17 de febrero de 1907 que el entonces presidente de México el General Porfirio Díaz, dio por inauguradas las operaciones del emblemático edificio del Servicio Postal Mexicano, depositando en un buzón una tarjeta del artista Leonardo Izaguirre. En la actualidad el edificio sigue en función y es un atractivo turístico de la ciudad.

Chile

Con la expresión de correos y postas se designa el establecimiento público que tenía el derecho exclusivo de hacer pasar de unos puntos a otros los pliegos y cartas del gobierno y de los particulares por cierto precio correspondiente a las distancias y al cuidado que exigía tan importante servicio.

Se da el nombre de correos a los empleados que tienen el oficio de llevar y traer la correspondencia epistolar y el de postas a los caballos que están prevenidos o apostados en los caminos a distancia de dos o tres leguas para que los correos y otras personas vayan con toda diligencia de una parte a otra. También se entiende por correo la casa, sitio o lugar donde se reciben y dan las cartas y por posta la casa o lugar donde están las postas.

El establecimiento de correos y postas no solo estaba dotado de los empleados necesarios para el gobierno, dirección y buen desempeño de los negocios del instituto, sin que ejercía además jurisdicción civil y criminal por medio de tribunales privativos, esto es, en las provincias por medio de subdelegados que conocían en primera instancia de las causas relativas al ramo y a los empleados del mismo y en la corte por medio de una junta suprema  que entendía en grado de apelación de las causas que se llevaban de las subdelegaciones.

Los correos, conductores y postillones que iban de oficio, tenían facultad de llevar armas prohibidas y no podían ser detenidos por las justicias con ningún motivo de deuda ni aun de delito, como este no sea digno de pena corporal; en cuyo caso nombraba sin dilación otro correo que sirviera en lugar del detenido, si no hubiere en el pueblo  administrador de la renta que le nombre, y formará en el término de veinte y cuatro horas las primeras diligencias que remitirá con el reo al juez competente. Tampoco podía ser detenida, sino en casos de fundada sospecha, ninguna persona que viajare en posta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .