ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal (III). LAS EXPLORACIONES PORTUGUESAS

El mítico Oriente sólo pido volver al pensamiento de los europea una vez que se inventaron en la península Ibérica la carraca y posteriormente la carabela. Este afán explorador se debe a una serie de causas. La más probable la búsqueda de nuevas rutas para el comercio de especias sin depender de las caravanas terrestres que cruzaban Asia, donde las cambiantes condiciones políticas podían interrumpir en cualquier momento el suministro.

Los monetaristas sostienen que el motivo principal que dio inicio a la Era de las Exploraciones fue la grave reducción de la cantidad de de metales preciosos que existía en Europa. La economía europea dependía de la circulación de moneda de oro y plata pero su escasez había sumido a Europa en la recesión.

Otro de los factores fue la prolongada guerra de la Reconquista contra los estados musulmanes de la península Ibérica. Para los cristianos hispánicos era vital para la supervivencia poder sobrepasar la esfera territorial de los estados islámicos. Al mismo tiempo, aprendieron mucho de sus vecinos árabes.

En la carraca y la carabela introdujeron el uso de la vela latina, empleada por los árabes, mejorando la maniobrabilidad de los barcos. También a través de los árabes, se redescubrió la obra de los geógrafos griegos de la antigüedad, dando por primera vez a los europeos una idea aproximada del contorno de África y Asia.

La primera gran oleada de expediciones fue enviada por Portugal bajo el mandato de Enrique el Navegante, internándose en pleno Océano Atlántico se descubrieron las Islas de Madeira en 1419 y posteriormente la Azores en 1427, convirtiéndose ambas en colonias portuguesas.

Durante siglos las únicas las únicas rutas comerciales entre África  Occidental y el mundo del Mediterráneo cruzaban el desierto del Sahara. Estas rutas estaban controladas por los estados musulmanes del norte de África, viejos rivales de Portugal. Los portugueses esperaban comerciar directamente con África Occidental por la vía marítima, evitando así los territorios islámicos. Los navegantes portugueses progresaban lentamente pero con seguridad, consiguiendo cada año avanzar algo más hacia el sur. En 1434 se salvó definitivamente el obstáculo que suponía el cabo Bojador.

En el lapso de dos décadas se había vencido la barrera del Sahara y dio comienzo el comercio del oro y esclavos en lo que hoy es Senegal. El avance continuó mientras se construían fuertes en la Mina y Santo Tomé y Príncipe se convertía en la primera colonia productora de azúcar.

En 1482 una expedición al mando de Diego Cao entro en contacto con el reino del Congo. El hito decisivo tuvo lugar en 1487, cuando Bartolomé Días doblo y bautizó el cabo de Buena Esperanza, demostrando que era posible alcanzar el Océano Indico. En 1498 Vasco de Gama cumplía ese designio, llegando a la India. La ruta del la Seda no era ya imprescindible para acceder a los mercados orientales.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .