CAMPEONATO DE ESPAÑA DE AJEDREZ 1981

2 Scan

Anuncios

ADOLF ANDERSEN – EL AJEDREZ DE ATAQUE.

img415

Como preámbulo voy a iniciar el texto con comentario que acabo de leer sobre el tema que nos ocupa: “El ajedrez beneficia aspectos cognitivos del individuo.  La base matemática del ajedrez permite organizar el pensamiento y desarrollar aptitudes de razonamientos lógicos. El ajedrez nos permite ejercitar de forma sistemática nuestra mente, aprender a pensar y razonar de forma lógica.”

El personaje que traemos hoy a la palestra es uno de los más destacados maestros del ajedrez romántico del siglo XIX.  Su carrera se desarrolló antes de la aparición de los Campeonatos del Mundo, pese a lo cual fue considerado el mejor jugador del planeta.  Destacó por su por su juego agresivo y combativo.  Sus dos grandes creaciones son dos partidas conocidas como La inmortal y  La siempreviva.

Andersen  tenía 9 años cuando su padre le enseñó a jugar al ajedrez. Y se cuenta también que, de niño, aprendió la estrategia del juego del ajedrez del libro de William Lewis “Cincuenta partidas entre Laboudonnais y McDonnell” (1835).

Fue un niño prodigio y sus progresos eran el resultado de un esfuerzo deliberado. Su desarrollo fue lento pues tuvo dificultades para jugar muchas partidas con rivales calificados. Consiguió atraer la atención del mundo del ajedrez cuando publicó un libro de problemas del ajedrez en 1842.  Luego, en 1846, se convirtió en el editor de la revista Schachzeitung, puesto que conservó hasta 1865.

Con el paso del tiempo y las victorias conseguidas fue considerado como el más importante jugador del mundo.

El logro más grande de Andersen llegó casi al final de su vida, cuando ganó en Baden-Baden (1870)el torneo más intenso que se haya jugado para la época.  Terminó primero, por encima de su viejo rival Steinitz, así como también de los grandes jugadores Neumann y Blackburne.

En Leipzig  (1877) quedó en segundo lugar siendo su última gran victoria. Tenía 59 años y murió dos años después.