PAQUEBOTE “NIR”

barco

El sobre que nos acompaña fue emitido para conmemorar el “50 aniversario de la carrera de grandes veleros 1956-2006”.Me lo proporcionó uno de mis hijos, que se encontraba en Cádiz, al mismo tiempo que se encontraba atracado en aquel puerto el mencionado paquebote “MIR”.

Como es natural, en esta ocasión toca hablar de este tipo de embarcación, y, por lo que he leído, es semejante a un bergantí, con la diferencia de no ser tan fina y no llevar vela mayor redonda como las fragatas, así como mesana en lugar de cangreja y envergada en el espolón del husillo.

Como no he sido marino, lo que acabo de escribir no me resulta inteligible pero sí útil para exponerlo y sepan comprenderlo mis seguidores aficionados a la navegación.

barco-copia                                                                         Paquebote NIR

El paquebote solía servir para llevar la correspondencia y también pasajeros de puerto a puerto. Más tarde, se convirtieron en barcos de vapor y posteriormente  los más importantes de ellos, los llamados transatlánticos.

La Regata de veleros de mástiles  altos es una competición de vela clásica para buques escuela que organiza la asociación Sail Training International.

La primera regata se celebró en 1956.

En 2014 el buque español  Atyla se unió a esta competición por primera vez y el ordenador planea seguir participando año tras año.

atyla_during_the_tall_ships_races_2014                                                     Atyla en la Tall Ships races 2014

 

 

Anuncios

EL PEOR NAUFRAGIO OLVIDADO DE LA HISTORIA.

rwwg24

 

Soy asiduo escuchante del programa de RNE No es un día cualquiera, que se emite los fines de semana y que presenta la eficiente y conocida Pepa Fernández.

Recientemente se ha incorporado al mismo, los domingos, el conocido escritor Juan Eslava Galán , quien el pasado día 18 dedicó su disertación a un naufragio olvidado. Ello fue debido a que el Titanic hizo sombra a otros muchos que le superaron en la cantidad de víctimas.

transatlanticos-01                                 Postal Trasatlánticos: los palacios del mar

Eslava Galán habló del crucero de lujo alemán Wilhelm Gustloff la tragedia mas célebre de la Historia es, sin duda, el hundimiento del “Titanic”, pero pocos saben que el naufragio del buque alemán antes citado, superó en más de cinco veces el número de fallecidos de aquel famoso trasatlántico”.

“El W.G. fue botado el 5 de mayo de 1937 en Hamburgo como crucero para (Fuerza a través de la Alegría) organización nazi que controlaba todos los aspectos del ocio de la sociedad alemana de la época. En el verano de 1939 fue enviado a España para traer de vuelta a los miembros de la Legión Cóndor que había luchado en el bando nacional durante nuestra guerra civil. Al iniciarse la Guerra Mundial el buque fue confiscado por la Kriegsmarine y pasó a ser un barco hospital hasta 1940, cuando fue asignado para servir como barracas flotantes a la localidad polaca de Gdynia , en aquel entonces parte del Tercer Reich. El Gustloff no vió ninguna acción naval en los cuatro años siguientes, pero en el invierno de 1945, fue asignado como transporte de refugiados durante la operación Hammibal.

54765716

A pesar de haber sido construido para albergar 1.850 pasajeros, la lista oficial de embarque del Wilheln Gustoff el 30 de enero ascendía a 6.050, incluidos 173 tripulantes, 918 militares entre oficiales y estudiantes de la escuela de Submarinos, 373 auxiliares femeninas y  162 soldados heridos. En el último momento, sin embargo, aproximadamente 4.000 personas más consiguieron  abordar  en la que probablemente sería la última oportunidad de escapar. Aquel 31 de enero se encontraban a bordo más de 10.000 personas, en su mayoría mujeres y niños. Porque se trataba de un buque que transportaba refugiados en plena Segunda Guerra Mundial fue hundido por los torpedos lanzados desde un submarino soviético el s-13, originando una de las catástrofes navales menos conocida.

russian_stamp_304_s-13_1996

Lo sucedido fue espantoso y contradictorio que hoy lo cubre un manto de olvido, sin duda por expreso interés de los implicados. No en vano, el hundimiento del Wilhelm Gustloff, que por cierto llevaba el nombre de un detestable cabecilla nacionalsocialista suizo, fue asesinado en 1936.