5 DE FEBRERO DE 1840. DUNLOP, PADRE DEL NEUMATICO.

 

imagesEn 1888, el irlandés John Boyd Dunlop, nacido el 5 de febrero de 1880, ejercía el oficio de veterinario y llevaba una vida tranquila y familiar. Nada le podía hacer pensar que un día su nombre seria famoso. En cualquier caso no pensaba en ello cuando compro a su hijo, para complacerle, una bicicleta.

El ciclismo estaba ya muy extendido en aquella época, y todos los jóvenes, el hijo de John Boyd Dunlop ente ellos, soñaban con poseer uno de esos aparatos con dos ruedas que permiten desplazarse a notables velocidades.

Así pues, Dunlop hijo, radiante de alegría y orgullo, monta en el velocípedo y se lanza a circular por las carreteras, sin embargo, siente una preocupación: su máquina, al igual que todas las demás, tiene las ruedas recubiertas por una banda de caucho macizo que es muy incomoda cuando se alcanza cierta velocidad.

El muchacho explica el problema a su padre. Este, que es muy hábil y siente verdadera pasión por los trabajos manuales, tiene una idea: ¿no será posible hacer rodar la bicicleta sobre un colchón de aire? El caucho, como todos saben desde que Colon trajo de América unas bolas de “ resina” con las que los indígenas practicaban un juego que exigia gran destreza, es una materia elástica. Dunlop piensa que podría aprovecharse de esta propiedad, llena de aire un tubo de caucho y lo coloca alrededor de la rueda: Ha nacido el neumático.

Scan

En realidad, no fue Dunlop quien tuvo primero la idea de combinar el aire y el caucho, si no Robert Thompson, sin embargo, la realización de este, que data de 1845, fue un rotundo fracaso, mientras que la de Dunlop, por el contrario, obtuvo un gran éxito.

Muchos millones de vehículos de todos los tipos están equipados en la actualidad con neumáticos

Tambien ocurrió en este día:

1794     Abolición de la esclavitud por  la convención francesa.

1956   Primera ascensión a los Ojos Del Salado, pico andino de 6330m de altura, realizada por el chileno René Gajardo.

FUENTE: ENCICLOPEDIA “ARGOS”

Anuncios

CH I L E

sello_49827

Creo recordar que en dos o tres ocasiones he dedicado una entrada a la citada república latinoamericana, pero al contemplar algunos sellos de dicho país  me invita a volver sobre el tema

juraindependencia             Proclamación y jura de la Independencia de Chile por pedro Subercaseaux

Puede decirse que cuando Magallanes y sus hombres, en 1520, llegaron a tierras chilena y la exploraron se inicia el descubrimiento de Chile. En su intento por llegar a las Indias, Magallanes,marino portugués, descubrió para España las costas de Patagonia y de la Tierra de Fuego, y también navegó las aguas del estrecho que lleva su nombre.

440px-chili-_provincia_aplissima

                                           Mapa de Chile por Cornelius van Wytfliet

En estos hechos también tuvieron su protagonismo Diego de Almagro, Pedro de Valdivia y Alfonso de Ercilla.

En esta ocasión vamos a centrarnos en el proceso de su emancipación que comenzó con el establecimiento de la primera Junta de Gobierno en 1810, tras la detención del rey Fernando VII de España por el imperio francés. Se inició el periodo conocido como Patria Vieja, que se prolongó hasta la batalla de Rancagua en 1814. Además de este enfrentamiento hubo estos otros:

Combate de Cancha Rayada 1813; Batalla de las Tres Acequias 1814; Batalla de Chacabuco 1817: Batalla del Cerro Gavilçan 1817; Asalto de Talcahua 1817; Batalla de Cancha Rayada 1818; Batalla de Maipú 1818. Esta última fue conocida como la del triunfo.  El Ejército patriota dirigido por San Martín, tuvo una lucha contra los españoles con ataques desde la derecha y de la izquierda, varios batallones peleando con caballería, artillería y fuego cruzado. Finalmente, la caballería chilena arremete contra la  última a  división que quedaba combatiendo, la de Ordóñez, haciendo que huyan rumbo a Valparaiso. Al fín, logra  llegar Bernardino O’Higging lesionado por la batalla anterior y se da el abrazo con San Martín, conocido como “El brazo de Maipú”. Esta batalla ratifica el hecho  histórico que confirmó la Independencia de Chile.

lautaro_de_pedro_subercaseaux                                       Retrato idealizado por el pintor Pedro Subercaseaux

Para conmemorar el centenario de la Independencia Nacional , Chile emitió  una serie de 15 sellos que expongo a continuación.

chile chile2

EXPOSICIÓN MUNDIAL DE FILATELIA ESPAÑA ‘92

img850 - copia img850

La prensa anunciaba así el evento: Granada se va a convertir en la capital del sello. Una oportunidad para descubrir el misterio del coleccionismo que levanta pasiones y mueve cientos de millones. Una “religión” que ha mitificado el objeto más sencillo del mundo.

Alrededor del mundo de la filatelia se mueven años de búsqueda y grandes dosis de paciencia. Esta pasión colectiva no hubiera sido posible sin Rowland Hill.

La exposición se celebró en el Palacio de Congresos de Granada. La elección de esta ciudad suscitó algunas protestas porque estimaban que una exposición mundial debería desarrollarse en una ciudad de primer orden en cuanto a población.

La muestra resultó de gran calidad, pero la mala organización, los retrasos en la información y la situación de los pabellones condujo al desastre en la feria comercial que solo contó con unos setenta stand entre españoles y extranjeros. Poco interés mostró la exigua cantidad de visitantes en adquirir sellos, catálogos o álbum.

Nuestra Administración Postal dedicó dos emisiones filatélicas: una hoja bloque en 1991 como anuncio de la Exposición GRANADA ’92 y una segunda hoja bloque conmemorativa emitida en 1992.

En la  primera hoja bloque pueden leer en la parte inferior “Santa Fé, cuna de la unidad de España y centenario”

En aquella muestra se rindió homenaje a José Moreno Benavente que quiso ser artista grabador de los sellos y billetes del Banco de Chile y otros países iberoamericanos.

José Moreno Benavente  nació en Granada en 1905. Estudió en la Escuela de Artes y Oficios de la ciudad natal, graduándose en Historia del Arte y Dibujo. Como grabador se especializó en la Escuela Nacional de Artes Gráficas de Madrid, en la que fue discípulo de José Luis Sánchez Toda, maestro español prestigiado internacionalmente como uno de los mejores en su género.

sello_117246

Cuando Moreno Benavente finalizó sus estudios en Madrid, pasó a París, donde permaneció dos años capacitándose en trabajos muy valorados en colonias francesas. Luego se trasladó a Londres y en 1935 viajó a Buenos Aires en busca de nuevos horizontes.

Estos sellos alcanzaron el más alto nivel de calidad. El azul y negro reproducía el cuadro “La batalla de Rancagua”de Fray Pedro Subercaseaux (benedictino); y el violeta nos muestra la tela “El paso de los Andes” del pintor español Julio Vila Prades, así como los dedicados a Andrés Bello, fundador de la Universidad de Chile. Y el último el sello de la maja desnuda de 1930.

sello_166350 El-paso-de-los-Andes-Andean-exceeded--Painting-of-Vila-Pran379 200px-Espana1930majadesnuda10ptsscott399

 

PABELLÓN DE CHILE EN LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA DE 1929.- ENVIO: A MIS SEGUIDORES DE CHILE.

Spanish-American-Exhibition-Seville (3)

El citado Pabellón fue obra del arquitecto español, afincado en Chile, Juan Martínez Gutiérrez. Es la actual Escuela de Arte de Sevilla.

Se encuentra ocupando una manzana, que da a la calle La Rábida y a las avenidas de Perú, Uruguay y Chile.  Su ubicación quedaba cercana a los otros pabellones internacionales en la muestra de Pabellón de Estados Unidos, Perú y Uruguay, así como al Teatro Lope de Vega y al Casino de la Exposición.

El 19 de noviembre de 1924 fue invitado oficialmente el Gobierno de la República de Chile por el de España a participar en la Exposición, aceptando este ofrecimiento el 21 de enero de 1926.

En 1927 la Asociación de Arquitectos de Chile organizó un concurso de proyectos, en cuyas bases se especificaba que sería una edificación permanente, que se resuelve el 19 de agosto; el proyecto de Juan Martínez Gutiérrez, profesor de Construcción Decorativa de la Universidad de Santiago, con pequeñas modificaciones, sería el ganador del concurso por unanimidad. Aunque hubo algo de polémica cuando se dio a conocer al público al considerarse que tenía un cierto aire morisco que no daba la imagen que la sociedad chilena quería dar de su país. El inicio de las obras se pone en marcha en 1927, tras conocerse el fallo del concurso, trasladándose a Sevilla el arquitecto Martínez Gutiérrez el 31 de octubre.

El Ayuntamiento de Sevilla les cedería los terrenos para la construcción de su pabellón el 28 de noviembre de ese mismo año; haciéndose entrega de la parcela el día 29 en presencia de  Carlos de Borbón y Borbón, Infante de España, Emilio Rodríguez Mendoza, ministro plenipotenciario de Chile, José Cruz Conde, Comisario de la Exposición, Nicolás Díaz Molero, alcalde de Sevilla, y el arquitecto.  Aunque las obras realmente no comenzarán a ejecutarse hasta el 4 de agosto de 1928 sin aparente justificación.

Como ocuparía mucho espacio enumerar las muchas complicaciones que fueron presentándose, vamos a resumir el resto para no cansar a los visitantes.

El arquitecto Martínez Gutiérrez fue cesado, sustituyéndole Casto Fernández Shaw. Las modificaciones fueron un punto de desencuentro con las instituciones chilenas, pues se consideró que no se había ceñido al proyecto original, así el ala que estaría destinada a espacio consular, en el origen a la derecha del patio, finalmente se había ubicado en el otro extremo, al otro lado del edificio, destinado a las exposiciones (quedando junto a la calle de La Rábida). Otro punto de fricción es que Martínez Gutiérrez obligó a los decoradores chilenos de los elementos de la fachada se desplazaran a Sevilla para hacer su trabajo, bajo su supervisión directa, además pretendió infructuosamente seleccionar artistas españoles para dicha labor; cuando en Chile se hubiera preferido se produjesen en casa.  Todo ello condujo su cese , el cual no parece que a Martínez Gutiérrez le supusiera una sorpresa.

A pesar de los problemas de financiación, este pabellón de hormigón será el más grandioso de los edificados por los países extranjeros, con tres plantas y una torre de 50 metros de altura. La portada de estilo precolombino, es monumental y de color roja como el zócalo externo. También hay grandes bloques de cantería con decoración indígena.

220px-Entrada_del_pabellón_de_chile 250px-Pavillon_Chili_expo_1929_Séville

LOS VOLCANES EN LA HISTORIA DE CHILE.

jorgesurcl-volcan1

En muchas ocasiones procuro que el tema de la entrada tenga cierta relación con la actualidad. Como los títulos de las noticias son como el título que encabeza el texto; otro dice “El volcán Calbuco amenaza Chile”; “Chile un país de volcanes”; “Alerta roja en Chile, erupcionó  el volcán Calbuco”; “Chile. El país con la segunda cadena volcánica más grande del mundo”. Así que me puse a buscar y lo primero que encontré fueron estos dos sellos: uno mostraba el volcán Puntiagudo, denominado así por su empinada punta. Su altitud es de 2.498 m y fue escalado por primera vez en el año 1937 por dos exploradores, uno suizo y otro chileno. Y la otra estampilla se refiere al Simposium  Internacional de Vulcanología celebrado el año 1974.

La primera erupción registrada data del 1893, en la que destruyó la parte superior de su cono. En su erupción de ahora expulsó una potente columna de cenizas de varios kilómetros de altura, lo que no se había registrado hace 50 años.  El volcán se ubica en la región de Los Lagos, a 900 kilómetros al sur de Santiago.

Una de las erupciones más fuerte del Calbuco se originó en 1961, en la que se pudieron ver columnas de ceniza de hasta 15 kilómetros de altura y se emitieron dos flujos de lava. Otras erupciones menores se registraron en 1972 y 1996.

La localidad de San Carlos de Bariloche, en la Patagonia Argentina, también ha sufrido desde el primer momento los estragos de las cenizas del Cabulco; hasta el punto que sus habitantes han tenido que salir a la calle con mascarillas.

En Chile hay unos 2.000 volcanes, de los cuales 91 están en activos, y posee la segunda cadena volcánica más grande y de mayor actividad del mundo después de Indonesia.

Fuentes: El periódico, Europa press

762485504_ec45c6fed2_bVolcán Calbuco, Ensenada y Lago Llanquihue