ERA DEL DESCUBRIMIENTO. DE LA ENCICLOPEDIA LIBRE UNIVERSAL (I)

La Era de los descubrimientos o de las exploraciones fue un periodo histórico que comenzó a principios del siglo XV. Durante esta época, y gracias en gran medida a los diferentes descubrimientos y avances en navegación por árabes y chinos  que ya  habían circunnavegado África y recorrido las costas de Asia, África y el Mediterráneo, los navíos surcaron los mares del mundo en busca de nuevos socios y rutas comerciales  con los que contribuir al incipiente capitalismo europeo.  En esas exploraciones  encontraron naciones nuevas para ellos y cartografiaron territorios que no conocían. Algunos de los exploradores más famosos de esta era   son Cristóbal Colón, Vasco de Gama, Pedro Alvares Cabral , Juan de la Cosa, Juan Caboto , Juan Ponce de León,  Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano .

La navegación oceánica fue afrontada con medios precarios ya que no podían con precisión la longitud, de los cascos de madera, las naves eran atacadas  por teredos, la alimentación resultaba inadecuada para largas travesías, como también la higiene y las condiciones de vida a bordo e insanas. Sin embargo, impulsados por la economía, y para acrecentar territorios de imperios y naciones, aquellos hombres realizaron expediciones que ensancharon el mundo conocido.

El comercio tuvo mucho que ver con los orígenes de la era de las exploraciones. Se trataba de encontrar una ruta marítima hacia Asia para traer a Europa occidental las especias de Oriente, que hasta el momento llegaba por tierra, en caravanas que tenían que cruzar los territorios de los países árabes y turcos, y  cuyo comercio en Europa era prácticamente un monopolio de los mercaderes, italianos, fundamentalmente venecianos y genoveses.

Desde la Antigüedad se habían establecido dos rutas comerciales hacia el Oriente,  el Este una, marítima, que partía de Egipto, e Irak, y otra tercera, la Ruta de la Seda. La primera, estacional, aprovechaba los vientos monzones: entre abril y junio partían las naves  hacia Asia, desde Suez o Basora  navegando por el mar rojo o el golfo Pérsico, respectivamente, hasta el mar de Arabia donde el monzón del sudoeste –que sopla hacia tierra- las impulsaban hacia el océano Índico y mar de china. Unos meses después, entre Octubre y Diciembre, el monzón del nordeste –que sopla hacia el mar- facilitaba el retorno a los puertos de origen.

La Ruta de la Seda, vía terrestre, hundía sus raíces occidentales en las costas del Mediterráneo oriental principalmente –Alejandría, Damasco y Alepo-  y del mar Negro. Donde se intentaba desde Asia pasando por Bagdad y el sur del mar Caspio, recibiendo ramales de territorios interiores de hasta las proximidades del mar de Aral.  De Bujara , en el actual Uzbekistán, partía una derivación hacia Delhi y Agra en la India.  Más allá de Bajara  en Samarcanda, al norte del Palmar, la ruta de la seda se bifurcaba de nuevo: por el norte, hacías Alma Ata ¸por el Este, recorriendo toso el Asia central, y bordeando el Himalaya, alcanzaba la ciudad china  de Xian. Finalmente, desde aquí sendas vías terminaban en Pekín y Shanghái

El acceso a esa inmensa vía de comunicación con Oriente solía estar cerrado en manos musulmanas.  Alejandría, Alepo y Damasco eran un telón de acero infranqueable. Solo entre mediados de los siglos XIII y del XIV los europeos tuvieron libre acceso  a Catay  durante el apogeo del imperio tártaro de Kublai Khan anfitrión de Marco Polo.

Las vías comerciales existentes traían las codiciadas especias, pero también las encarecían extraordinariamente por los innumerables tributos que se pagaban al cruzar tan vastos territorios. Y esto sin contar con avatares políticos, o incluso el bandidaje. Urgía resolver el problema: encontrar una ruta hacia el poniente.

Además hubo una serie de mejora de las técnicas de navegación así como los avances en cartografía, navegación y y construcción naval. El logro técnico que posibilitó la aventura fue la invención de la carraca y posteriormente de la carabela en la a península ibérica. Estos barcos eran una combinación de modelos tradicionales de navíos árabes y europeos y fueron los primeros capaces de salir del apacible mar Mediterráneo para hacerlo con cierta seguridad en aguas abiertas del océano Atlántico.

La organización social de los reinos de la península ibérica determinaba una empresa así.  Las grandes familias tenían la institución del mayorazgo  (el hereu en Aragón) ‘por la que el primogénito heredaba las posesiones familiares. Los segundones podían dedicarse a la Iglesia o probar fortuna en la guerra con los moros en la que podían ganar honores y tierras con su esfuerzo. Al acabar la conquista se acabaron las tierras por conquistar, aunque se podía seguir la reconquista por el norte de África, la Hispania Nova de los romanos. Portugal terminó su reconquistan de que Castilla y se lanzó a establecer colonias en el norte de África como paso previo a seguir la ruta por el sur del continente. Aragón, también terminó antes que Castilla y se lanzó a buscar la ruta directamente por el Mediterráneo.

 

La Reina Isabel la Católica en su testamento encargó qué la reconquista siguiera por tierras del norte de África, por el descubrimiento de la ruta a las Indias por occidente (en realidad el continente americano)  cambió los planes de estos segundones y abrió posibilidades inesperadas para continuar el ímpetu conquistador d los ocho siglos anteriores.

Anuncios

FILATELIA FISCAL. LAS PÓLIZAS ESPAÑOLAS Y SU ESTÉTICA

 

Dentro del amplísimo panorama de la filatelia fiscal española, destaca por su espectacularidad, belleza y variedad las denominadas pólizas,  que constituyen el conjunto más noble, vistoso y estéticamente logrado que han visto la luz en nuestros pies.

Son las pólizas que seguramente gozan de más popularidad en el ámbito de este coleccionismo en España, incluso comparadas con los timbres fiscales de los restantes paises europeos. Su prestancia, complejidad de diseño, multiplicidad de motivos y su renovación anual supusieron sin duda un esfuerzo considerable para la    Fábrica Nacional de Sellos de Madrid  –y más tarde para la Fábrica Nacional de Monedas y Timbres – entre mediados del siglo XIX y principios del XX, época dorada de la timbrología española.  Con esta complejidad de motivos y diseños se pretendía  no solo potenciar el carácter emblemático de estos instrumentos, sino también impedir y obstaculizar cualquier intento de falsificación.

 

 

 

 

 

VIDA Y LECTURA

Así titulaba Francisco Nieva un artículo que publicó en ABC el 25 de marzo de 1990; y lo iniciaba así: “Leer mucho y sin pretensiones-es decir, sin necesidad de aplicar  lo que se lee a un resultado práctico, que es el estudio – hace a los buenos lectores.

Por rebeldías del subconsciente, se aprende mucho más no queriendo aprender.  Cuando,  a veces, se necesitan emplear datos históricos, precisiones biográficas, recurrimos a enciclopedias, diccionarios, etc… y poco después – tras el largo trabajo que muchas veces nos   ha costado esa precisión “tan importante” –volvemos a olvidarla con la mayor alegría, no dejando permanente en nuestra memoria sino lo que por vía cordial hemos retenido.”Quien mucho lee por afición los más diversos libros de las más diversas épocas, estudian sin saberlo Historia. “

 Lo que nos acaba de decir este insigne escritor está bien claro y no debemos olvidar sus acertados consejos. Por si algún seguidor de mi blog carece de conocimiento sobre su biografía, no me importa dedicar un tiempo para exponer lo mas saliente de su trayectoria.  

Fue Premio Nacional de Teatro en 1980 y 1992; Premio Nacional de Literatura y Premio Príncipe de Asturias en 1992 y el Premio Valle-Inclán (2011)  

Nació en Valdepeñas, Ciudad Real). En 1929. Durante una larga enfermedad, aprendió música, escribe y dibuja. Posteriormente cursa estudios de pintura  en la Real Escuela de Bellas Artes de San Fernando y perteneciente a la Real Academia Española.

 

 

EL MISSISSIPPI-MISSOURI.

 

En el siglo XVII, la inmensa llanura central de los Estados Unidos de América, no era más que tierra virgen, únicamente recorrida por algunas tribus de indios. Será preciso esperar hasta el fin del siglo XVIII para que sea conocido en toda su longitud uno de los tres mayores cursos de agua del mundo: el formado por el rio Mississippi y por su afluente el Missouri.

Corresponde a los franceses establecidos en la orilla norte del lago Michigan la gloria de esta exploración. En 1673, un comerciante aventurero, Joliet  y su compañero, el jesuita Marquette, partieron a la aventura para descubrir el gran rio, que los indígenas descendían hasta el oeste y hacia el sur, en dirección al Pacifico.

Remontaron con sus canoas el río Renard, hasta la confluencia de este con el Arkansas. Decepcionados por no poder alcanzar el “Gran Océano”, desanduvieron el camino por Illinois y hubieron de transportar sus canoas a través de las llanuras. Este ultimo itinerario fue seguido por Cavelier de la Salle, en 1679, para alcanzar tres años después, el delta del “padre de las aguas” en el golfo de México. En 1687, Cavelier dirigió una expedición organizada por Luis XIV y navegó Mississippi arriba desde el mar pero fue asesinado por sus compañeros antes de encontrar el paso.

En 1718, colonos franceses llegados de orillas del Loira, fundaron el golfo de México, en un lugar algo apartado del delta, la ciudad de Nueva Orleans. Hubo que esperar a 1794 para que un europeo, Truteau, alcanzara las fuentes del Missouri.

AMÉRICA

América, ya había sido descubierta y olvidada por los europeos cuando en 1492, Cristóbal Colón abordó sus costas. Las confundió con la de las Indias y China, pues buscaba el camino que condujera por el oeste, a través del Atlántico, a esos países.

Mientras que los hombres se multiplicaban en Europa y Asia desde hacia cientos de miles de años, parece que por el contrario, el continente americano permaneció durante mucho tiempo deshabitado. Ahora bien, hará unos cuarenta mil años, un importante censo de nivel de los océanos transformó la cadena de islas que se extiende desde Alaska a Siberia en un verdadero istmo.

Los hombres procedentes de Asia se aventuraron poco a poco hacia el este por esa tierra y ocuparon por primera vez, el nuevo continente. Estas poblaciones asiáticas son antepasados de los indios americanos. Superados de su viejo mundo por un hundimiento del istmo, estos hombres fundaron las grandes civilizaciones azteca e inca.

El primer descubrimiento de América, fue obra de marinos noruegos, los vikingos. Hacia 981, uno de sus jefes, Erik el Rojo se estableció en la gran y fría isla de Groenlandia (el país verde).

Su hijo Leiv el Dichoso, llegó al continente americano por la bahía de San Lorenzo y bautizó esta región con el nombre de Vinlandia, debido a la presencia de viñedos. Esta expedición fue olvidada por completo durante cinco siglos.

El 12 de octubre de 1492 se celebraría el quinto centenario del segundo descubrimiento de América, realizado por Cristóbal Colon, el cual desembarcó de su carabela cerca del las Antillas, tocó tierra en las costas de las Bahamas el 12 de octubre de 1492.

EL ALPINISMO

La primera ascensión célebre data de 1280, este año el rey de la corona catalana-aragonesa, alcanzó la cumbre del monte Canigó, en los Pirineos. Pero el deporte alpino no surgió realmente hasta el siglo XVIII, como la conquista del Mont-Blanc, la cumbre más alta de Europa.

Poco antes de la revolución francesa, algunos montañeros suizos, y franceses ya practicaban la escalada. El material que utilizaban era muy rudimentario. Un habitante de Ginebra, fue el primero en lanzar un verdadero desafío al Mont-Blanc, prometió una recompensa al primero en alcanzara la cumbre. El 18 de agosto de 1786, después de 36 horas de esfuerzos, dos habitantes de Chamonix lograron la hazaña.

La primera ascensión al Aneto (2404 metros) el pico de mayor altitud de los Pirineos, en el macizo de la Maladeta, tuvo lugar en 1842. Unos años más tarde, se iniciaron las grandes conquistas alpinas.

El inglés Edwards Whymper, en 1865 alcanza renombre al escalar por primera vez la cumbre suiza del Metterhorm o Cervino (4478metros) en 1878, una cordada de cuatro hombres (Dent, Hartley, Burgener y Maurer), conquistan la impresionante aguja del Gran Dru (3754 metros) en el macizo del Mont-Blanc. Cuando prácticamente el hombre ya ha puesto el pie en todas la cumbres, los montañeros se dedican entonces a escalar las difíciles “cara Norte” las Grandes Jorasses (4208 metros) en 1931 y el Eiger (3975 metros) con una pared vertical de más de 1600 metros en 1938.

El Everest, (8884 metros) la cumbre más alta de la tierra, en la cordillera del Himalaya, fue conquistado, en 1953 por el Sherpa nepalés Tensing y el neozelandés, Hillary, que formaban parte de una expedición inglesa dirigida por sir John Hunt.

EL ALCÁZAR DE SEGOVIA.

 

En su fachada destaca la torre de Juan II. En una roca elevada entre los ríos Eresma y Clamores se sitúa el Alcázar de Segovia, una construcción de orígenes militares que posteriormente tendrá otros usos, entre ellos residencia real, y la principal atracción turística de la ciudad junto con el Acueducto. La existencia de esta fortaleza está documentada desde principios del siglo XII, siendo el Alcázar durante toda la Edad media una de las residencias favoritas de los reyes castellanos.

El edificio ha sido reconstruido y modificado en numerosas ocasiones a lo largo de los últimos siglos, pasado de fortalezas a residencia palaciega, e incluso se cree pudo haber ya una construcción en el lugar en época romana. La reforma que apreciamos hoy día tuvo lugar en un momento de transición entre el románico y el gótico, con la elegante sobriedad del estilo del Cister.

Tras un periodo de batallas entre bandos nobiliarios, en el siglo XIV, en el Alcázar de Segovia reforzó su naturaleza defensiva, el edificio se convirtió en palacio que albergaba a la monarquía Trastámara, viviendo sus años de mayor esplendor.

A esta época eran, por ejemplo, la decoración gótico-mudéjar de varias salas del Alcázar que mando elaborar la reina Catalina de Lancaster durante la regencia de su hijo Juan II, o la torre que lleva el nombre de este, erigida por su hijo Enrique VI. Sin embargo, los techos mudéjares que vemos no son originales, que se perdieron en un incendio, por lo que estos fueron traídos de otros palacios posteriormente. También en los aposentos del Alcázar se alojaba Isabel la Católica el día que bajo hasta la Plaza Mayor de Segovia para ser proclamada de Reina de Castilla.

También entre estos muros se celebro la boda entre Felipe II y Ana de Austria, cuarta esposa del monarca. Fue Felipe II quien emprendió diversas reformas en el conjunto arquitectónico del Alcázar de Segovia, siendo quizás lo más destacable las puntiagudas torres de pizarra que le dan ese aire de castillo centroeuropeo tan diferente a la mayoría de construcciones castellanas de la época.

Sin embargo, con el traslado de la Corte a Madrid, el Alcázar de Segovia perdió su uso de residencia real, pasando a convertirse en prisión del Estado durante dos siglos. Su uso cambiaria en el siglo XVIII cuando Carlos III funda el Real Colegio de Artillería y lo instala aquí. Un incendio lo inhabilitara en 1862 hasta que fuese restaurado en 1896 y se le devolviese su uso para el Cuerpo de Artillería.

La actual visita turística, nos lleva a recorrer doce de las estancias palaciegas del Alcázar de Segovia: la Sala del Palacio Viejo, la Sala de la Chimenea, la sala del Trono, la sala de la Galera, la Sala de las Piñas, la Cámara Regia, la sala de los Reyes, la sala del Cordón, la Capilla, la sala de Armas, la sala Vizconde de Altamira y Espera, dispuestas en torno a dos patios, el del Reloj y el patio de Armas.

Además, salimos a la Terraza de los Reyes y subimos a la Torre de Juan II, donde tenemos muy buenas vistas del paisaje segoviano y de la ciudad, especialmente de la Catedral de Segovia.

 

GENOCIDIO

Una Tercera de ABC me ha servido muchas veces para elegir el título de la entrada de mi blog.Algunas  se merecen no  un comentario sino un “ensayo”.

A mí me impactó bastante lo que tuve que leer sobre el “Congo”.El autor de esta Tercera , en su preámbulo, o mejor dicho,  en el “lillo”, no dice: “Los episodios genocidas son problemáticos tanto en su composición como en su gestión. El  historiador marxista Eric Hobsbwan llegó a afirmar que “el siglo XX constituyó la etapa más sangrienta de la historia  conocida.  Lo cierto es que los genocidios y las matanzas masivas de grupos específicos se han practicado en todas las épocas”.  Y comienza así su artículo.  “La palabra Genocidio vive un nuevo momento de popularidad. Parecerá extraño que la palabra puede resultar popular pero así es. Tecleamos en la sección Google y nos topamos con más de 50.000 entradas con el término, solo en la sección “Noticias”.  

Miles de esas ventanas remiten a afirmaciones, artículos y editoriales de este agosto de 2014.  Con tres referentes fundamentales: la operación “Margen Protector” en la franja de Gaza, iniciada por el ejército israelí a finales del pasado mes de julio y calificado como genocidio por no pocos intérpretes (desde políticos y periodistas y hasta estrellas de cine), la condena emitida por un  Tribunal especial de Naciones Unidas contra delitos cuyo régimen maoísta establecido en Camboya eliminó a  un cuarto de su población entre 1975 y 1979”.

Puesto que nuestra curiosidad es satisfecha a través de internet recurro a ella y así ampliar mis conocimientos sobre ese maldito vocablo: genocidio.

El texto que encuentro nos recuerda que en 1947 los británicos abandonaron India. Ello dio  lugar a su separación de Pakistán. En 1971, la gente del este de Pakistán se rebeló exigiendo un estado separado   e independiente.

En los nueve meses de la Guerra de Independencia de Bangladesh en la que lucharon los bengalíes de la región casi las personas de 300.000 a 3.000.000 fueron brutalmente asesinadas por la fuerza militar del oeste de Pakistán. El genocidio se lanzó el se refiere 26 marzo e 1971, considerado como Operation  Searchlight. Un gran número de mujeres fueron violadas.

El genocidio que me ofrece la página que consulto se refiere a los Ustachas, conocido como el holocausto en Croacia; eran los monstruos que horrorizaban a los mismos nazis;    fue un episodio de masacre de judíos que habitaron la región entre 1941 y 1945  durante la Segunda Guerra Mundial.  Fue cometido por el régimen fascista Ustachas del Estado Independiente  de Croacia. Los niños y las mujeres embarazadas fueron sus víctimas favoritas. Mataron un millón de personas.

Aunque el tema da para mucho más, yo corto aquí para no volver. La filatelia nos proporciona ratos más agradables; vamos a buscarlos.   

 

LOS BAÑOS DE MAR

 

Los pueblos que han vivido a orillas de los ríos, de los lagos o de los mares, desde siempre han conocido el baño. Los baños permiten lavarse y también descansar. Para bañarse en aguas profundadas, los hombres deben aprender a nadar.

En las civilizaciones antiguas, como en la romana y sobre todo, la griega, se apreciaban los baños de mar, en los que se encontraba una ocasión para los juegos deportivos.

Por el contrario, y de forma particular en civilizaciones occidentales, el temor de las aguas profundas y frías fue durante mucho tiempo una limitación para el baño de mar. Numerosos marineros, aunque nacidos en las orillas de los océanos, navegaban sin saber nadar.

A principios del siglo XIX nació en Europa la moda de los baños de mar, en concreto, durante el verano de 1824 a partir de la iniciativa de una aristócrata francesa. La duquesa de Berry, instalada en Dieppe, hizo descubrir a sus numerosos amigos las delicias de una estancia a orillas del mar y placeres de los juegos en la playa o en el agua.

Durante mucho tiempo, las mujeres se sumergieron en las olas con “traje de baño”, el cual incluía sombrero y una larga falda, llegando hasta la orilla en coche de caballos, e incluso haciéndose llevar hasta el mar en brazos de un bañero.

Para poder gozar de las delicias de la natación, incluso en invierno, se han construido piscinas alimentadas con agua templada y purificada de forma regular. Por lo general, las piscinas son cubiertas y climatizadas, pero también existen piletas de natación al aire libre, que permiten gozar de los placeres del agua y al mismo tiempo beneficiarse de la luz solar.

La moderna talasoterapia permite curar algunas enfermedades gracias a la acción benéfica del agua del mar y del aire marino.

EL DEPORTE

El deporte tiene su origen, sobre todo, en el espíritu de competición, comparar la fuerza, la velocidad, la destreza, etc.…y querer ser el primero y el mejor. Desde que los hombres caminan, corren, saltan o cazan, existe competición deportiva.

Los griegos concedieron gran importancia a los juegos deportivos, en sus reuniones, comparaban la valía de sus campeones y para mejor poder comparar las marcas conseguidas, construyeron  amplios estadios o simples gimnasios. Apreciaban la carrera a pie, el lanzamiento de jabalina o disco y la lucha tanto con la mano abierta como con los puños.

Las grandes reuniones en el estadio de Olimpia señalaban el nacimiento del atletismo tal como se ha desarrollado a continuación en el mundo: los Juegos Olímpicos se iniciaron en el año 778 a. de J.C. por supuesto, no todos los deportes proceden de la antigüedad, en muchas ocasiones, sus  normas son recientes o sus técnicas nuevas.

La primera carrera automovilística internacional tuvo lugar en Francia, con el recorrido Paris-Burdeos-Paris, en el año de 1895.

El canadiense Naismith inició las prácticas del baloncesto, en 1891, inspirándose en un juego azteca, y la primera competición pública de este deporte tuvo lugar en marzo de 1892.

El golf, que en Inglaterra se practica desde el siglo XV, No llego llegó al continente europeo hasta mediado el siglo XIX.

El polo pertenece a la antigüedad persa, pero en Europa no se introdujo hasta 1869.

Durante el primer imperio se jugaba al “volant” con una raqueta, pero el juego de pelota, que ya se practicaba durante la Edad Media, hacia el año 1000, dio lugar al tenis, que a partir de 1870 tomó un gran auge en Inglaterra.

En esta época se iniciaron las primeras competiciones de natación.

LA PINTURA

 

Los pintores de la Prehistoria dibujaban y coloreaban a la vez, utilizando polvo de huesos calcinados, carbón de leña y tierra seca de diversos colores. De ese modo pintaron los bisontes rojos y negros de Altamira unos 12.000 años antes de J.C., así como los ciervos y caballos de Lascaux, en Francia, hará más de 10.000 años.

En Egipto, se pintaban las paredes, y el abanico de tonos era tan amplio que incluso se encuentran verdes y azules. Los pinceles fabricados con las cerdas de los animales, permitían trabajar con delicadeza los matices, mientras que las pinturas sobre madera, con los colores hechos a la cera posibilitaban el retrato y aseguraban una prolongada conservación.

En los muros de Pompeya, Italia, se han encontrado pinturas murales bien conservadas, son de antes de nuestra era y se realizaron con capas de colores superpuestas  y cuidadosamente enceradas para hacerlas más resistentes y más brillantes.

La pintura al fresco apareció en Italia a principios del Renacimiento, el color se incorporaba al mortero fresco antes de que se endurezca.

Durante mucho tiempo, los cuadros se realizaron con pintura al huevo y con colores desleídos antes de barnizarlos Para que  resistieran mejor el paso del tiempo, pero hacia 1420, el flamenco Van Eyck inventó la pintura al oleo y muy pronto los pintores adoptaron esta nueva técnica.

78200889

Según una opinión muy generalizada, la Gioconda, pintada entre 1503 y 1507 por Leonardo de Vinci, sería el cuadro más famoso del mundo, aunque solo mide 77 centímetros por 53.

Por otro lado, el Guernica de Pablo Ruiz Picasso, permanece como uno de los más importantes testimonios de las atrocidades de la guerra, la civil de España, en este caso.

         

LOS PARQUES NACIONALES

 

Muchas especies animales y vegetales han desaparecido por encontrarse mal defendidas de su peor enemigo, el hombre. En Polonia, ya en la Edad Media, se había prohibido la caza del castor, así como la del hurón. Tampoco se permitía la tala de tejos. Napoleón III. En 1861 mandó proteger algunos sectores del bosque de Fontainebleau, creando de este modo las primeras reservas naturales.

Los primeros parques naturales son norteamericanos. El primero de ellos, creado en 1872, es el de Yellowstone, célebre por sus 3000 géiseres. En Estados Unidos, actualmente una treintena de estos parques alcanzan una extensión total de más de 90.000 Km cuadrados (la superficie de Portugal) unos cuarenta parques nacionales protegen los parajes canadienses.

En las montañas Rocosas, el más antiguo es el parque de Bassif, inaugurado el 23 de junio de 1887 y el más célebre el de Jasper, oficialmente delimitado en el año 1911. Alemania fundo su primer parque en 1858, en la región del Sur-Eiffel.

Las grandes reservas africanas son numerosas y fueron creadas mediados ya el siglo XX. Aseguran la protección de los animales salvajes, al tiempo que atraen a turistas, los cuales pueden descubrir la fauna africana, Así, el Parque Alberto en Congo, el Parque del Oeste en Níger, el Parque de Baule en Mali y los Parques de Nairobi y Victoria en África del sur son los más visitados.

En España, se promulga la ley de Parques Nacionales en 1916, entre los más importantes cabe citar los del Valle de Ordesa y de Covadonga, establecidos en 1918, el Coto de Doñana, el del Teide y el de Aigües Tortes y Lago San Mauricio.

LA ARQUITECTURA.

 

La arquitectura es el arte de proyectar y construir los edificios. Es una ciencia que se remonta a la prehistoria. En Tanzania se ha descubierto una construcción circular de piedra, pensada y realizada hará unos 2.000.000 de años.

Al arquitecto no se le conoce con este término hasta 1495, a partir del Renacimiento y como consecuencia de las guerras de Italia. Este nombre se aplicó a los profesionales que durante la Edad Media dirigían el conjunto de los trabajos de albañilería y que eran conocidos con el bonito nombre de maestro de obra o maestro albañil.

Hasta el siglo XVIII no se estableció la diferencia entre arquitecto, que es quien concibe el proyecto y el contratista que quien lo realiza.

Uniendo técnica y estética según la función del edificio, el arquitecto no solo ha construido la pirámide, el templo y la catedral, sino también la villa romana, el castillo, el palacio, el hospital o las estaciones, terminales aéreas.

Grandes arquitectos fueron Rosselino, Bramante, Maderno y Miguel Ángel, que construyeron San Pedro de Roma, (entre 1450 y 1629) Le Roy Le Vau, Mansart y Orbay, autores de Versalles (construido entre 1661 y 1682).

Nouguier, Koechin y Eiffel, autor de la torre Eiffel (1887-1889) algunas veces, los arquitectos se han convertido en urbanistas, en lugar de proyectar un edificio en particular, proyectan una ciudad entera.

Demócrates trazó los planos de Alejandría. La arquitectura en España, Gaudí es el padre del modernismo y Sert, uno de los mayores vanguardistas  (“Fundación Miró”) .

En Hispanoamérica, sobresalen en Venezuela, el funcionalista Vegas Pacheco, y en México, el organicista C. Lazo, autor del proyecto de la ciudad universitaria.