FORTALEZA DE JAGUA, CASTILLO DE JAGUA. CIENFUEGOS, CUBA.

Se encuentra situada a la entrada de la Bahía de Cienfuegos, zona centro sur de la isla de Cuba, en una comunidad con fuertes tradiciones marineras. Es la única fortaleza militar española, construida a finales del siglo XVIII, estilo renacentista. Fue declarada Monumento Nacional el 10 de octubre de 1978 e inaugurada como museo el 24 de marzo de 1998.

La fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, fue fundada en 1745 con el objeto de servir de defensa de la bahía y muy probablemente de toda la costa sur de la isla ayudada por el Castillo de San Pedro de la Roca en Santiago de Cuba.

En 1554 Jacques de Sores y Francis Drake en 1586, junto con John Morgan, Jean el Temerario y Gilberto Girón, fueron , cada cual en su tiempo, famosos filibusteros visitantes de la bahía de Jagua, con ellos comercializaban los activos habitantes de la comarca, contrabandeando asi sus productos que carecían de otra salida política restrictiva de la Metrópoli.

En la construcción de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua se emplearon sillares extraídos de las canteras con aspilleras dirigidas hacia la bahía y el aljibe con capacidad de más de 100 metros cúbicos de agua.

RODESIA DEL SUR

Rodesia del Sur fue el nombre de la colonia británica que existió en el África Austral entre 1888 y 1979 y que es el origen del actual Zimbabue. Entre 1965 y 1979, sin embargo, dicho territorio fue conocido como Rodesia, tras una declaración unilateral de independencia que no fue reconocida por ningún estado.1​ La colonia se situaba al norte del río Limpopo y de la Unión Sudafricana.

La Rodesia original surgió en 1888, cuando Cecil Rhodes consiguió derechos de minería en la región

CHAMPOLLION

Jean François Champollion, Egiptólogo francés, nacido en Figeac (Francia) en 1790 y murió en Paris en 1832. Descifró la escritura de los antiguos egipcios.

Champollion solo tenía ocho años cuando el general Bonaparte partió para la campaña de Egipto, llevando con él a sabios, poetas y pintores. Ya adulto, se apasionó por el estudio de las lenguas orientales y se entregó al examen de los documentos traídos de ese Egipto legendario del que se sabía muy poca cosa.

 

Champollion, logró descifrar los jeroglíficos gracias a una piedra grabada, proveniente de Rosetta, sobre la cual había un texto escrito en tres leguas diferentes: los jeroglíficos egipcios, en lengua hablada y en el griego. Este descubrimiento permitió tener acceso a la admirable civilización del antiguo Egipto. En justa recompensa, Champollion fue enviado en misión científica a ese país que, sin saberlo visto nunca, conocía tan bien.

 

 

LUIGI GALVANI

Luigi Galvani, fue un médico y físico italiano, nacido y muerto en Bolonia (Italia) 1737-1798. Sus experiencias condujeron a la invención de la pila eléctrica.

Galvani, se dedicó a investigaciones anatómicas. Este médico procedió a la disección de ranas y colgó las ancas de los batracios en un hilo de cobre, al lado de un balcón. ¡Grande su asombro al ver que aquellas ancas se contraía en el momento en el que una de ellas, con la acción del viento tocaba la baranda de hierro del bacón! Las ancas estaban “galvanizadas”.

Repitió la experiencia de diversas maneras y pensó que los músculos se veían sometidos a descargas eléctricas de la atmosfera o del mismo animal. Pero Volta demostró más tarde que esta electricidad surgía del choque de metales de naturaleza diferente. Así fue como concibió la pila eléctrica.

                     (Fuente Argos.)

LOS MEDIOS DE TRANSPORTES, ORIGEN Y EVOLUCION. (I)

Los científicos calculan que el hombre apareció en la Tierra hace 600 mil años aproximadamente, sin embargo, los medios de de transporte de locomoción veloces como el vapor, el automóvil, el ferrocarril o el avión surgieron en años reciente; qué decir de los transbordadores espaciales y las naves no tripuladas que al día de hoy hacen  exploraciones mas allá de de nuestro planeta.

Curiosamente, la naturaleza no le dio al hombre las capacidades físicas para moverse rápido, porque muchos de los animales lo superan en rapidez, como un ciervo o una liebre; tampoco puede volar con las aves, ni nadar sumergido en el agua por un tiempo prolongado como los peces; pero aventajó a todos al poseer un cerebro muy desarrollado, con imaginación creadora y activa, que le ha permitido viajar llevando medio millón de veces su propio peso alrededor del planeta, a bordo de diversos transportes por diferente vías como agua, tierra o aire.

Dice la Biblia que, tras la confusión a los hombres en Babel eran “un pueblo uno, lo dispersó de allí Yahvé por toda la faz de la Tierra”. (Génesis 11,8). Desde entonces, la marca de diversas civilizaciones, al paso del tiempo y del espacio, de constituye una alternancia de esfuerzo  entre la unión y la dispersión, si tenemos en consideración que los imperios históricos se construyeron con base en las comunidades, siendo los transportes como una circulación sanguínea que rige la economía de los países, por vías del mar, tierra, o aire y, actualmente incluso por espacios exteriores.

Así, en la economía del mundo de hoy, los transportes implican un factor relevante desde el punto de vista funcional, pues donde el transporte no existe o e mínimo, la actividad se reduce a niveles de subsistencia y autoconsumo por el contrario durante el desarrollo de los transportes, se han valorado los recursos naturales distantes, estableciendo, una intercomunicación con los diversos grupos sociales; de aquí que la función principal de éstos sea la integración de todos los elementos –tanto de personas como de bienes- en ámbitos geográficos más amplios, lo cual ha traido como consecuencia la ampliación del marco económico,  social y político en que se desarrolla la  actividad humana

LOUIS PASTEUR

 

Louis Pasteur. Químico y biólogo francés. Nació en Dole  (Francia) en 1822 y murió en Marnes-la-Coquette (Francia) en 1895. Demostró la acción de los microbios e impuso la vacunación preventiva.

Cada año, la rabia hacía estragos entre las personas mordidas por perros, zorros, o lobos rabiosos. Cuando Pasteur anunció en octubre de 1885, los resultados de los tratamientos aplicados a los pastores Meister y Jupille, salvados por el suero recientemente descubierto, se produjo una explosión de júbilo en el mundo entero. Las victimas de mordeduras comenzaron a llegar de todas partes del mundo en busca de la curación, de veinticinco rusos mordidos por una  jauría de lobos, veintitrés regresaron sanos y salvos a su país.

Pasteur se cubrió de gloria. Poco después, se fundaba el Instituto Pasteur, en el que su creador trabajó hasta el final de sus días. Este científico, hombre sensible fue un gran benefactor de la humanidad.

                 (Fuente Argos)

 

CELSIUS

Anders Celsius, físico y astrónomo sueco, nacido en Uppsala (Suecia) en 1701 y muerto en la misma ciudad en 1744. Inventor de la escala centesimal del termómetro. El termómetro, instrumento para medir la temperatura, es un invento muy antiguo, pero la historia de su gradación es de lo más caprichosa.

Todavía en el siglo XVI era graduado “frio” colocándolo en una cueva y “caliente” exponiéndolo a los rayos del sol estival o sobre o sobre la piel de una persona calenturienta. Más tarde, el alemán Fahrenheit y el francés Réaumur, lo graduaron basándose en la temperatura del hielo en su punto de fusión y en la de vapor de agua hirviente.

Pero la escala alemana iba de 32 a 212 grados, mientras que la francesa iba de 0 a 80 grados. En 1742, Celsius creó la escala centesimal, que iba de 0 a 100 grados. Hoy en día, la escala Celsius ha sido adoptada universalmente.

                            (Fuente Argos.)

TORRES QUEVEDO

Leonardo Torres Quevedo. Ingeniero e inventor español. Nacido en Santander en 1852 y muerto en Madrid en 1936. Inventó el telekino, torpedos dirigibles, maquinas de calcular, dirigibles, etc.

Don Leonardo era un hombre que poseía una imaginación fecundísima. Su completa formación matemática y su ingenio le permitieron crear una serie de extraños aparatos ante los cuales la reacción general era de profundo estupor y casi de incredulidad, el ajedrecista, maquina que ganaba siempre al ajedrez, cualquiera que fuese su contrincante, el telekino, presentado a la Academia de las Ciencias de Paris en 1904, que valiéndose de las ondas hertzianas, hacia evolucionar un barco desde tierra, etc.

Proyectó un sinfín de cosas, el transbordador que lleva su nombre y que atraviesa las cataratas del Niágara, dirigibles, diversas maquinas de calcular, torpedos dirigibles, etc. por otra parte, Torres Quevedo, fue miembro de casi tantas academias como inventos había imaginado, desde la Ciencia de Paris hasta la de la Lengua Española.

 

               (Fuentes Argos.)

LOS ÚLTIMOS DESCUBRIMIENTOS

Sobre los descubrimientos ya hay instalada una enciclopedia. Consultado uno de los CUADERNOS DE HISTORIA 16 “Los últimos descubrimientos” encuentro una lista de 74 que a  abarca desde 1600 a 1800. El primer registro corresponde a la Creación de la Compañía de las indias Orientales inglesas  y el último N. Baudín explora Australia.

      N.BAUDIN EXPLORA AUSTRALIA. 1800

El fascículo que consulto es de 1985 y el texto es de un profesor de la Complutense, Don Fermín Marín. Su artículo lo inicia así­ “Aunque tradicionalmente la época de los grandes descubrimientos se ha situado entre finales del siglo XV y principios del XVI, los realizados a partir del 1600  no carecieron de importancia. Es más, las numerosas empresas descubridoras y los viajes alrededor del mundo de las dos centurias siguientes marcaron un hito en la historia de las exploraciones.

 VIAJE DE HUMBOLDT Y BONPLAND A AMÉRICA DEL SUR 1799-1801

Tampoco  existió una coincidencia estricta en las motivaciones, y junto a la pervivencia  de ciertas causas, siempre modificadas, con el afán de lucha o el ardor apostólico, aparecieron otras características, por ejemplo, el interés científico o la búsqueda de nuevas rutas. Además, con la llegada de los europeos a otros escenarios ultramarinos, pasó de una etapa  netamente descubridora a este período dominado por una mezcla de hallazgos y expediciones de reconocimiento.

  PRIMER VIAJE DE MUNGO PARK POR EL NIGER. 1795-1797

Durante el quinientos, tales empresas habían sido protagonizadas    casi de manera exclusiva por portugueses y castellanos, cuya peculiar forma de conquistar y explotación de las nuevas tierras derivó en un colonialismo extractivo fundamentado en la repoblación de los territorios con habitantes de la metrópoli, ignorando a los indígenas. Los condicionamientos sociales y económicos propiciaron el surgimiento de conquistador, guiado por el deseo de riqueza, gloria y posición social, decidido a la culminación de increíbles hazañas sin apenas medios materiales y humanos.

RECONOCIMIENTO DE LAS COSTAS DE NORTEAMÉRICA POR                 VANCOUVER  1793

El respaldo de los monarcas quedaba entonces difuminado por la magnitud de esas campañas, donde el individuo tenía que enfrentarse solo a los problemas, pocas veces previstos de antemano.

george-vancouver-and-edward-john-eyre-explorers-postage-stamp-australia-D36JT3

VANCOUVER RECONOCE EL PACÍFICO

Los relevantes logros conseguidos por pequeños grupos contribuyeron a la consolidación de estas actitudes y definieron el tipo de descubrimiento.

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal. ( y IX)

EL DECLIVE DEL MONOPOLIO PORTUGUÉS.

La exploración y colonización portuguesas continuaron a pesar de la rivalidad con España. Los portugueses fueron los primeros occidentales que llegaron al Japón y establecieron comercio con él. Bajo el reinado de Manuel I la corona portuguesa inicio un ambicioso proyecto para poner bajo su dominio los territorios y rutas comerciales que habían sido declarados suyos. El plan consistía en construir una serie de fuertes que permitirían a Portugal controlar las principales rutas comerciales hacia Oriente. De esa forma, se establecieron fuertes y colonias en la Costa del Oro africana, Luanda, Mozambique, Zanzíbar, Mombasa, Socotra, Ormuz, Calcuta, Goa, Bombay, Malaca, Macao y Timor. Los portugueses también dominaban Brasil, que había sido descubierto en 1500 por Pedro Alvares Cabral y que quedaba en parte en la zona portuguesa según el “reparto” del Tratado de Tordesillas de 1494.

Portugal encontró dificultades a la hora de extender su imperio tierra adentro, más allá de las regiones costeras, en las cuales hubo de concentrarse. El tiempo demostró que el país era demasiado pequeño como para sostener la dotación económica y de hombres que eran necesarios para una empresa tan colosal. Las fortalezas establecidas por todo el mundo enfrentaban una falta de hombres y de equipamientos crónica. No fue posible competir con naciones más potentes que poco a poco fueron irrumpiendo en los dominios portugueses. Sus días cuasi monopolio comercial  con Oriente estaban contados. Le hegemonía portuguesa en Oriente fue quebrada por exploradores holandeses, franceses e ingleses, que no tomaron en consideración el reparto del mundo hecho por el Papa.

En 1580 el rey español Felipe II accedió también al trono portugués como heredero a la corona tras el fallecimiento sin descendientes de su primo Sebastián (Felipe II era nieto de Manuel I de Portugal) la combinación de ambos imperios era demasiado enorme como para seguir incontestada y también como para hacer frente al desafío de responder.

Algunas posesiones portuguesas se perdieron o quedaron restringidas por las colonias holandesas y británicas vecinas, principalmente en África Occidental, Oriente Medio y el Lejano Oriente. Bombay fue entregada a los ingleses en calidad de regalo de bodas. Las colonias en las que la presencia de los portugueses fue real (Macao, Timor Oriental, Goa, Angola, Mozambique, y Brasil) siguieron en manos portuguesas. Los holandeses llegaron a controlar casi la mitad de Brasil, siendo finalmente rechazados.

COMPETENCIA DE LAS NACIONES NOREUROPEAS. 

Los países no ibéricos no reconocieron el Tratado de Tordesillas, Francia, los Países Bajos (tras su dependencia de España) e Inglaterra contaban con una tradición marinera y pese a las prevenciones ibéricas, la nueva técnica y los nuevos mapas acabaron llegando al norte.

La primera de estas expediciones fue la de Juan Caboto, un navegante italiano, que había navegado con los castellanos, financiado esta vez por Inglaterra. Sería la primera de una serie de misiones francesas y británicas que exploraron América del Norte. En gran parte, España había ignorado la parte norte del Continente Americano ya que, pretendían encontrar el Paso del Nordeste y mediante el, tener acceso a las riquezas de Asia, no tuvieron éxito, jamás se descubrió dicho paso, pero las exploraciones revelaron otras posibilidades y a principios del siglo XVII empezaron a asentarse los primeros colonos del centro y el norte de Europa en la costa oriental de Norteamérica.

Fueron los países del norte los grandes rivales de los portugueses en África y en el Océano Indico. Los navíos holandeses, franceses e ingleses, empezaron a competir con el monopolio portugués, fundando fuertes y colonias propias. Poco a poco, aumentó el comercio de los países nórdicos sin que por eso disminuyese el comercio oceánico de portugueses y españoles.

Los recién llegados llegaban a rodear sus dominios más valiosos (como Hong Kong, frente a la colonia portuguesa de Macao). También les tomaron la delantera en la exploración de las últimas regiones desconocidas del Océano Pacifico y la costa este de América del Norte, que eran parte de la “zona española” del reparto del Tordesillas. Exploradores holandeses como Willem Jansz y Abel Tasman exploraron las costas de Australia (que los españoles buscaron y no habían conseguido encontrar). Mientras en el siglo XVIII, fue el marinero británico James Cook quien cartografió gran parte de la Polinesia.

EFECTOS SOBRE EUROPA.

Los efectos de la era de los descubrimientos, no tuvieron precedente. Durante milenios fue la economía del Mediterráneo la más vibrante del continente. Así regiones como Italia y Grecia habían sido las más ricas y poderosas, le siguieron los dominios árabes y después Portugal y España. A partir del siglo XIX la economía del Atlántico pasó a estar dominada por los estados de Europa septentrional como Francia, Inglaterra y Holanda, algunos de los cuales siguen siendo los mas prósperos y potentes del continente.

La etapa de las exploraciones fue seguida por la revolución comercial en la que el comercio transoceánico se generalizó. Las ciudades estado italianas perdieron su monopolio del comercio de Oriente, mientras que en los países del norte, los señores feudales fueron perdiendo su condición de clase más poderosa de la sociedad, siendo reemplazados por los comerciantes y mercaderes, como ya había ocurrido en la Europa del sur, varios siglos antes. Con el tiempo, Gran Bretaña, Francia y otros países, la  burguesía llegaría a hacerse con el dominio total del la política y el gobierno.

EL FINAL DE LA EXPLORACIONES.

Se dice que la época de las exploraciones acabó en el siglo XVII. Para entonces los navíos europeos estaban lo suficientemente bien construidos y existía una marinería lo suficientemente capaz de navegar hacia cualquier lugar del planeta. Naturalmente, las exploraciones siguieron. Los mares árticos y antárticos no se exploraron hasta el siglo XIX. También la penetración europea hacia el interior de continentes como Norteamérica y África fue más lenta de lo que fue la colonización de sus costas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal. (VII) La Armada de Magallanes

De acuerdo con las Capitulaciones, la armada tendría dos capitanes generales, en pie de igualdad: Magallanes y Faleiro, el astrónomo, quien se encargaría de la construcción de los instrumentos náuticos necesarios y sobre todo, la espinosa cuestión de longitud.

Faleiro proponía tres formas de obtenerla: la latitud de la Luna, las conjunciones y oposiciones del sol y luna y la declinación de la aguja magnética. Sin que esté claro el porqué, Faleiro es apartado de la expedición y sustituido por Andrés de San Martin como cosmógrafo, que se valdrá de la segunda proposición de aquél para determinar la posición en alta mar, con resultados satisfactorios para la época.

Apartado Faleiro, el mando de la flota recae únicamente en Magallanes, el capitán general. Sin embargo, el frente de mayor de las naves, San Antonio, se pone a Juan de Cartagena, primo del obispo de Burgos, quien recibe además cédula de Veedor General y conjunta persona “adjunto” del portugués, con el encargo de velar por la buena marcha general de la expedición y de cuidar que no haya negligencias.

Semejante decisión, un tanto política, resulta envenenada, porque si bien Magallanes recibe todo el mando, Juan de Cartagena se ve con unas atribuciones de límites ambiguos e imprecisos. Ambos hombres se enfrentarán y con consecuencias muy graves.

Se aparejó una flota de cinco Naos, con una tripulación de 265 hombres: Trinidad-la capitana- San Antonio, Concepción, Victoria y Santiago. Desplazaban entre 144 toneladas-San Antonio-y 90 toneladas- Santiago. Se dotaron adecuadamente con armas, útiles diversos, mercaderías para trueques y bastimentos abundantes: bizcocho, vino, vinagre, pescado seco, tocino, habas, garbanzos, lentejas, harina, ajos, quesos, miel, almendras, anchoas, sardinas, pasas, ciruelas, higos, azúcar, membrillo, mostaza, alcaparras, arroz. Incluso se embarcaron seis vacas para disponer de leche fresca y como reserva de carne.

El coste total de la Armada de Magallanes ascendió a 8.751.125 maravedíes. Al amanecer del martes 20 de septiembre de 1519, Magallanes y sus hombres asisten a misa en Sanlúcar de Barrameda, e inmediatamente después parten.

9 DE MAYO DE 1850. EL ARROJO DE GAY-LUSSAC

Gay-Lussac, contaba veintiséis años de edad, cuando en 1804, realizó con Biot su primera ascensión en globo. Su intención consistía en saber cómo se comportaba una aguja imantada a medida que se alejaba de la tierra. En esta ocasión subieron hasta 4000 metros de altura.

Tres semanas más tarde, ascendió en solitario 7016 metros para recoger aire de aquellas alturas y analizarlo.Este científico, que destaca tanto en el campo de la física como en el de la química, se interesaba por los fenómenos de la dilatación de los gases, cuyas leyes enuncia, y por la combinación de los mismos.

En 1808, se asocia con Thénard y reemprende las experiencias de Humphry Davy acerca de la descomposición por la corriente eléctrica del sodio y del potasio. Los investigadores trabajan en un laboratorio muy mal equipado y con medios rudimentarios, por lo que se produce lo inevitable: una explosión que hiere gravemente a Gay-Lussac en los ojos.

Cualquier otra persona hubiera renunciado a proseguir unos trabajos tan peligrosos, sin embargo, Gay-Lussac, que ha salvado la vida de puro milagro apenas dado de alta vuelve al trabajo. En esta etapa y siempre en colaboración con Thénard, descubren el cloro, el boro, el cianógeno, el ácido, prúsico, etc.

Gay-Lussac fue diputado y par de Francia, y fue el fundador de la industria química francesa. Cuando murió, el 9 de mayo de 1850, bien podía decir que había tenido una vida llena.La audacia de que había dado prueba de que Gay-Lussac cuando decidió recoger muestras de aire atmosférico le valió detentar durante largo tiempo el récord de ascensión en globo.

              También ocurrió en ese día:

  1. Fundación de la Universidad de San Marcos de Lima, que gozaba de los

mismos privilegios que la de Salamanca.

  1. Muere el dramaturgo alemán Friederich Von Schiller.

 

    

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. DE LA ENCICLOPEDIA LIBRE UNIVERSAL (IV). Descubrimiento e inicio de la Conquista de América

El Reino de Castilla compite con  Portugal, pero empezando sus exploraciones del Atlántico con retraso respecto a los lusos: hasta finales del siglo XV los exploradores castellanos no entrarían en competencia directa con sus vecinos peninsulares. El primer enfrentamiento fue por las Islas Canarias, que Castilla acabaría obteniendo en el Tratado de Alcaçovas.

Por otro lado, la marina castellana, la más importante en la Europa de esa época, estaba dedicada al esfuerzo bélico contra el islám en  la península. Una vez terminada la Reconquista, Castilla pudo dedicar su Armada  a la búsqueda de nuevas colonias y rutas coloniales ultramarinas. En 1492 los Reyes Católicos deciden firmar la expedición de Cristóbal Colón  con la esperanza de encontrar una ruta que llegase al Océano Índico navegando hacia el este, buscando una alternativa a ruta de las especias y cumpliendo con el Tratado de Alcaçóvas, que reservaba a Portugal el camino por el Sur de África.

Colon no llego a Asia, sino que descubrió sin saberlo un Nuevo Mundo, el continente de América, conocido el nuevo camino a las Indias, la delimitación de las áreas de influencia de España y Portugal pasó a ser un asunto comprometido que acabó resolviéndose con la intervención del Papa en 1494 y la firma de un nuevo tratado en Tordesillas, que repartió de nuevo  el mundo entre las dos potencias ibéricas.

Los portugueses recibieron todo el territorio no europeo que se encontraba  al este del meridiano que pasaba a 270 leguas al oeste de las Islas de Cabo Verde. Esto ponía en sus manos África. Asia y parte oriental de Sudamérica (el extremo de Brasil).

Los castellanos recibieron los territorios que se encontraban al occidente de ese meridiano.-tierras prácticamente desconocidas hasta ese momento-principalmente la zona occidental del Continente Americano así como algunas del Océano Pacifico.

Al principio, Colón y otros exploradores españoles quedaron decepcionados por el resultado económico de sus descubrimientos. A diferencia de África o Asia, los habitantes de las islas del Caribe no tenían mucho que comerciar con los barcos españoles. Pero al explorar el continente España halló nuevas mercancías para entrar en los mercados de Europa, compitiendo con portugueses e italianos: nuevas especias (vainilla y la llamada pimienta de Jamaica) o la cochinilla, que da un apreciado tinte. Cuando el comercio con España de este insecto se volvió corriente, los piratas ingleses u holandeses, que buscaban principalmente oro, tiraban los cargamentos al mar, desconocedores de su valor comercial.

En el interior de América, los españoles encontraron imperios  que eran tan extensos  y estaban tan poblados como los de Europa. Su conquista fue relativamente sencilla gracias a la habilidad negociadora de los conquistadores con los pueblos sojuzgados por dichos imperios y en parte, por algunas pandemias que su llegada había desatado. Lograron hacerse con su control con algunos grupos de hombres audaces y con suficiente habilidad diplomática como para convencer a los sojuzgados por los imperios nativos que iban  a liberarlos.

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal (III). LAS EXPLORACIONES PORTUGUESAS

El mítico Oriente sólo pido volver al pensamiento de los europea una vez que se inventaron en la península Ibérica la carraca y posteriormente la carabela. Este afán explorador se debe a una serie de causas. La más probable la búsqueda de nuevas rutas para el comercio de especias sin depender de las caravanas terrestres que cruzaban Asia, donde las cambiantes condiciones políticas podían interrumpir en cualquier momento el suministro.

Los monetaristas sostienen que el motivo principal que dio inicio a la Era de las Exploraciones fue la grave reducción de la cantidad de de metales preciosos que existía en Europa. La economía europea dependía de la circulación de moneda de oro y plata pero su escasez había sumido a Europa en la recesión.

Otro de los factores fue la prolongada guerra de la Reconquista contra los estados musulmanes de la península Ibérica. Para los cristianos hispánicos era vital para la supervivencia poder sobrepasar la esfera territorial de los estados islámicos. Al mismo tiempo, aprendieron mucho de sus vecinos árabes.

En la carraca y la carabela introdujeron el uso de la vela latina, empleada por los árabes, mejorando la maniobrabilidad de los barcos. También a través de los árabes, se redescubrió la obra de los geógrafos griegos de la antigüedad, dando por primera vez a los europeos una idea aproximada del contorno de África y Asia.

La primera gran oleada de expediciones fue enviada por Portugal bajo el mandato de Enrique el Navegante, internándose en pleno Océano Atlántico se descubrieron las Islas de Madeira en 1419 y posteriormente la Azores en 1427, convirtiéndose ambas en colonias portuguesas.

Durante siglos las únicas las únicas rutas comerciales entre África  Occidental y el mundo del Mediterráneo cruzaban el desierto del Sahara. Estas rutas estaban controladas por los estados musulmanes del norte de África, viejos rivales de Portugal. Los portugueses esperaban comerciar directamente con África Occidental por la vía marítima, evitando así los territorios islámicos. Los navegantes portugueses progresaban lentamente pero con seguridad, consiguiendo cada año avanzar algo más hacia el sur. En 1434 se salvó definitivamente el obstáculo que suponía el cabo Bojador.

En el lapso de dos décadas se había vencido la barrera del Sahara y dio comienzo el comercio del oro y esclavos en lo que hoy es Senegal. El avance continuó mientras se construían fuertes en la Mina y Santo Tomé y Príncipe se convertía en la primera colonia productora de azúcar.

En 1482 una expedición al mando de Diego Cao entro en contacto con el reino del Congo. El hito decisivo tuvo lugar en 1487, cuando Bartolomé Días doblo y bautizó el cabo de Buena Esperanza, demostrando que era posible alcanzar el Océano Indico. En 1498 Vasco de Gama cumplía ese designio, llegando a la India. La ruta del la Seda no era ya imprescindible para acceder a los mercados orientales.

 

 

LEGADO DE CAJAL

 

El Instituto Cajal del CSIC alberga el denominado Legado Cajal, que incluye todas aquellas pertenencias mayoritariamente científicas que el propio Cajal quiso que se conservasen su Instituto cuando falleciese (1934).En 1945 se  inauguró en el Instituto Cajal por primera vez el Museo Cajal, con la asistencia de Ministros y Políticos. Desde entonces, los propios científicos del Instituto Cajal han sido los responsables de su conservación, contando con apoyo económico proveniente del CSIC, Comunidad de Madrid, La Casa  Encendida de la Fundación Montemadrid, e Instituciones privadas, entre las que cabe destacar la Fundación de Ciencias de la Salud.

“Cuando el Instituto Cajal se trasladó en 1989 a su sede actual situada en la Avenida del Doctor Arce núm. 37 en Madrid, se inauguró en la biblioteca del Instituto una pequeña exposición permanente del “Legado de Cajal” en la que se muestra una selección muy cuidadosa de las piezas históricas, donde se recrea el lugar de trabajo de Cajal, utilizando pertenencias originales legadas por Cajal. El resto de los bienes que constituyeron el “Legado de Cajal”, se encuentran protegidos en una sala, donde se mantiene la seguridad, así como se controla la humedad y la temperatura para su óptima conservación.

Además de la exposición permanente en la biblioteca del instituto Cajal, el instituto Cajal, colabora con otras instituciones nacionales y extranjeras en la difusión de la obra de Cajal mediante la realización de exposiciones temporales. Un ejemplo es la que actualmente en marcha en el centro de Neurociencia “Porter  Neuroscience Research Center” situado en el campus de Bethesda del National Institute of Health (NIH), en Estados Unidos desde 2014.”

Lo que antecede lo facilita el Instituto Cajal; lo que sigue, es la leCtura de un reportaje de “El País”.Yo no me esperaba un comienzo sí: Solo  220 metros cuadrados para exponer la obra   del mejor científico español de la historia.

“El CSIC exhibirá por  fin  parte de la obra de Santiago Ramón y Cajal, cuyo legado almacenó en 1989en cajas de galletas y bolsas de plástico.Santiago Ramón y Cajal hizo un llamamiento  a los profesores de España el 20 de diciembre de 1899, tras la pérdida de Cuba y Filipinas en el desastre de 1898. “Junto al microscopio, poned la bandera nacional que os recuerde constantemente vuestra condición de guerreros (porque función de guerra, y hermosísima y patriótica es arrancar secretos a la naturaleza con  la mirada de defender y honrar a la patria)”,proclamó el investigador. Siete años después, Cajal ganó el Nobel de Medicina por revelar la individualidad de las neurona , “las mariposas del alma”. Sin embargo, casi un siglo después , en 1989, su amada patria apiló  el legado del mejor científico español de la historia en cajas de galletas y de vermut Cinzano en un sótano madrileño: Instituto Cajal.

Tras tres décadas de olvidos y polémicas intermitentes, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) habilitará por fin una sala en su sede central de Madrid para exponer “la parte más relevante del legado Cajal”, según confirma un portavoz de la institución a EL PAIS. El archivo del padre de la neurociencia está compuesto por 22.000 piezas, sobre todo dibujos  de células nerviosas, manuscritos, cartas y fascinantes fotografías. 

Cajal, nacido en 1852 en la aldea nava de Petrilla de Aragón, se veía a sí mismo como un Robinson Crusoe que avanzaba con su microscopio la isla salvaje del cerebro humano.  Los sabios de la época, como el británico Charles Sherrington, tuvo que aprender español para leer sus asombrosos descubrimientos.  Igualmente el explorador Americo Vespucio dio nombre a América, Cajal pudo dar su apellido a la neurona. “No se le ha hecho la justicia de darle su nombre, reconoció Sherrington, ganador el Nobel en 1932.

La nueva sala de exposición ocupará 22 metros cuadrados en la antigua biblioteca del Centro de Física Miguel Antonio Catalán, en la calle Serrano, 123, en la sede central madrileña del CSIC. Las obras comenzarán a mediados de este mes, según detalla el portavoz del órgano, que prefiere evitar la palabra museo  dada la obvia falta de ambición. Todas las fuentes de la institución consultadas admiten que el espacio no está a la altura de Cajal.  “Es una buena idea, porque menos es nada”, opina  Ricardo Martínez, actual director del Instituto Cajal ,el Centro del CSIC, que gestiona el archivo. Cuando Martínez fue nombrado por primera vez responsable del lugar, en 1996, “el legado estaba en un estado lamentable , con los dibujos en bolsas de plástico y la bata de Cajal colgada en una puerta metálica cerca del animalario”.

Alberto Ferús, exdirector del Instituto , es muy crítico con el nuevo proyecto. “Una sala de 220 metros cuadrados para Cajal es ridícula. Es una vergüenza que no exista un auténtico Museo Cajal en Madrid”, lamenta.

La última nieta del ganador del Nobel ;María Ángels Ramón y Cajal Junquera, falleció en marzo de 2018.  En una nota publicada junto al Epistolario (La esfera de los libros) de su abuelo hace un lustro. Angelines se defendió de las acusaciones de haber “secuestrado  Ramón y Cajal” con sus batallas por la propiedad del legado. “Se equivocan aquellos que creen que su figura y memoria histórica, e incluso su nombre es patrimonio aunque pertence a los españoles. Santiago Ramón y Cajal, como cualquier español, se pertenee a sí mismo y a sus descendientes”, advirtió la nieta, que llegó acusar al CSIC de “delitos  de apropiación indebida” .

Poco después de su fallecimiento, han nacido dos proyectos para exponer la maltratada obra de Cajal . A comienzos de este año, el Colegio de Médicos de Madrid anunció que dedicar  1.500 metros cuadrados de su sede a la creación de un Museo Cátedra Ramón y Cajal. Allí, en el número 51 de la calle Santa Isabel, el neurocientífico impartió  clase  durante 30 años en un aula con bancos corridos de madera que permanece prácticamente intacta.

Ese emplazamiento, -un edificio histórico monumental en el eje museístico de Madrid junto al Reina Sofía – era ideal para un museo nacional dedicado a Cajal y sus discípulos, pero el  CSIC ha preferido montar su propia sala de exposición. Tras décadas de olvido, Madrid tendrá de golpe dos museos incompletos consagrados a Cajal. “Esto es un insulto  la inteligencia”, opina  Santiago Ramón y Cajal Agueras, un patólogo del Hospital Universitario Wall d’Hebron, en Barcelona, que comparte nombre con el hermano de su bisabuelo. “Esos 220 metros cuadrados son un espacio totalmente insignificante. “Necesitamos un único museo nacional”, sostiene.

En la actualidad, los 22.000 objetos permanecen almacenados en una habitación del Instituto Cajal del CSIC pero ya inventariados desde 2008 y en condiciones de hymedad y temperatura controladas. La medalla de oro del Nobel y otros galardones valiosos están custodiados en una caja fuerte del Banco de Santander. El Instituto Cajal es un centro de investigación en neurobiología situado a 15 minutos a pie del estadio de  futbol Santiago Bernabeu, pero el CSIC ha tomado la decisión de trasladarlo al Instituto de Medicina Nuclear Príncipe de Asturias, un faraónico edificio de 30.000 metros cuadrados que está vacío desde que se construyó en 2011 en Alcalá de Henares. El resto del legado de Cajal se custodiaría allí, según el plan del CSIC presidido por la química Rosa Menéndez. 

CURIOSA AUSTRALIA

 

Australia, que fue descubierta en el siglo XVI por los portugueses, no  fue explorada hasta principios del siglo XVII, especialmente por el español Váez de Torres, que dio su nombre al estrecho que la separa de Nueva Guinea.

En 1605, el holandés Janszoon, desembarca en las costas de gran isla a bordo del Petite Colombe. Cree encontrarse en Nueva Guinea. Cuando, mas tarde, otros holandeses descubrieron el error, dieron a esta tierra el nombre de Nueva Holanda, isla que sigue siendo sorprendente, tanto por su cinturón de corales como por sus curiosos animales, el canguro, el ornitorrinco, el emú y en especial por sus hombres, los cuales pese a haber quedado encastillados en la edad de piedra, utilizaban su asombroso boomerang.

Fueron los ingleses quienes revalorizaron la isla. En 1788, el comodoro sir Arthur Philip ocupa el primer territorio, acompañado de algunos centenares de hombres, aunque también de un toro, cinco vacas, un morueco y veintinueve ovejas, que son el origen de los inmensos rebaños cuya carne y lana se exportan actualmente al mundo entero. La historia de Australia es sencilla: fue una federación de seis republicas, pasó a ser dominio inglés en 1901, y más tarde se convirtió en estado independiente, miembro de la Commonwealth.

Los 12.000.000 de australianos viven mayoritariamente en las ciudades situadas en las costas. Para los ganaderos que cuidan los rebaños en las llanuras centrales, el medio de comunicación más rápida, cómoda y seguro es el avión. 50.000 aborígenes que viven una existencia primitiva en reservas, empiezan a apreciar los “encantos” de la civilización.

FUENTE: ENCICLOPEDIA ARGOS

FINAL DE LOS AZTECAS

 

Cuando los españoles llegaron a América, se encontraron con un imperio, el azteca, que tenía una antigua civilización. Los conquistadores pusieron a estas tierras el nombre de Nueva España. Este país se llama Hoy México.

 

En 1519, el gobernador de Cuba encomendó a Cortes de conquista de este imperio. Cuando Cortés desembarcó en las costas mexicanas, fundó la ciudad de Veracruz e hizo quemar sus naves en un alarde de audacia y decisión, para no volver atrás. Penetró en el interior en el interior del país con solo quince jinetes que los indígenas creyeron centauros, 400 infantes y 7 cañones.

Al llegar a Tenochtitlán, la capital, los españoles se quedaron asombrados por la belleza de sus calles, sus lagos, sus templos y sus palacios. Cortés hizo prisionero al emperador Moctezuma, pero los aztecas le infligieron grandes pérdidas en la “Noche Triste”. Sin embargo, un año más tarde los derrotó. Definitivamente en la batalla de Otumba, que permitió a los españoles entrar en Tlaxcala.

Tras reorganizar las fuerzas, Cortés decidió estrechar el cerco de Tenochtitlán, para lo cual se apoderó de las ciudades cercanas. Después de tres meses de asedio, la capital azteca se rindió en agosto de 1521, y el nuevo emperador, Cuauhtémoc, fue hecho prisionero.

De este modo, los aztecas, los aztecas quedaron sometidos a España y pasaron a formar parte de un régimen semifeudal, basado en la explotación indígena. Cortés hizo reconstruir la capital, se enamoró de una india, Marina, la cual le dio un hijo, pero tuvo que volver a España para responder a ciertas acusaciones, Carlos I le exculpó y lo nombró Capitán General de Nueva España. Extendió su dominio hasta California, mas tarde regresó a España, donde vivió unos años oscuramente hasta su muerte, acaecida en 1547.

FUENTE: ENCICLOPEDIA ARGOS

PRESENTACIÓN DE UN SELLO A LA INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA

Correos ha presentado en el Hospital de la Paz, de Madrid, un sello conmemorativo dedicado a la Investigación Biomédica en España. Al acto de presentación han asistido la Secretaria General Técnica del Ministerio de Fomento, Alicia Segovia Marco, el director científico de la Paz, Eduardo López-Collaz y el Presidente del organismo postal Javier Cuesta Nuin.

La Investigación Biomédica es aquella que tiene por objetivo generar nuevos conocimientos que ayuden al diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades en humanos y se trata de uno de los campos científicos que más han avanzados en España llegando  en la actualidad a avanzar cimas que se parecían impensables hasta hace no muchos años .  En este sentido, el número  de sociedades médicas ha crecido considerablemente y ha adquirido mayor importancia gracias sobre todo a la gran calidad profesional de sus miembros.

Estos avances han obtenido resultados especialmente relevantes en diferentes ámbitos como la genética, la neurociencia , la inmunología y la oncología , que ha permitido generar nuevas oportunidades en la obtención de tratamientos  y fines de los equipos multidisciplinares de médicos e investigadores que, día a día y con muchas dificultades, hacen ciencia en España.

El sello que se ha presentado es el homenaje y reconocimiento que CORREOS realiza a la Investigación  Biomédica , un trabajo del  que nos beneficiamos todos, tanto la personas enfermas como las sanas, pues gran parte de la investigación está dirigida a prevenir multitud de enfermedades. Asimismo, dicha emisión servirá de vehículo para acercar y divulgar esta actividad a la sociedad.

 

 

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. DE LA ENCICLOPEDIA LIBRE UNIVERSAL (I)

La Era de los descubrimientos o de las exploraciones fue un periodo histórico que comenzó a principios del siglo XV. Durante esta época, y gracias en gran medida a los diferentes descubrimientos y avances en navegación por árabes y chinos  que ya  habían circunnavegado África y recorrido las costas de Asia, África y el Mediterráneo, los navíos surcaron los mares del mundo en busca de nuevos socios y rutas comerciales  con los que contribuir al incipiente capitalismo europeo.  En esas exploraciones  encontraron naciones nuevas para ellos y cartografiaron territorios que no conocían. Algunos de los exploradores más famosos de esta era   son Cristóbal Colón, Vasco de Gama, Pedro Alvares Cabral , Juan de la Cosa, Juan Caboto , Juan Ponce de León,  Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano .

La navegación oceánica fue afrontada con medios precarios ya que no podían con precisión la longitud, de los cascos de madera, las naves eran atacadas  por teredos, la alimentación resultaba inadecuada para largas travesías, como también la higiene y las condiciones de vida a bordo e insanas. Sin embargo, impulsados por la economía, y para acrecentar territorios de imperios y naciones, aquellos hombres realizaron expediciones que ensancharon el mundo conocido.

El comercio tuvo mucho que ver con los orígenes de la era de las exploraciones. Se trataba de encontrar una ruta marítima hacia Asia para traer a Europa occidental las especias de Oriente, que hasta el momento llegaba por tierra, en caravanas que tenían que cruzar los territorios de los países árabes y turcos, y  cuyo comercio en Europa era prácticamente un monopolio de los mercaderes, italianos, fundamentalmente venecianos y genoveses.

Desde la Antigüedad se habían establecido dos rutas comerciales hacia el Oriente,  el Este una, marítima, que partía de Egipto, e Irak, y otra tercera, la Ruta de la Seda. La primera, estacional, aprovechaba los vientos monzones: entre abril y junio partían las naves  hacia Asia, desde Suez o Basora  navegando por el mar rojo o el golfo Pérsico, respectivamente, hasta el mar de Arabia donde el monzón del sudoeste –que sopla hacia tierra- las impulsaban hacia el océano Índico y mar de china. Unos meses después, entre Octubre y Diciembre, el monzón del nordeste –que sopla hacia el mar- facilitaba el retorno a los puertos de origen.

La Ruta de la Seda, vía terrestre, hundía sus raíces occidentales en las costas del Mediterráneo oriental principalmente –Alejandría, Damasco y Alepo-  y del mar Negro. Donde se intentaba desde Asia pasando por Bagdad y el sur del mar Caspio, recibiendo ramales de territorios interiores de hasta las proximidades del mar de Aral.  De Bujara , en el actual Uzbekistán, partía una derivación hacia Delhi y Agra en la India.  Más allá de Bajara  en Samarcanda, al norte del Palmar, la ruta de la seda se bifurcaba de nuevo: por el norte, hacías Alma Ata ¸por el Este, recorriendo toso el Asia central, y bordeando el Himalaya, alcanzaba la ciudad china  de Xian. Finalmente, desde aquí sendas vías terminaban en Pekín y Shanghái

El acceso a esa inmensa vía de comunicación con Oriente solía estar cerrado en manos musulmanas.  Alejandría, Alepo y Damasco eran un telón de acero infranqueable. Solo entre mediados de los siglos XIII y del XIV los europeos tuvieron libre acceso  a Catay  durante el apogeo del imperio tártaro de Kublai Khan anfitrión de Marco Polo.

Las vías comerciales existentes traían las codiciadas especias, pero también las encarecían extraordinariamente por los innumerables tributos que se pagaban al cruzar tan vastos territorios. Y esto sin contar con avatares políticos, o incluso el bandidaje. Urgía resolver el problema: encontrar una ruta hacia el poniente.

Además hubo una serie de mejora de las técnicas de navegación así como los avances en cartografía, navegación y y construcción naval. El logro técnico que posibilitó la aventura fue la invención de la carraca y posteriormente de la carabela en la a península ibérica. Estos barcos eran una combinación de modelos tradicionales de navíos árabes y europeos y fueron los primeros capaces de salir del apacible mar Mediterráneo para hacerlo con cierta seguridad en aguas abiertas del océano Atlántico.

La organización social de los reinos de la península ibérica determinaba una empresa así.  Las grandes familias tenían la institución del mayorazgo  (el hereu en Aragón) ‘por la que el primogénito heredaba las posesiones familiares. Los segundones podían dedicarse a la Iglesia o probar fortuna en la guerra con los moros en la que podían ganar honores y tierras con su esfuerzo. Al acabar la conquista se acabaron las tierras por conquistar, aunque se podía seguir la reconquista por el norte de África, la Hispania Nova de los romanos. Portugal terminó su reconquistan de que Castilla y se lanzó a establecer colonias en el norte de África como paso previo a seguir la ruta por el sur del continente. Aragón, también terminó antes que Castilla y se lanzó a buscar la ruta directamente por el Mediterráneo.

 

La Reina Isabel la Católica en su testamento encargó qué la reconquista siguiera por tierras del norte de África, por el descubrimiento de la ruta a las Indias por occidente (en realidad el continente americano)  cambió los planes de estos segundones y abrió posibilidades inesperadas para continuar el ímpetu conquistador d los ocho siglos anteriores.

EL MISSISSIPPI-MISSOURI.

 

En el siglo XVII, la inmensa llanura central de los Estados Unidos de América, no era más que tierra virgen, únicamente recorrida por algunas tribus de indios. Será preciso esperar hasta el fin del siglo XVIII para que sea conocido en toda su longitud uno de los tres mayores cursos de agua del mundo: el formado por el rio Mississippi y por su afluente el Missouri.

Corresponde a los franceses establecidos en la orilla norte del lago Michigan la gloria de esta exploración. En 1673, un comerciante aventurero, Joliet  y su compañero, el jesuita Marquette, partieron a la aventura para descubrir el gran rio, que los indígenas descendían hasta el oeste y hacia el sur, en dirección al Pacifico.

Remontaron con sus canoas el río Renard, hasta la confluencia de este con el Arkansas. Decepcionados por no poder alcanzar el “Gran Océano”, desanduvieron el camino por Illinois y hubieron de transportar sus canoas a través de las llanuras. Este ultimo itinerario fue seguido por Cavelier de la Salle, en 1679, para alcanzar tres años después, el delta del “padre de las aguas” en el golfo de México. En 1687, Cavelier dirigió una expedición organizada por Luis XIV y navegó Mississippi arriba desde el mar pero fue asesinado por sus compañeros antes de encontrar el paso.

En 1718, colonos franceses llegados de orillas del Loira, fundaron el golfo de México, en un lugar algo apartado del delta, la ciudad de Nueva Orleans. Hubo que esperar a 1794 para que un europeo, Truteau, alcanzara las fuentes del Missouri.