ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal. (VII) La Armada de Magallanes

De acuerdo con las Capitulaciones, la armada tendría dos capitanes generales, en pie de igualdad: Magallanes y Faleiro, el astrónomo, quien se encargaría de la construcción de los instrumentos náuticos necesarios y sobre todo, la espinosa cuestión de longitud.

Faleiro proponía tres formas de obtenerla: la latitud de la Luna, las conjunciones y oposiciones del sol y luna y la declinación de la aguja magnética. Sin que esté claro el porqué, Faleiro es apartado de la expedición y sustituido por Andrés de San Martin como cosmógrafo, que se valdrá de la segunda proposición de aquél para determinar la posición en alta mar, con resultados satisfactorios para la época.

Apartado Faleiro, el mando de la flota recae únicamente en Magallanes, el capitán general. Sin embargo, el frente de mayor de las naves, San Antonio, se pone a Juan de Cartagena, primo del obispo de Burgos, quien recibe además cédula de Veedor General y conjunta persona “adjunto” del portugués, con el encargo de velar por la buena marcha general de la expedición y de cuidar que no haya negligencias.

Semejante decisión, un tanto política, resulta envenenada, porque si bien Magallanes recibe todo el mando, Juan de Cartagena se ve con unas atribuciones de límites ambiguos e imprecisos. Ambos hombres se enfrentarán y con consecuencias muy graves.

Se aparejó una flota de cinco Naos, con una tripulación de 265 hombres: Trinidad-la capitana- San Antonio, Concepción, Victoria y Santiago. Desplazaban entre 144 toneladas-San Antonio-y 90 toneladas- Santiago. Se dotaron adecuadamente con armas, útiles diversos, mercaderías para trueques y bastimentos abundantes: bizcocho, vino, vinagre, pescado seco, tocino, habas, garbanzos, lentejas, harina, ajos, quesos, miel, almendras, anchoas, sardinas, pasas, ciruelas, higos, azúcar, membrillo, mostaza, alcaparras, arroz. Incluso se embarcaron seis vacas para disponer de leche fresca y como reserva de carne.

El coste total de la Armada de Magallanes ascendió a 8.751.125 maravedíes. Al amanecer del martes 20 de septiembre de 1519, Magallanes y sus hombres asisten a misa en Sanlúcar de Barrameda, e inmediatamente después parten.

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la enciclopedia Libre Universal (VI). Magallanes y el Paso

Magallanes había participado activamente en la colonización de la India y Malaca, filones que Vasco de Gama puso a disposición de Manuel I de Portugal el Afortunado. En el verano de 1513 es enviado por Manuel a Marruecos para limpiar las costas de piratas, allí resulta lisiado de una pierna en combate.

    REY MANUEL I DE PORTUGAL, EL AFORTUNADO

De nuevo en Portugal, se entrevista con el rey para solicitar un aumento de su sueldo, la consideración a sus servicios, lo que se le niega, decepcionado, se retira, pero permanece en suelo patrio durante un año más, frecuentando los barrios marineros y el archivo particular del rey, y traba amistad con un personaje que será importante en su futuro: Rui Faleiro, cartógrafo y astrónomo.

           RUI FALEIRO, CARTÓGRAFO Y ASTRÓNOMO

Desde tiempo atrás, Magallanes se ha ido convenciendo de la existencia de un paso por poniente a las Molucas, cruzando el mar del Sur. El tal paso, se había buscado con denuedo sin conseguirlo. Expedición tras expedición se topaba con la pared de tierra y roca que parecía inacabable, tanto que algunos cartógrafos imaginaban las tierras americanas extendidas hasta el Polo Sur.

 

Magallanes sabe que existe una comunicación entre ambos mares. Solo es cuestión de conseguir una flota. Y Faleiro lo apoya. El 20 de Octubre de 1517 llega a Sevilla con intención de ponerse al servicio de la corona española. Propone su plan ante la Casa de la Contratación, que sanciona a Carlos I el 22 de Marzo de 1518 en oportuna Capitulación. Se inicia una de las páginas más brillantes y emocionantes de la historia de las exploraciones marítimas.

El Rey Manuel, sabedor de lo que se prepara, trata de sabotear el viaje desde el primer momento, Portugal, que ha conquistado Malaca, ve peligrar el último y definitivo objetivo: las Molucas. Envía a su embajador Álvaro de Costa con instrucciones muy concretas al efecto. Pero ambos monarcas tienen mucho cuidado en salvar las apariencias, porque por aquellas fechas, Manuel I iba a casarse con Leonor de Austria, hermana del rey español, los intentos de Costa por emponzoñar la situación dieron con un Magallanes roqueño, y un Carlos I decidido a tomar la delantera en la empresa de La Especiería. Fue en vano.

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal. (V) Los recursos de Amérca y la vuelta al mundo)

 

 LOS RECURSOS DE AMÉRICA.

Lo primero de supo Europa del nuevo continente, fue la existencia de frutos desconocidos antes. Desde allí llegaron el tomate, la patata, el maíz, el pimiento, el chocolate, el tabaco y variedades de otros frutos conocidos en Europa. Ya en el siglo XVI, los gallegos y manchegos discutían sobre la calidad de las patatas cultivadas en sus tierras.

Una vez asegurada la conquista, los principales focos de interés fue el comercio de especias que hasta allí los había llevado, así como la explotación de otras como los metales preciosos, oro y plata.

LA VUELTA AL MUNDO.

De todos modos, las especias más apreciadas en Europa, no aparecían en el nuevo continente, la corona española siguió con sus miras puestas en las Indias Orientales, por ello, en 1519, año en el que Hernán Cortes desembarcaba en México, financió la expedición de marino portugués Fernando de Magallanes.

El objeto del viaje era encontrar las islas de las  Especias (Las Molucas) navegando hacia poniente para comercializar con ellas en beneficio de Castilla, dado que por el Tratado de Tordesillas correspondían a su zona de influencia. Magallanes había intentado antes que la expedición la financiase Portugal, pero respetuosos los portugueses del tratado, se negaron a ello.

8 DE MAYO DE 1547. CABOTO SE ADENTRA EN PARANÁ

Las especias eran quizás los artículos más codiciados durante la Edad Media, y principios de la era Moderna, que se utilizaban para conservar los alimentos y mejorar su sabor.

La razón principal de los primeros viajes de los descubridores portugueses y españoles era hallar una ruta directa hasta las regiones productoras de especias. Estas venían de Asia y su comercio era productivo., pero estaba monopolizado por los turcos y los venecianos.

En 1526, Carlos V llamó a sus servicios a Sebastián Caboto, un navegante veneciano muy experimentado, pues había acompañado a su padre en varias expediciones a las costas de América del Norte, donde había descubierto Terranova, a la que llamó tierra del bacalao. El emperador español le nombró piloto mayor y le ordenó que partiera en busca de un paso meridional hacia la India.

SELLOS DE JOHN CABOT , PADRE DE SEBASTIAN CABOT

Caboto se hizo a la mar, pero a la altura de Cabo Verde decidió cambiar el rumbo y dirigirse a América. Caboto que había oído hablar del Rio de la Plata y de sus riquezas, prefería sólidos metales apreciados y valiosos por si mismos que las especias, mercancías que al fin y al cabo, debían cambiarse por dinero. Abandonó en una isla a dos de sus hombres que se habían opuesto al cambio de ruta y el 8 de mayo de 1527, penetró en el rio Paraná. Remontó este rio y exploró el rio Paraguay, pues según informaciones que había recogido, aguas arriba hallaría la Sierra de la Plata y las tierras del rey blanco.

Caboto no halló las riquezas que buscaba, ya que la sierra y el reino no eran más que fantásticas noticias, deformadas por la distancia y la imaginación de los primeros descubridores. El navegante, por su desobediencia, fue sometido a juicio y condenado, aunque Carlos V le perdonó en gracia a sus demostrados meritos como piloto y geógrafo. Es autor de un mapamundi muy valioso.

También ocurrió en ese día:

  1. La erupción de la Montaña Pelada, en la Isla Martinica causa 30.000 víctimas.
  1. Capitulación de las fuerzas alemanas en   Reims.

                       (Fuente Argos)

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. DE LA ENCICLOPEDIA LIBRE UNIVERSAL (IV). Descubrimiento e inicio de la Conquista de América

El Reino de Castilla compite con  Portugal, pero empezando sus exploraciones del Atlántico con retraso respecto a los lusos: hasta finales del siglo XV los exploradores castellanos no entrarían en competencia directa con sus vecinos peninsulares. El primer enfrentamiento fue por las Islas Canarias, que Castilla acabaría obteniendo en el Tratado de Alcaçovas.

Por otro lado, la marina castellana, la más importante en la Europa de esa época, estaba dedicada al esfuerzo bélico contra el islám en  la península. Una vez terminada la Reconquista, Castilla pudo dedicar su Armada  a la búsqueda de nuevas colonias y rutas coloniales ultramarinas. En 1492 los Reyes Católicos deciden firmar la expedición de Cristóbal Colón  con la esperanza de encontrar una ruta que llegase al Océano Índico navegando hacia el este, buscando una alternativa a ruta de las especias y cumpliendo con el Tratado de Alcaçóvas, que reservaba a Portugal el camino por el Sur de África.

Colon no llego a Asia, sino que descubrió sin saberlo un Nuevo Mundo, el continente de América, conocido el nuevo camino a las Indias, la delimitación de las áreas de influencia de España y Portugal pasó a ser un asunto comprometido que acabó resolviéndose con la intervención del Papa en 1494 y la firma de un nuevo tratado en Tordesillas, que repartió de nuevo  el mundo entre las dos potencias ibéricas.

Los portugueses recibieron todo el territorio no europeo que se encontraba  al este del meridiano que pasaba a 270 leguas al oeste de las Islas de Cabo Verde. Esto ponía en sus manos África. Asia y parte oriental de Sudamérica (el extremo de Brasil).

Los castellanos recibieron los territorios que se encontraban al occidente de ese meridiano.-tierras prácticamente desconocidas hasta ese momento-principalmente la zona occidental del Continente Americano así como algunas del Océano Pacifico.

Al principio, Colón y otros exploradores españoles quedaron decepcionados por el resultado económico de sus descubrimientos. A diferencia de África o Asia, los habitantes de las islas del Caribe no tenían mucho que comerciar con los barcos españoles. Pero al explorar el continente España halló nuevas mercancías para entrar en los mercados de Europa, compitiendo con portugueses e italianos: nuevas especias (vainilla y la llamada pimienta de Jamaica) o la cochinilla, que da un apreciado tinte. Cuando el comercio con España de este insecto se volvió corriente, los piratas ingleses u holandeses, que buscaban principalmente oro, tiraban los cargamentos al mar, desconocedores de su valor comercial.

En el interior de América, los españoles encontraron imperios  que eran tan extensos  y estaban tan poblados como los de Europa. Su conquista fue relativamente sencilla gracias a la habilidad negociadora de los conquistadores con los pueblos sojuzgados por dichos imperios y en parte, por algunas pandemias que su llegada había desatado. Lograron hacerse con su control con algunos grupos de hombres audaces y con suficiente habilidad diplomática como para convencer a los sojuzgados por los imperios nativos que iban  a liberarlos.

EL PASO DEL NOROESTE

Durante  tres siglos, los navegantes europeos se esforzaron por descubrir pasos que permitieran rodear, tanto en el sur como en el norte, la larga barrera que forma América entre el Atlántico  y el Pacífico.

En el Sur, Magallanes encontró un primer paso en 1520, pero para atravesarlo era preciso navegar hasta los hielos antárticos ¿Qué no existía en el norte un itinerario más corto? Los exploradores se lanzaron a la búsqueda de ese “paso noroeste” Ya en 1523, el toscano Verrazano, navegó hacia el norte y casi alcanzó San Lorenzo.

Jacques Cartier, en 1535 y más tarde en 1608, Samuel Champlain, remontan eses gran rio, con la esperanza de que se trate del buen camino hacia las Indias, sin embargo, solo descubren lagos, no la mar, así pues, es preciso ir todavía más al norte.

Esto es lo que hizo Hudson, en 1610, pero abandonado por sus hombres, el navegante desapareció en la inmensa bahía que actualmente lleva su nombre. En 1616, Baffin, tras la exploración de una bahía situada más al norte todavía, cree que es imposible encontrar un paso. Otros intentos se hacen desde el oeste hacia en este, pero todo es en vano.

En 1822, los hermanos Ross, sobrepasan la bahía de Hudson y en 1850, Mac Leere alcanza la Tierra de Victoria, cumpliendo así la mitad del trayecto, al fin, se tiene la certeza de que existe una vía marítima al norte del continente americano.

A continuación y después de un largo viaje, del 1903 a 1906 y después de penosos inviernos en los hielos polares, en noruego Roald Amundsen, en un pequeño velero de 22 metros, el Gja, con seis compañeros alcanza por fin el puerto de Nome en Alaska, en el estrecho de Bering, fue el primero en utilizar el paso del Noroeste.

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal (III). LAS EXPLORACIONES PORTUGUESAS

El mítico Oriente sólo pido volver al pensamiento de los europea una vez que se inventaron en la península Ibérica la carraca y posteriormente la carabela. Este afán explorador se debe a una serie de causas. La más probable la búsqueda de nuevas rutas para el comercio de especias sin depender de las caravanas terrestres que cruzaban Asia, donde las cambiantes condiciones políticas podían interrumpir en cualquier momento el suministro.

Los monetaristas sostienen que el motivo principal que dio inicio a la Era de las Exploraciones fue la grave reducción de la cantidad de de metales preciosos que existía en Europa. La economía europea dependía de la circulación de moneda de oro y plata pero su escasez había sumido a Europa en la recesión.

Otro de los factores fue la prolongada guerra de la Reconquista contra los estados musulmanes de la península Ibérica. Para los cristianos hispánicos era vital para la supervivencia poder sobrepasar la esfera territorial de los estados islámicos. Al mismo tiempo, aprendieron mucho de sus vecinos árabes.

En la carraca y la carabela introdujeron el uso de la vela latina, empleada por los árabes, mejorando la maniobrabilidad de los barcos. También a través de los árabes, se redescubrió la obra de los geógrafos griegos de la antigüedad, dando por primera vez a los europeos una idea aproximada del contorno de África y Asia.

La primera gran oleada de expediciones fue enviada por Portugal bajo el mandato de Enrique el Navegante, internándose en pleno Océano Atlántico se descubrieron las Islas de Madeira en 1419 y posteriormente la Azores en 1427, convirtiéndose ambas en colonias portuguesas.

Durante siglos las únicas las únicas rutas comerciales entre África  Occidental y el mundo del Mediterráneo cruzaban el desierto del Sahara. Estas rutas estaban controladas por los estados musulmanes del norte de África, viejos rivales de Portugal. Los portugueses esperaban comerciar directamente con África Occidental por la vía marítima, evitando así los territorios islámicos. Los navegantes portugueses progresaban lentamente pero con seguridad, consiguiendo cada año avanzar algo más hacia el sur. En 1434 se salvó definitivamente el obstáculo que suponía el cabo Bojador.

En el lapso de dos décadas se había vencido la barrera del Sahara y dio comienzo el comercio del oro y esclavos en lo que hoy es Senegal. El avance continuó mientras se construían fuertes en la Mina y Santo Tomé y Príncipe se convertía en la primera colonia productora de azúcar.

En 1482 una expedición al mando de Diego Cao entro en contacto con el reino del Congo. El hito decisivo tuvo lugar en 1487, cuando Bartolomé Días doblo y bautizó el cabo de Buena Esperanza, demostrando que era posible alcanzar el Océano Indico. En 1498 Vasco de Gama cumplía ese designio, llegando a la India. La ruta del la Seda no era ya imprescindible para acceder a los mercados orientales.

 

 

EL PASO DEL NORESTE

 

El océano Glacial Ártico, es poco acogedor. Este fue el motivo de que fracasaran numerosos intentos de pasar del Océano al Atlántico al Pacifico por esta vía. Hubo de esperar hasta el siglo XVIII para que fuera descubierto el “paso del Nordeste” el cual no fue utilizado con éxito hasta el siglo XIX, siendo un intrépido sueco el artífice de tal proeza.

 

 

Hacia el año 870, el noruego Othere dobló el cabo norte, atravesó el mar Blanco y alcanzó la desembocadura de la Divina. En 1555, los ingleses alcanzaron la isla de Nueva Zembla. Algunos años más tarde, Guillerme Barents.Después de descubrir el Spitzberg, llegó al mar de Kara, pero al regreso murió agotado de fatiga. El Extremo Oriente y el continente americano parecían inaccesibles por esta vía.

El Zar Pedro el Grande quiso comprobarlo. En 1725 confió al danés Vitus Bering la peligrosa misión de intentarlo. En 1728, después de bordear Asia del Norte, navega hacia el Sur, pero por desgracia las brumas le impidieron ver la costa americana. Pero ha probado que el paso existe y que Asia está separada de América.

Murió en 1741, sus restos descansan en la isla de Avatcha, convertida en la isla de Bering, en el estrecho del mismo nombre.

El primer viaje completo lo efectuó el sueco Nordensköld. Partió de Noruega en 1878, en la Vega, bordeó la costa del Océano Ártico y bloqueado por los hielos en el momento de entrar en el estrecho de Bering, decidió invernar.

El 2 de septiembre de 1879, su barco alcanzó Yokohama en Japón. Después los rusos se esforzaron por mantener una ruta a través de los bancos de hielo, con la ayuda de potentes rompehielos.

 

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. DE LA ENCICLOPEDIA LIBRE UNIVERSAL (I)

La Era de los descubrimientos o de las exploraciones fue un periodo histórico que comenzó a principios del siglo XV. Durante esta época, y gracias en gran medida a los diferentes descubrimientos y avances en navegación por árabes y chinos  que ya  habían circunnavegado África y recorrido las costas de Asia, África y el Mediterráneo, los navíos surcaron los mares del mundo en busca de nuevos socios y rutas comerciales  con los que contribuir al incipiente capitalismo europeo.  En esas exploraciones  encontraron naciones nuevas para ellos y cartografiaron territorios que no conocían. Algunos de los exploradores más famosos de esta era   son Cristóbal Colón, Vasco de Gama, Pedro Alvares Cabral , Juan de la Cosa, Juan Caboto , Juan Ponce de León,  Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano .

La navegación oceánica fue afrontada con medios precarios ya que no podían con precisión la longitud, de los cascos de madera, las naves eran atacadas  por teredos, la alimentación resultaba inadecuada para largas travesías, como también la higiene y las condiciones de vida a bordo e insanas. Sin embargo, impulsados por la economía, y para acrecentar territorios de imperios y naciones, aquellos hombres realizaron expediciones que ensancharon el mundo conocido.

El comercio tuvo mucho que ver con los orígenes de la era de las exploraciones. Se trataba de encontrar una ruta marítima hacia Asia para traer a Europa occidental las especias de Oriente, que hasta el momento llegaba por tierra, en caravanas que tenían que cruzar los territorios de los países árabes y turcos, y  cuyo comercio en Europa era prácticamente un monopolio de los mercaderes, italianos, fundamentalmente venecianos y genoveses.

Desde la Antigüedad se habían establecido dos rutas comerciales hacia el Oriente,  el Este una, marítima, que partía de Egipto, e Irak, y otra tercera, la Ruta de la Seda. La primera, estacional, aprovechaba los vientos monzones: entre abril y junio partían las naves  hacia Asia, desde Suez o Basora  navegando por el mar rojo o el golfo Pérsico, respectivamente, hasta el mar de Arabia donde el monzón del sudoeste –que sopla hacia tierra- las impulsaban hacia el océano Índico y mar de china. Unos meses después, entre Octubre y Diciembre, el monzón del nordeste –que sopla hacia el mar- facilitaba el retorno a los puertos de origen.

La Ruta de la Seda, vía terrestre, hundía sus raíces occidentales en las costas del Mediterráneo oriental principalmente –Alejandría, Damasco y Alepo-  y del mar Negro. Donde se intentaba desde Asia pasando por Bagdad y el sur del mar Caspio, recibiendo ramales de territorios interiores de hasta las proximidades del mar de Aral.  De Bujara , en el actual Uzbekistán, partía una derivación hacia Delhi y Agra en la India.  Más allá de Bajara  en Samarcanda, al norte del Palmar, la ruta de la seda se bifurcaba de nuevo: por el norte, hacías Alma Ata ¸por el Este, recorriendo toso el Asia central, y bordeando el Himalaya, alcanzaba la ciudad china  de Xian. Finalmente, desde aquí sendas vías terminaban en Pekín y Shanghái

El acceso a esa inmensa vía de comunicación con Oriente solía estar cerrado en manos musulmanas.  Alejandría, Alepo y Damasco eran un telón de acero infranqueable. Solo entre mediados de los siglos XIII y del XIV los europeos tuvieron libre acceso  a Catay  durante el apogeo del imperio tártaro de Kublai Khan anfitrión de Marco Polo.

Las vías comerciales existentes traían las codiciadas especias, pero también las encarecían extraordinariamente por los innumerables tributos que se pagaban al cruzar tan vastos territorios. Y esto sin contar con avatares políticos, o incluso el bandidaje. Urgía resolver el problema: encontrar una ruta hacia el poniente.

Además hubo una serie de mejora de las técnicas de navegación así como los avances en cartografía, navegación y y construcción naval. El logro técnico que posibilitó la aventura fue la invención de la carraca y posteriormente de la carabela en la a península ibérica. Estos barcos eran una combinación de modelos tradicionales de navíos árabes y europeos y fueron los primeros capaces de salir del apacible mar Mediterráneo para hacerlo con cierta seguridad en aguas abiertas del océano Atlántico.

La organización social de los reinos de la península ibérica determinaba una empresa así.  Las grandes familias tenían la institución del mayorazgo  (el hereu en Aragón) ‘por la que el primogénito heredaba las posesiones familiares. Los segundones podían dedicarse a la Iglesia o probar fortuna en la guerra con los moros en la que podían ganar honores y tierras con su esfuerzo. Al acabar la conquista se acabaron las tierras por conquistar, aunque se podía seguir la reconquista por el norte de África, la Hispania Nova de los romanos. Portugal terminó su reconquistan de que Castilla y se lanzó a establecer colonias en el norte de África como paso previo a seguir la ruta por el sur del continente. Aragón, también terminó antes que Castilla y se lanzó a buscar la ruta directamente por el Mediterráneo.

 

La Reina Isabel la Católica en su testamento encargó qué la reconquista siguiera por tierras del norte de África, por el descubrimiento de la ruta a las Indias por occidente (en realidad el continente americano)  cambió los planes de estos segundones y abrió posibilidades inesperadas para continuar el ímpetu conquistador d los ocho siglos anteriores.

EL MISSISSIPPI-MISSOURI.

 

En el siglo XVII, la inmensa llanura central de los Estados Unidos de América, no era más que tierra virgen, únicamente recorrida por algunas tribus de indios. Será preciso esperar hasta el fin del siglo XVIII para que sea conocido en toda su longitud uno de los tres mayores cursos de agua del mundo: el formado por el rio Mississippi y por su afluente el Missouri.

Corresponde a los franceses establecidos en la orilla norte del lago Michigan la gloria de esta exploración. En 1673, un comerciante aventurero, Joliet  y su compañero, el jesuita Marquette, partieron a la aventura para descubrir el gran rio, que los indígenas descendían hasta el oeste y hacia el sur, en dirección al Pacifico.

Remontaron con sus canoas el río Renard, hasta la confluencia de este con el Arkansas. Decepcionados por no poder alcanzar el “Gran Océano”, desanduvieron el camino por Illinois y hubieron de transportar sus canoas a través de las llanuras. Este ultimo itinerario fue seguido por Cavelier de la Salle, en 1679, para alcanzar tres años después, el delta del “padre de las aguas” en el golfo de México. En 1687, Cavelier dirigió una expedición organizada por Luis XIV y navegó Mississippi arriba desde el mar pero fue asesinado por sus compañeros antes de encontrar el paso.

En 1718, colonos franceses llegados de orillas del Loira, fundaron el golfo de México, en un lugar algo apartado del delta, la ciudad de Nueva Orleans. Hubo que esperar a 1794 para que un europeo, Truteau, alcanzara las fuentes del Missouri.

AMÉRICA

América, ya había sido descubierta y olvidada por los europeos cuando en 1492, Cristóbal Colón abordó sus costas. Las confundió con la de las Indias y China, pues buscaba el camino que condujera por el oeste, a través del Atlántico, a esos países.

Mientras que los hombres se multiplicaban en Europa y Asia desde hacia cientos de miles de años, parece que por el contrario, el continente americano permaneció durante mucho tiempo deshabitado. Ahora bien, hará unos cuarenta mil años, un importante censo de nivel de los océanos transformó la cadena de islas que se extiende desde Alaska a Siberia en un verdadero istmo.

Los hombres procedentes de Asia se aventuraron poco a poco hacia el este por esa tierra y ocuparon por primera vez, el nuevo continente. Estas poblaciones asiáticas son antepasados de los indios americanos. Superados de su viejo mundo por un hundimiento del istmo, estos hombres fundaron las grandes civilizaciones azteca e inca.

El primer descubrimiento de América, fue obra de marinos noruegos, los vikingos. Hacia 981, uno de sus jefes, Erik el Rojo se estableció en la gran y fría isla de Groenlandia (el país verde).

Su hijo Leiv el Dichoso, llegó al continente americano por la bahía de San Lorenzo y bautizó esta región con el nombre de Vinlandia, debido a la presencia de viñedos. Esta expedición fue olvidada por completo durante cinco siglos.

El 12 de octubre de 1492 se celebraría el quinto centenario del segundo descubrimiento de América, realizado por Cristóbal Colon, el cual desembarcó de su carabela cerca del las Antillas, tocó tierra en las costas de las Bahamas el 12 de octubre de 1492.

LA ARQUITECTURA.

 

La arquitectura es el arte de proyectar y construir los edificios. Es una ciencia que se remonta a la prehistoria. En Tanzania se ha descubierto una construcción circular de piedra, pensada y realizada hará unos 2.000.000 de años.

Al arquitecto no se le conoce con este término hasta 1495, a partir del Renacimiento y como consecuencia de las guerras de Italia. Este nombre se aplicó a los profesionales que durante la Edad Media dirigían el conjunto de los trabajos de albañilería y que eran conocidos con el bonito nombre de maestro de obra o maestro albañil.

Hasta el siglo XVIII no se estableció la diferencia entre arquitecto, que es quien concibe el proyecto y el contratista que quien lo realiza.

Uniendo técnica y estética según la función del edificio, el arquitecto no solo ha construido la pirámide, el templo y la catedral, sino también la villa romana, el castillo, el palacio, el hospital o las estaciones, terminales aéreas.

Grandes arquitectos fueron Rosselino, Bramante, Maderno y Miguel Ángel, que construyeron San Pedro de Roma, (entre 1450 y 1629) Le Roy Le Vau, Mansart y Orbay, autores de Versalles (construido entre 1661 y 1682).

Nouguier, Koechin y Eiffel, autor de la torre Eiffel (1887-1889) algunas veces, los arquitectos se han convertido en urbanistas, en lugar de proyectar un edificio en particular, proyectan una ciudad entera.

Demócrates trazó los planos de Alejandría. La arquitectura en España, Gaudí es el padre del modernismo y Sert, uno de los mayores vanguardistas  (“Fundación Miró”) .

En Hispanoamérica, sobresalen en Venezuela, el funcionalista Vegas Pacheco, y en México, el organicista C. Lazo, autor del proyecto de la ciudad universitaria.

LA EXPEDICION DE MAGALLANES Y ELCANO

La misma ocupa un lugar preeminente en la historia el descubrimiento y en la Historia Universal. Como me gustaría añadir otro nombre, me van a permitir exponer una explicación. No hace  mucho tuve la oportunidad de leer el discurso de la persona que obtuvo el Premio Nobel de Literatura en : Gabriel García Márquez. La pieza oratoria se titulaba así: La soledad de América Latina.  Por su interés me siento obligado a incluir una parte de su texto en mi blog.

Antonio Pigafetta.  Un navegante florentino que acompañó a Magallanes en el primer viaje alrededor del mundo, escribió a su paso por nuestra América meridional una crónica que sin embargo parece una aventura de la imaginación. Contó que había visto cerdos con el ombligo en el lomo, y unos pájaros sin patas cuyas hembras empollaban en las espaldas del macho y otros como alcatraces sin lengua cuyos picos parecían una cuchara. Contó que había visto un engendro animal, con cabeza y orejas de mula, cuerpo de camello, pata de ciervo y relincho de caballo. Contó que al primer nativo que encontraron en la Patagonia le pusieron enfrente de un espejo, y aquel gigante enardecido perdió el uso de la razón por el pavor de su propia imagen.

Este libro breve y fascinante, en el cual ya vislumbre los gérmenes de nuestras novelas de hoy, no es ni mucho menos el testimonio más asombroso de nuestra realidad de aquellos tiempos. Los Cronistas de Indias nos legaron otros incontables. Eldorado, nuestro país ilusorio tan codiciado, figuró en mapas numerosos durante largos años, cambiando de lugar y de forma según la fantasía de los cartógrafos. 

filipinas-estatua-de-la-fortaleza-de-san-pedro-antonio-pigafetta-cebu-visayas-afx0xn En busca de la fuente de la Eterna Juventud, el mítico Alvar Núñez Cabeza de Vaca exploró durante ocho años el norte de México en una expedición venática cuyos miembros se comieron unos a otros y solo llegaron cinco de los 6oo que la emprendieron uno de los tantos misterios que nunca fueron descifrados, es el de las once mil mula de carga con cien libras de oro de oro cada una, que un día salieron de Cuzco para pagar el rescate de Atahualpa y nunca llegaron a su destino.

Más tarde, durante la colonia, se vendían en Cartagena de Indias unas gallinas criadas en tierras de aluvión, en cuyas mollejas se encontraban pepitas de oro. Este delirio áureo de nuestros fundadores nos persiguió hasta hace poco tiempo. Apena en el siglo pasado la misión alemán de estudiar la constitución de un ferrocarril interoceánico en el istmo de Panamá, concluyó que el proyecto era viable con la condición de que los rieles no se hicieran de hierro, que era un metal escaso en la región, sino que se hicieran de oro.

La independencia del dominio español no nos puso  a salvo de la dependencia. El general Antonio López de Santana, que fue tres  veces dictador de México, hizo  enterrar con funerales magnífico la pierna derecha que había perdido en la llamada guerra de los Pasteles.”

Como el texto completo del discurso de García Márquez ocupa 10 folios y yo llevo copiados 2 y estamos en un blog, quiere decir que llegado a este punto me veo obligado a darlo por terminado a pesar de su interés.

 

 

AMUNDSEN.

Roald Amundsen fue un explorador noruego, nacido en Borge (Noruega) en 1872 y murió en el Ártico en 1928. El primer hombre que llego al Polo Sur. Amundsen quería descubrir el paso del noroeste, entre el Atlántico y el Pacifico, en el extremo norte del continente americano.

Ayudado por Nansen , embarcó con seis compañeros en Oslo en junio de 1903 y el 30 de agosto de 1906 arribó al puerto de Nome, en Alaska, después de tres años de sufrimiento inhumanos en las heladas llanuras del Gran Norte, había logrado su objetivo Amundsen se propuso llegar al Polo Sur: el 14 de diciembre de 1911, con temperaturas inferiores a los -50ºC en la ventisca, la bandera noruega fue clavada en el Polo Sur. El explorador desapareció el 18 de junio de 1928, junto con el pasaje del hidroavión Latham, cuando iba a socorrer a la expedición Nobile, perdida en el Ártico.

DUMONT D´URVILLE.

 

Jules Sébastien Cesar Dumont  D´urville, navegante francés, nacido en Calvados (Francia) en 1790 y muerto en Meudon (Francia) en 1842. Encontró los restos de la expedición de La Pérousse y halló la Venus de Milo.

En 1826, Dumont d´Urville aparejo el Astrolabe con la misión de encontrar la desaparecida expedición de La Pérousse. Al llegar las Nuevas Hébridas , los nativos se mostraron reticentes a informarle, pero finalmente seducidos por “exóticos” regalos, condujeron a los franceses al lugar en el que naufragaron las dos fragatas del infortunado La Pérousse.

El Astrolabe, prosiguió la vuelta al mundo y Dumont elaboro una serie de mapas que cambiaron la idea que se tenía acerca de la hidrografía de los océanos, también aprovechó el viaje para recoger miles de muestras de plantas y minerales, superando todo lo que anteriormente se había coleccionado.

Dumont D´Urville realizó otras expediciones a las regiones australes y al mediterráneo oriental. De esta ultima trajo a Europa la famosa Venus de Milo. Este explorador incansable murió el 8 de mayo de 1842 victima de la primera catástrofe de ferrocarril, en el trayecto Paris-Versalles.

Fuente: Enciclopedia Argos

BRASIL. ESTADO DE MARANHAO. (X)

(En español Marañón) es uno de los veintiséis estados que, junto con el distrito Federal, forman la Republica Federativa del Brasil. Su capital es San Luis de Marañón.

Está ubicado en la región Nordeste del país. Limita al norte con el océano Atlántico, al este con Piauí, al sur con Tocantins y al oeste con Pará. Con unos 332.000 km2 es el octavo estado más extenso, por detrás de Amazonas, Pará, Mato Grosso, Minas Generales, Bahía, Mato Grosso del Sur y Goiás.

Otras ciudades importantes, aparte de la capital, son Emperatriz, Timón, Cajías, Azailandia, Codó, Santa Inés, Bacabal, y Balsas. En su territorio se encuentra el centro de Lanzamiento de Alcántara.

HEINRICH BARTH.

Heinrich Barth, fue un explorador y geógrafo alemán, nacido en Hamburgo en 1821 y muerto en Berlín en 1865. Fue el primer europeo que llego a Tombuctú.

Barth, participo en la expedición dirigida por Richardson y Overweg, que tenía por objeto reconocer las orillas del lago Chad, en el Sahara. Lograron su propósito, pero Richardson y Overweg murieron en la empresa. Barth siguió viajando por su cuenta y consiguió llegar a Tombuctú.

Importante centro comercial junto a Níger. Era el primer europeo que entraba en el. Merced a la protección de un señor árabe, vivió durante seis meses prácticamente oculto en aquella ciudad donde los extranjeros eran odiados y pudo dedicarse a escribir.

De regreso a Europa, recogió sus observaciones en la obra “Viajes y Descubrimientos en África Septentrional y Central” que reveló al mundo unos extensos territorios antes desconocidos.

fuente: Enciclopedia Argos

ISABEL BARRETO. LA PRIMERA MUJER ALMIRANTE DEL SIGLO XVI

El día 15 de julio de 1595, una expedición formada por cuatro navíos y más de 350 personas partió del puerto El Callao, en el Perú. A bordo de la nave Capitana, comandada por el navegante español Alvaro de Mendaña,  y pese a la oposición frontal de la mayoría de la marinería viajaba un reducido grupo de mujeres.  Entre ellas se encontraba Isabel Barreto , la esposa del capitán, quien seguramente  no pudo pudo imaginar el destino que aquel viaje le tenía reservado.

De Isabel Barreto se sabe poco, antes de esta expedición,  había nacido alrededor de del año 1567 en Pontevedra, seguramente en el seno de una familia noble.   Las distintas fuentes especulan con la identidad de sus progenitores.  Hay quien afirma que su padre fue Francisco Barreto, marinero de origen portugués y gobernador de la india portuguesa mientras otros historiadores creen que podría haber sido Nuño Rodriguez Barreto, el conquistador del Perú.  Lo que sí parece cierto es que siendo aun una niña viajase hasta Perú con su familia quizá como parte del séquito que acompañaba al nuevo virrey de Nueva Castilla Don García Hurtado de Mendoza, y a su esposa Teresa de Castro.

En Perú conocería a su futuro marido, Alvaro de Mendaña, un explorador de origen leonés  que jugaría un destacado papel en la historia de los descubrimientos.  Se cree que estaba al borde de la ruina cuando     contrajo matrimonio con Isabel, y que remontó a partir de este momento.  En lo que concierne a nuestro personaje, el suceso que la catapultaría a la historia, no tendría lugar hasta ese año de 1995, cuando Álvaro de Mendoza decidió o poner en  marcha una nueva expedición para poblar la las islas Salomón, que él mismo  había descubierto algunos años antes.  El viaje por mar agudizó las diferencias existentes entre Isabel, la esposa del capitán y Pedro Fernández de Quirós, uno de los más firmes opositores a la presencia de mujeres en el barco.

Apenas cuatro meses después de zarpar, Álvaro de Mendoza contrajo la malaria.  En su lecho de muerte nombró a su esposa, gobernadora en tierra, y, a su cuñado, Lorenzo Barreto, hermano de Isabel, almirante de la expedición.  El rey Felipe II le había otorgado la capacidad de hacer nombramientos, según dispusiera .  La sorpresa de la tripulación fue mayúscula cuando, a los pocos días, y tras el trágico fallecimiento de Lorenzo, Isabel se convirtiera en la única persona al mando, tanto en el mar, como con posterioridad en la tierra, ño que l convertirá en Almirante, Adelantada del mar Océano, título que por primera vez en la historia lo ostentaba una mujer .

“Fue la mujer almirante en la historia de España en tiempos de Felipe II”, escribía la autora Cristina Morató en su libro “Viajeras intrépidas y Aventureras” –una mujer valiente y de armas tomar  a la altura de Magallanes y Orellana”-No debió ser fácil hacerse con el mando de la expedición “La situación en la que se encontraba la tripulación era deplorable,apenas había agua ni comida, la mayoría estaban enfermos y no pasaba un día sin que se echara al mar tres o cuatro cadáveres – advierte la escritora.

Su primera prueba de fuego tuvo lugar en el puerto de Paita, en Perú, del que la expedición tuvo que escapar a toda prisa a consecuencia de una rebelión de los indígenas, que deseaban vengar la muerte de su caudillo, Malope, muerto a manos de os españoles. Tras una accidentada travesía, Isabel arribó al puerto de Manila, en las Islas Filipinas, en febrero del año siguiente. Ese mismo año contraería de nuevo matrimonio con Fernando de Castro, con el que emprendió una nueva expedición rumbo a México y a Argentina.

Algunos historiadores cifran su fallecimiento en 1610 y otros en 1612. Unos afirman que se encuentra enterrada en Castrovirreyna, y otros que regresó a Galicia. Lo que si parece claro es que trató de reclamar los derechos que le correspondían como gobernadora de las Islas Salomón, las islas que había descubierto su marido y que había puesto bajo su mando. Sin embargo, su eterno amigo a bordo, Quirós se le había adelantado, logrando del rey Felipe II, una real cédula que le daba derecho a cristianizar las Islas Salomón, anulando así el título que Isabel había recibido de su primer marido.

Tachada por muchos de déspota y dominante, parece que no le temblaba el pulso al ordenar la ejecución de cualquier miembro de la tripulación que pusiera en duda su poder. La historia le retrata como cruel y caprichosa, y hay constancia de los ahorcamientos que mandó llevar a cabo a bordo en aplicación de su estricto sentido de la Justicia. En su libro, Cristina Morato, la define, sin embargo, como una mujer culta, que tuvo que abrirse camino, sobre la marcha en el duro mundo de la navegación, dominado por los hombres, “Su esposo antes de morir la nombró Adelantada y Gobernadora porque no dudaba de sus capacidades”, afirma Morató.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LEGAZPI.

 

Miguel López de Legazpi, navegante y conquistador español, nacido en Zumárraga (España) hacia 1510 y murió en Manila en 1572. Conquisto y colonizo las Filipinas.

Fray Andrés de Urdaneta, geógrafo, organizo la expedición destinada a implantar el dominio español en las Filipinas, expedición cuyo mando recayó en su tío, Miguel López de Legazpi, la empresa tuvo buen éxito, a pesar de los choques con Portugal, que aspiraba a las mismas tierras. En 1569, Legazpi fue nombrado gobernador y capitán general del archipiélago. A él se debe la colonización de las islas y la fundación de Manila.

Fomento el comercio con China, este es el origen de la numerosa población China de Manila, en cuyo activo puerto atracaban los juncos de los comerciantes. Legazpi fue un hombre honesto que no se enriqueció con la conquista y procuro evitar que esta tuviese carácter sangriento.

FUENTE: ENCICLOPEDIA ARGOS

ERIK EL ROJO.

 

Erik el Navegante, llamado Erik el Rojo. Explorador Vikingo, nacido en Jaeren (Noruega) hacia 940 y muerto en Groenlandia en 1010. Llego a las costas de América cinco siglos antes que Colon.

Erik tuvo que abandonar su tierra natal en compañía de su padre, que había cometido un asesinato, este crimen le valió su sobrenombre, el rojo, padre e hijo fueron a refugiarse a Islandia, donde los pescadores les explicaron que hacia el oeste encontrarían nuevas islas.

Decidido a descubrirlas, Erik llego, hacia 985, el extremo sur de una tierra helada a la cual llamó Groenlandia o Tierra Verde, para que este nombre ejerciera atracción sobre los posibles colonos. Hacia el año 1000, los marinos-colonos partieron de Groenlandia y llegaron a la actual Bahía de Labrador, a la cual bautizaron Vinland o Tierra de Viña, una tierra inhóspita, mal conocida y pronto olvidada

FUENTE: ENCICLOPEDIA ARGOS