7 DE MAYO DE 1833. NACIMIENTO DE BRAHMS.

Johannes Brahms, que nació el 7 de mayo de 1833, vivió sus primeros años en una humilde casa de Hamburgo, el gran puerto  alemán. Su padre era un músico mediocre y su madre realizaba trabajos de costura, trabajos bastante mal remunerados por cierto.

Brahms, detestaba estudiar, pero mostraba cierta aptitud para la música. Era un niño cuando empezó a componer pequeñas melodías y como ignoraba el solfeo, invento un sistema de notación que permitía escribir y por tanto conservar la música que componía.

A los diez años de edad, el muchacho ganaba algún dinero tocando el piano en las tabernas del puesto. En 1853, Brahms fue recibido en Weimar por Liszt, el cual lo animó. Poco después se presentó a Robert Schumann, en Düsseldorf, Schumann se entusiasmó con su música y le ofreció hospitalidad y le puso en contacto con su primer editor.

Tras la muerte de Schumann, Brahms se convirtió en maestro de capilla en Hannover y en director del coro en Hamburgo. En 1862, se estableció definitivamente en Viena, donde produjo obras maestras en todos los géneros musicales: piezas para piano, como para las danzas húngaras, música de cámara para orquesta y vocal, además de cantos religiosos y profanos, y el Réquiem alemán, la música le proporcionó una considerable fortuna.

Pero este infatigable trabajador vivió muy modestamente, a su muerte, ocurrida el 3 de abril de 1897, el genio del pequeño músico pobre de Hamburgo era conocido en toda Europa. La fama de Brahms ha ido creciendo y consolidándose en el tiempo y hoy, su nombre figura, con todo merecimiento, en todos los programas de conciertos del mundo.

           También ocurrió en ese día:

  1. Bombardeo de Barcelona por las tropas de Felipe V.
  1. Las tropas francesas se rinden a las Vietnamitas en Dien Bien Fu.

                         (Fuente Argos)

Anuncios

22 DE ABRIL DE 1616. EL INCA GARCILASO DE LA VEGA

Pocos personajes pueden ilustrar mejor el mensaje de de América Latina que Gómez Suarez de Figueroa, más conocido como “el Inca Garcilaso de la Vega” nombre que adoptó en 1563. Hijo de un conquistador español que empezó su carrera en la compaña de México y que llegó a ser gobernador de Cuzco e intendente de Justicia y de la palla (o princesa) india Isabel Chimpo  Ocllo, hija del inca Huallpa Túpac. Así pues, en Garcilaso se mezclaban las sangres de los estamentos más importantes de decisivos de la América poscolombina, la de los conquistadores españoles y la de los príncipes indios.

El Inca Garcilaso, tuvo oportunidad de conocer afondo las culturas incaica y española, y dominó tanto el quechua como el castellano. Cuando contaba veintiún años de edad, se trasladó a España y quiso seguir la carrera de las armas. Alcanzó el grado de capitán y molesto porque pensaba merecer mayores honores, abandonó la milicia.

A partir de ese momento desarrolló y puso de manifiesto sus dotes de humanista. Su obra más importante, “los comentarios reales de los incas” está dividida en dos partes, de las que la primera pese a ser menos extensa, es si lugar a dudas la más interesante.

Esta obra, de gran valor para el conocimiento de la historia del Perú, aporta datos de primera mano, pues el inca conoció a muchos de los protagonistas de la época tanto entre los conquistadores como entre los conquistados y gracias a sus relaciones con ellos obtuvo versiones directas de los hechos que relata.

Este gran humanista, que en sus escritos solía seguir la costumbre incaica de silenciar los hechos poco edificantes, murió en Córdoba, España el 22 de abril de 1616.

 También ocurrió en ese día:

  1. Nace en Madrigal de las Altas Torres Isabel la Católica.
  1. Pedro Álvarez Cabral toma posesión de Brasil.

(Fuente Argos)

21 DE ABRIL DE 1910. EL HUMORISTA MARK TWAIN

Samuel Clemens, más conocido como Mark Twain, es uno de los más grandes escritores norteamericanos. Nació en 1835 en Florida, Missouri y solo contaba doce años de edad cuando quedó huérfano de padre. El muchacho se empleó con un impresor, el cual le enseñó el oficio de tipógrafo, poco después, trabajó para periódicos de Nueva York, de Filadelfia, y de San Luis.

En 1857, Samuel se convirtió en piloto de un barco que navegaba por Missouri. El recuerdo de esta época permaneció vivo en durante toda su vida. Además, el seudónimo que empleó procede de su periodo de navegante, en efecto, Samuel era el encargado de manejar la sonda, por lo que el capitán solía ordenarle “Mark Twain” que significa sonda dos veces.

Durante la Guerra de  Secesión, Samuel fue soldado por espacio de unas cuantas semanas, después partió hacia el oeste en compañía de su hermano, el cual iba a ocupar un cargo de oficial en Nevada. Allí, en el lejano oeste, fue minero, buscador de oro y periodista, profesión en el que empleó el seudónimo de “Mark Twain” además empezó a escribir libros que tuvieron gran éxito. Pronunció conferencias, en Europa y América. Durante sus numerosos viajes, Mark Twain hizo acopio de recuerdo y experiencias, ambos alimentaron su  obra literaria, llena de humor y de sensibilidad.

Dos de sus libros, las aventuras de “Tom Sawyer” inspirado en su infancia y “Las aventuras de Huckleberry Finn” historia de un muchacho y un sirviente negro que, ávidos de libertad, huyen por el Mississippi, son muy conocidos entre los lectores juveniles. Cuando Mark Twain murió el 21 de abril de 1910, su fama había llegado ya a todos los rincones del mundo.

También ocurrió en ese día:

  1. La compañía británica B.O.A.C., realiza el Primer servicio comercial con aviones de Reacción.
  1. Se inaugura Brasilia, la nueva capital de Brasil.

(Fuente Argos)

 

CUÁL FUE EL ORIGEN DELSOBRE

Es normal que no nos paremos a pensar acerca del origen de las cosas que hoy en día son tan habituales en nuestro día a día que parece que han estado ahí siempre. Pero como todo, tienen un origen. Y un elemento tan cotidiano como el sobre no es una excepción. Los sobres tienen una curiosa historia acerca de su nacimiento y su evolución. Por ejemplo, ¿sabías que al principio había sobres de arcilla? 

 Hasta el año 2000 a.C en Babilonia surgió una necesidad importante: debían idear un  sistema que permitiera que los mensajes oficiales que se enviaban fueran inviolables hasta llegar a su destinatario.  Por ello, inventaron “sobres” de arcilla. No tenían nada que ver con los sobres de papel de hoy en día; eran piezas de arcilla, una especie  de tinajas en las que introducían el mensaje, escrito sobre una tablilla de barro. Más tarde, empezaron a probar con diferentes materiales para realizar sobres que pudieran tener más de un uso. Por ejemplo, realizaron envoltorios con tejidos fabricados a base de plantas secas o con pieles.

 

El empleo del sobre de papel vino tras la invención del papel. Los chinos empezaron a desarrollar estos sobres para emplearlos en la corona imperial de la dinastía Song del Sur, con el fin de guardar dinero en ellos y obsequiarlos como regalo a los funcionarios del gobierno. A lo largo de los siglos el sobre ha ido evolucionando. En la dinastía Ching (1644), empezaron a emplear sobres, impresos en tonalidades rojas, tamaño bolsillo, en los que escribían a pincel y tinta negra la dirección. Estos sobres iban engomados mediante una tira de papel.

El sobre tal como lo conocemos en la actualidad, en realidad tiene poco más de un siglo. En Europa antes del sobre, las cartas se doblaban y  encima del dorso se escribía la la dirección y el destinatario. Pero un papelero francés, en 1867,  cansado de emplear sellos de cera para sellar las cartas, ideó el borde engomado.

Los sellos con los bordes engomados se popularizaron en Inglaterra a raíz del inicio del sistema de correo actual en 1840. Se cambiaron las tarifas y aumentó la practica de escribir cartas, así como la utilización del sobre.

Y en 1854 se concedieron las primeras patentes para las máquinas de fabricación de sobres a Edwin Hilly Warren de la Rue.  Los procesos de plegado, engomado e impresión se industrializaron en el siglo XX.  Fue mejorandose tanto los procesos como los materiales y el uso del sobre se fue ampliándose llegando al mundo de la publicidad y la venta.

Hoy en día, aunque el uso del sobre haya disminuido debido a las nuevas tecnologías en comunicación, no ha caído en desuso Existen  una multitud de sobres  con distintos tipos de cierres, formatos y materiales reparados  para ser usados en diversos ámbitos, que van desde el uso personal al uso comercial.

Una buena manera de diferenciar nuestras comunicaciones, es utilizar un buen envoltorio, ya sea sobre y fabricado o algo hecho  medida, para esto último especialmente siempre puedes hacernos un presupuesto  a medida.

 

 

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal (III). LAS EXPLORACIONES PORTUGUESAS

El mítico Oriente sólo pido volver al pensamiento de los europea una vez que se inventaron en la península Ibérica la carraca y posteriormente la carabela. Este afán explorador se debe a una serie de causas. La más probable la búsqueda de nuevas rutas para el comercio de especias sin depender de las caravanas terrestres que cruzaban Asia, donde las cambiantes condiciones políticas podían interrumpir en cualquier momento el suministro.

Los monetaristas sostienen que el motivo principal que dio inicio a la Era de las Exploraciones fue la grave reducción de la cantidad de de metales preciosos que existía en Europa. La economía europea dependía de la circulación de moneda de oro y plata pero su escasez había sumido a Europa en la recesión.

Otro de los factores fue la prolongada guerra de la Reconquista contra los estados musulmanes de la península Ibérica. Para los cristianos hispánicos era vital para la supervivencia poder sobrepasar la esfera territorial de los estados islámicos. Al mismo tiempo, aprendieron mucho de sus vecinos árabes.

En la carraca y la carabela introdujeron el uso de la vela latina, empleada por los árabes, mejorando la maniobrabilidad de los barcos. También a través de los árabes, se redescubrió la obra de los geógrafos griegos de la antigüedad, dando por primera vez a los europeos una idea aproximada del contorno de África y Asia.

La primera gran oleada de expediciones fue enviada por Portugal bajo el mandato de Enrique el Navegante, internándose en pleno Océano Atlántico se descubrieron las Islas de Madeira en 1419 y posteriormente la Azores en 1427, convirtiéndose ambas en colonias portuguesas.

Durante siglos las únicas las únicas rutas comerciales entre África  Occidental y el mundo del Mediterráneo cruzaban el desierto del Sahara. Estas rutas estaban controladas por los estados musulmanes del norte de África, viejos rivales de Portugal. Los portugueses esperaban comerciar directamente con África Occidental por la vía marítima, evitando así los territorios islámicos. Los navegantes portugueses progresaban lentamente pero con seguridad, consiguiendo cada año avanzar algo más hacia el sur. En 1434 se salvó definitivamente el obstáculo que suponía el cabo Bojador.

En el lapso de dos décadas se había vencido la barrera del Sahara y dio comienzo el comercio del oro y esclavos en lo que hoy es Senegal. El avance continuó mientras se construían fuertes en la Mina y Santo Tomé y Príncipe se convertía en la primera colonia productora de azúcar.

En 1482 una expedición al mando de Diego Cao entro en contacto con el reino del Congo. El hito decisivo tuvo lugar en 1487, cuando Bartolomé Días doblo y bautizó el cabo de Buena Esperanza, demostrando que era posible alcanzar el Océano Indico. En 1498 Vasco de Gama cumplía ese designio, llegando a la India. La ruta del la Seda no era ya imprescindible para acceder a los mercados orientales.

 

 

EL PASO DEL NORESTE

 

El océano Glacial Ártico, es poco acogedor. Este fue el motivo de que fracasaran numerosos intentos de pasar del Océano al Atlántico al Pacifico por esta vía. Hubo de esperar hasta el siglo XVIII para que fuera descubierto el “paso del Nordeste” el cual no fue utilizado con éxito hasta el siglo XIX, siendo un intrépido sueco el artífice de tal proeza.

 

 

Hacia el año 870, el noruego Othere dobló el cabo norte, atravesó el mar Blanco y alcanzó la desembocadura de la Divina. En 1555, los ingleses alcanzaron la isla de Nueva Zembla. Algunos años más tarde, Guillerme Barents.Después de descubrir el Spitzberg, llegó al mar de Kara, pero al regreso murió agotado de fatiga. El Extremo Oriente y el continente americano parecían inaccesibles por esta vía.

El Zar Pedro el Grande quiso comprobarlo. En 1725 confió al danés Vitus Bering la peligrosa misión de intentarlo. En 1728, después de bordear Asia del Norte, navega hacia el Sur, pero por desgracia las brumas le impidieron ver la costa americana. Pero ha probado que el paso existe y que Asia está separada de América.

Murió en 1741, sus restos descansan en la isla de Avatcha, convertida en la isla de Bering, en el estrecho del mismo nombre.

El primer viaje completo lo efectuó el sueco Nordensköld. Partió de Noruega en 1878, en la Vega, bordeó la costa del Océano Ártico y bloqueado por los hielos en el momento de entrar en el estrecho de Bering, decidió invernar.

El 2 de septiembre de 1879, su barco alcanzó Yokohama en Japón. Después los rusos se esforzaron por mantener una ruta a través de los bancos de hielo, con la ayuda de potentes rompehielos.

 

LA ISLA DE PASCUA

 

Muchas islas han tomado el nombre de la fiesta celebrada el día en que fueron descubiertas. Este es el caso de las islas de Ascensión y Pascua. Pero fueron bien curiosos los huevos de Pascua que los holandeses encontraron en 1722 sobre este islote situado a 1000 km de cualquier otra tierra habitada.

En 1721, el holandés Reggeveen inicia un viaje de exploración por los mares australes. ¿Quién sabía con certeza si, Chile y Nueva Zelanda, en una extensión de 10.000 km, no existía ningún continente desconocido? Después de haber navegado hacia el sur, bajo cielos cada vez más inclementes, Rooggeveen renuncia a enfrentarse con los hielos de la zona antártica y vuelve hacia el norte.

En la línea de la costa chilena aborda las islas de Juan Fernández, en una de estas islas vivió durante algunos años. Selkirk, el verdadero y celebre Robinson Crusoe. Sobre la ruta de Nueva Guinea, el explorador divisa el 6 de abril de 1722, domingo de Pascua, una isla en cuyo centro se erige un cráter volcánico de 500 metros de altitud, pronto se le encontrará nombre: la Isla de Pascua.

Al desembarcar, los hombres se asombran ¿que donde vienen estos cientos de habitantes de tez  morena, tan diferentes de las otras poblaciones del Pacifico? ¿De dónde provienen las enormes estatuas de lava en forma de rostros, erguidas en la falda de la montaña? ¿Cuál es el origen de la lengua hablada por sus indígenas? ¿Qué significan estos caracteres de escritura grabados en madera que no tan solo en la actualidad han podido ser descifrados enteramente? ¿Cuándo y porque milagro el hombre llegó a este bloque de lava? El misterio aun no se ha aclarado por completo.

FUENTE: ENCICLOPEDIA ARGOS

EL LATIN EN LA FILATELIA

 Con este mismo título figuraba mi entrada del 4 de abril de 2013. Y me satisface comprobar que a mis 93 años pueda recordar el enunciado e los verbos, por ejemplo: lego, legis, legere, legi lectum; habeo, habes, habere, habui, audivi, auditum; amo, amas, amare, amavi,, amatum.

Y para mayor abundamiento me encuentro la página  que nos dice esto: ¿Quién dijo que el latín era una lengua muerta? Pero La Vanguardia nos quiere acompañar para exponer su opinión sobre el tema. Y comienza diciendo El latín sigue vivo. : Y añade:“Cuando alguien tiene muchos conocimientos se dice que sabe latín. He aquí una bonita paradoja, pues esta es una lengua que no conoce casi nadie, aunque hablamos idiomas derivados de ella.

Seguro que, a priori, muy poca gente levantaría la mano motu proprio ante la pregunta de si alguien sabe latín. Pero de facto todo quisqui utiliza el latín a diario, sin darse cuenta. No es ninguna rara avis ni ningún snob quien en sus conversaciones habituales menciona palabras y locuciones latinas como spa, referendum,álbum, campus, junior, curriculum vitae, dúplex, sui generis, tiquismiqui o,  incluso, etcétera, La lista podría seguir ad infinitum y se podría alargar in secula seculorum.   Pero seguro que, a no ser que e in albis, no necesita ayuda ni de su alter ego ni del sumsumcorda par entender todas y y cada una .

Pues eso, sin ser doctor honoris causa  ni haber sacado nota cum laude, todos sabemos, manejamos con cierta soltura, el  latín, esa lengua tan antigua que, sin embargo, aun respira entre nosotros. Tanto el lenguaje culto como el popular contiene una gran cantidad de latinismos.

Recuro ahora a otra fuente  en la que leo sesto: Reforma de la Secundaria.   Latín, deporte y enseñanza. El autor resalta la falta de impulso del latín en la reforma de la Secundaria del Gobierno. Defiende la recuperación  de las “humanidades de verdad” y criticar “la introducción prematura de especialismos y tecnologías” (Francisco Rodriguez Adrados)

LEGADO DE CAJAL

 

El Instituto Cajal del CSIC alberga el denominado Legado Cajal, que incluye todas aquellas pertenencias mayoritariamente científicas que el propio Cajal quiso que se conservasen su Instituto cuando falleciese (1934).En 1945 se  inauguró en el Instituto Cajal por primera vez el Museo Cajal, con la asistencia de Ministros y Políticos. Desde entonces, los propios científicos del Instituto Cajal han sido los responsables de su conservación, contando con apoyo económico proveniente del CSIC, Comunidad de Madrid, La Casa  Encendida de la Fundación Montemadrid, e Instituciones privadas, entre las que cabe destacar la Fundación de Ciencias de la Salud.

“Cuando el Instituto Cajal se trasladó en 1989 a su sede actual situada en la Avenida del Doctor Arce núm. 37 en Madrid, se inauguró en la biblioteca del Instituto una pequeña exposición permanente del “Legado de Cajal” en la que se muestra una selección muy cuidadosa de las piezas históricas, donde se recrea el lugar de trabajo de Cajal, utilizando pertenencias originales legadas por Cajal. El resto de los bienes que constituyeron el “Legado de Cajal”, se encuentran protegidos en una sala, donde se mantiene la seguridad, así como se controla la humedad y la temperatura para su óptima conservación.

Además de la exposición permanente en la biblioteca del instituto Cajal, el instituto Cajal, colabora con otras instituciones nacionales y extranjeras en la difusión de la obra de Cajal mediante la realización de exposiciones temporales. Un ejemplo es la que actualmente en marcha en el centro de Neurociencia “Porter  Neuroscience Research Center” situado en el campus de Bethesda del National Institute of Health (NIH), en Estados Unidos desde 2014.”

Lo que antecede lo facilita el Instituto Cajal; lo que sigue, es la leCtura de un reportaje de “El País”.Yo no me esperaba un comienzo sí: Solo  220 metros cuadrados para exponer la obra   del mejor científico español de la historia.

“El CSIC exhibirá por  fin  parte de la obra de Santiago Ramón y Cajal, cuyo legado almacenó en 1989en cajas de galletas y bolsas de plástico.Santiago Ramón y Cajal hizo un llamamiento  a los profesores de España el 20 de diciembre de 1899, tras la pérdida de Cuba y Filipinas en el desastre de 1898. “Junto al microscopio, poned la bandera nacional que os recuerde constantemente vuestra condición de guerreros (porque función de guerra, y hermosísima y patriótica es arrancar secretos a la naturaleza con  la mirada de defender y honrar a la patria)”,proclamó el investigador. Siete años después, Cajal ganó el Nobel de Medicina por revelar la individualidad de las neurona , “las mariposas del alma”. Sin embargo, casi un siglo después , en 1989, su amada patria apiló  el legado del mejor científico español de la historia en cajas de galletas y de vermut Cinzano en un sótano madrileño: Instituto Cajal.

Tras tres décadas de olvidos y polémicas intermitentes, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) habilitará por fin una sala en su sede central de Madrid para exponer “la parte más relevante del legado Cajal”, según confirma un portavoz de la institución a EL PAIS. El archivo del padre de la neurociencia está compuesto por 22.000 piezas, sobre todo dibujos  de células nerviosas, manuscritos, cartas y fascinantes fotografías. 

Cajal, nacido en 1852 en la aldea nava de Petrilla de Aragón, se veía a sí mismo como un Robinson Crusoe que avanzaba con su microscopio la isla salvaje del cerebro humano.  Los sabios de la época, como el británico Charles Sherrington, tuvo que aprender español para leer sus asombrosos descubrimientos.  Igualmente el explorador Americo Vespucio dio nombre a América, Cajal pudo dar su apellido a la neurona. “No se le ha hecho la justicia de darle su nombre, reconoció Sherrington, ganador el Nobel en 1932.

La nueva sala de exposición ocupará 22 metros cuadrados en la antigua biblioteca del Centro de Física Miguel Antonio Catalán, en la calle Serrano, 123, en la sede central madrileña del CSIC. Las obras comenzarán a mediados de este mes, según detalla el portavoz del órgano, que prefiere evitar la palabra museo  dada la obvia falta de ambición. Todas las fuentes de la institución consultadas admiten que el espacio no está a la altura de Cajal.  “Es una buena idea, porque menos es nada”, opina  Ricardo Martínez, actual director del Instituto Cajal ,el Centro del CSIC, que gestiona el archivo. Cuando Martínez fue nombrado por primera vez responsable del lugar, en 1996, “el legado estaba en un estado lamentable , con los dibujos en bolsas de plástico y la bata de Cajal colgada en una puerta metálica cerca del animalario”.

Alberto Ferús, exdirector del Instituto , es muy crítico con el nuevo proyecto. “Una sala de 220 metros cuadrados para Cajal es ridícula. Es una vergüenza que no exista un auténtico Museo Cajal en Madrid”, lamenta.

La última nieta del ganador del Nobel ;María Ángels Ramón y Cajal Junquera, falleció en marzo de 2018.  En una nota publicada junto al Epistolario (La esfera de los libros) de su abuelo hace un lustro. Angelines se defendió de las acusaciones de haber “secuestrado  Ramón y Cajal” con sus batallas por la propiedad del legado. “Se equivocan aquellos que creen que su figura y memoria histórica, e incluso su nombre es patrimonio aunque pertence a los españoles. Santiago Ramón y Cajal, como cualquier español, se pertenee a sí mismo y a sus descendientes”, advirtió la nieta, que llegó acusar al CSIC de “delitos  de apropiación indebida” .

Poco después de su fallecimiento, han nacido dos proyectos para exponer la maltratada obra de Cajal . A comienzos de este año, el Colegio de Médicos de Madrid anunció que dedicar  1.500 metros cuadrados de su sede a la creación de un Museo Cátedra Ramón y Cajal. Allí, en el número 51 de la calle Santa Isabel, el neurocientífico impartió  clase  durante 30 años en un aula con bancos corridos de madera que permanece prácticamente intacta.

Ese emplazamiento, -un edificio histórico monumental en el eje museístico de Madrid junto al Reina Sofía – era ideal para un museo nacional dedicado a Cajal y sus discípulos, pero el  CSIC ha preferido montar su propia sala de exposición. Tras décadas de olvido, Madrid tendrá de golpe dos museos incompletos consagrados a Cajal. “Esto es un insulto  la inteligencia”, opina  Santiago Ramón y Cajal Agueras, un patólogo del Hospital Universitario Wall d’Hebron, en Barcelona, que comparte nombre con el hermano de su bisabuelo. “Esos 220 metros cuadrados son un espacio totalmente insignificante. “Necesitamos un único museo nacional”, sostiene.

En la actualidad, los 22.000 objetos permanecen almacenados en una habitación del Instituto Cajal del CSIC pero ya inventariados desde 2008 y en condiciones de hymedad y temperatura controladas. La medalla de oro del Nobel y otros galardones valiosos están custodiados en una caja fuerte del Banco de Santander. El Instituto Cajal es un centro de investigación en neurobiología situado a 15 minutos a pie del estadio de  futbol Santiago Bernabeu, pero el CSIC ha tomado la decisión de trasladarlo al Instituto de Medicina Nuclear Príncipe de Asturias, un faraónico edificio de 30.000 metros cuadrados que está vacío desde que se construyó en 2011 en Alcalá de Henares. El resto del legado de Cajal se custodiaría allí, según el plan del CSIC presidido por la química Rosa Menéndez. 

CURIOSA AUSTRALIA

 

Australia, que fue descubierta en el siglo XVI por los portugueses, no  fue explorada hasta principios del siglo XVII, especialmente por el español Váez de Torres, que dio su nombre al estrecho que la separa de Nueva Guinea.

En 1605, el holandés Janszoon, desembarca en las costas de gran isla a bordo del Petite Colombe. Cree encontrarse en Nueva Guinea. Cuando, mas tarde, otros holandeses descubrieron el error, dieron a esta tierra el nombre de Nueva Holanda, isla que sigue siendo sorprendente, tanto por su cinturón de corales como por sus curiosos animales, el canguro, el ornitorrinco, el emú y en especial por sus hombres, los cuales pese a haber quedado encastillados en la edad de piedra, utilizaban su asombroso boomerang.

Fueron los ingleses quienes revalorizaron la isla. En 1788, el comodoro sir Arthur Philip ocupa el primer territorio, acompañado de algunos centenares de hombres, aunque también de un toro, cinco vacas, un morueco y veintinueve ovejas, que son el origen de los inmensos rebaños cuya carne y lana se exportan actualmente al mundo entero. La historia de Australia es sencilla: fue una federación de seis republicas, pasó a ser dominio inglés en 1901, y más tarde se convirtió en estado independiente, miembro de la Commonwealth.

Los 12.000.000 de australianos viven mayoritariamente en las ciudades situadas en las costas. Para los ganaderos que cuidan los rebaños en las llanuras centrales, el medio de comunicación más rápida, cómoda y seguro es el avión. 50.000 aborígenes que viven una existencia primitiva en reservas, empiezan a apreciar los “encantos” de la civilización.

FUENTE: ENCICLOPEDIA ARGOS

FINAL DE LOS AZTECAS

 

Cuando los españoles llegaron a América, se encontraron con un imperio, el azteca, que tenía una antigua civilización. Los conquistadores pusieron a estas tierras el nombre de Nueva España. Este país se llama Hoy México.

 

En 1519, el gobernador de Cuba encomendó a Cortes de conquista de este imperio. Cuando Cortés desembarcó en las costas mexicanas, fundó la ciudad de Veracruz e hizo quemar sus naves en un alarde de audacia y decisión, para no volver atrás. Penetró en el interior en el interior del país con solo quince jinetes que los indígenas creyeron centauros, 400 infantes y 7 cañones.

Al llegar a Tenochtitlán, la capital, los españoles se quedaron asombrados por la belleza de sus calles, sus lagos, sus templos y sus palacios. Cortés hizo prisionero al emperador Moctezuma, pero los aztecas le infligieron grandes pérdidas en la “Noche Triste”. Sin embargo, un año más tarde los derrotó. Definitivamente en la batalla de Otumba, que permitió a los españoles entrar en Tlaxcala.

Tras reorganizar las fuerzas, Cortés decidió estrechar el cerco de Tenochtitlán, para lo cual se apoderó de las ciudades cercanas. Después de tres meses de asedio, la capital azteca se rindió en agosto de 1521, y el nuevo emperador, Cuauhtémoc, fue hecho prisionero.

De este modo, los aztecas, los aztecas quedaron sometidos a España y pasaron a formar parte de un régimen semifeudal, basado en la explotación indígena. Cortés hizo reconstruir la capital, se enamoró de una india, Marina, la cual le dio un hijo, pero tuvo que volver a España para responder a ciertas acusaciones, Carlos I le exculpó y lo nombró Capitán General de Nueva España. Extendió su dominio hasta California, mas tarde regresó a España, donde vivió unos años oscuramente hasta su muerte, acaecida en 1547.

FUENTE: ENCICLOPEDIA ARGOS

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. De la Enciclopedia Libre Universal (II). EXPLORACIONES POR TIERRA

Una serie de exploraciones europeas que cruzaron Eurasia por tierra a finales de la Edad Media fueron las antecesoras de la Era de las Exploraciones. Aunque los mongoles amenazaban saquear Europa también unificaron gran parte de Eurasia estableciendo vías de. Comunicación y rutas comerciales entre China y Oriente Medio. Algunos europeos las aprovecharon explorar las regiones orientales. 

La gran mayoría de éstos fueron italianos ya que el comercio entre Europa y Oriente Medio prácticamente estaba bajo el control de los comerciantes de las ciudades estado italianas. Sus estrechas relaciones con Oriente Próximo mediterráneo suscitaron un gran interés comercial por las regiones que se encontraban más hacia el Este. El Papa también envió expediciones con la esperanza de encontrar conversos al cristianismo o el mítico reino  del Presidente Juan.

El primero de estos viajeros  fue Giovanni de Plano Campinique alcanzó Mongolia y regresó a Europa en 1244 y 1247.  Sin embargo, el viaje más célebre es el de Marco Polo que cruzó todo el Oriente de 1271 a 1295. La relación de su viaje es profusamente narrada como Los viajes de Marco Polo, obra que tuvo una gran difusión en toda Europa.

Estos viajes no ejercieron un efecto inmediato. Sin embargo,  el imperio Mongol se derrumbó casi  tan rápidamente como había surgido. De este modo las rutas hacia el este se hicieron más peligrosas y difíciles de transitar… La peste negra del siglo XIV también obstaculizó los viajes y el comercio. 

La ruta por tierra hacia el este seria siempre  demasiado larga y difícil como para sostener un comercio rentable, estando además en manos de imperios islámicos que habían combatido durante siglos a los europeos… La ascensión de un Imperio Otomán agresivo y expansionista limitó aún más, si cabe, las expectativas de los europeos.

DESCENSO DEL AMAZONAS

Las tropas de Gonzalo de Pizarro, hermano del conquistador de los incas, partió del Perú- es decir, de la costa del Pacífico- franqueó la cordillera de los Andes y alcanzo la selva ecuatorial. Pizarro, confió entonces en uno de sus lugartenientes, Orellana, la tarea de descender el río Napo, que se desliza hacia el Este.

Las planchas de su barco fueron calafeteadas con la savia de una liana de la región, savia que los indios llaman “caucho” así empezó la gran aventura en la selva impenetrable, de la que de improviso podían surgir ya fueran caníbales, ya fueran, ya fueran al menos así al menos lo creyeron los exploradores, guerreras a caballo, semejantes a las antiguas  guerreras Amazonas, en el recuerdo de esta leyenda se encuentra el origen del nombre del río.

En 1541, Orellana, que ya había alcanzado el Marañón, construyó un segundo barco y durante cuatro largos meses, descendió los cuatro mil kilómetros que le condujeron al Océano. Más tarde, encargado por Carlos V de fundar una colonia en la Amazonas, Orellana volvió al río Gigante a cuyas orillas murió en 1560.

Las fuentes del Amazonas, que según las suposiciones se hallaban a 7.025 KM de la desembocadura del río, no fueron descubiertas hasta 1941. Son tales la intensidad y dificultad de la penetración de la cuenca del Amazonas, que aún no se ha completado su exploración.

ERA DEL DESCUBRIMIENTO. DE LA ENCICLOPEDIA LIBRE UNIVERSAL (I)

La Era de los descubrimientos o de las exploraciones fue un periodo histórico que comenzó a principios del siglo XV. Durante esta época, y gracias en gran medida a los diferentes descubrimientos y avances en navegación por árabes y chinos  que ya  habían circunnavegado África y recorrido las costas de Asia, África y el Mediterráneo, los navíos surcaron los mares del mundo en busca de nuevos socios y rutas comerciales  con los que contribuir al incipiente capitalismo europeo.  En esas exploraciones  encontraron naciones nuevas para ellos y cartografiaron territorios que no conocían. Algunos de los exploradores más famosos de esta era   son Cristóbal Colón, Vasco de Gama, Pedro Alvares Cabral , Juan de la Cosa, Juan Caboto , Juan Ponce de León,  Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano .

La navegación oceánica fue afrontada con medios precarios ya que no podían con precisión la longitud, de los cascos de madera, las naves eran atacadas  por teredos, la alimentación resultaba inadecuada para largas travesías, como también la higiene y las condiciones de vida a bordo e insanas. Sin embargo, impulsados por la economía, y para acrecentar territorios de imperios y naciones, aquellos hombres realizaron expediciones que ensancharon el mundo conocido.

El comercio tuvo mucho que ver con los orígenes de la era de las exploraciones. Se trataba de encontrar una ruta marítima hacia Asia para traer a Europa occidental las especias de Oriente, que hasta el momento llegaba por tierra, en caravanas que tenían que cruzar los territorios de los países árabes y turcos, y  cuyo comercio en Europa era prácticamente un monopolio de los mercaderes, italianos, fundamentalmente venecianos y genoveses.

Desde la Antigüedad se habían establecido dos rutas comerciales hacia el Oriente,  el Este una, marítima, que partía de Egipto, e Irak, y otra tercera, la Ruta de la Seda. La primera, estacional, aprovechaba los vientos monzones: entre abril y junio partían las naves  hacia Asia, desde Suez o Basora  navegando por el mar rojo o el golfo Pérsico, respectivamente, hasta el mar de Arabia donde el monzón del sudoeste –que sopla hacia tierra- las impulsaban hacia el océano Índico y mar de china. Unos meses después, entre Octubre y Diciembre, el monzón del nordeste –que sopla hacia el mar- facilitaba el retorno a los puertos de origen.

La Ruta de la Seda, vía terrestre, hundía sus raíces occidentales en las costas del Mediterráneo oriental principalmente –Alejandría, Damasco y Alepo-  y del mar Negro. Donde se intentaba desde Asia pasando por Bagdad y el sur del mar Caspio, recibiendo ramales de territorios interiores de hasta las proximidades del mar de Aral.  De Bujara , en el actual Uzbekistán, partía una derivación hacia Delhi y Agra en la India.  Más allá de Bajara  en Samarcanda, al norte del Palmar, la ruta de la seda se bifurcaba de nuevo: por el norte, hacías Alma Ata ¸por el Este, recorriendo toso el Asia central, y bordeando el Himalaya, alcanzaba la ciudad china  de Xian. Finalmente, desde aquí sendas vías terminaban en Pekín y Shanghái

El acceso a esa inmensa vía de comunicación con Oriente solía estar cerrado en manos musulmanas.  Alejandría, Alepo y Damasco eran un telón de acero infranqueable. Solo entre mediados de los siglos XIII y del XIV los europeos tuvieron libre acceso  a Catay  durante el apogeo del imperio tártaro de Kublai Khan anfitrión de Marco Polo.

Las vías comerciales existentes traían las codiciadas especias, pero también las encarecían extraordinariamente por los innumerables tributos que se pagaban al cruzar tan vastos territorios. Y esto sin contar con avatares políticos, o incluso el bandidaje. Urgía resolver el problema: encontrar una ruta hacia el poniente.

Además hubo una serie de mejora de las técnicas de navegación así como los avances en cartografía, navegación y y construcción naval. El logro técnico que posibilitó la aventura fue la invención de la carraca y posteriormente de la carabela en la a península ibérica. Estos barcos eran una combinación de modelos tradicionales de navíos árabes y europeos y fueron los primeros capaces de salir del apacible mar Mediterráneo para hacerlo con cierta seguridad en aguas abiertas del océano Atlántico.

La organización social de los reinos de la península ibérica determinaba una empresa así.  Las grandes familias tenían la institución del mayorazgo  (el hereu en Aragón) ‘por la que el primogénito heredaba las posesiones familiares. Los segundones podían dedicarse a la Iglesia o probar fortuna en la guerra con los moros en la que podían ganar honores y tierras con su esfuerzo. Al acabar la conquista se acabaron las tierras por conquistar, aunque se podía seguir la reconquista por el norte de África, la Hispania Nova de los romanos. Portugal terminó su reconquistan de que Castilla y se lanzó a establecer colonias en el norte de África como paso previo a seguir la ruta por el sur del continente. Aragón, también terminó antes que Castilla y se lanzó a buscar la ruta directamente por el Mediterráneo.

 

La Reina Isabel la Católica en su testamento encargó qué la reconquista siguiera por tierras del norte de África, por el descubrimiento de la ruta a las Indias por occidente (en realidad el continente americano)  cambió los planes de estos segundones y abrió posibilidades inesperadas para continuar el ímpetu conquistador d los ocho siglos anteriores.

FILATELIA FISCAL. LAS PÓLIZAS ESPAÑOLAS Y SU ESTÉTICA

 

Dentro del amplísimo panorama de la filatelia fiscal española, destaca por su espectacularidad, belleza y variedad las denominadas pólizas,  que constituyen el conjunto más noble, vistoso y estéticamente logrado que han visto la luz en nuestros pies.

Son las pólizas que seguramente gozan de más popularidad en el ámbito de este coleccionismo en España, incluso comparadas con los timbres fiscales de los restantes paises europeos. Su prestancia, complejidad de diseño, multiplicidad de motivos y su renovación anual supusieron sin duda un esfuerzo considerable para la    Fábrica Nacional de Sellos de Madrid  –y más tarde para la Fábrica Nacional de Monedas y Timbres – entre mediados del siglo XIX y principios del XX, época dorada de la timbrología española.  Con esta complejidad de motivos y diseños se pretendía  no solo potenciar el carácter emblemático de estos instrumentos, sino también impedir y obstaculizar cualquier intento de falsificación.

 

 

 

 

 

VIDA Y LECTURA

Así titulaba Francisco Nieva un artículo que publicó en ABC el 25 de marzo de 1990; y lo iniciaba así: “Leer mucho y sin pretensiones-es decir, sin necesidad de aplicar  lo que se lee a un resultado práctico, que es el estudio – hace a los buenos lectores.

Por rebeldías del subconsciente, se aprende mucho más no queriendo aprender.  Cuando,  a veces, se necesitan emplear datos históricos, precisiones biográficas, recurrimos a enciclopedias, diccionarios, etc… y poco después – tras el largo trabajo que muchas veces nos   ha costado esa precisión “tan importante” –volvemos a olvidarla con la mayor alegría, no dejando permanente en nuestra memoria sino lo que por vía cordial hemos retenido.”Quien mucho lee por afición los más diversos libros de las más diversas épocas, estudian sin saberlo Historia. “

 Lo que nos acaba de decir este insigne escritor está bien claro y no debemos olvidar sus acertados consejos. Por si algún seguidor de mi blog carece de conocimiento sobre su biografía, no me importa dedicar un tiempo para exponer lo mas saliente de su trayectoria.  

Fue Premio Nacional de Teatro en 1980 y 1992; Premio Nacional de Literatura y Premio Príncipe de Asturias en 1992 y el Premio Valle-Inclán (2011)  

Nació en Valdepeñas, Ciudad Real). En 1929. Durante una larga enfermedad, aprendió música, escribe y dibuja. Posteriormente cursa estudios de pintura  en la Real Escuela de Bellas Artes de San Fernando y perteneciente a la Real Academia Española.

 

 

AMÉRICA

América, ya había sido descubierta y olvidada por los europeos cuando en 1492, Cristóbal Colón abordó sus costas. Las confundió con la de las Indias y China, pues buscaba el camino que condujera por el oeste, a través del Atlántico, a esos países.

Mientras que los hombres se multiplicaban en Europa y Asia desde hacia cientos de miles de años, parece que por el contrario, el continente americano permaneció durante mucho tiempo deshabitado. Ahora bien, hará unos cuarenta mil años, un importante censo de nivel de los océanos transformó la cadena de islas que se extiende desde Alaska a Siberia en un verdadero istmo.

Los hombres procedentes de Asia se aventuraron poco a poco hacia el este por esa tierra y ocuparon por primera vez, el nuevo continente. Estas poblaciones asiáticas son antepasados de los indios americanos. Superados de su viejo mundo por un hundimiento del istmo, estos hombres fundaron las grandes civilizaciones azteca e inca.

El primer descubrimiento de América, fue obra de marinos noruegos, los vikingos. Hacia 981, uno de sus jefes, Erik el Rojo se estableció en la gran y fría isla de Groenlandia (el país verde).

Su hijo Leiv el Dichoso, llegó al continente americano por la bahía de San Lorenzo y bautizó esta región con el nombre de Vinlandia, debido a la presencia de viñedos. Esta expedición fue olvidada por completo durante cinco siglos.

El 12 de octubre de 1492 se celebraría el quinto centenario del segundo descubrimiento de América, realizado por Cristóbal Colon, el cual desembarcó de su carabela cerca del las Antillas, tocó tierra en las costas de las Bahamas el 12 de octubre de 1492.

EL ALCÁZAR DE SEGOVIA.

 

En su fachada destaca la torre de Juan II. En una roca elevada entre los ríos Eresma y Clamores se sitúa el Alcázar de Segovia, una construcción de orígenes militares que posteriormente tendrá otros usos, entre ellos residencia real, y la principal atracción turística de la ciudad junto con el Acueducto. La existencia de esta fortaleza está documentada desde principios del siglo XII, siendo el Alcázar durante toda la Edad media una de las residencias favoritas de los reyes castellanos.

El edificio ha sido reconstruido y modificado en numerosas ocasiones a lo largo de los últimos siglos, pasado de fortalezas a residencia palaciega, e incluso se cree pudo haber ya una construcción en el lugar en época romana. La reforma que apreciamos hoy día tuvo lugar en un momento de transición entre el románico y el gótico, con la elegante sobriedad del estilo del Cister.

Tras un periodo de batallas entre bandos nobiliarios, en el siglo XIV, en el Alcázar de Segovia reforzó su naturaleza defensiva, el edificio se convirtió en palacio que albergaba a la monarquía Trastámara, viviendo sus años de mayor esplendor.

A esta época eran, por ejemplo, la decoración gótico-mudéjar de varias salas del Alcázar que mando elaborar la reina Catalina de Lancaster durante la regencia de su hijo Juan II, o la torre que lleva el nombre de este, erigida por su hijo Enrique VI. Sin embargo, los techos mudéjares que vemos no son originales, que se perdieron en un incendio, por lo que estos fueron traídos de otros palacios posteriormente. También en los aposentos del Alcázar se alojaba Isabel la Católica el día que bajo hasta la Plaza Mayor de Segovia para ser proclamada de Reina de Castilla.

También entre estos muros se celebro la boda entre Felipe II y Ana de Austria, cuarta esposa del monarca. Fue Felipe II quien emprendió diversas reformas en el conjunto arquitectónico del Alcázar de Segovia, siendo quizás lo más destacable las puntiagudas torres de pizarra que le dan ese aire de castillo centroeuropeo tan diferente a la mayoría de construcciones castellanas de la época.

Sin embargo, con el traslado de la Corte a Madrid, el Alcázar de Segovia perdió su uso de residencia real, pasando a convertirse en prisión del Estado durante dos siglos. Su uso cambiaria en el siglo XVIII cuando Carlos III funda el Real Colegio de Artillería y lo instala aquí. Un incendio lo inhabilitara en 1862 hasta que fuese restaurado en 1896 y se le devolviese su uso para el Cuerpo de Artillería.

La actual visita turística, nos lleva a recorrer doce de las estancias palaciegas del Alcázar de Segovia: la Sala del Palacio Viejo, la Sala de la Chimenea, la sala del Trono, la sala de la Galera, la Sala de las Piñas, la Cámara Regia, la sala de los Reyes, la sala del Cordón, la Capilla, la sala de Armas, la sala Vizconde de Altamira y Espera, dispuestas en torno a dos patios, el del Reloj y el patio de Armas.

Además, salimos a la Terraza de los Reyes y subimos a la Torre de Juan II, donde tenemos muy buenas vistas del paisaje segoviano y de la ciudad, especialmente de la Catedral de Segovia.