DANTE ALIGHIERI (1265-1321)

Fue un poeta italiano. Su obra maestra, la “Divina Comedia”, es una de las obras fundamentales de la transición del pensamiento medieval al renacentista. Es considerada la obra maestra de la literatura universal. En italiano es conocido como “Il Sommo Poeta” (el Poeta Supremo). A Dante también se le considera el “padre del idioma” italiano (llamado volgare en aquella época). Su primera biografía fue escrita por Giovanni Boccaccio (1313-1375), en el Trattatello in laude di Dante.

Participó activamente en las luchas políticas de su tiempo, por lo que fue desterrado de su ciudad natal. Fue un activo defensor de la unidad italiana. Escribió varios tratados en latín sobre literatura, política y filosofía.

A su pluma se debe el tratado en latín De Monarchia, de 1310, que constituye una exposición detallada de sus ideas políticas, entre las cuales se encuentran la necesidad de la existencia de un Sacro Imperio Romano y la separación de la Iglesia y el Estado. Luchó contra los gibelinos de Arezzo. La fecha exacta del nacimiento de Dante es desconocida, aunque generalmente se cree que alrededor de 1265. Esto puede dedicarse de las alusiones autobiográficas reflejadas en la “Vita nuova”.

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

CÓRDOBA EN LAS LETRAS (I)

Los que me siguen recordarán que en más de una ocasión me he referido a mi vinculación con la citada ciudad andaluza.  Y en esta ocasión recurro al libro de lectura que utilicé durante la enseñanza primaria (1937: ESPAÑA, MI PATRIA, de José Dalmau Carles . En él puedo leer lo siguiente:

El antiguo reino de Córdoba abarca, más o menos, el territorio que hoy constituye la provincia de su nombre  cuyos habitantes gozan de clima benigno, atmósfera pura y cielo despejado, donde se retrata la alegría de esta zona meridional en cuyo espíritu cristaliza la jovialidades  de la vida.

Si queremos indagar valiéndonos de INTERNET nos encontramos estos titulares:

“Veinte siglos de literatura de la Córdoba española”.

“Córdoba en la literatura viajera del XIX”.

“La ruta de la Córdoba literaria”

“Poemas populares de Marcos Rafael Blanco Belmonte”

“Luís de Góngora – Córdoba desde mi cámara”.

Suelo coleccionar los trabajos de ABC que me interesan,  y para ofrecerles la entrada de hoy cojo el tomo 4 de mi pequeña hemeroteca.  Ahí encuentro una página que comienza así:  CÓRDOBA 2016. LA GRAN OPORTUNIDAD.  CÓRDOBA EN LAS LETRAS.

 

 

LA UNIVERSIDAD MÁS ANTIGUA DEL MUNDO

700x420_universidad-fez11111111111

La universidad de Qarawiyyin es considerada la universidad más antigua del mundo todavía en funcionamiento. Está ubicada en la ciudad de Fez Marruecos) y fue fundada en 859 por nada menos que una mujer, Fátima al-Fihari.

fatima-alfihri

Fátima  Al-Fiharri Al-Qurays fundó y construyó la universidad más antigua del mundo que para entonces servía, además, de biblioteca y mezquita. Fátima, hija de un exitoso comerciante empleó toda su herencia en la creación de un centro de educación, no solo para Marruecos, sino para toda la región . Este centro ha permanecido abierto hasta la actualidad y el apellido de Fihari da nombre, hoy en día, a un sinfín de becas educacionales en todo el mundo.

Visita-guiada-de-Fez-4

FEZ (MARRUECOS)

La universidad se convirtió en “un símbolo del pluralismo y una referencia de la enseñanza superior donde arribaron estudiantes de todo el mundo; la lista de personajes es larga, entre ellos, el cartógrafo Mahommed Al-Idrisi , cuyos mapas fueron base de los viajes de exploración subsiguientes, o el sabio Maimónides”.

Con el tiempo, la universidad obtuvo el patrocinio de los sultanes políticamente poderosos.  La biblioteca jugó un papel importante en la difusión de la religión entre los musulmanes en el mundo occidental y Andalucía, llegó a albergar más de 30.000 obras.

Fes-Bibliotheque-Quaraouiyine-M4

Con más de 4.000 libros considerados raros casi todos con una antigüedad de 1.200 años, entre los que se incluyen obras únicas en el mundo. Entre los manuscritos están los volúmenes de la famosa Al-Muwatta de Nalik escrita en pergamino de gacela, la Ishaq IbnSirat, ejemplar del Corán   dado a la universidad por el Sultán Al Mansur de Ahmad en 1602 y la copia original de Ibn Khaldun.

“ZOMBI” Y OTRAS PALABRAS DE ORIGEN AFRICANO EN EL ESPAÑOL.

 

portada2Sobre el tema a desarrollar,  voy a recurrir a la fuente que he encontrado bajo esta denominación: afribuku, y nos dice lo que sigue:

Gabriel García Márquez escogió el nombre de Macondo para el escenario donde se sucedieron las desventuras de la familia Buendía de Cien años de soledad. El escritor se inspiró en su pueblo natal “Aracataca”, para crear un lugar ficticio que representará la vida mundana y telúrica de gran parte de las zonas rurales de América Latina. Macondo es uno de los lugares comunes más universales de la historia de la literatura y se ha especulado acerca  de su etimología. Como sabemos, Gabo  procedía de una franja del Caribe colombiano, donde se concentra gran parte de la población afrodescendiente de ese país. Pues bien, el propio García Márquez confesó en Vivir para contarla que Macondo era el nombre de una hacienda cercana a su tierra natal donde se cultivaban plátanos.

SF Garcia MarquezLa palabra intrigó durante años al filólogo español Germán de Granda, único académico que ha incidido en la inclusión de palabras bantúes en el diccionario de la Real Academia Española, por la elevada población de origen africano que trabajaba en las plantaciones colombianas. Tras rastrear publicaciones sobre los africanismos en la lengua española de América Latina, de Granda halló que “Macondo” era utilizada por grupos de esclavos para designar el plátano, uno de los productos agrícolas más extendidos en los campos.

sello_406818

Como cualquier otra lengua el español siempre se ha enriquecido del contacto con otros idiomas. Si actualmente el inglés sería la mayor referencia en los que a influencia lingüística se refiere, especialmente en América Latina, a partir del medievo el castellano fue sumando una ingente cantidad de vocablos árabes y bereberes que se utilizaban en la península debido a la dilatada presencia de los musulmanes.

De acuerdo con los datos facilitados por Víctor García de la Concha, director del instituto Cervantes, en el diccionario de la Real Academia Española habría alrededor de 13.000 palabras de origen árabe. Puntualicemos que muchas de ellas no son originarias del árabe clásico, sino de las lenguas y de los dialectos hablados en el Norte de África. A modo de ejemplo, podemos citar la palabra “zapato”, que aparece en el diccionario como término de origen árabe. Sin embargo, en la lengua clásica sería “hída” (difícil transcripción), en cuanto que en Marruecos o en Túnez se emplearía el vocablo “sabat”, origen directo de nuestro “zapato”. Por lo tanto aquí tendríamos un primer estadio de influencia norteafricana en el idioma de Cervantes, aunque se trata de un fenómeno lingüístico más estudiado y conocido por todos.