DEFENSA DE LA NOVELA HISTÓRICA

Defensa de la Novela Histórica.

Con este título publicó el profesor Calvo Poyato  Cayo en una tercera  d ABC y espero exponga los razonamientos para convencernos de que hemos de recurrir a la “novela histórica” en aquellos casos que es necesario rechazar errores que nos confunden.

Así, pués, Calvo Poyato inicia su disertación recordarnos que “Hacía poco más de doscientos años, en 1814, Walter Scott publicaba Waverley. Está considerada como la primera novela histórica, al no poder encuadrarse como tales ciertos títulos aparecidos en el siglo XVIII, caso de los Incas de Jean Françoise Marmontel;  El castillo de Otranto, de Horace Walpole, o de El Rodrigo , de Pedro de Montegón. A diferencia de la obra de Walter Scott, la pretensión de sus autores no era conducir al lector hacia un acontecimiento histórico, un personaje o incluso una época pasada. Fueron escritas con un propósito moral  o ético , encaminado según las pautas de los ilustrados dieciochescos , a aleccionar, educar oponer de manifiesto valores considerados por sus autores como necesarios para el el mejoramiento de la sociedad, y contaban una historia donde el vicio era castigado y la virtud premiada.

Waverley nacía en el momento de la eclosión del Romanticismo, cuando muchos contemporáneos volvían sus ojos hacia el pasado –principalmente a los siglos de la Edad Media -, buscando unos valores históricos nacía como una forma literaria de evadirse de una realidad marcada por las pautas de una burguesía que imponía sus principios al socaire de la naciente revolución industrial. Ese ambiente aparece Waverley firmada con un seudónimo: ”ElMago del Norte” Walter Scott temía que su nombre de reputado poeta-la poesía era el género literario que daba lustre a los escritores de la época quedase en entredicho con aquella novela. El autor había escogido como asunto de su obra el levantamiento jacobeo de los clanes escoceses contra los ingleses en 1745, y en ese ambiente el protagonista

Waverley, abogará  por el entendimiento entre discordia ambos pueblos en medio de la discordia. La crítica la recibió con hostilidad , o en el mejor de los casos, con un fría indiferencia. Por el contrario, el éxito entre los lectores fue extraordinario. Tanto que su autor se ve obligado a desvelar quien estaba detrás del seudónimo e iniciar la publicación de la serie de aventuras de Ivanhoe. Todas ellas impregnadas  de un fondo de nostalgia  caballeresca que permitiría a sus lectores de evadirse de la realidad de su tiempo, bastante más prosaica que el atractivo, misterioso y fascinante mundo medieval.

Su éxito traspasó rápidamente fronteras  y en los años siguientes aparecieron novelas como Los Novios (1823) de Alessandro Manzoni; Cinq Mars (1826) de Alfred de Vigny, o El último Mohicano (1826), de Fenimoore Cooper.

En 1831, Victor Hugo daba a la estampa Nuestra Señora de París, ambientada en el París Medieval y con una acción que discurre en torno  a su catedral de Notre Dame, muy dañada por los revolucionarios franceses.  El éxito entre los lectores fue tan arrollador que  impulsó la construcción del templo de la mano  de Violet le Duc. La crítica le    dedicó epítetos muy negativos. 

En España el nacimiento de la novela histórica se vivió con la particularidad a que obligaba la situación política del reinado de Fernando VII, cercenaba cualquier posibilidad  de libertad de expresión. Nuestra primera novela  histórica, ubicada en  1823 vio la luz fuera de España. Se trataba de Ramiro , conde de Lucena, escrita por Rafael Humara, vió la luz en París y está dedicada a la conquista                      de Sevilla por Fernando III. Tres años más tarde, se publicó en Filadelfia Jicotencal sobre la conquista de México por Hernán Cortés. Incluso se produjo la circunstancia de que algunas aparecieron en inglés, escritas por liberales exiliados, como es el caso de Vargas, de José Maria Blanco White o Gómez Arias Or de Moor of the Alpujarras, de Telésforo de Trueba y Cossio, publicada en Londres.

Hubo quien ligó la novela histórica al romanticismo y entendieron que con su desaparición también su defunción. Así lo creía, por ejemplo, Doña Emilia Pardo Bazán que la declaró fenecida en La cuestión palpitante. Por el contrario, caso de don Juán Valera, hubo quien sostuvo que no moriría nunca y señalaron que para cultivarla era necesaria mucha preparación y una notable trabajo previo. Según Valera en Apuntes del arte nuevo de escribir novelas, la novela histórica requería de “gran precisión arqueológica”.

Los Episodios Nacionales, de Don Benito Pérez Galdós; Salambó , de Flaubert ; Quo Vadis ‘ de Henryk Sienquiewicz; Sinuhé el egipcio , de Mika Valtari ; Yo, Claudio de Robert Graves; Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcernar; Juliano el Apóstata, de Gore Vidal; El nombre de la Rosa,  de Humberto Eco; El Hereje, de Miguel Delibes ; En busca del Unicornio, de Juan Eslava Galán o El Cid, de José Luis Corral, jalonan décadas , más allá de los límites cronológicos del romanticismo, de esplendidas novelas históricas que llegan hasta nuestros días y vienen a dar la razón al escritor egabrense.

La novela histórica ha de responderé a unos requisitos que, en modo alguno suponen obstáculo para la creatividad de sus autores. En ella se ofrecen situaciones referidas a los personajes  o los acontecimientos de la época en que se enmarcan o se construyen diálogos donde queda reflejada esa época. Responden a lo que George Luckas  en su ensayo La forma clásica de la novela histórica , consideraba su característica principal :la verosimilitud. Al novelista no se le puede ni se le debe demandar el rigor a que está obligado el historiador”.               

26 DE JULIO DE 1875. LA SOLEDAD DE UN POETA.

Esta es la historia de un hombre bueno , posiblemente desgraciado,  o quizás feliz, ¿quién sabe? Serio, sensible : un poeta casi, contemporáneo vuestro. Sus versos los habéis oído, acaso sin saber que son de él, en canciones, y porque están en el aire y, que también, en la tristeza de algunos días. Se llamaba Antonio Machado, y su biografía, en sus comienzos, a la de  otras es muy semejante a la de otras.

Nació en Sevilla el   26 de julio de 1875, y era muy joven aún cuando se trasladó, junto con toda su familia, a Madrid.  Allí realiza  estudios y publica sus primeros  trabajos. Mas tarde marcha a París, donde trabaja en una editorial y en el Consulado de Guatemala. De vuelta a España, obtiene la cátedra de lengua francesa del Instituto de Soria.  Desde entonces repartiría su tiempo entre las dos ocupaciones  que más le agradaban : enseñar y escribir, dos ocupaciones que evidentemente, exigen dedicación y constancia.

Antonio Machado conoció a Leonor y la perdió al poco tiempo. Muchos años después encontró a Guiomar – o Guiomar le halló a él- pero la guerra guerra  civil los separó. Luchó con sus armas, unas armas que no pueden herir ,pués solo empleó sus armas sus poesías sus dotes de escritor.

Pudo soportar, a fuerza de versos y de tristezas las dos primeras separaciones ; la tercera ya no la resistió. Estaba separado de su tierra, de sus campos y de sus cielos. Después de peregrinar realizado a principios de 1939, Antonio Machado logró reposar en Colliure un pueblo de Rosellón situado a pocas distancias  de la frontera española. Su reposo duró poco, apenas unos cuantos días Allí, en tierra extranjera le llegó la muerte y allí murió también , poco tiempo después , su anciana madre, que, que nunca llegó a saber que su Antonio se le habia adelantado en largo viaje.

CELA, EN SUS ARTÍCULOS

“Las colaboraciones de Cela en los diarios y en las revistas culturales y literarias han sido constantes desde los inicios de su larga trayectoria como escritor. Al menos, siempre que le dejaron : no está de más recordar  que en 1952 lo expulsaron “por falta de profesionalidad” de la Asociación de la Prensa de Madrid. Lo que no era entonces cuestión baladí, ya que Cela se ganaba la vida con estas colaboraciones.  

Cela ha cultivado el artículo hasta sus últimos días, en El color de la mañana, la sección qe publicaba los domingos en ABC , ilustrado por Grau Santos. Y a pesar de andar ya muy lejos de sus mejores aciertos,  se limitaba a repetir una fórmula y unos efectos trillados con un estilo recargado, era difícil no hallar en ellos una frase sorprendente o una inteligente observación sobre los aspectos mas grotescos de la sociedad española.

De lo que no me cabe duda, mas allá de estos apresurados juicios, que el día que se escriba la historia del artículo literario en España, ese género en el que se anuda la voluntad de estilo y el pensamiento, sus “volanderas colaboraciones en los periódicos “ como a él le gustaba llamarlas, ocuparán también un lugar principal, como sus novelas y libros de viajes. “

Fernando Valls, 21/01/2002, EL PAIS

EL CID, UN BUEN VASALLO

En Valencia, el 10 de julio de 1099 morí Rodrigo Díaz de  Vivar, el Cid Campeador, un personaje cuyos hechos de armas le hicieron muy fanoso entre sus contemporáneos, tanto que, según la tradición “ganó batallas después de muerto”.

La figura del Cid Campeador es una deformación de la palabra árabe sidi , que quiere decir señor , y Campeador significa vencedor de de –batallas- inspiró a nuestros poetas de su época y, a través  de ellos y de la historia, a literatos más cercanos a nuestro tiempo.

 

Rodrigo Díaz era el alférez  del rey Sancho II   de Castilla. Cuando el soberano fue asesinado la sospecha apuntaron a Alfonso VI su hermano, el cual había de sucederle en el trono. Para aceptar a Alfonso como rey, los castellanos le exigieron que jurara su inocencia en la muerte de Sancho

Por razón de su cargo,  fue el Cid quien tomó el juramento, que se realizó Gadea en la iglesia de Santa Gadea, en Burgos. Posiblemente fuera este el origen de la enemistad que Alfonso VI mostró hacia el Cid,el cual fue desterrado de Castilla y emprendió junto con su mesnada, una serie de empresas militares que le llevarían, sin enfrentarse a quien siempre consideró su señor, a adueñarse de Valencia, a ser arbitro decisivo de la situación militar en la península para casar a sus dos  hijas , María y Crustina llamadas- Elvira y Sol en el Cantar de Mio Cid – con principios de sangre real.

Rodrigo Díaz de  Vivar fue la                     figura mas destacada de la Reconquista y ha sido presentado a través de las crónicas y los cantares como un ejemplo de caballero de su época, valiente, decidido fiel vasallo de su señor  , pese a que este señor mostrase tan injusto con él.

6 DE FEBRERO DE 1916. EL POETA QUE CAMBIÓ EL NOMBRE DE UNA CIUDAD

6 de febrero de 1916

“Los Darío han tenido un hijo” Esta era la noticia que corría por Metapa, Nicaragua, el día en que Rosa Sarmiento y Manuel García tuvieron a su hijo Félix Ruben.

Desde su tierna infancia, este niño empezó a dar muestras de su talento: a los tres años ya leía perfectamente y a los once componía versos  que se   publicaban en un periódico que tenia un nombre muy curioso: El termómetro.

Sin embargo, y a pesar de su talento, al pequeño Rubén no le gustaba estudiar, y su familia en vista del poco aprovechamiento en el estudio, decidió enseñarle el oficio de sastre. Pocos trajes llegó a cortar el joven Rubén, pues su verdadera vocación eta componer versos. A los catorce años, cuando ya cuando empezaba a ser conocido en todo el país, el joven Félix Rubén García Sarmiento decidió firmar sus trabajos               literarios utilizando el apodo “Darío” como el que desciende varias generaciones era conocida su familia en la pequeña ciudad de Metapa.

Si buscas hoy en el mapa Nicaragua esta ciudad, posiblemente no la           encontrareis ¿Acaso la ha  destruido un terremoto? Afortunadamente no ha sido así.

La familia universal y la gloria que el poeta ha dado a su país movió a sus compatriotas a cambiar el nombre de la  ciudad natal del escritor, Metapa, por el de Ciudad-Darío. Así ha reconocido su patria el mérito de este extraordinario artista, a quien se le considera el innovador mas importante de la poesía moderna en lengua castellana y el poeta que mas influencia ha ejercido en los escritos de generaciones posteriores .

Durante toda su vida viajó incansablemente por toda América y España, donde residió largas temporadas y ocupó numerosos cargos oficiales. Pese a que el viejo continente le atraía de forma especial, Darío, que se sentía  muy ligado a su tierra,  quiso vivir sus últimos días en ella. El 6 de febrero de 1916 moría en la ciudad   de León este gran poeta universal.

14 DE JUNIO DE 1942. ANA FRANK EMPIEZA SU DIARIO.

Ana Frank era hija  de un comerciante alemán de raza israelita, establecido en Francfort del Main que, en 1933, al iniciarse la persecución contra los judíos habían huido de su país de origen y se había refugiado en Amsterdam . La familia Frank vivía tranquilamente en Holanda, incluso después de comenzar la guerra a pesar de que los alemanes en 1940 habían dictado medidas contra los judíos. Sin embargo, en 1942 la persecución arreció y los Frank hubieron de esconderse en casa de unos amigos que, al parecer, estaban al margen de sospechas.

Nadie salía de la casa y los amigos proporcionaban las vituallas. Ana, que solo tenia trece años, no podía asistir a la  escuela. El 14 de junio de 1942, la muchacha empezó a escribir su Diario, en forma de  cartas a una amiga imaginaria. En estas páginas daba cuenta de su existencia enclaustrada y de sus relaciones con los suyos y con la otra familia que también estaba escondida en la misma humilde vivienda.

El 4 de agosto de 1944 la policía alemana practicó un registro, halló el escondrijo y todos sus ocupantes fueron llevados a un campo de concentración. Allí murió Ana, junto con su madre y su  hermana,en 1945, pocas semanas antes de la total liberación de los Paises Bajos .

El Diario de Ana Frank , hallado por manos amigas, ha sido traducido a 32 idiomas; se trata de una de las más emocionantes obras inspiradas en la guerra; mejor sería decir en la contradictoria condición humana.

Al escribir su Diario en las peores  condiciones espirituales y morales bajo la permanente amenaza de arresto y muerte , Ana, sin saberlo, dio al mundo, y especialmente a la juventud, un testimonio de optimismo, de esperanza y de amor a la vida que no podemos menos de calificar de absolutamente excepcional.

D’ARTAGNAN

Charles de Batz o de Montesquie, o Conde d’Artagnan. Oficial de los Mosqueteros del rey de Francia. Nacido cerca de Auch (Francia)en 1611 ; murió en Maastrich (Paises Bajos) en 1673.

Protagonista de Los Tres Mosqueteros . Athos , Porthos y Aranis son los apodos de tres amigos inseparables del rey Luis XIII, un bravo hidalgo del gascón D’Artagnan, recién salido de su provincia, se unió a este grupo simpático y ruidoso.

El trío, que ahora es un cuarteto, irán de aventura en aventura , peleando contra los  guardias del cardenal Richelieu, acudiendo a ayudar a la reina desventurada y avanzada… La lectura de  esta novela de Alejandro Dumas es apasionante.Pero lo que suele imaginarse es que el señorito D’Artagnan existió realmente y mandó los mosqueteros del rey.

Fue un bravo y leal soldado , y murió gloriosamente en combate durante el sitio de Mastrich. Por entonces era mariscal.

CHARLES DICKENS

 

Nació  el 7 de febrero de 1812. Fue el segundo entre ocho hermanos . Su padre, un pequeño empleado de la tesorería de la marina inglesa era una persona agradable y alegre , que narraba muchos cuentos que encantaba al pequeño Charles, pero también  era una persona de bién y ligera, que gastaba más de lo que ganaba, cubierto de deudas  fue encarcelado en la prisión de Marshalsea, en Londres.

En aquella época, Charles contaba once años de edad y, para ganarse la vida y ayudar a su familia, entró a trabajar en una betunería, en donde su obligación consistía en pegar etiquetas  a las cajas .

Los domingos , el muchacho iba a la prisión a ver a su padre. El recuerdo de este periodo le acompañó durante toda su vida y marcó claramente su obra.  En 1827 Dickens entró como pasante en una notaría, aprendió taquigrafía y, en 1831 , se convirtió en periodista de Morning Herald. Escribió pequeños textos que se publicaban en los periódicos. Las aventuras de   Pickwick  (siempre personajes en el que los ingleses se reconocen), que aparecieron primeramente en forma de folletín, le hicieron famoso en pocas semanas.

Los recuerdos de su desgraciada infancia inspiraron a Dickens David Coperfield , una obra  maestra que sigue siendo su libro más conocido. La popularidad del  escritor era tal que cuando de edad, el 9 murió a los cincuenta y ocho años de edad, el 9 de junio de 1870, un niño dijo a su madre: “Ha muerto el señor Dickens. ¿También se va a morir papá Noel No ha muerto y tampoco ha muerto Charles Dickens , porque el mundo es nuestro, es uno de los autores más leídos por los jóvenes .

  También ocurrió en estos días:

1826 Rivadavia es nombrado primer presidente de Argentina

1834 Nace en Tobolsk, Siberia, el químico Mendeleiev

CENICIENTA

Cenicienta, joven desgraciada y protegida de un hada. Célebre personaje de los cuentos de Perrault. (1697). Pese a ser pobre, logró enamorar a un príncipe. Maltratada por su madrastra y esclavizada por sus hermanastras, cenicienta se ve reducida al papel de sirvienta.

Cuando terminaba sus faenas de la casa, la enviaban a la cocina, cerca de las cenizas de la chimenea, de ahí el despectivo sobrenombre de “Cenicienta”. Un buen día, su hada madrina vino en su ayuda y la vistió lujosamente. Cenicienta en una resplandeciente carroza, se dirigió al baile que daba el hijo del rey. El príncipe quedó prendado de aquella bella y misteriosa desconocida.

Cenicienta que tenía que retirarse a medianoche, pues a esa hora volvía a ser la de siempre, salió apresuradamente del baile y perdió uno de sus zapatitos de cristal. Gracias a este precioso calzado, el príncipe pudo encontrar a Cenicienta, al cabo de poco tiempo se casaron. Todos recordáis el encuentro….

                 (Fuente Enciclopedia Argos)

JOSÉ ZORRILLA (1817-1893). EFEMÉRIDE LITERARIA (III)

Hace 200 años, en la ciudad de Valladolid, nacía uno de los genios más importantes de la historia de la literatura de nuestro país, José Máximo Zorrilla Moral.

Veinte años después, el 15 de febrero de 1837, se celebraba el funeral del también genio escritor Mariano José de Larra, quien se había suicidado unos días antes del desengaño amoroso. En el entierro, un joven e incipiente poeta llamado José Zorrilla, leyó una sentida elegía que había compuesto expresamente para esta ocasión. Nadie lo conocía, nadie sabía de él, pero aquel escritor con cara de niño que recitaba unos versos en medio de aquellos románticos que lloraban la muerte del gran Larra, hizo que todos los allí presentes le prestaran atención.

 

Las malas lenguas, de hecho, dijeron que Zorrilla había escrito y leído ese poema preciso momento y lugar, con la intención de hacerse con el trabajo del difunto. Fuera o no así, consiguió el empleo y gracias a ello, hoy en día podemos disfrutar del legado de su pluma. Se decía también, que ese día murió Larra y nació Zorrilla.

 

El éxito llegó y con él, la silla de la Real Academia de la Lengua Española, en donde ingresó el 31 de mayo de 1885. Fue elegido miembro de la corporación con la silla “H”, pero nunca llegó a leer el discurso de ingreso dentro del plazo establecido, por lo que siguiendo el reglamento de la institución, no pudo continuar en ella. Por suerte, casi cuarenta años después, tomó posesión de una nueva silla con una extraordinaria composición en verso.

Con motivo del aniversario de su nacimiento, correos emitió un sello protagonizado por un retrato del propio escritor, del que se dice que no era muy aficionado a las cámaras de retratar. Tras la imagen del poeta, aparece una ilustración de Doña Inés, protagonista de su Don Juan Tenorio y un espadachín con el arma en alto.

EFEMÉRIDES LITERARIAS (II) CAMILO JOSÉ CELA. (1916-2002).

En 2016, cuando Camilo José Cela, hubiera cumplido 100 años. Por este motivo Correos emite un nuevo sello, dedicado a este hombre de letras que tanto aportó a la Literatura Universal. El 11 de mayo de 1916 nacía en Iría Flavia, provincia de la Coruña, el primer hijo del matrimonio Cela Trulock, que fue bautizado con los nombres de Camilo José Manuel Juan Ramón Francisco Jerónimo.

Se trasladó con su familia a Madrid y al ser internado en un sanatorio por tuberculosis, dedicó su tiempo a leer la obra completa de Ortega y Gasset y la colección completa de clásicos españoles de Rivadeneyra.

Comenzó estudios de medicina, y aunque el mundo perdió probablemente a un gran médico, ganó a un genio de las letras. Ingresó en la Facultad de Filosofía y letras y conoció a otros escritores como Pedro Salinas, Alonso Zamora Vicente, Miguel Hernández, María Zambrano o Max Aub entre otros.

Comenzó su producción literaria y nos dejó grandes obras como Pisando la dudosa luz del día, La Familia de Pascual Duarte, Viaje a la Alcarria, o la inolvidable La Colmena, que debido a la censura en nuestro país, fue publicada primero en Argentina.

Pero Camilo José Cela no fue solo escritor, como cuenta su hijo, también fue torero, actor, artista, bibliógrafo, editor e incluso cartero honorario.

Este ultimo titulo honorifico le fie concedido por correos en el año 1982, sumándose a este exclusivo “club” que comparte con otras cinco personalidades: Mariano Pardo de Figueroa, más conocido como Doctor Thebussem, Rafael Álvarez Sereix, Ramón Carande, Antonio Mingote y la reina Sofía.

Camilo José Cela cosechó grandes logros y reconocimiento, obteniendo los premios más importantes que se conceden en este ámbito. En 1987 fue reconocido con el premio Príncipe de Asturias de las Letras. Dos años después, recibió el premio Nobel de Literatura, y tras el Premio Planeta en 1994, le fue otorgado el Premio Cervantes un año después.

El sello que emite, recoge una calcografía con el rostro del escritor. Incluye su firma y alguna de las anotaciones manuscritas, que solía hacer para sus novelas.

 

EFEMERIDES LITERATOS (I). MIGUEL HERNÁNDEZ

 

El  15 de septiembre de 2017, correos puso en circulación tres nuevos sellos dedicados a otras tantas figuras de nuestras letras. Tres épocas representadas por tres escritores universales.

MIGUEL HERNANDEZ (1910-1942).

Fue un 28 de marzo de 1942 cuando se apagó la voz del poeta para siempre. Su pluma llena de garra, su desesperación y entrega, hicieron de él un caballero de las letras pese a que él decía de si mismo que era un “cabrero poeta” o un “poeta pastor”.

Se dice, aunque no se sabe, que cuando Miguel Hernández murió aquel día de primavera, a causa de una tuberculosis en la cárcel, nadie podía cerrarle los ojos. Sus ojos, tan llenos de expresión y casi rotos de dolor que hemos visto en muchos de sus relatos. Sus ojos no querían dejar de ver esa luz, la luz de la que habló tantas veces en sus poemas,…pero hay un rayo de sol en la lucha “que siempre deja la sombra vencida”.

Fue un hombre afortunado, pues estudió mucho más que los chiquillos de su condición y época. En el colegio de los Jesuitas de Santo Domingo que llegó a alcanzar los grados de “príncipe” “edil” y “emperador”, títulos con los que los Jesuitas distinguían a los buenos alumnos. Era un gran lector y esa afición creció también como lo hizo su amistad con Ramón Sijé, al que más tarde le dedicaría la famosa elegía con motivo de su muerte.

Comenzó a viajar a Madrid donde conoció a los poetas de la Generación del 27, aunque no en todos creó simpatías. Es sabido su no tan buena relación con García Lorca o Rafael Alberti, al que se dice insultó gravemente recibiendo un gran bofetón de su pareja, María Teresa León.

Hombre de fuertes ideas políticas en medio de la Guerra Civil, se casó con Josefina Manresa, la que fue su gran amor de su vida y con la que tuvo dos hijos. El primero falleció prematuramente y, el segundo es quien dedicó sus famosos versos “Nanas de la cebolla”, después de que su mujer le escribiese contándole las penalidades que ella y su hijo estaban viviendo, comiendo únicamente pan y cebolla.

El sello que conmemora el aniversario de su muerte, muestra al escritor recitando uno de sus poemas. Al fondo su mirada y también, su firma y el dibujo de un corazón que aparece en una de sus cartas a su mujer.

EFEMÉRIDE: 28 DE SEPTIEMBRE DE 1891. MELVILLE Y LA PESCA DE LA BALLENA.

En 1840, el joven Herman Melville, a la edad de veintiún años, embarca en el ballenero Acushnet, a bordo del cual pasará dieciocho meses. A mediados del siglo XIX, la pesca de la ballena era practicada por grandes barcos de tres mástiles que llevaban a bordo cuatro o cinco embarcaciones o balleneros, provistos de remos y en ocasiones de una vela.

En la novela de Moby Dick, Melville nos describe la captura de uno de estos enormes cetáceos que miden más de 20 metros de largo. Desde el puesto de observación, un vigía escruta constantemente el mar. Cuando descubre una gran masa negra que lanza un surtidor grita: “Sopla” es señal. En seguida, una ballenera se destaca del barco, con siete hombres a bordo, el arponero en la proa, el patrón en la popa, y cinco remeros que aprietan fuerte.

Cuando el patrón considera que el animal está bastante cerca, de la orden y el arponero, en proa y de pie, lanza su arma… la ballena, sorprendida, no se mueve, unos segundos más tarde, un segundo arpón se clava en su carne. Una persecución agotadora da comienzo entonces porque el animal, herido, intenta huir. Al cabo que la une a la ballenera se desenrolla. Las otras balleneras acuden en su ayuda. Los hombres amarran firmemente al cetáceo con ayuda a los arpones. Al cabo de dos o tres horas, alguna vez mas la ballena muere. Se le arrastra hasta el navío y a continuación, se la despedaza. Actualmente, la pesca de la ballena se realiza con navíos-fabricas, provistos de radar y de cañones lanza arpones.

Melville, el cantor de los cazadores de ballenas, murió en Nueva York, el 28 de septiembre de 1891.

 También ocurrió en ese día:

 

1820: Nace en Barmen, Alemania, el filosofo y    Revolucionario Friederich Engeis.

1970: Muere el escritor norteamericano John Dos Passos.

FUENTE: ARGOS

LA SIRENITA DE COPENHAGUE

La sirenita, mitad mujer, mitad pez, heroína de un cuento, fruto de la imaginación de Hans Christian Andersen en 1837. Símbolo de Dinamarca, su estatua señala la entrada del puerto de Copenhague.

Como todas sus hermanas, la sirenita es incluso por su talla, una mujer bellísima, pero su cuerpo terminaba en una larga cola de pez. Su voz es pura y melodiosa. Pero un día ve al hijo del rey y desde entonces, quiere convertirse en una joven como las demás, con dos piernas para poder acercarse al príncipe.

Su deseo se realiza, pero ¡a qué precio! En adelante nuestra heroína danzará con una gracia y una ligereza incomparable, pero cada paso que causará un sufrimiento espantoso. Además, sus labios permanecerán mudos. Ella acepta con alegría estas terribles condiciones, sin embargo, un día el príncipe se casa con otra joven y la Sirenita, con el corazón destrozado, desaparece en el mar para siempre.

 

(Fuente Argos.)

 

ROBINSON CRUSOE

Robinson Crusoe, naufrago en una isla desierta, héroe creado por Daniel Dafoe en 1719. Logró sobrevivir pese a todas las dificultades.

Un marino escoses, Alexandre Selkirk, vivió la terrible aventura de un hombre abandonado en una isla desierta, pero esta aventura duró solo cinco años, de 1704 a 1709, mientras que Dafoe condenó a su héroe a veintiocho años de soledad. Víctima de un naufragio, Robinson Crusoe se encuentra solo en una isla, en la desembocadura del Orinoco.

Al principio se desespera, pero luego va recuperando poco a poco la confianza. A fuerza de inteligencia y de ingenio, logra crearse unas condiciones de existencia casi normales.

Su bienestar es casi perfecto el día que salva a un pobre negro que los antropófagos habían llevado a la isla para matarlo. Lo bautiza “viernes” nombre del día en que se encuentran. Finalmente, un barco arriba a la isla y recoge a los dos hombres.

               (Fuente Argos.)

EL DONCEL DE SIGÜENZA.

Muchas personas piensan en visitar Sigüenza atraídas por su historia y por su arte, cuya obra más famosa es la escultura del doncel.

Su leyenda.

Se llamaba Martin Vázquez de Arce, prototipo de caballero renacentista, culto y guerrero no era tal doncel. Estuvo casado, tuvo una hija y una larga actividad militar con los Mendoza al servicio de los Reyes Católicos. Pero no lo conocemos por su vida sino por su muerte, o mejor, por su tumba alabada por Ortega y Gasset. Fue Unamuno, emocionado ante su sepulcro, quien llamó así por el aspecto de su rostro y creó la leyenda.

Murió con 25 años en la Vega de Granada, luchando contra los musulmanes  y así consiguió la fama tan importante para aquellos caballeros. Como, supuestamente aquella era una Guerra Santa, al morir también consiguió la gloria del cielo, su máxima aspiración.

La escultura es tremendamente simbólica: el laurel representa la fama y el León la Gloria de la resurrección. También el libro que tiene entre sus manos alimenta la imaginación: ¿reza, sueña, medita? Encontrarás tu respuesta si haces una visita a la Catedral, el hogar definitivo del Doncel de Sigüenza.

Contemplando la Catedral

Al llegar a Sigüenza, la imagen de la Catedral lo domina todo y que esta ciudad ha crecido con ella. Su aspecto es mucho menos estilizado que el de mayoría de las catedrales, como si fuera más robusta. Tiene algo  de fortaleza: sus primeros obispos eran guerreros y de humanismo: en ella está la tumba del Doncel.

Se empezó a construir en 1124 y se consagró en 1169 hace 850 años, aunque entonces no era tan majestuosa. Se completó hacia el siglo XV, aunque luego tuvo algunas ampliaciones.

Probablemente su aspecto de fortaleza proceda del hecho de que inicialmente estuvo integrada en la muralla. De esa época inicial románica y con influencia cisterciense, datan las torres y las portadas de la fachada principal .  También es románico el rosetón que se abre a la Plaza Mayor, el único de este tipo en España. Las bóvedas, las columnas y los muros y ventanas  interiores son protogóticos   y el Claustro, gótico tardío. Posteriormente, se realizaron ampliaciones y modificaciones interiores y exteriores, renacentistas, barrocas y neoclásicas.   

“Es la más bella escultura fúnebre de España”: Estas palabras las dijo el filósofo y ensayista José Ortega y Gasset (Madrid 1883-1955)y van dirigidas al Doncel de Sigüenza, aún hoy el mayor reclamo de la ciudad guadalajareña que recibe anualmente miles de visitantes para ver la famosa escultura. Pero seguramente Ortega y Gasset no sabía que esta figura guarda una gran mentira. Quién es el principal responsable de la mentira. Unamuno que idealizó a la figura en un texto denominando al “doncel”.

Para entender la mentira que envuelve a la popular figura de Martin Vázquez de Arce es necesario tener, primero tener claro el concepto de “doncel” . “Un doncel es el tratamiento que recibía los jóvenes fe entre 12 y 16 años cuya familias estaban compuestas por hidalgos o caballeros cercanos a la nobleza”, explica a ICOM Oscar Figueroa , argentino de 55 años que desde hace 15, cuando llegó a España, trabaja como guía de la catedral.

Vázquez de Arce, hijo de un consejero hijo del cardenal Pedro González de Mendoza,  tenía 25 años cando murió en Granada en el campo de batalla en 1486.  A modo de monumento funerario, sus padres, que le sobrevivieron , encargaron una escultura que le representara con la misma edad que tenía cuando perdió la vida. El joven de la escultura tiene 25 años, una edad madura para una época donde la esperanza de vida era mucho menor de lo que lo es ahora.  Llamarle doncel, es falta la verdad porque solo podía serlo los niños que no superaran los 15 años.”, señala el guía . La esperanza de vida en aquella época era de unos 35 años.

Pero ¿Quiénes son los responsables de este error? Nada menos que dos de los grandes intelectuales españoles, el filósofo y el ensayista José Ortegga y Gasset y el escritor y filósofo Miguel de Unamuno (Bilbao, 1864—Sevilla 1936).Ortega y Gasset, que viajaba asiduamente a  Sigüenza para deleitarse con la escultura no llegó a referirse a él como doncel pero atrajo con sus palabras   a Unamuno quien como ya hemos referido anteriormente se refiere al joven de la escultura como “doncel” probablemente para dar a su texto un toque romántico.

  

 

 

 

 

 

SHERLOCK HOLMES

 

Detective inglés, creado por la pluma de Sir Arthur Conan Doyle en 1887. Dotado de una notabilísima capacidad de deducción.

Sherlock Holmes nos parece a veces un poco ridículo con su hopalanda, su gorra y sus pequeñas manías de viejo muchacho. Pero ¡que detective! No pertenece a ningún cuerpo de policía y hace sus investigaciones únicamente por placer.

Acompañado siempre de su fiel amigo y confidente el doctor Watson, el detective procede a encuestas minuciosas que no olvidan el menor detalle, una colilla, una mota de polvo, un pedazo de papel son para el valiosos detalles que examina con lupa y que le sirven para realizar toda una serie de agudas deducciones, con gran admiración del doctor Watson, Holmes consigue invariablemente descubrir a los más hábiles criminales.

 

(Fuente Argos.)

 

RONCESVALLES

El 15 de agosto del año 778, la retaguardia del ejército de Carlomagno fue atacada y derrotada por los vascos en el despilfarro de Roncesvalles, paso entre España y Francia, al este de los Pirineos.

Desfiladero pirenaico situado entre Navarra y Francia, donde según la tradición, sufrieron una grave derrota las tropas de Carlomagno, al regresar de una expedición por tierras españolas.

                                             ABDERRAMÁN I

Navarros y vascos, unidos, infligieron al ejército galo que mandaba el famoso Rolando un elevado número de bajas al hostilizar su retirada por el angosto desfiladero.

Las tropas de Carlomagno, habían venido llamadas por algunos Walíes, árabes rebeldes a Abderramán I  y habían devastado la ciudad de Zaragoza. La legendaria batalla y la figura del vencido Rolando han sido cantadas por el romancero.

 

 (Fuente Argos.)

23 DE ABRIL. DOS PÉRDIDAS IRREPARABLES

El 23 de abril de 1616 es una fecha trascendental en la historia de la cultura, pues en este día y casi al mismo tiempo, morían dos genios de la literatura universal: Cervantes y Shakespeare.

El primero de los novelistas y el más grande de los dramaturgos, Miguel de Cervantes Saavedra nació en Alcalá de Henares, realizó sus estudios de forma desordenada pues su padre, un cirujano pobre, se desplazaba con toda su familia frecuentemente. Miguel se hizo militar y el 7 de octubre de 1571, en la batalla de Lepanto (en la cual la flota cristiana destruyó a la turca) quedó manco a resultas de una herida.

Más tarde fue hecho prisionero por los corsarios y sufrió cautividad en Argel durante cinco años. Cuando al fin pudo volver a España, escribió un libro que se haría famoso: Don Quijote de la Mancha, se trata de la historia de un hidalgo pobre que en compañía de su escudero Sancho Panza, recorre los caminos en busca de entuertos que deshacer. Cervantes murió en Madrid el 23 de abril de 1616, el mismo día que en Inglaterra, William Shakespeare se extinguía en Stratford-on-Avon.

Cuando William cumplió los dieciséis años de edad, su padre quiso emplearlo en su comercio, pero el joven sentía pasión por las letras y se dirigió a Londres, donde desempeñó papales de comediante. Shakespeare pronto se puso al frente de una compañía para la que escribía obras y actuaba al mismo tiempo. Dio representaciones ante públicos integrados por aristócratas, burgueses y artesanos. Para todos estos espectadores escribió obras muy variadas, piezas históricas, comedias o tragedias y creó personajes inolvidables: Romeo y Julieta, Otelo, Hamlet, Macbeth…

Todos-héroes de Cervantes y de Shakespeare- siguen vivos y con ellos el recuerdo de sus creadores.

FUENTE: ARGOS

También ocurrió en ese día:

  1. Se producen en Fuenteovejuna los sucesos que inspiran a Lope de Vega la

Obra de este título.

  1. Nace Max Planck, formulador de la teoría de los cuantos.

22 DE ABRIL DE 1616. EL INCA GARCILASO DE LA VEGA

Pocos personajes pueden ilustrar mejor el mensaje de de América Latina que Gómez Suarez de Figueroa, más conocido como “el Inca Garcilaso de la Vega” nombre que adoptó en 1563. Hijo de un conquistador español que empezó su carrera en la compaña de México y que llegó a ser gobernador de Cuzco e intendente de Justicia y de la palla (o princesa) india Isabel Chimpo  Ocllo, hija del inca Huallpa Túpac. Así pues, en Garcilaso se mezclaban las sangres de los estamentos más importantes de decisivos de la América poscolombina, la de los conquistadores españoles y la de los príncipes indios.

El Inca Garcilaso, tuvo oportunidad de conocer afondo las culturas incaica y española, y dominó tanto el quechua como el castellano. Cuando contaba veintiún años de edad, se trasladó a España y quiso seguir la carrera de las armas. Alcanzó el grado de capitán y molesto porque pensaba merecer mayores honores, abandonó la milicia.

A partir de ese momento desarrolló y puso de manifiesto sus dotes de humanista. Su obra más importante, “los comentarios reales de los incas” está dividida en dos partes, de las que la primera pese a ser menos extensa, es si lugar a dudas la más interesante.

Esta obra, de gran valor para el conocimiento de la historia del Perú, aporta datos de primera mano, pues el inca conoció a muchos de los protagonistas de la época tanto entre los conquistadores como entre los conquistados y gracias a sus relaciones con ellos obtuvo versiones directas de los hechos que relata.

Este gran humanista, que en sus escritos solía seguir la costumbre incaica de silenciar los hechos poco edificantes, murió en Córdoba, España el 22 de abril de 1616.

 También ocurrió en ese día:

  1. Nace en Madrigal de las Altas Torres Isabel la Católica.
  1. Pedro Álvarez Cabral toma posesión de Brasil.

(Fuente Argos)