LA IGLESIA DE SAN ROQUE, UNA RELIQUIA PERDIDA.

 

Entre las varias reliquias que ha ido perdiendo Asunción a lo largo de su historia, se encuentra la antigua Iglesia de San Roque, construida en tiempos de Carlos A. López y demolida en 1969. Era muy similar al templo de la Recoleta, tenia estilo y alrededor había espacio para los feligreses.

“Desagradable sorpresa nos causó constatar que un monumento de nuestro pasado, la iglesia de San Roque-construida durante el gobierno de D. Carlos López- está siendo derribada. Unida a nuestra historia, merece seguir en pie. Restaurada sí, pero no destruida”

Este suelto se publicaba en la portada de ABC color el 22 de agosto de 1969. Sin embargo, la destrucción del patrimonio continuó y la antigua Iglesia de San Roque, actualmente es un recuerdo que despierta nostalgias en el centro capitalino, especialmente entre quienes la conocieron.

El arquitecto Ramón Gutiérrez, en su libro “Evolución Urbanística y Arquitectura de Paraguay”, refiere que la primera iglesia dedicada a San Roque fue construida ya en tiempos de Hernandarias a inicios del siglo XVII como parroquia “de naturales” pues, como existía la de San Blas, le pareció conveniente que las mujeres tuvieran “iglesia aparte”.

La iglesia de San Roque fue entregada a la orden de los franciscanos en 1735, lo que generó un largo entredicho de la orden con el padre Juan Cabrera de Avendaño, de la vecina Iglesia de San Blas. Al año siguiente, los franciscanos reedificaron la iglesia en un nuevo emplazamiento cercano. “la obra fue hecha por Cristóbal Domínguez y se concluyó el 15 de agosto de 1781 erigiéndola en vice parroquia. Reedificada parcialmente en 1791, se le anexó un hospital de dos plantas, refiere Gutiérrez. En el año 1801 se le anexa una torre de madera guarnecida con ladrillos cocidos y piedra.

“Este templo fue demolido en 1854 por orden de D. Carlos Antonio López, quien mando hacer uno totalmente nuevo. La obra fue concluida el 20 de mayo de 1853 y dispone el cierre de la antigua hasta su demolición”.

El urbanista refiere que la fachada combinaba las novedades de las líneas clásicas italianizantes de la época. “de sobrio recorte con un frontis barroquista. Tenía una sola torre y sus lineamientos tanto en el trazado como en el tratamiento eran muy similares a los de la Iglesia de la Recoleta erigida en la misma época”. Dice la inscripción.

La Iglesia tenía una sola nave semejante a un vasto salón rectangular cubierto con techo de cerchas y tejas y provisto de dos corredores laterales, agrega el arquitecto Juan Giuria en si libro “La Arquitectura en Paraguay”.

Este templo ocupaba el centro del terreno que era como una gran plaza, dándole mayor realce y posibilitando que la feligresía se consagrara masivamente en torno al templo para las festividades religiosas del calendario litúrgico. Eran especialmente coloridas y bulliciosas las fiestas patronales de San Roque y las solemnidades de la Semana Santa.

Anuncios