50 HITOS DE NUESTRA HISTORIA. GARCÍA DE CORTÁZAR. (X)

32.- CONSTITUCIÓN DE CÁDIZ.- (1812)

La otra cara de la guerra de la Independencia la dibujarían las Cortes de Cádiz, donde los liberales españoles convirtieron una rebelión popular contra los ejércitos de Napoleón en una insurrección nacional contra la desigualdad y la tiranía. Españoles, diría Argüelles, enarbolando la Constitución de 1812 como se levanta una bandera o se construye un sueño “aquí tenéis vuestra patria”. Las naciones, pregonaban los poetas, tenían vida propia y todo era cuestión de despertarles el alma ante el tirano. ¡Patria! No existe donde sólo hay opresos y opresores, escribía un jovencísimo Duque de Rivas queriendo llevar con su voz la libertad a los campos de España.

 

33.-PINTURAS NEGRAS DE GOYA.- (1819-23)

Francisco de Goya tiene la mirada del hombre moderno sobre las desastrosas guerras y las cortes posrevolucionarias. Anticipa la pintura y las visiones de un mundo  poblado por los monstruos de la razón. Y sus Pinturas Negras, sótanos del alma, reino de la mancha y el no color, poblado por brujas y voracidad saturnal.

Anuncios

TIEPOLO, GIAMBAUTISTA. (1696-1770) PINTOR ITALIANO

 

Esta vez también me ha ayudado ese pequeño libro conocido por “Sabías que”. Fue suficiente  estos tres renglones: “El rey español Carlos llamó  a su corte en 1762 a Giambautista Tiepolo para que decorara el Palacio Real”.

La  enciclopedia Voz y a través de su biografía vamos a comprobar si Carlos III estuvo acertado en su elección. Parece que sí por lo que leemos al comenzar. Tiepolo fue famoso en toda Europa como fresquista sin rival y espléndido dibujante. Su primer maestro alentaba a sus alumnos a estudiar el arte veneciano del siglo XVI. Su primera clientela fue la nobleza veneciana. Llamado a Madrid en 1761 para decorar el Salón del Trono del Palacio Nuevo, Tiepolo quiso excusarse alegando su avanzada edad y  sus   numerosos compromisos, pero Carlos III no quería otro artista. Tiepolo decoró las estancias del Palacio entre el verano de 1762 y el invierno de 1766; después , deseando quedarse en la Corte de España, aceptó otros encargos  reales como pintor de cámara . Cuando murió a finales de marzo de 1770, estaba diseñando frescos para la cúpula de la colegiata de San Ildefonso de la Granja, proyecto en el que le sucedió Francisco Bayeu.

crucifixion

Durante la búsqueda encontré el cuadro titulado “La Crucifixión” , que forma parte de la serie de ocho escenas de la Pasión. Pintada en Venecia para el Convento de San Felipe Neri de Madrid de donde se incorporaron a la colección del Museo de la Trinidad y después al Prado.

muchachaloro

   

 

VELÁZQUEZ Y MURILLO EN SEVILLA, RIBERA EN MADRID

sello_77927 sello_77824 

El Prado y la fundación Focus colaboran en estos dos proyectos.La muestra ha supuesto préstamos por parte de once museos e instituciones, principalmente el Prado, pero también el Louvre, la Wellington Collection  o La National Gallery.

La exposición de Sevilla podrá verse hasta el  28 de febrero. La muestra reúne 10 obras de Murillo y 9 de Velázquez . La selección ha sido realizada por Gabriele Finaldi, comisario de la muestra.

Esta es la primera gran exposición conmemorativa del cuarto centenario del nacimiento de Murillo, que próximamente se celebrará esta efeméride en su ciudad natal.

Los dos genios de la pintura nacieron en Sevilla. Diego Velázquez en 1599 y Bartolomé Esteban Murillos en 1617. El autor de Las Meninas abandonó muy joven, con solo 24 años, la ciudad rica y culta que era entonces la capital hispalense para instalarse en Madrid, donde pudo protagonizar una carrera deslumbrante al servicio de Felipe IV. Murillo, sin embargo, desarrolló toda su carrera en Sevilla, centrado en temas religiosos por encargo de entidades eclesiásticas y nunca viajó fuera de España.

Como era de esperar, la prensa se ha ocupado del evento; a mis seguidores les gustará conocer los titulares utilizados por los articulistas :

VELÁZQUEZ Y MURILLO, frente a frente,

MURILLO Y VELÁZQUEZ, duelo al sol.

¿TÚ DE VELAZQUEZ, O DE MURILLO?

VELÁZQUEZ Y MURILLO, aire familiar.

Creo que debemos dedicar un tiempo a a los datos biográficos de ambos personajes, y voy a empezar por Diego Velázquez  (1599 – 1660). Su producción alcanza la cifra de 130 obras, todas lienzo salvo un par de dibujos. Trabajó en Sevilla de 1618 a 1623. Después se marchó a Madrid.

Su maestro fue Francisco Pacheco, quien más tarde sería su suegro. Los encargos los recibió del Rey Felipe IV, el Papa Inocencio XX  y la nobleza.

Sus dibujos tenían una concepción clásica, su espíritu era más sosegado.

En la corte madrileña pinta dioses y príncipes, retratos, lienzos mitológicos y cuadros de Historia, no hará más pintura religiosa.

Su carrera fue meteórica. Aposentador real, enfermó de viruela y murió tras un viaje con la corte a Fuenterrabía.

velazquezvelazquez2

Bartolomé Esteban Murillo  (1617 – 1682) pintó unas  420 (390 lienzos, 20 tablas, 4 cobres,  3 obsidianas) y un número similar de dibujos. Toda su carrera se desarrolló en Sevilla.

murillo

Se formó en el taller de su primo político Juan del Castillo. Su clientela fueron las principales órdenes religiosas sevillanas.

Murillo fue un dibujante excepcional, instintivo , arrebatado por la pasión. Destaca por la libertad del trazo y la armonía.

Sobresale la variedad y brillantez con que saca partido al color. Pinta delimitando grandes manchas de color en sus composiciones.

Casi toda su producción se limita a la temática religiosa (vírgenes o santos) obras de devoción para uso tanto público como privado.

Su carrera y su talento tardaron en despegar. Murió tras caerse de un andamio mientras pintaba Los desposorios de Santa Catalina.   

murillo murillo2