SELLOS MOTIVOS RELIGIOSOS

Aunque en España aparecen sello con motivos religioso con anterioridad, es en 1955 cuando se edita el primer sello dedicado a la Navidad, de 8o cts., con una reproducción de “La Sagrada Familia de El Greco (Edifil 1184). Este sello se puso en circulación el 24 de diciembre, por lo que difícilmente alguien pudo usarlo para enviar su felicitación. 

El siguiente es editado en 1959, de 1 pta., con el motivo similar de “La Sagrada Familia “de Goya, (Edifil 1253). El 10 de diciembre por lo que ya es posible conseguirlo antes de enviar la felicitación de ese mismo año.

A partir de entonces, todos los años se editan con motivos similares de artistas españoles: Velázquez, José  Ginés , De Mena, Verruguete, Zurbarán ,…..o de obras que están en el Museo del Prado. A partir de 1969 se editaron dos sellos con valores faciales diferentes para dos tarifas postales, y se introducen imágenes de retablos, capiteles y frescos de catedrales o iglesias españolas.

La demanda de estos sellos  aumenta tanto que rápidamente se pasa de una tirada de cinco millones de 1955,  a 15 millones en 1959, a 20 millones en 1960 y llega hasta 25 millones en 1961 y 1965. En 1984 se introduce el papel fosforescente en los sellos de navidad.

En 1987 se produce un cambio radical en el motivo mostrado, dejan de mostrar imágenes religiosas y pasan a incluir detalles de fiesta popular, en concreto el sello de 20 pesetas. Se titula “navidad con los colores de España y Europa “con unas bolas de árbol, y el de 50 pesetas, “Fiesta dentro de Hogar” con una zambomba y pandereta. Para entonces la tirada es solo 4 millones. En 1990 el surrealismo en los sellos de Navidad alcanza su apogeo con el título “poema cósmico”.

En 1991 los sellos retornan a las imagenes religiosas. En 1992 solo se edita un sello de 27 pesetas, mostrando por primera vez la obra de una belenista viva entonces, Obdulia Acevedo, a instancias de la Asociación de Belenistas de Madrid. Este sello presenta una particularidad de la época: un texto en la parte inferior que no es posible leer a primera vista.

En 1998 y 1999 se combina un motivo religioso con otro que no lo es. En 2003 uno de los sellos está dedicado a la Cabalgata de los Reyes Magos de Alcoy (la más antigua de España) y posiblemente del mundo).

En 2006 aparecen los primeros sellos de navidad autoadhesivos, y en el año 2013 uno de los sellos está dedicado por primera vez a la tradición tan española de tomas las doce uvas en Nochevieja con el texto de “Feliz Año”.

En estos últimos años, los sellos de navidad ya han perdido su atractivo, en parte porque la costumbre de enviar felicitaciones por correo postal que se está perdiendo. En parte porque ya es difícil conseguirlos en un estanco de barrio, sin embargo, podemos decir que todavía persiste y es la temática que más tiempo sin interrupción existe en los sellos de España.   

 

CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Estén o no sus santos huesos en la cripta d la Catedral, lo cierto es  que la culpa de tanta belleza la tumba del Apóstol Santiago. El mismo  que convirtió a la pequeña ciudad de Compostela en el destino final de la peregrinación iniciática mundialmente conocida como su camino el de Santiago.

Una ruta que sigue los pasos de las estrellas de la Vía Láctea, y sirve de cordón umbilical entre la Península y el Viejo Continente. Un viaje del que nadie vuelve siendo el mismo. Algo parecido pasa cuando levantas la vista y te encuentras frente a frente con el Pórtico de la Gloria y tontamente te pones a descifrar las virguerías de la Puerta del Obradoiro , para finalmente buscar la Puerta del Perdón con la pena del que abandona un amor imposible. 

Una vez dentro la procesión sigue  su curso y para amenizar tanto festival de emociones , el Botafumeiro se encarga de grabar en tu memoria el deseado y esquivo dolor de la esperanza.   

EL ARTE EN UNA CARTUJA. MONASTERIOS CARTUJOS EN EL MUNDO. (IV)

Durante los siglos XIV y XV los reyes nobles, príncipes de la iglesia, burgueses, etc. dotaron a los cartujos de grandes obras de arte. Los reyes de Castilla favorecieron en este sentido a los cartujos de Miraflores en Burgos (España) y el Paular en Madrid. Pueden verse fabulosos sepulcros, magníficos escudos y gran ornamentación en las iglesias.

Los duques de Borgoña hicieron otro tanto con la cartuja de Champmol en Dijon, donde se conservan obras de los mejores artistas de la época: Jean de Marville (escultor), Claus Sluter, escultor representativo de la época que influyó en la escultura gótica del siglo XV y cuya obra maestra en esta cartuja es el gran Calvario del que se conserva el alto pedestal conocido como “El Pozo de Moisés” con representaciones de Moisés, David, Jeremías, Zacarías, Isaías y Daniel. Le ayudó su sobrino Claus de Werwe, autor del sepulcro de Felipe II de Borgoña en esta misma cartuja.

Detalle del monumento funerario de Juan II en la cartuja de Miraflores, obra de Gil de Siloé. El arquitecto responsable de la obra fue Drouet de Dammartin, que llevó a cabo una total transformación, convirtiendo un humilde monasterio en otro de aspecto suntuoso. Los pintores consagrados fueron Broederlam (1394-1399) cuyas tablas están en el museo de Dijon y Simone Martini (1283-1344), artista del trecento italiano.

El arte funerario en las cartujas se manifiesta de manera muy especial pues era este tema el que impulsaba a los patrocinadores a ensalzar y enriquecer los monasterios de esta orden religiosa tan dedicada a la oración. Así surgió la moda desde Champmol de construir los monumentos funerarios en mitad de la iglesia para que las oraciones de los cartujos, dirigidas al altar mayor, no tuvieran más remedio que tropezar con los enterramientos. Tal era la fe en estas oraciones por la salvación del alma.

 

El monumento funerario estaba acompañado por las estatuas de los monjes en pleno rezo afligido (los llamados Pleurants), con el rostro oculto por la capucha. Fue una moda que se extendió por toda Europa. En la cartuja de Miraflores de Burgos, Isabel la Católica, mandó erigir un monumento funerario a sus padres (Juan II de Castilla e Isabel de Portugal), también en medio de la iglesia. La diferencia con el de Champmol, está en la ausencia de todo aire fúnebre y dramático. En este caso del autor Gil de Siloé al hacer su obra casi un siglo después de la francesa y atendiéndose a otras modas, dota a sus personajes de un aire dulce y sereno.

 

MONASTERIOS CARTUJOS EN EL MUNDO (III) DESCRIPCIÓN DE UNA CELDA.

La celda de un cartujo tenía como mobiliario un camastro de madera con un saco de paja y dos mantas, mas una almohada, un banco, una mesa y una estantería con dos únicos libros de que podía disponer. En la pared, podían tener colgado un crucifijo o un cuadro de devoción. La celda tenía un pequeño añadido que servía como cuarto de estar.

Desde ella se accedía al huerto. Por uno de sus lados había un corredor que la aislaba de la panda del claustro para evitar posible turbaciones. Este corredor tenía a su vez un pequeño pórtico por el que podía entrar el prior al huerto para inspeccionarlo y dar el visto bueno. Todos los huertos estaban protegidos por un muro que rodeaba el conjunto monástico. Por el otro lado, había otro corredor que conducía hasta la letrina que se encontraba al fondo.

En el lado opuesto había una estrecha abertura que daba a la panda del claustro. por esta abertura un hermano o converso depositaba la comida que solía consistir en pan, jarra de vino y alguna otra cosa que no produjese el huerto.

Las celdas de los cartujos se mantuvieron siempre sobrias y pobres sin que la suntuosidad de la iglesia o del resto del monasterio (cuando la hubiera) las contaminase en ningún sentido.

MONASTERIOS CARTUJOS EN EL MUNDO (I)

 

Una Cartuja o monasterio Cartujo, es un monasterio de orden religiosa de los cartujos. La palabra “cartuja” proviene del nombre de la Chartreuse, un macizo situado en Francia, al norte de Grenoble, donde San Bruno (sacerdote nacido en Colonia Alemania en 1030 y fallecido en 6 de octubre de 1101, fundador de la primera casa Cartuja).

El primer monasterio llamado “Chartreuse” fue edificado en 1084 con ayuda de otros seis compañeros, en unos terrenos montañosos y solitarios que les había ofrecido Hugo, obispo de Grenoble (Francia) a poca distancia de esa ciudad. Construyeron cabañas de madera individuales que unen a la zona de vida en común (iglesia, refectorio y sala capitular) a través de una galería, también de madera.

El lugar elegido pasó a lo largo del tiempo por varios desastres naturales como avalanchas de nieve y rocas, que afectaron al monasterio. Uno de los sucesores de San Bruno, Guido I, trasladó la comunidad algo mas debajo de la gran montaña y fundó la “Grande Chartreuse”.

Guido I redactó en 1127, ochenta capítulos para una regla que tituló “Consuetudines Cartusiae”. El Papa Inocencio II la aprobó en 113. Se fundamenta en la regla benedictina más las normativas añadidas para la orden cartuja. Los monjes debían ser doce y más adelante se llegó al número de veinticuatro. Vivían en celdas individuales con acceso a un pequeño huerto que cultivaba cada uno.

Las celdas estaban dispuestas en torno al claustro. Para poder comunicarse con el resto del mundo, se ayudaban de los hermanos, que también vivian en el monasterio, pero apartados de los padres. Los hermanos tenían contacto con el exterior.

Los cartujos llevaban una vida de contemplación y retiro, pero no necesariamente sus monasterios estaban construidos en lugares apartados y recónditos. El aislamiento lo daba el propio edificio y sus dependencias estructuradas especialmente con este fin. Durante los siglos XI, XII y XIII, hubo muy pocas cartujas. En 1200 había solo treintaisiete, mientras en Europa tenia centenares de monasterios benedictinos. En los siglos XIV y XV, llegaron a ser ciento noventa y cinco, es el momento de  máximo esplendor y el momento en el que se transforman los edificios, que pasan de tener una estructura funcional a ser centros de creación de arte.

Es en estos siglos, cuando los poderosos de la tierra, los reyes, la nobleza y la burguesía, se fijan en esta orden de vida contemplativa y sobria. Entonces quieren asegurarse de que las oraciones de los monjes cartujos les sirvan como intermediarias para la salvación de su alma. A cambio de las oraciones, dotan a los monasterios de grandes obras de arte. No se concibe en esa época, que los edificios donde habitan gentes tan santas sean austeros y pobres.

PRIMERA EXPOSICIÓN FILATÉLICA DE LA UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS.

El sello de la historia y presencia jesuítica. La presencia de la Compañía de Jesús se encuentra en el lenguaje colorista y multicultural de los sellos de 59 países del mundo, en la primera Exposición Filatélica de la Universidad Pontificia Comillas.

Bajo el titulo  “A mayor Gloria de Dios” San Ignacio de Loyola y los Jesuitas, la muestra refleja en estampas la vida de san Ignacio de Loyola y San Francisco Javier , el nacimiento de la Compañía, además de diferentes imágenes de misioneros, científicos, iglesias, artistas jesuitas y obras de arte.

Desde que Rowland Hill elaboró, en Gran Bretaña, la primera de estas etiquetas engomadas en 1840, que verían la luz en España 10 años más tarde, la innovación se extendió con rapidez por todo el mundo, hoy, el pasado aparece recogido en sellos como el de la exposición que nos ocupa sobre la Compañía de Jesús.

La exposición, “A Mayor Gloria de Dios”, San Ignacio de Loyola y los jesuitas constituye la primera muestra filatélica de la Universidad Pontificia Comillas. Esta primera exposición, ha sido conmemorada por correos, que ha diseñado para esta ocasión un matasellos especial.

Confirman la muestra 96 hojas filatélicas, junto a 192 sellos y diversos efectos postales: hojas bloque (32) matasellos especiales (52), matasellos de primer día (45), franqueos concertados (16), tarjetas postales (11), sellos-muestra (2), aerogramas (1), etc. Todo ello se presenta con claridad pedagógica, introduciendo al espectador en el ser de la Compañía de Jesús, que realiza su misión apostólica de formas diversas: teólogos y humanistas, predicadores, científicos, misioneros, exploradores, universidades….

Esta exposición, premiada en diversas ocasiones, es solo una parte de la colección del padre Rafael Mateos, experto filatélico.Este jesuita y coleccionista de sellos, comenta que empezó “esta colección en 1982, con motivo de la semana ignaciana en la Escuela Loyola, Aranjuez, y de ahí surgió la idea de preparar algo para el Año Ignaciano de 1991, así, presenté por primera vez la colección ese mismo año en Loyola”.

Muestras como ésta, nos brindan la oportunidad de conocer la presencia en el mundo de la Compañía de Jesús, a través del sello, pequeño pero muy cercano al acompañante de su historia y de la historia de todos los que hemos hecho viajar nuestras palabras en un sobre.

Artículo publicado por Rosa Puga, el

20 de noviembre de 2003.

MALTA

Con anterioridad dediqué dos entradas :3/11/12 y 26/10/13 .Pero en aquel entonces no figuraba en mis existencias el sello que nos acompaña y que nos muestra el rostro de una dama: Adelaide Ciní.

Contando con una breve biografía os la voy a dar a conocer: La hija de un dueño de una fábrica de pasta . Una niña piadosa, a los 18 años , tuvo una crisis en la que recibió una propuesta de matrimonio y al mismo tiempo discernió una llamada a la vida religiosa. En lugar de cualquiera de los dos, pasó  toda una vida  como laica trabajando con prostitutas , niñas abandonadas  y madres solteras , incluso convirtiendo la antigua fábrica de su padre en un hogar de refugio. Se ha abierto su causa de canonización para una vida de virtudes heroicas.

DALAI LAMA

 

Dalai Lama, jefe religioso y político tibetano. Apareció en el siglo XV. Es considerado una reencarnación de Buda.

 El Tíbet es un país extraordinario. Aislados en el centro de Asia, al norte de la Cordillera del Himalaya, los tibetanos viven a más de 4.500 metros de altitud, hasta 1959, el Dalai Lama residía en el extraño e inmenso palacio de Potala, en Lhassa, la capital. Allí rodeado de monjes, los lamas se entregaban al estudio, a la oración y a la meditación.

Cuando el Tíbet fue invadido por China en 1959, el Dalai Lama se refugió en la india. Según la tradición, cuando muere el Dalai Lama, su espíritu se reencarna en un niño recién nacido, al cual los lamas buscan y reconocen por las señales sobrenaturales que lo identifican y lo llevan con ellos para encargarse de su educación.

                      (Fuente Argos.)

EL CAMINO DE SANTIAGO

Santiago de Compostela fue, durante la Edad Media, uno de los santuarios europeos que mayor atractivo ejercieron sobre los peregrinos. El camino de Santiago era el que seguían los peregrinos de más allá de los Pirineos que se dirigían a la ciudad gallega.

Durante la Edad Media, Santiago fue un famoso punto de convergencia de peregrinos procedentes de toda Europa, cerca de tres siglos duró la época de mayor esplendor de las peregrinaciones, que comenzaron en el siglo XII.

Los peregrinos acudían al sepulcro del apóstol en su penitencia o en cumplimiento de una promesa, generalmente seguían las antiguas vías romanas, el tránsito por ellas era tan intenso que a lo largo de todo su recorrido surgieron numerosos hospitales, así como monasterios e incluso pueblos y ciudades. Monumentos como los monasterios como el de San Juan de la Peña y Santo Domingo de la Calzada y las Catedrales de Burgos y León que se hallan en el antiguo camino de Santiago.

                        (Fuente Argos.)

 

 

LA TORRE DE LA GIRALDA

 

La giralda brinda el curioso testimonio de la alianza de dos estilos de arquitectura religiosa española, musulmán y católico. Con sus 97,50 metros de altura, la Giralda domina Sevilla.

La Giralda es alminar de una antigua mezquita construida en el siglo XII por el emir Abu Yacub, los marroquíes construyeron en el mismo periodo la famosa Kutubia de Marrakech, que es una hermana gemela de la Giralda. Esta es una torre cuadrada de 13 metros de lado, muros de ladrillo de un grosor de 2,5 metros con elegantes ventanales.

En el interior una suave rampa permite la ascensión hasta los 70 metros. Un gracioso campanario barroco de cinco pisos (y 24 campanas) corona la torre árabe. Y en la más alto, una estatua de bronce de 4 metros, que a pesar de sus más de 1.288 kilos, gira levemente como una veleta, y que es la que ha dado a la torre su nombre de “Giralda”.

 

En este blog y con fecha 9 de Octubre de 2013,   realicé  una entrada con el título de “Centenarios, Ángel Ganivet y la Giralda” y anteriormente a esta entrada, el 14 de Marzo de 2013 otra con el título de “Catedral de Sevilla II) donde también se hace referencia a la Giralda.

 

(Fuentes Argos.)

 

 

LA PASIÓN ARTÍSTICA DEL REY FELIPE II

 

El monasterio  de San Lorenzo en el  Real de El Escorial fue mandado construir por Felipe II en 1562.  Cuando falleció el rey, en 1598, la obra ya estaba concluida.  En tan breve espacio de tiempo, un monumento de tan vastas dimensiones, posibilitó una unidad de lenguaje sin igual. Detrás de tan magna obra,  se encontraba el propio rey y los arquitectos Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera.

El monasterio fue creado para ser panteón, basílica, palacio y biblioteca, y para su decoración se buscó lo mejor del siglo XVI: Patinir, Navarrete el Mudo, Pantoja de la Cruz, Sánchez Coello o Gerard David, además de El Bosco y Tiziano. Cuenta de ello lo dan “Los Libros de entrega de Felipe II”. El monasterio se convirtió así en el principal centro de obras de arte de la Europa del Renacimiento y el edificio del siglo XVI el mejor documentado de Europa.

El gran valor que aporta De El Bosco, a Tiziano. “Arte y maravilla en El Escorial” es que las obras se exponen en los lugares para los que fueron concebidas, lo cual hace que la obra de arte se reencarne y recobre sentido histórico.

El Bosco y Tiziano

En la Sala de Honores encontramos un espacio dedicado a El Bosco y a los pintores preferidos de Felipe II. Podemos contemplar diversas obras de caballete y las tablas “Ecce Homo” y “Cristo camino del Calvario”, de El Bosco.

El espacio de la Iglesia vieja está dedicado a Tiziano y a la influencia italiana, junto a la escuela flamenca de El Bosco y la española de Navarrete, el Mudo. Felipe II fue el mayor coleccionista de obras de Tiziano en la Europa del Renacimiento, y en la Iglesia vieja se conservan “El martirio de san Lorenzo” y una copia de “La sepultura de Cristo” y “La adoración de los reyes”. También aquí encontramos la serie de tapices “Paños de oro”, que formó parte de la decoración de la iglesia en algunos periodos.

La Galería de batallas.

En este espacio encontramos unos magníficos frescos que representan episodios bélicos: la “Victoria de San Quintín”, que tuvo lugar el 10 de agosto de 1557, festividad de San Lorenzo y motivo de la construcción del monasterio.

“La batalla de la Higueruela”, una victoria contra los infieles musulmanes; y la “Batalla de las Islas Terceras”, ganada por don Álvaro de Bazán, exponente de la guerra moderna en el mar.

Música y Liturgia

En el coro de la basílica se custodian libros de canto desde el siglo XVI: cantorales, pasionarios y los Libros de consagración de la basílica. El monasterio fue un auténtico archivo de la Contrarreforma, con su amplísima colección de relicarios, imágenes de santos, libros miniados, pinturas y esculturas.

Patio de los evangelistas

El “Patio de los evangelistas” es una de las grandes piezas arquitectónicas del edificio. El templete central, obra tardía de Herrera, está decorado con cuatro esculturas, de san Mateo, san Marcos, san Lucas y san Juan, obras de Juan Bautista Monegro. Todo un conjunto en granito, mármoles y jaspes de diferentes colores.

Además de lo expuesto, no se pueden dejar de citar los tapices de Michel de Coxcie de la serie “La construcción del arca de Noé” y el cartón que representa la “Entrada de Noé” y “Los animales en el arca”, que se exhiben en el claustro alto. Tampoco la escalera principal, una de las primeras  mayores de estilo imperial construidas en el Renacimiento.

En los frescos de su bóveda, obra de Lucas Jordán, se representa la Gloria de la monarquía española, con temas como “La batalla de San Quintín”, o “La Gloria de la Casa de Austria”.

Puede decirse que el rey Felipe II ideó El Escorial como un auténtico parnaso en el que los mejores artistas de la época actuaron en su decoración y ornato. Un arte y maravilla que se puede contemplar hasta el día 14 del próximo mes de septiembre.

Fuente: Alfa Omega 2014

 

GALICIA (IV). POR EL CAMINO DE SANTIAGO LUGAR DE ENCUENTRO

La ruta jacobea, “la más maravillosa aventura que un cristiano puede vivir antes de su muerte” en palabra de Dante, atrae cada año a millones de peregrinos.

Desde la primera peregrinación documentada en el 950, gentes de todo el mundo llegan a Compostela a pie, a caballo y hoy día también en bicicleta, todos, medios válidos para obtener la Compostela o indulgencia plenaria.

Las peregrinaciones hasta la tumba del Apóstol Santiago se sucedieron a lo largo de siglos, dando origen a nuevas ciudades y nuevas formas de vida y trabajo, fruto de intercambio comercial y cultural que promovían.

El camino más antiguo conducía a Galicia a través del puesto del Acebo y la Puebla de Burón, otros entraban por Ribadeo, pero todos desembocaban en el camino francés.  

 

IGLESIA DE BOYANA, SOFÍA. BULGARIA

Los sellos que nos acompañan se emitieron en Bulgaria en 1973 ; ellos reproducen pinturas murales de la iglesia citada en el título de la entrada. Los motivos utilizados en la pintura mural han sido muy variados y numerosos  Las técnicas utilizadas tradicionalmente en la pintura mural han sido la pintura al temple, al óleo y al fresco.  Por diversos autores y en diferentes épocas se ha utilizado una técnica que podríamos llamar mixta.

La iglesia de Boyana es una iglesia ortodoxa  búlgara medieval situada en las afueras de Sofía  (Bulgaria) , en el barrio de Boyana, al pie del macizo de Vitosha.  El monumento fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la ONU en 1979.  El edificio, de dos pisos, está formado por tres alas.

El ala este fue construida a finales del siglo X o principios del XI. En el siglo XIII, durante el Segundo Imperio búlgaro, se añadió el ala central. . La iglesia se completo con el ala oeste a mediados del siglo XIX . Un total de 89 escenas con 240 imágenes humanas están pintadas en la pared de la iglesia.

Lo que llevo escrito se lo debo a Wikipedia y lo que voy a ampliar es por la lectura de un texto que me ofrece turismosofia :El origen de los frescos se remonta al año 1279 y en ellos se plasman escenas de la sociedad de la época y están contabilizadas 240 figuras humanas, entre ellas las mas logradas son los retratos del Zar Constantino y su esposa la Zarina Kaloya.

Se desconoce el nombre del autor de la obra pero se supone que procedía de la escuela de Veliko Tarnovo. Aparte de los frescos del siglo XIII la iglesia fue decorada posteriormente también con otras pinturas en los siglos XIV, XVI y XVII.

POR EL V CENTENARIO DE LA REFORMA PROTESTANTE.

Para dicha celebración el Vaticano publicará el sello que nos acompaña, en el que figuran los herejes Martín Lutero y Felipe Melanchton al pie de la cruz. La Santa Sede muestra en primer término y en el fondo vista dorada intemporal de la ciudad de Wittenberg, según la descripción del Vaticano

También podemos leer esto:De la herejía al cisma.  El Papa León X prohibió las teorías del monje agustino el 15 de junio de 1520 (Exsuge Domine ) 41 proposiciones fueron condenadas y Lutero fue citado para que diera una explicaciones de sus acciones . Posteriormente Lutero llevó su revolución al nivel político.  Siendo convocado a la Dieta de Worms.  

Muy pronto se distanció de su fiel discípulo Thomas Mü, un profeta visionario que agitaba a los campesinos contra los impíos. Lutero recurrió a los señores de Sajonia, Hesse, Brandeburgo, etc.  El año 1525 marcó la terrible represión de la Guerra de los Campesinos, mientras Lutero se casaba, el 13 de julio de 1525, con Catalina de Bora, una ex monja.

6 DE ENERO DE 1275. MUERE SAN RAIMUNDO DE PEÑAFORT.

En la expedición militar contra Mallorca, capitaneada por Jaime I el Conquistador, el dominico Raimundo de Peñafort fue uno de los eclesiásticos que eligió el rey para que le acompañara. Debido a unas desavenencias entre el santo y el rey, Raimundo de Peñafort decidió abandonar la isla, a lo que Jaime I se opuso rotundamente. Sin embargo, Raimundo, según cuenta la leyenda, consiguió llevar a término su propósito: extendió su capa en el agua, se subió a ella y llego, por este curioso medio de navegación, desde el puerto de Sóller al de Barcelona.

                         Tira la capa a la mar

                         Per servir de barca

                         I amb l´espaculari

                         Gran vela n´alcava…

Dice una canción catalana. (“Lanza su capa al mar/para que sirva de barca/y con el escapulario/una gran vela alzaba.”) a este espectacular viaje se le ha dado en llamar el milagro de la “transfretacion”.

Raimundo de Peñafort fue, con san Pedro Nolasco y el propio Jaime I, cofundador de la orden de la Merced, una orden militar que con los años fue convirtiéndose en religiosa.

Las frecuentes batallas contra los musulmanes y los repetidos actos de piratería que tenían lugar en el Mediterráneo, causaban multitud de prisioneros cristianos, que eran transportados y encarcelados en los países musulmanes, donde eran vendidos como esclavos. La misión de los mercedarios consistía en redimir a estos cautivos, entregándose ellos mismos a cambio de la libertad de los prisioneros. Muchos años después, Miguel de Cervantes seria rescatado, precisamente, por un fraile mercedario.

Raimundo de Peñafort, fue además de gran viajero y hombre de acción, un eminente teólogo. Murió en olor de santidad el día de la Epifanía de 1275, a los noventa y nueve años, fue canonizado tres siglos más tarde.

                    También ocurrió en ese día:

1763: la guarnición de Montevideo, al mando del general Ceballos. Rechaza el ataque de ingleses y portugueses.

1873: Nace en Barcelona el pintor impresionista Joaquín Mir.

LA IGLESIA DE SAN ROQUE, UNA RELIQUIA PERDIDA.

 

Entre las varias reliquias que ha ido perdiendo Asunción a lo largo de su historia, se encuentra la antigua Iglesia de San Roque, construida en tiempos de Carlos A. López y demolida en 1969. Era muy similar al templo de la Recoleta, tenia estilo y alrededor había espacio para los feligreses.

“Desagradable sorpresa nos causó constatar que un monumento de nuestro pasado, la iglesia de San Roque-construida durante el gobierno de D. Carlos López- está siendo derribada. Unida a nuestra historia, merece seguir en pie. Restaurada sí, pero no destruida”

Este suelto se publicaba en la portada de ABC color el 22 de agosto de 1969. Sin embargo, la destrucción del patrimonio continuó y la antigua Iglesia de San Roque, actualmente es un recuerdo que despierta nostalgias en el centro capitalino, especialmente entre quienes la conocieron.

El arquitecto Ramón Gutiérrez, en su libro “Evolución Urbanística y Arquitectura de Paraguay”, refiere que la primera iglesia dedicada a San Roque fue construida ya en tiempos de Hernandarias a inicios del siglo XVII como parroquia “de naturales” pues, como existía la de San Blas, le pareció conveniente que las mujeres tuvieran “iglesia aparte”.

La iglesia de San Roque fue entregada a la orden de los franciscanos en 1735, lo que generó un largo entredicho de la orden con el padre Juan Cabrera de Avendaño, de la vecina Iglesia de San Blas. Al año siguiente, los franciscanos reedificaron la iglesia en un nuevo emplazamiento cercano. “la obra fue hecha por Cristóbal Domínguez y se concluyó el 15 de agosto de 1781 erigiéndola en vice parroquia. Reedificada parcialmente en 1791, se le anexó un hospital de dos plantas, refiere Gutiérrez. En el año 1801 se le anexa una torre de madera guarnecida con ladrillos cocidos y piedra.

“Este templo fue demolido en 1854 por orden de D. Carlos Antonio López, quien mando hacer uno totalmente nuevo. La obra fue concluida el 20 de mayo de 1853 y dispone el cierre de la antigua hasta su demolición”.

El urbanista refiere que la fachada combinaba las novedades de las líneas clásicas italianizantes de la época. “de sobrio recorte con un frontis barroquista. Tenía una sola torre y sus lineamientos tanto en el trazado como en el tratamiento eran muy similares a los de la Iglesia de la Recoleta erigida en la misma época”. Dice la inscripción.

La Iglesia tenía una sola nave semejante a un vasto salón rectangular cubierto con techo de cerchas y tejas y provisto de dos corredores laterales, agrega el arquitecto Juan Giuria en si libro “La Arquitectura en Paraguay”.

Este templo ocupaba el centro del terreno que era como una gran plaza, dándole mayor realce y posibilitando que la feligresía se consagrara masivamente en torno al templo para las festividades religiosas del calendario litúrgico. Eran especialmente coloridas y bulliciosas las fiestas patronales de San Roque y las solemnidades de la Semana Santa.

¿QUIÉN FUE SAN PATRICIO?

 

San Patricio fue un misionero y predicador cristiano. Se le considera el introductor de la región católica en Gran Bretaña. Es el patrono de Irlanda, junto con Santa Brígida y San Columba. Vivió entre los años 385 y 461 aproximadamente.

Nació en lo que hoy día es Escocia en el seno de una familia católica. A sus 16 años cayó en manos de unos piratas irlandeses que lo vendieron como prisionero. Estando cautivo en Irlanda, debió dedicarse al cuidado de ovejas.

 

Luego de varios intentos logro escapar gracias a la inspiración divina por medio de un sueño. Partió en barco a Francia donde, se presume, estuvo 20 años. Fue allá, donde fue ordenado sacerdote. Se cree que visito Roma y que habría sido el papa Celestino I quien le habría solicitado que regresara a Irlanda.

Ya de regreso, como obispo, se dedico a proclamar el Evangelio. Era un gran predicador ya que hablaba con un lenguaje sencillo y directo. Por ejemplo, para explicar el misterio de la Santísima Trinidad hacia una analogía con las hojas de un trébol, símbolo que actualmente es muy común entre los irlandeses.

En su labor, se encontró con un grupo opositor: los druidas. Ellos eran una clase social elevada que representaban a los dioses paganos. Otro sector con el que tuvo problemas fueron los herejes pelagianos que llegaron al extremo de calumniarlo.

En reiteradas oportunidades intentaron matarlo, sin embargo siempre logro escapar airoso de los peligros. Esto, el se lo atribuía a una intervención milagrosa. A pesar de todas las cortapisas, San Patricio no ceso en su labor evangelizadora. Construyo una serie de abadías en Irlanda, las cuales fueron originando ciudades a su alrededor.

La fiesta en honor a San Patricio se celebra el día 17 de marzo, en Irlanda y Estados Unidos, especialmente. Para la ocasión, en la Quinta Avenida neoyorkina se realiza un desfile en el que la calle se llena de gente vestida de verde. Por su parte, las ciudades irlandesas se tiñen del mismo color y los tréboles se ven por todas partes, se bebe mucha cerveza y se celebra por cinco días.

En España, es patrón de la Ciudad de Murcia y su antiguo reino, debido a que la reconquista de estos territorios se produjo el día de la festividad del santo del año 1452, también es patrón de la localidad granadina de Albuñol, debido a que según la tradición, apareció una imagen del santo en la playa proveniente de los restos de un naufragio de un barco irlandés.

IGLESIA DE SANTA MARIA DE LA ANTIGUA.

El título de la entrada pude leerlo, con la ayuda de una recurro a una fuente, en la postal que nos precede. Y un poco más legible, le aclara el motivo de su emisión : 50 aniversario del grupo filatélico y numismático vallisoletano.

Para su desarrollo  me valgo de una fuente , como de costumbre, para trasladarles lo que me dice: “Iglesia que conserva todavía restos románicos, como la torre y claustro norte, cuya cronología entra ya en el siglo XIII.

La torre es sin duda motivo peculiar de la fisonomía monumental de la ciudad y constituye su emblema.

Está situada a los pies del templo, con entrada desde dentro.  Los arcos se decoran con puntas de clavos.Conserva la torre su cubierta de forma piramidal, con el tejado en forma de escamas.  Ya que su lejano modelo de esta torre es lombardo.

El claustro se emparenta con el de las Huelgas de Burgos, en el costado norte del edificio, ya que constituía in mirador sobre el ramal del río Esgueva que por allí pasaba.

En el siglo XIV, se derribó el cuerpo del edificio románico quedando solo la torre y el pórtico.

En el interior se presenta tres naves y tres ábsides.  El retablo mayor, labrado por Juan de Juni , y que actualmente se alza en la catedral.

 

 

EL MONASTERIO DE SANTA CATALINA.(Entre los áridos peñascos del Sinaí)

Todas las madrugadas, antes del amanecer, la falda del Jabal Musa es una procesión de luces titilantes. Son las luces de cientos de peregrinos camino de la cima de unas montañas más sagradas que existen, reverenciadas por judíos, cristianos y musulmanes. Aquí es donde la Biblia dice que Moisés recibió las tablas con los diez mandamientos, tras esperar cuarenta días y cuarenta noches.

Al coronar los 2.285 metros  esperar la primera luz del día, la recompensa es plena incluso para los no creyentes. La luz se refleja en la cordillera granítica que rodea la montaña, formando colores imposibles. En realidad, no es que la Biblia diga unívocamente que este fue el monte elegido, sino que este monte se ha apropiado del nombre de Sinaí gracias a la tradición posterior. Esta tradición se estableció definitivamente cuando se levantó al pie de la montaña el monasterio de Santa Catalina, que puja por ser la comunidad monástica más antigua del mundo.

Las dudas sobre la localización comienzan debido a que este Monte Moisés no es el más alto de la zona y es superado por el monte Santa Catalina. Sin embargo, la situación más desahogada de esta montaña hizo que Flavio Josefo señalara en el siglo I que aquí se situaba el Sinaí bíblico. Las discusión se ha prolongado hasta nuestros días y algunos expertos localizan el monte más al norte de la península e incluso en Arabia Saudí, pero la tradición ha imperado.

A partir el siglo III y IV, la zona empezó a llenarse de monjes anacoretas, principalmente de origen georgiano y nabateo. Estos anacoretas se situaron primero en el monte Serbal, pero la influencia de Flavio Josefo entre los beduinos locales poco a poco predominó. Otro hecho influyó: algunos monjes localizaron en la falda una zarza que identificaron con la que según la tradición se presentó a Moisés como Dios antes de ascender al monte. Además, Helena de Constantinopla levantó una capilla en honor de la zarza en el siglo VI. La versión se hizo tradición al levantarse Santa Catalina.

                                 SANTA CATALINA

INTERIOR DEL MONASTERIO

Esto sucedió en el siglo VI por orden de Justiniano I, emperador del imperio romano de Oriente. Además de rodear la capilla mencionada, la muralla levantada en Santa Catalina sirvió para albergar a anacoretas de la zona, desprotegidos por a prolongada ausencia de un estado. Entre el 548 y el 565 se construyó esta muralla, además de la basílica principal. Se hizo en honor a Santa Catalina de Alejandría, una mártir cuyo restos llevaron a la cima de la montaña unos ángeles, una vez más según la tradición. Siendo un sitio santo para los musulmanes, estos respetaron el monasterio y su comunidad. Incluso en el siglo XII construyeron una pequeña mezquita en su interior. Sobre esa época llegaron algunos caballeros cruzados, que prolongaron por Europa la existencia del monasterio, lo que provocó las primeras peregrinaciones. Santa Catalina dependió de Jerusalén y Constantinopla hasta que en 1575 obtuvo estatus autónomo al fundarse la iglesia ortodoxa de Sinaí.

                                   SEPULCRO DE SANTA CATALINA

La basílica de la Transfiguración es un sencillo templo que tiene honor de tener el techo en celosía de madera más antiguo del mundo. En sus capillas y rincones se guardan valiosísimas colecciones de mosaicos, relicarios, cálices, etc. Por encima del resto están los iconos, pues en Santa Catalina se conserva la colección más antigua del mundo, del siglo V-VI, gracias a que el monasterio nunca fue saqueado. Otra en estilo híbrido Cruzado del siglo XIII es también muy valiosa. Lo de la biblioteca va más allá. Es la más antigua del mundo cristiano y la segunda en cantidad y calidad de las obras, solo detrás del Vaticano. En el siglo XIX se descubrió aquí el Codex Sinaiticus, una versión griega de la Biblia del siglo IV: la más antigua. Se vendió a Rusia y hoy está en la biblioteca del British en Londres. Sí que se conserva el Palimpsesto Sinaítico, traducción al siríaco del Nuevo Testamento de la mima época.  

FUENTE: Todos los patrimonios de la Humanidad. Incal ediciones