IGLESIA DE BOYANA, SOFÍA. BULGARIA

Los sellos que nos acompañan se emitieron en Bulgaria en 1973 ; ellos reproducen pinturas murales de la iglesia citada en el título de la entrada. Los motivos utilizados en la pintura mural han sido muy variados y numerosos  Las técnicas utilizadas tradicionalmente en la pintura mural han sido la pintura al temple, al óleo y al fresco.  Por diversos autores y en diferentes épocas se ha utilizado una técnica que podríamos llamar mixta.

La iglesia de Boyana es una iglesia ortodoxa  búlgara medieval situada en las afueras de Sofía  (Bulgaria) , en el barrio de Boyana, al pie del macizo de Vitosha.  El monumento fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la ONU en 1979.  El edificio, de dos pisos, está formado por tres alas.

El ala este fue construida a finales del siglo X o principios del XI. En el siglo XIII, durante el Segundo Imperio búlgaro, se añadió el ala central. . La iglesia se completo con el ala oeste a mediados del siglo XIX . Un total de 89 escenas con 240 imágenes humanas están pintadas en la pared de la iglesia.

Lo que llevo escrito se lo debo a Wikipedia y lo que voy a ampliar es por la lectura de un texto que me ofrece turismosofia :El origen de los frescos se remonta al año 1279 y en ellos se plasman escenas de la sociedad de la época y están contabilizadas 240 figuras humanas, entre ellas las mas logradas son los retratos del Zar Constantino y su esposa la Zarina Kaloya.

Se desconoce el nombre del autor de la obra pero se supone que procedía de la escuela de Veliko Tarnovo. Aparte de los frescos del siglo XIII la iglesia fue decorada posteriormente también con otras pinturas en los siglos XIV, XVI y XVII.

Anuncios

POR EL V CENTENARIO DE LA REFORMA PROTESTANTE.

Para dicha celebración el Vaticano publicará el sello que nos acompaña, en el que figuran los herejes Martín Lutero y Felipe Melanchton al pie de la cruz. La Santa Sede muestra en primer término y en el fondo vista dorada intemporal de la ciudad de Wittenberg, según la descripción del Vaticano

También podemos leer esto:De la herejía al cisma.  El Papa León X prohibió las teorías del monje agustino el 15 de junio de 1520 (Exsuge Domine ) 41 proposiciones fueron condenadas y Lutero fue citado para que diera una explicaciones de sus acciones . Posteriormente Lutero llevó su revolución al nivel político.  Siendo convocado a la Dieta de Worms.  

Muy pronto se distanció de su fiel discípulo Thomas Mü, un profeta visionario que agitaba a los campesinos contra los impíos. Lutero recurrió a los señores de Sajonia, Hesse, Brandeburgo, etc.  El año 1525 marcó la terrible represión de la Guerra de los Campesinos, mientras Lutero se casaba, el 13 de julio de 1525, con Catalina de Bora, una ex monja.

6 DE ENERO DE 1275. MUERE SAN RAIMUNDO DE PEÑAFORT.

En la expedición militar contra Mallorca, capitaneada por Jaime I el Conquistador, el dominico Raimundo de Peñafort fue uno de los eclesiásticos que eligió el rey para que le acompañara. Debido a unas desavenencias entre el santo y el rey, Raimundo de Peñafort decidió abandonar la isla, a lo que Jaime I se opuso rotundamente. Sin embargo, Raimundo, según cuenta la leyenda, consiguió llevar a término su propósito: extendió su capa en el agua, se subió a ella y llego, por este curioso medio de navegación, desde el puerto de Sóller al de Barcelona.

                         Tira la capa a la mar

                         Per servir de barca

                         I amb l´espaculari

                         Gran vela n´alcava…

Dice una canción catalana. (“Lanza su capa al mar/para que sirva de barca/y con el escapulario/una gran vela alzaba.”) a este espectacular viaje se le ha dado en llamar el milagro de la “transfretacion”.

Raimundo de Peñafort fue, con san Pedro Nolasco y el propio Jaime I, cofundador de la orden de la Merced, una orden militar que con los años fue convirtiéndose en religiosa.

Las frecuentes batallas contra los musulmanes y los repetidos actos de piratería que tenían lugar en el Mediterráneo, causaban multitud de prisioneros cristianos, que eran transportados y encarcelados en los países musulmanes, donde eran vendidos como esclavos. La misión de los mercedarios consistía en redimir a estos cautivos, entregándose ellos mismos a cambio de la libertad de los prisioneros. Muchos años después, Miguel de Cervantes seria rescatado, precisamente, por un fraile mercedario.

Raimundo de Peñafort, fue además de gran viajero y hombre de acción, un eminente teólogo. Murió en olor de santidad el día de la Epifanía de 1275, a los noventa y nueve años, fue canonizado tres siglos más tarde.

                    También ocurrió en ese día:

1763: la guarnición de Montevideo, al mando del general Ceballos. Rechaza el ataque de ingleses y portugueses.

1873: Nace en Barcelona el pintor impresionista Joaquín Mir.

LA IGLESIA DE SAN ROQUE, UNA RELIQUIA PERDIDA.

 

Entre las varias reliquias que ha ido perdiendo Asunción a lo largo de su historia, se encuentra la antigua Iglesia de San Roque, construida en tiempos de Carlos A. López y demolida en 1969. Era muy similar al templo de la Recoleta, tenia estilo y alrededor había espacio para los feligreses.

“Desagradable sorpresa nos causó constatar que un monumento de nuestro pasado, la iglesia de San Roque-construida durante el gobierno de D. Carlos López- está siendo derribada. Unida a nuestra historia, merece seguir en pie. Restaurada sí, pero no destruida”

Este suelto se publicaba en la portada de ABC color el 22 de agosto de 1969. Sin embargo, la destrucción del patrimonio continuó y la antigua Iglesia de San Roque, actualmente es un recuerdo que despierta nostalgias en el centro capitalino, especialmente entre quienes la conocieron.

El arquitecto Ramón Gutiérrez, en su libro “Evolución Urbanística y Arquitectura de Paraguay”, refiere que la primera iglesia dedicada a San Roque fue construida ya en tiempos de Hernandarias a inicios del siglo XVII como parroquia “de naturales” pues, como existía la de San Blas, le pareció conveniente que las mujeres tuvieran “iglesia aparte”.

La iglesia de San Roque fue entregada a la orden de los franciscanos en 1735, lo que generó un largo entredicho de la orden con el padre Juan Cabrera de Avendaño, de la vecina Iglesia de San Blas. Al año siguiente, los franciscanos reedificaron la iglesia en un nuevo emplazamiento cercano. “la obra fue hecha por Cristóbal Domínguez y se concluyó el 15 de agosto de 1781 erigiéndola en vice parroquia. Reedificada parcialmente en 1791, se le anexó un hospital de dos plantas, refiere Gutiérrez. En el año 1801 se le anexa una torre de madera guarnecida con ladrillos cocidos y piedra.

“Este templo fue demolido en 1854 por orden de D. Carlos Antonio López, quien mando hacer uno totalmente nuevo. La obra fue concluida el 20 de mayo de 1853 y dispone el cierre de la antigua hasta su demolición”.

El urbanista refiere que la fachada combinaba las novedades de las líneas clásicas italianizantes de la época. “de sobrio recorte con un frontis barroquista. Tenía una sola torre y sus lineamientos tanto en el trazado como en el tratamiento eran muy similares a los de la Iglesia de la Recoleta erigida en la misma época”. Dice la inscripción.

La Iglesia tenía una sola nave semejante a un vasto salón rectangular cubierto con techo de cerchas y tejas y provisto de dos corredores laterales, agrega el arquitecto Juan Giuria en si libro “La Arquitectura en Paraguay”.

Este templo ocupaba el centro del terreno que era como una gran plaza, dándole mayor realce y posibilitando que la feligresía se consagrara masivamente en torno al templo para las festividades religiosas del calendario litúrgico. Eran especialmente coloridas y bulliciosas las fiestas patronales de San Roque y las solemnidades de la Semana Santa.

¿QUIÉN FUE SAN PATRICIO?

 

San Patricio fue un misionero y predicador cristiano. Se le considera el introductor de la región católica en Gran Bretaña. Es el patrono de Irlanda, junto con Santa Brígida y San Columba. Vivió entre los años 385 y 461 aproximadamente.

Nació en lo que hoy día es Escocia en el seno de una familia católica. A sus 16 años cayó en manos de unos piratas irlandeses que lo vendieron como prisionero. Estando cautivo en Irlanda, debió dedicarse al cuidado de ovejas.

 

Luego de varios intentos logro escapar gracias a la inspiración divina por medio de un sueño. Partió en barco a Francia donde, se presume, estuvo 20 años. Fue allá, donde fue ordenado sacerdote. Se cree que visito Roma y que habría sido el papa Celestino I quien le habría solicitado que regresara a Irlanda.

Ya de regreso, como obispo, se dedico a proclamar el Evangelio. Era un gran predicador ya que hablaba con un lenguaje sencillo y directo. Por ejemplo, para explicar el misterio de la Santísima Trinidad hacia una analogía con las hojas de un trébol, símbolo que actualmente es muy común entre los irlandeses.

En su labor, se encontró con un grupo opositor: los druidas. Ellos eran una clase social elevada que representaban a los dioses paganos. Otro sector con el que tuvo problemas fueron los herejes pelagianos que llegaron al extremo de calumniarlo.

En reiteradas oportunidades intentaron matarlo, sin embargo siempre logro escapar airoso de los peligros. Esto, el se lo atribuía a una intervención milagrosa. A pesar de todas las cortapisas, San Patricio no ceso en su labor evangelizadora. Construyo una serie de abadías en Irlanda, las cuales fueron originando ciudades a su alrededor.

La fiesta en honor a San Patricio se celebra el día 17 de marzo, en Irlanda y Estados Unidos, especialmente. Para la ocasión, en la Quinta Avenida neoyorkina se realiza un desfile en el que la calle se llena de gente vestida de verde. Por su parte, las ciudades irlandesas se tiñen del mismo color y los tréboles se ven por todas partes, se bebe mucha cerveza y se celebra por cinco días.

En España, es patrón de la Ciudad de Murcia y su antiguo reino, debido a que la reconquista de estos territorios se produjo el día de la festividad del santo del año 1452, también es patrón de la localidad granadina de Albuñol, debido a que según la tradición, apareció una imagen del santo en la playa proveniente de los restos de un naufragio de un barco irlandés.

IGLESIA DE SANTA MARIA DE LA ANTIGUA.

El título de la entrada pude leerlo, con la ayuda de una recurro a una fuente, en la postal que nos precede. Y un poco más legible, le aclara el motivo de su emisión : 50 aniversario del grupo filatélico y numismático vallisoletano.

Para su desarrollo  me valgo de una fuente , como de costumbre, para trasladarles lo que me dice: “Iglesia que conserva todavía restos románicos, como la torre y claustro norte, cuya cronología entra ya en el siglo XIII.

La torre es sin duda motivo peculiar de la fisonomía monumental de la ciudad y constituye su emblema.

Está situada a los pies del templo, con entrada desde dentro.  Los arcos se decoran con puntas de clavos.Conserva la torre su cubierta de forma piramidal, con el tejado en forma de escamas.  Ya que su lejano modelo de esta torre es lombardo.

El claustro se emparenta con el de las Huelgas de Burgos, en el costado norte del edificio, ya que constituía in mirador sobre el ramal del río Esgueva que por allí pasaba.

En el siglo XIV, se derribó el cuerpo del edificio románico quedando solo la torre y el pórtico.

En el interior se presenta tres naves y tres ábsides.  El retablo mayor, labrado por Juan de Juni , y que actualmente se alza en la catedral.

 

 

EL MONASTERIO DE SANTA CATALINA.(Entre los áridos peñascos del Sinaí)

Todas las madrugadas, antes del amanecer, la falda del Jabal Musa es una procesión de luces titilantes. Son las luces de cientos de peregrinos camino de la cima de unas montañas más sagradas que existen, reverenciadas por judíos, cristianos y musulmanes. Aquí es donde la Biblia dice que Moisés recibió las tablas con los diez mandamientos, tras esperar cuarenta días y cuarenta noches.

Al coronar los 2.285 metros  esperar la primera luz del día, la recompensa es plena incluso para los no creyentes. La luz se refleja en la cordillera granítica que rodea la montaña, formando colores imposibles. En realidad, no es que la Biblia diga unívocamente que este fue el monte elegido, sino que este monte se ha apropiado del nombre de Sinaí gracias a la tradición posterior. Esta tradición se estableció definitivamente cuando se levantó al pie de la montaña el monasterio de Santa Catalina, que puja por ser la comunidad monástica más antigua del mundo.

Las dudas sobre la localización comienzan debido a que este Monte Moisés no es el más alto de la zona y es superado por el monte Santa Catalina. Sin embargo, la situación más desahogada de esta montaña hizo que Flavio Josefo señalara en el siglo I que aquí se situaba el Sinaí bíblico. Las discusión se ha prolongado hasta nuestros días y algunos expertos localizan el monte más al norte de la península e incluso en Arabia Saudí, pero la tradición ha imperado.

A partir el siglo III y IV, la zona empezó a llenarse de monjes anacoretas, principalmente de origen georgiano y nabateo. Estos anacoretas se situaron primero en el monte Serbal, pero la influencia de Flavio Josefo entre los beduinos locales poco a poco predominó. Otro hecho influyó: algunos monjes localizaron en la falda una zarza que identificaron con la que según la tradición se presentó a Moisés como Dios antes de ascender al monte. Además, Helena de Constantinopla levantó una capilla en honor de la zarza en el siglo VI. La versión se hizo tradición al levantarse Santa Catalina.

                                 SANTA CATALINA

INTERIOR DEL MONASTERIO

Esto sucedió en el siglo VI por orden de Justiniano I, emperador del imperio romano de Oriente. Además de rodear la capilla mencionada, la muralla levantada en Santa Catalina sirvió para albergar a anacoretas de la zona, desprotegidos por a prolongada ausencia de un estado. Entre el 548 y el 565 se construyó esta muralla, además de la basílica principal. Se hizo en honor a Santa Catalina de Alejandría, una mártir cuyo restos llevaron a la cima de la montaña unos ángeles, una vez más según la tradición. Siendo un sitio santo para los musulmanes, estos respetaron el monasterio y su comunidad. Incluso en el siglo XII construyeron una pequeña mezquita en su interior. Sobre esa época llegaron algunos caballeros cruzados, que prolongaron por Europa la existencia del monasterio, lo que provocó las primeras peregrinaciones. Santa Catalina dependió de Jerusalén y Constantinopla hasta que en 1575 obtuvo estatus autónomo al fundarse la iglesia ortodoxa de Sinaí.

                                   SEPULCRO DE SANTA CATALINA

La basílica de la Transfiguración es un sencillo templo que tiene honor de tener el techo en celosía de madera más antiguo del mundo. En sus capillas y rincones se guardan valiosísimas colecciones de mosaicos, relicarios, cálices, etc. Por encima del resto están los iconos, pues en Santa Catalina se conserva la colección más antigua del mundo, del siglo V-VI, gracias a que el monasterio nunca fue saqueado. Otra en estilo híbrido Cruzado del siglo XIII es también muy valiosa. Lo de la biblioteca va más allá. Es la más antigua del mundo cristiano y la segunda en cantidad y calidad de las obras, solo detrás del Vaticano. En el siglo XIX se descubrió aquí el Codex Sinaiticus, una versión griega de la Biblia del siglo IV: la más antigua. Se vendió a Rusia y hoy está en la biblioteca del British en Londres. Sí que se conserva el Palimpsesto Sinaítico, traducción al siríaco del Nuevo Testamento de la mima época.  

FUENTE: Todos los patrimonios de la Humanidad. Incal ediciones

 

PAPAS MUERTOS POR ASESINATO (II)

200px-063_-_Stefan_Razvan

Esteban VIII (939-942). Hechura de Alberico II, príncipe, senador y patricio de Roma e hijo de Marozia y de su primer marido Alberico I. Habiendo secundado pasivamente la política de su benefactor durante años, Esteban, cansado de permanecer relegado a un rol de dependencia y a la rutina de la administración, tomó parte en una conspiración contra el todopoderoso Alberico. Fracasada ésta, fue el Papa puesto en prisiones y horriblemente mutilado, muriendo a consecuencia de la gravedad de sus heridas.

Benedict_VIBenedicto VI (973-974). Había sido elegido por la facción imperial y hubo de enfrentarse al resentimiento del pueblo romano y, en especial, a la hostilidad de los Crescencio, descendientes de Teofilacto por Teodora la Joven, hermana de Marozia. Mientras vivió el emperador germánico Otón I, su valedor, pudo imponerse a esta familia, pero al morir aquel estalló la revuelta. Los Crescencio encerraron al Papa en la fortaleza de Sant’Angelo, nombrando en su lugar al diacono Francón, que tomó el nombre de Bonifacio VII y se encargó personalmente -según cuentan algunas crónicas- de estrangular a su rival.

75363269-el-icono-en-la-cúpula-con-la-imagen-del-papa-juan-xiv-fue-el-papa-desde-diciembre-de-983-hasta-su-muerteJuan XIV (983-984). Fue designado por Oton II como sucesor de Benedicto VII y se mantuvo en el solio mientras vivió el emperador. Muerto éste, el partido filobizantino llamó a Bonifacio VII, quien regresó desde su exilio de Constantinopla -adonde había huido con los tesoros de la Iglesia poco después de asesinar a Benedicto VI- y, con el apoyo de los Crescencio, destronó al Pontífice legítimo. Juan XIV fue encerrado en el castillo de Sant’Angelo en abril de 984 y murió envenenado el mes de agosto siguiente. Sin embargo, no quedaron impunes los crímenes del antipapa. Habiéndose indispuesto con los Crescencio, estos incitaron al pueblo contra Bonifacio, que murió linchado en medio de la revuelta. Su cadáver fue arrastrado por las calles de Roma y arrojado a los pies de la estatua ecuestre de Marco Aurelio.

silvestre-ii-pacto-diablo--620x349Silvestre II (999-1003). Del cultísimo Gerberto de Aurillac, a quien persiguió la legendaria aura de mago, se cuenta que había hecho un pacto con el diablo para ser promovido de su sede de Reims a la de Rávena y de ella a la de Pedro, por lo cual sus días estaban contados. Consultado el Golem (oráculo cabalístico hebreo), le fue indicada la fecha fatídica: moriría cantando misa en Jerusalén. Como no entraba en sus planes ir de peregrinación a Tierra Santa, Silvestre durmió tranquilo, pero el oráculo no se equivocó: el Papa, en efecto, celebraba misa con cierta frecuencia en la basílica romana de la Santa Cruz de Jerusalén, así que la siguiente vez que lo hizo en dicho lugar, le sobrevino un malestar repentino y murió. Esta historia no pasa de ser una conseja, siendo lo más probable que Silvestre -a quien la muerte había arrebatado a Otón III, su mejor sostén en medio de la caótica situación que se cernía sobre Italia- pereciera a manos de sus enemigos políticos. Los Crescencio, a la sazón, habían vuelto a ser los árbitros de Roma, a través del patricio Juan II, quien relegó al Papa a sus funciones puramente espirituales. Enterrado en el atrio de San Juan de Letrán, cuando su tumba fue abierta en 1684, se halló su cuerpo intacto lo mismo que los ornamentos pontificales de que estaba revestido y la tiara que ceñía la cabeza. El contacto con el aire redujo, empero, todo al polvo, esparciéndose alrededor un perfume balsámico.

220px-Pope_Clement_IIClemente II (1046-1047). Fue envenenado por orden de Benedicto IX, cuando regresaba de Alemania, donde había trazado el plan de reforma con el apoyo de Enrique III. Su cadáver fue llevado a Bamberg, ciudad de la que había sido obispo antes de ser Papa y en cuya catedral fue enterrado. En el siglo XVII fue abierta su tumba y se comprobó que el Papa debió ser un hombre de gran estatura (alrededor de 1,90 metros) y extraordinariamente rubio. Nuevamente exhumados en 1942, los restos fueron sometidos a análisis cuyos resultados corroboraron la muerte por envenenamiento.

Pope_Alexander_ViAlejandro VI (1492-1503). Se dice que murió de malaria, aunque existen serias razones para pensar que fue víctima del arsénico que les fue administrado a él y a su hijo Cesar durante un banquete en el palacio del cardenal Adriano de Corneto. Los enemigos de los Borgia dijeron que éstos habían caído en su propia trampa, ya que por equivocación ingirieron el mortal veneno preparado para su anfitrión, de cuyos ingentes bienes querían apoderarse para seguir financiando la campaña de la romana. No obstante, es de creer que en realidad se trató de un atentado planeado por aquellos a quienes el creciente poderío del Valentino, avalado por su padre, aterraba. No se olvide que Cesar Borgia había limpiado de tiranos los dominios pontificios y se aprestaba a formar un poderoso estado hereditario en el centro de Italia.

245px-Cardinal_Giovanni_de'_MediciLeón X (1513-1521). La causa de su muerte parece que debe buscarse en el veneno que le habría administrado su copero Bernabé Malaspina, el cual fue detenido. El ceremoniero pontificio Paris de Grassis pidió a los médicos que practicaran la autopsia al cuerpo del papa Medici, pero no se le hizo caso y se quiso echar tierra al asunto, aunque no pudo hacerse callar a Pasquino, la estatua parlante de Roma, que se hizo eco de los rumores de asesinato. Ya en 1517, León X había sido objeto de un intento de envenenamiento. La conjura, en la que se hallaban implicados al menos cinco cardenales, fue descubierta al interceptarse una carta del cardenal Petrucci, el cabecilla, a su secretario Nini. Resultó que se había corrompido a Pietro Vercelli, médico del Papa, para que emponzoñase el medicamento con que le trataba de una molesta fístula. Petrucci, después de ser condenado en juicio y degradado de su dignidad cardenalicia, fue ahorcado en Sant’Angelo, mientras Vercelli y Nini sufrían la pena de descuartizamiento. Los otros conjurados huyeron, siendo degradados a su vez. León X vio considerablemente reducido el Sacro Colegio de cuya lealtad ni siquiera estaba seguro, por lo que en un solo consistorio creó de golpe treinta y un cardenales, medida que no evitó que finalmente sucumbiera a manos criminales.

Gracias a Dios, la lista de este apartado se cierra en una época ya lejana, pero pudo haber sido reabierta en al menos un par de ocasiones. La primera, durante el viaje de Pablo VI por Asia y Oceanía en noviembre y diciembre de 1970. En la escala de Manila, en las Filipinas, se le acercó un demente que logró asestarle una puñalada por la espalda, antes de que fuera reducido por el corpulento monseñor Paul Marcinkus, que acompañaba al Papa en sus periplos. Gracias a la intervención del secretario del Pontífice, monseñor Pasquale Macchi, que detuvo a tiempo el brazo del agresor impidiendo así que el arma se hundiera en el cuerpo de Pablo VI, la herida no fue mortal aunque sí de cuidado, pues el arquiatra pontificio doctor Carlo Fontana hubo de tratarla durante largo tiempo.

sello_229646

La segunda ocasión en que en los tiempos modernos se ha intentado acabar con la vida de un Papa fue en 1981, cuando el terrorista turco Mehmet All Agca, a sueldo del servicio secreto búlgaro (en evidente conexión con la KGB siniestra de los tiempos de Breznev), disparó en plena plaza de San Pedro contra Su Santidad Juan Pablo II. La circunstancia de haber sobrevivido a tan sacrílego atentado en el día aniversario de la primera aparición de Fátima (el 13 de mayo), llevo al Papa a atribuir su salvación a la especial protección de la Santísima Virgen, cuyo monograma ostentan sus armas. Por ello, al cumplirse el año del hecho que pudo haberle costado la vida, quiso acudir personalmente a Fátima para dar gracias a la Madre de Dios. En medio del multitudinario acto, se acercó al Pontífice un sacerdote armado con la intención de atacarle. Detenido a tiempo, se averiguó que se trataba de un antiguo miembro de la fraternidad de San Pio X (fundada por monseñor Lefebvre), que había sido expulsado de la misma por sus ideas extremistas y padecía de graves trastornos mentales. Este último incidente no tuvo mayores consecuencias salvo para el agresor, a quien la justicia portuguesa condenó por el delito de magnicidio.

No consta de otros Papas que muriesen asesinados, pero sí se abrigaron ciertas dudas en su momento acerca de algunos en cuyo fallecimiento concurrieron circunstancias sospechosas, aunque éstas posteriormente se aclararan según el caso. Así por ejemplo: Benedicto VII (974-983), Dámaso II (1048), Anacleto II Pierleoni (1130-1138), Celestino IV (1241), Inocencio V (1276), Adriano V (1276), san Celestino V (1294), Adriano VI (1522-1523), Clemente XIII (1758-1769), Clemente XIV (1769-1774), Pío XI (1922-1939) y Juan Pablo I (1978).

RODOLFO VARGAS RUBIO

PAPAS MUERTOS POR ASESINATO. (I)

 

De Enciclopedia Católica – Rodolfo Vargas Rubio.

Antes de adentrarnos en la interesante Enciclopedia que nos ofrece Internet, cabe destacar que son muchísimas las causas que pueden impulsar  a un individuo a matar a otro, aunque, entre las más corrientes se encuentran: venganza, recompensa económica, o de cualquier otro tipo, emoción violenta, entre otras alternativas. El ensañamiento también  tiene un agravante porque implica aumentar el daño de manera deliberada a la víctima.

Y ahora empezamos a leer y escribir lo que nos dice la Enciclopedia:

Afortunadamente, la silla de Pedro superó hace ya siglos etapas turbulentas que ensombrecieron la divina misión de sus titulares, quienes no pocas veces perecieron en el  molino de la violencia. Si hay un periodo particularmente tenebroso  -que justifica ampliamente la denominación “edad oscura” aplicada  indiscriminadamente a todo el medioevo por la ilustración – es sin duda el que arranca  con la abominación del concilio cadavérico en 897 y culmina con la escandalosa venta del Papado por Benedicto IX, depuesto por los legados del emperador Enrique III en 1048, después de tres períodos de reinado, a cual más  escandaloso.  El   cardenal Cesare Baronio, en sus famosos Anales,  escritos a la mera de Tácito llamo a esta    “época” saeculum ferreum” (el siglo de hierro), sin duda por la dureza y ferocidad de las costumbres y por la esterilidad del espíritu.

También habla el gran historiador del Papado de “saeculum plumbeum” (siglo de plomo), en evidente alusión al mito griego de las tres edades de la humanidad, representando el vulgar metal lo más vil y bajo a que esta puede llegar. Y es que estos ciento  cincuenta años, que encajan en el fin del renacimiento carolingio y los principios de la reforma pre gregoriana, son una sucesión tal constituyen un argumento apologético a favor del pontificado romano,  pues es impensable que o institución alguna hubiera podido sobrevivir a tanta ignominia si no tuviera la asistencia divina.

La mayor parte de asesinatos de Papas corresponde precisamente al Siglo de Hierro, marcado por los manejos políticos de dos poderes familiares, emparentadas entre sí y procedentes de Teofilacto, vestatario romano: los Albericos Tusculanos (de quienes descienden los príncipes Colonna) y los Crescencios. Las mujeres de la casa de Teofilacto, Teodora y su hija la domna Senatrix Marozia, erigieron en árbitros de Roma y sus Pontífices, y  este hecho se debe quizás el que cobrara vuelos la historia de la papisa Juana,  la que nos referiremos en otro lugar.  No ha habido, gracias a Dios, parangón  a   esta lamentable era en la historia de los Papas.  Algunos –especialmente en los ambientes protestantes- ven en la Roma y el Renacimiento un nuevo Siglo de Hierro.  Es cierto que los Papas de ese tiempo se comportaron más como príncipes que como pastores y que la mundanidad triunfó en su corte, pero no es menos cierto que hubo la contrapartida de la santidad, de la creación artística y del avance de las ciencias, contrapartida que no tuvo siglo X, como Ludwig von Pastor muy acertadamente señala su monumental Historia de los Papas.  Por lo demás, episodios aislados de singular violencia que acabaron con la vida algún vicario de Cristo los ha habido en otras épocas, como se verá a continuación.

       He aquí la lista de los Papas asesinados.

SabinianoSABINIANO (604-606). Había provocado las iras del pueblo –ya crispado por la carestía que se había declarado- con ataque  la memoria de su predecesor Gregorio I, a quien aquel ya veneraba como santo y algunos de cuyos escritos mandó destruir el nuevo Papa. Sabiniano no perdonaba al gran Gregorio haberle  reconvenido por su intervención como legado ante el patriarca de Constantinopla, que había asumido el título de “ecuménico”  en abierto desafío al Pontífice de Roma. Perdió la vida en medio de una insurrección general y sus funerales dieron lugar a toda clase de desórdenes.  El cortejo que llevaba su cadáver desde San Juan de Letrán a San Pedro tuvo que ser desviado por callejuelas escondidas, hasta el punto de que hubo de cruzar el Tíber por el puente Milvio, muy alejado del Vaticano.

john-viii-giovanni-viii-pope-from-872-to-882-rome-st-paul-basilica-location-basilica-de-san-pablo-rome-italia-P3YJAGJUAN VIII  (872-882). Un pariente o miembro de su entorno más cercano le propinó veneno.   Los Anales de Fulda asegura que, al mostrarse lento el efecto del mismo, fue el Pontífice rematado a martillazos en la cabeza, poniéndose así fin a una vida tempestuosa, sea por los múltiples problemas que hubo de enfrentar (la invasión del sur de Italia por los sarracenos, las disputas de los últimos carolingios por la corona imperial, el cisma de Focio) sea por las costumbres controvertidas de Juan, tenido por afeminado, lo que daría origen a habladurías que contribuyeron a alimentar la  historia ya mencionada de la papisa Juana. 

formoso-portadaFORMOSO (891-896) Murió en medio de intensos dolores producidos muy probablemente por la acción del veneno que le fue administrado por instigación del partido espoletano, enemigo acérrimo del papa,  a quien no perdonaba el  su apoyo de éste a Arnolfo de Carintia en sus presiones al trono imperial. No contento con la muerte e Formoso, Lamberto de Espoleto y su inescrupulosa madre Angeltrudis promovieron su inaudita humillación post mortem conocida como  “el concilio cadavérico”, del cual se trata más adelante.

ee1e4f49e3e53a6caa5184abf40bc168ESTEBAN VI (896-897). Pagó con su vida el haberse prestado a los manejos de los espoletanos contra la memoria de Formoso y haber presidido el concilio cadavérico.  A los pocos meses de este horrendo evento, el partido de los formosianos consiguió arrastrar al pueblo a una rebelión en contra el indigno Pontífice, que fue depuesto, encontrado en prisión y, finalmente, estrangulado. No obstante Sergio III amigo de Esteban, erigiría a éste un monumento fúnebre en San Pedro con un epitafio que revela un odio acérrimo a Formoso.

Pope_Leo_VLEON V  (903)  – Formoso, fue víctima de la ambición de Cristóbal, del título presbiteral de San Dámaso, que le depuso a los dos meses de pontificado y le metió en la cárcel nombrándose a sí mismo Papa. León murió asesinado en prisión, aunque no se sabe si por orden de Cristóbal o de Sergio III, que había a su vez depuesto y encarcelado  antipapa, a quien mandó matar.

245px-Pope_John_X_IllustrationJUAN X (914-928). Era amigo íntimo de Teodora la Mayor, esposa del vestatario Teofilacto. Debió a esta familia su elección pero también el finalizar sus días de manera violenta. Habiendo disgustado a una de las hijas, la domna senatrix Marozia, al ofrecer la corona imperial a Hugo de Provenza, hermanastro y rival de Guido de Tuscia, segundo marido de la formidable fémina, ésta promovió la guerra contra el Papa. Juan había confiado la defensa de Roma a su hermano Pedro, al que había nombrado cónsul y que, con el apoyo de guerreros húngaros, se presentó a las puertas de Roma en orden de batalla. Replegadas las fuerzas del Pontífice en San Juan de Letrán, Pedro fue atrozmente asesinado ante los ojos de su hermano, y éste encarcelado en el castillo de Sant’Angelo por orden de Marozia. Allí murió sofocado por Guido de Tuscia con una almohada.

SAN IGNACIO DE LOYOLA. 

 

1955-sellos-de-espana-116668-san-ignacio-de-loyola

La serie dedicada en el año 1955 a San Ignacio de Loyola constaba de tres sellos con valores de 25, 60 y 80 céntimos de peseta. Los de 25 y 80 cts incorporaron el mismo retrato de S. Ignacio (obra de Sánchez Coello) impresos en violeta y verde respectivamente. El sello de 60 cts está ilustrado con retrato de S. Ignacio y con la representación de su casa solar en Azpeitia, en torno a la cual se construyo el actual Santuario de Loyola. De la misma época datan 44 de viñetas de temática ignaciana.

Iñigo López Recalde (1491-1566) fue el menor de siete hermanos de una de las familias de la más alta nobleza guipuzcoana y vizcaína. Fue paje de Juan Vázquez de Cuellar, contador mayor de los Reyes Católicos, hasta que en 1517 entro al servicio de Antonio Manrique, virrey de Navarra, al lado de quien luchó en diversas ocasiones. En 1521 cayó herido, replanteándose a lo largo de la convalecencia su vida anterior y comenzando un periodo de formación espiritual en Barcelona, Alcalá y Paris, donde hizo amistad con un grupo de jóvenes espiritualmente inquietos (entre ellos San Francisco Javier). En 1537 Ignacio se ordenó sacerdote, fundando la Compañía de Jesús, cuyos estatutos fueron aprobados por Paulo II en 1540, llevándose a cabo la refundación de la misma en 1550, durante el papado de Julio III.

A partir de eses momento residió en Roma, dedicado a la predicación y a las obras sociales, fundó el Colegio Romano (1551) y el colegio germánico (1552) a la par que enviaba miembros de la nueva compañía a diversos puntos de Europa, Asia y África. Sus principales obras escritas son sus “Ejercicios Espirituales “aprobados por el Papa en 1548 y las “Constituciones” de la compañía.

Murió en Roma el 31 de julio de 1556, siendo canonizado en 1622. Las Juntas Generales de Guipúzcoa, reunidas en la localidad Zumaia el 10 de mayo de 1620 lo recibieron por patrono de la provincia, circunstancia que repitió en las Juntas de Señorío de Vizcaya celebradas en Gernika el 5 de noviembre de 1680. Lo mismo ocurrió en Álava, aunque es este caso tuvo que compartir el patronazgo con San Prudencio.

Fuente: Guipuzcoa en sus sellos

CÓRDOBA

 

16678024

VISTA GENERAL DE CORDOBA Y LA RIBERA DESDE EL CAMPO DE LA VERDAD

Mencionando a esta ciudad pueden encontrar en este blog cuatro entradas: 2012, 2013 (2), y 2016.

“El antiguo reino de Córdoba abarcaba, poco más o menos, el territorio que hoy constituye la provincia de su nombre, en la que sus habitantes  gozan del clima benigno, atmósfera purísima  y cielo despejado, donde se registra la alegría de esta raza meridional, en cuyo espíritu cristalizan todas las jovialidades de la vida”

sello_217162

Así la definía José Dalmau Carles en su libro España, mi patria”, (1917),  que servía de lectura en primaria  en 1937.

Solo mi nombre me vincula ya a la ciudad de la mezquita  y luego mi padre, que era cordobés.  Y para mayor abundamiento, mi vida laboral transcurrió 44 años en una firma ubicada en Sevilla  que en su razón social incluía el nombre de Córdoba: Carbonell & Cía. De Córdoba, S.A.

38087891

El Campo de la Verdad, al otro lado del Puente Romano y tras la  Calahorra , existía desde  muy antigua.  Su nombre nace con una batalla librada en el año 1367.  Asediada Córdoba por Pedro I , la madre del Jefe de las tropas cordobesas , Alonso Fernán  de Montemayor, echó en cara a su hijo los rumores que le culpaban de pretender  pactar con el Rey, y aquél, cuando salía a combatir a los sitiados, le respondió:  Señora, al campo vamos y allí se verá la verdad” Luego, en el siglo XVI, por allí pasó Santa Teresa  y se construyó la iglesia de San José para  atender a un pequeño   núcleo de población.

Monumento-a-Fray-Albino-Cordoba-16332

MONUMENTO EN CÓRDOBA A FRAY ALBINO

Entre los años 1946 y 1958 regía el Obispado de Córdoba Fray Albino González  Menéndez. Su memoria estará siempre vinculada a la construcción de los barrios Cañero y Campo de la Verdad, de acuerdo con las clarividentes palabras con las que empezó su pontificado: Tenemos que hacer  viviendas para los cuerpos, templos para las almas y escuelas para educar a la infancia.

Aunque se convirtió en intelectual y franquista duro en su momento, en hombre clarividente ante la situación real de gran parte de la sociedad. Impregnó su pontificado de un profundo sentido social y  de una inmensa humanidad : su sentido de vida pobre, la acogida en el Palacio Episcopal a los damnificados por las inundaciones  del río,  los primeros pasos de los movimientos obreros cristianos para que hablasen en los Seminarios a personalidades comprometidas socialmente como el padre Llanos.

OBJ1491815_1--644x408

FRAY ALBINO EN UNA VISITA A VIVIENDAS QUE IMPULSÓ LA DIÓCESIS

A través de los siglos, brillan en la humanidad la gloria de los Sénecas y los preclaros Lucas, hijos preclaros de la ilustre Córdoba.  Véase como la niebla de los años tampoco eclipsará  la memoria de otros cordobeses esclarecidos:

Gonzalo Fernández de Córdoba; Ambrosio de Morles; Pablo de Céspedes; Luís de Góngora; Angel de Saavedra; Juan Valera; Antonio Fernández Grillo y Manuel Reina.

ESTADO DE LA CIUDAD DEL VATICANO. (FILATELIA).

 

El Estado Pontificio introdujo los sellos el 1 de enero de 1852, el servicio postal era considerado entonces de gran importancia y muy eficiente, dependía del cardenal de cámara de la Santa Iglesia Romana que mediante edictos particulares con las relativas tarifas.

Pio IX (13 Mayo 1792- 7 Febrero 1878) en un periodo en que se discutía mucho sobre el poder temporal del Papa, no quiso nunca que su efigie apareciera en los sellos sino que fuera representado solamente el símbolo del papado, las llaves con la tiara. Las series pontificias, por esto, son quizá un poco monótonas en su diseño, aunque varía la composición del borde. La impresión de la primera emisión se hizo en la imprenta de la Cámara Apostólica con estereotipos unidos en cuatro bloques de 25. Esta primera serie se sustituyo después por otra de 1867, con valores en céntimos, después de la reforma monetaria. Al año siguiente se emitió la tercera serie, análoga a la precedente, pero con borde dentellado, impresa sobre papel brillante, el verso a color y reverso en blanco.

Según el art. 2 de los Pactos Lateranenses del 2 de junio de 1929, Italia reconoció a la Santa Sede la “soberanía en el ámbito internacional como atributo inherente a su naturaleza, conforme a su tradición y a las exigencias de su misión en el mundo”. Por ello, se le reconocieron al nuevo estado los derechos en todos los aspectos, incluido el de poder tener servicios postales propios. El estado de la Ciudad del Vaticano fue admitido a la U.P.U. (Unión Postal Universal) el 1 de junio de 1929, y el gobierno italiano se comprometió a proporcionarle personal y material para instituir los propios servicios.

El 29 de julio de 1929, se firmo entre el Estado de la Ciudad del Vaticano y el Estado italiano una convención para el cumplimiento de los servicios postales según los acuerdos de Estocolmo del 28 de agosto de 1924, y la ley fundamental del estado y de las fuentes del derecho, de emanación pontificia, ns.1 y 2 respectivamente, del 7 de junio de 1929 la activación del servicio postal vaticano se hijo con ordenanza n.VIII del 30 de junio de 1929, entrando en vigor a partir del 1 de agosto siguiente.

Todas las emisiones vaticanas son sancionadas por ordenanzas que vienen publicadas en Actas Apostolicae Sedis, una especie de gaceta oficial de la Santa Sede. Las primeras ordenanzas y actas, franqueadas y selladas, son objeto de colección y de importante interés filatélico. En un segundo momento fueron autorizadas emisiones postales de tarjetas y aerogramas.

 

EL MONASTERIO DEL ESCORIAL

4789

Del citado Patrimonio Nacional hay ya una entrada de fecha  5-2-17, que iba acompañada de su díptico y el habitual comentario de Yolanda Estefanía. Pero repasando revistas atrasadas encontré una con un artículo de David Benedicte de julio de 2009. Su título “La leyenda del monasterio sombrío” me indujo a su relectura y posterior decisión a escribir una segunda entrada.

En la página  que  sirve como portada se puede leer esto: “San Lorenzo del Escorial , al descubierto. La leyenda del monasterio sombrío. ¿Por qué se construyó? ¿Se ocultaba alguna idea secreta entre sus planos? Un libro del hispanista Henry Kamen ilumina los claroscuros que rodean el enigmático edificio que  mandó construir Felipe II, a su creador y  la época en la que coexistieron.”

sello_68456

Pocos, muy pocos edificios han desempeñados un papel tan destacado en la historia de España desde que un día, a fines de abril de 1564, se puso su primera piedra. Para algunos reflejaba la identidad sombría de su artífice : Felipe II.  Otros, por el contrario, calificaron desde el primer momento de “maravilla del mundo” y alabaron a su creador, quien, “a pesar de ser pequeño, tenía pensamientos de gigante”. Lo dijo James Howell político e hispanista  inglés que fue contemporáneo del Rey Prudente . Llega ahora otro historiador británico. Henry Kamen, experto en la figura de Felipe II y su tiempo, autor de una biografía del monarca, a iluminar con un libro El enigma de El Escorial, las sombras que rodean al rey y su palacio.

Histo07-FelipeII

Son los guías turísticos quienes, actualmente y cada día, recitan de memoria a los visitantes la retahíla de datos técnicos y medidas de un lugar cuyas 2.673 ventanas dan en  ocasiones  la sensación de perderse en el horizonte,.  La longitud de sus muros es de de 200 x 165 metros y contienen 4.000 estancias repartidas en tres pisos, 160 metros de corredores, 1.250 puertas , 16 patios interiores, 98 fuentes, 45.000 libros impresos, 5.000 códices , 10600 cuadros y 540 frescos . “Nada puede compararse a El Escorial”, escribía Alejandro Dumas (padre) en 1846) “ni Windsor en Inglaterra ni Peterhof en Rusia ni Versalles en Francia “.

No puede separarse uno del otro. Tanto monta , monta tanto Felipe II y El Escorial.  El Escorial y Felipe II de los Austrias (o Habsburgo) llamado el Prudente.  Hijo y heredero de Carlos I de España e Isabel de Portugal , nacido en Valladolid en 1527 . Fue Rey de España, Portugal, Nápoles, Sicilia, Cerdeña, Inglaterra e Irlanda; Duque titular de Borgoña y soberano de los Países  Bajos. Murió en El Escoprial en 1598.  Tenía 71 años y su agonía duró 53 días, en los que sufrió todo tipo de enfermedades: gota, artrosis, fiebres terciarias, accesos e hidropesía entre otras.  Su figura provoca, al igual que ocurre con su patrimonio –monasterio, muchas preguntas y, al mismo tiempo, giran a su alrededor un buen número de exageraciones y leyendas. He tratado de encontrar comenta Henry  Kamen, las evidencias que pudiesen justificar todas esas falsas ideas.”

“La clave de todo esto- prosigue el historiador- reside en comprender que el objetivo consistía en crear un edificio europeo que, por empeño del propio rey, se levanta en España. He intentado disipar algunas dudas. Digamos que mi labor ha sido “desmontar” algunas leyendas al respecto.” Veamos las más importantes.

sello_87873

Mi visita perfecta por Henry Kamen.

Felipe II era tan sombrío como su palacio-monasterio.

Pero solo en parte. Lo fue durante los últimos años de su vida, ya que padeció muchas enfermedades y se vio obligado a sufrir la muerte de muchos miembros de su familia. Sin embargo, a lo largo de su vida “activa” es un hombre con una imaginación extraordinaria y un horizonte abierto a todas las ideas y posibilidades que circulaban por ahí en su momento. Podemos decir, sin lugar a errores, que fue el rey más viajado de la historia de España. Ningún otro monarca viajó tanto como él. “Eso sí, durante todo ese tiempo- añade Kamen- echó mucho de menos España. Sobre todo su sol. El edificio, por el contrario, si que es sombrío. Pero se trata de un monasterio, y los monasterios tienen ese aspecto.” 

La leyenda “negra” de El Escorial comienza en el siglo XX. Condenar al rey para asociarlo con la inmensidad sombría de su palacio es, en realidad, un deformación que nace a partir de los liberares, que ven en el edifiio no solo una expresión de la sobriedad del monarca, sino también de la superstición de la religión católica. No podemos olvidar que los liberares eran, entre otras cosas, anticatólicos. Aun así, Felipe II también encuentra quejas en sus contemporáneos. “De hecho, el primer historiados de El Escorial- recuerda el hispanista- es un fraile del monasterio llamado Fray José de Sigüenza, quien dedica casi 20 páginas de su trabajo solamente a contestar las preguntas y a suavizar las quejas contra el palacio-monasterio. Es muy interesante, hay muchas quejas. Motivadas en gran parte, por lo gigantesco y costoso de la empresa.”

El rey observa as obras desde la “silla de Felipe II”

No está tan claro que tal lugar hubiese existido. No se menciona nada en la documentación original. “Para empezar, el rey no podía subir a ninguna montaña- aclara Kamen- porque casi no podía caminar yo tengo mi dudas sobre la existencia de esa silla. Lo cual no quita para reconocer que la atención del rey por el detalla fuese incesante. No era un mero aficionado. Pasaba horas hablando de sus planes con los arquitectos y celebraban reuniones frecuentes en los lugares de las obras. El dinero y los esfuerzos miles  consagrados al proyecto fueron impresionantes. Miles de obreros fueron empleados durante décadas.”

Se ocultaba alguna idea secreta de su construcción.

Sabemos que no porque todo está totalmente documentado sobre el levantamiento del edificio. Felipe II tuvo que consultar en primer lugar a los monjes. Por lo tanto no se puede achacar ningún motivo precristiano, anticristiano, exótico o esotérico a Felipe II. “El Escorial se construye como monasterio- afirma el historiador-, no como residencia real. El monarca y su familia tenían otros palacios repartidos por España, donde también vivían durante buena parte del año. Además, eran lugares mucho más acogedores.”

El rey coleccionaba libros de magia y ocultismo.

Tanto como que al rey le interesaban las reliquias, las cuales representaban una afirmación del contacto del monasterio con el cielo. Su colección final alcanzó los 7.000 artículos. Entre ellos figuraban diez cuerpos completos, 144 cabezas, 306 brazos, y piernas, miles de huesos procedentes de varias partes de cuerpos sagrados, así como cabellos de Jesucristo y la Virgen, además de fragmentos de la verdadera cruz y de la corona de espinas. Cada reliquia solía guardarse en un rectángulo lujoso, normalmente de plata, y pertenecía al monasterio.

El palacio tiene forma de parrilla: de la que, según la leyenda, fue quemado vivo San Lorenzo.

Ninguno de los historiadores del palacio-monasterio habla del tema. Alguien tuvo la idea en algún momento, y se le dio importancia hace un tiempo pero ahora no se toma en serio. Es más, el hecho de que la construcción del edificio albergase la magnífica iglesia- basílica- de San Lorenzo resulta totalmente accidental. Se trata de una consecuencia del día de la victoria española en la campaña de los Países Bajos. El monasterio se fundó en honor al santo en cuyo día se había ganado a batalla de San Quintín.

85b476de3ad68e4e8f5b4324e5a9bae7

Felipe II quería hacer un panteón real.

Lo que quería el monarca, en realidad, era dar gracias a Dios por una victoria en otro país. La primera reacción personal a la batalla, por parte tanto de Felipe como del duque de Saboya, fue el reconocimiento de que se había tratado de una gracia concedida por el Creador. Ninguno de ellos se demoró, pues, en demostrarle su gratitud. El Escorial se convirtió en un eslabón más, aunque pequeño no poco importante, de la cadena política que unía a los estados católicos del Mediterráneo.

Hubo autos de fe.

Felipe II estaba muy vinculao a la Inquisición, pero no era muy partidario de los autos de fe. “En toda su vida – aclara Kamen-, que fue bastante larga para la época, dio en España casi cuatro autos de fe. Y ninguno allí. No era un fanático. Esa falsa creencia forma parte de su leyenda “negra”

Es copia de legendario templo de Salomón de Jerusalén.

La palabra “Salomón” no aparece en ningún lugar de la nutrida correspondencia del monarca. “Es cierto que en la fachada de edificio están representados los seis reyes bíblicos, incluidos David y Salomón. Pero se trata de una mera coincidencia.”

Fue un templo mágico de la sabiduría.

El monarca quería tener allí una biblioteca, reunir sus reliquias…. Todo esto se une en su deseo” En este sentido  -argumenta el historiador- sí que podemos  llamarlo un templo mágico- . Pero no en el sentido esotérico. Se trata de un edificio enorme y  no se puede visitar de una vez.  Sus “tesoros ocupan una pequeña parte del edificio . La biblioteca, la pared del monasterio.  Ahí está,  realmente, la parte más interesante de valor para visitar el lugar.  

 

 

SAN FRANCISCO JAVIER.

Nació en el Castillo de Javier (Navarra) en 1506 y falleció en 1552 en el transcurso de un viaje a China. Hijo de María Azpilicueta y de Juan de Jaso, presidente por aquella época del Real Consejo de Navarra. Su infancia transcurrió en ambiente bélico, coincidente con la extinción de Navarra como reino independiente.

450px-Castillo_javier

Castillo de Javier

Marchó a París en 1525, donde entró en contacto con Iñigo de Loyola, formando, junto con Pedro Fabro, Simón Rodríguez, Diego Laínez, Alfonso Salmerón y Nicolás Alfonso de Bobadilla, el núcleo inicial de lo que años más tarde sería la Compañía de Jesús. Fue ordenado sacerdote en 1537, residiendo algún tiempo en Italia.

74201867

En 1541 partió hacia la India como legado del Papa Pablo III, llegando al año siguiente a Goa, capital de la india portuguesa. A partir de ese momento realizó una intensa labor de predicación de la religión católica entre la población autóctona de diversas regiones de la India (1542-1545). Entre los años 1545 y 1549 alternó la predicación en las Islas Molucas y en la India, durante los años 1549 y 1551 lo hizo por las islas de Japón.

sello_215011

El dentado, los pliegos en los que estaban impresos los primeros sellos era preciso cortarlos con unas tijeras u otro utensilio cortante para desprender una o varias unidades. Esta era una tarea engorrosa. De ahí que se ideara el corte de los sellos perforando sus bordes. Una vez separado el sello del pliego mediante este método queda un dentado periférico. No todos los sellos poseen el mismo tipo dentado, de hecho, hay ocasiones en las que la forma de este permite diferenciar un sello de otro. El dentado se mide por el número de perforaciones contenidas en 2 cm, así por ejemplo, el sello de San Francisco Javier, posee un dentado de 12 y medio por 13. Ello quiere decir que el dentado horizontal (la primera cifra siempre emplea para indicar este) posee en los dos centímetros doce perforaciones y media, que en el vertical (siempre en segundo término) se elevan a trece. Además del número, es preciso  tener en cuenta la tipología de las perforaciones. Principalmente son tres: peine (como es el caso que nos ocupa) línea y molde.

El dentado es una línea cuando la perforación de las filas de sellos se realiza una a una, tanto horizontal como verticalmente. Ello puede producir sellos de diferentes tamaños, en el caso de que por alguna razón varíen las distancias de aplicación. El dentado del peine se forma por imposición de un conjunto de agujas dispuestas en forma de peine sobre cada fila de sellos. De esta forma se consigue perforar simultáneamente tres lados de cada sello. El cuarto lado se perforara al realizar la misma operación con la siguiente fila y así, sucesivamente, hasta finalizar el pliego.

Fuente: Guipuzcoa en sus sellos

 

MONASTERIO SANTA MARÍA DE LA RÁBIDA.

sellos-rabidaSu arquitectura hoy, produce desconcierto al visitante que llega. La estampa, bella, por andaluza y franciscana, de su blanca fachada, evoca más bien una construcción del siglo XVIII. El recorrido por sus interiores, nos conduce por una amalgama de estilos y épocas, que requieren una explicación. Esta es sencilla: el terremoto de Lisboa en 1755, que resultaría devastador en toda Andalucía Occidental.

De la construcción original, conocida por Colón, quedan en pie: los arcos de entrada en la portería, muros de la iglesia, capillas y el claustro mudéjar bajo. Este último, verdadera joya del mudéjar popular o franciscano, marca la pauta para imaginar el conjunto de la época del descubrimiento. El monasterio de la Rábida se alza sobre un “cabezo” o alcor en confluencia misma del Tinto-Odiel. Desde aquí, fundidas sus aguas, en el llamado Canal del Padre Santo, rendirán cauce en “la mar océana” tras doblar la barra de Saltes. Eran las “ocho de la mañana” de aquel memorable tres de agosto, anota Colón en su diario, cuando la flotilla descubridora alcanza este punto.

11860096534_a63fc62160_b

En realidad, en este momento empezaba la aventura. El emplazamiento es ciertamente emblemático. Una de las salas se exhibe una serie de cerámicas encontradas en el lugar, que atestiguan  el paso de fenicios, romanos, almohades y visigodos.

De la arquitectura anterior, nos queda la que sirve hoy de puerta reglar (antigua entrada a la “Rabita” musulmana) el muro norte de la iglesia y la capilla donde hoy se venera la imagen de Santa María de la Rábida de los Milagros.

220px-Virgen_de_los_MilagrosLa leyenda es abundante, minuciosa y variada, incluso alcanza a la presencia misma de los franciscanos. Si es interesante puntualizar, que en la isla de Saltes, que hasta 1835 perteneció al Monasterio, pudo situarse la mítica Tartesos.

rabida2-sientehuelva

Frescos de Vázquez Díaz

El establecimiento de la orden franciscana en la Rábida, históricamente, data de principios de siglo XV de 1492 es la bula de Benedicto XIII, que nos habla ya de la iglesia y convento. Este dato y la arquitectura, nos llevan a situar su fundación en torno a esa fecha. Dentro de la historia de la orden, pertenece a la reforma y, en esta, a los llamados eremitorios. Los franciscanos han sido, además de fundadores, únicos habitantes, con el solo paréntesis, que va desde la exclaustración a 1920, en la que produce el regreso de una comunidad, ejecutando el decreto de devolución a la orden franciscana, firmado por la regente María Cristina, el doce de Octubre de 1892, a propuesta del Cánovas.

Fuente: http://www.monasteriodelarabida.com

 

MG_0732-Sala-Capitular-del-Monasterio-de-La-Rabida

Sala Capitular

 

UNIVERSIDAD DE OÑATE.

 

sello_160822

Uno de los edificios emblemáticos de la localidad guipuzcoana de Oñate es la antigua universidad de Sancti Spiritus. Fundada gracias a la iniciativa del obispo Rodrigo Mercado de Zuazola, su construcción se inicio en el año 1543, participando en la misma el maestro cantero Domingo de la Carrera y el escultor Pierre Picart.

Tiene planta cuadrada articulada en torno a un sobrio claustro central, distribuido en dos pisos de arquerías de medio punto y decorado con medallones que representan a diversos personajes. La caja de la escalera que comunica las dos plantas se cubre con un artesanado de inspiración mudéjar. En los extremos de la fachada principal se levantan dos torrecillas dotadas de un piso más que el resto del edificio. En el centro de la fachada se abre la entrada principal, que a cada lado posee sendos pilastrones esculpidos que se pueden apreciar perfectamente en el grabado del sello. Otro pilastrón también esculpido, se sitúa en el esquinal de cada torre lateral, constituye uno de los edificios renacentistas más valorados del País Vasco.

En 1540 una bula del Papa Paulo III erigía la Universidad de Oñate, que inicio de forma provisional su andadura docente en 1543 en la cercana casa Hernani. Su vida compleja y mediatizada por la falta de medios económicos. En el último tercio del siglo XVIII las instituciones forales tuvieron que intervenir en su financiación. Durante el siglo XIX la conflictividad bélica provocó la interrupción temporal de su actividad docente.

En 1869 albergó la Universidad libre, fruto de las ideas de la revolución de 1868. Entre 1874 y 1876, bajo la ocupación carlista dio cobijo a la Real y Pontificia a la Universidad Vasco-Navarra. Su periplo universitario finalizó entre los años 1895-1902 albergando la Universidad Libre Católica.

oñate

                                        Vista panorámica de Oñate (Guipuzcoa)

A partir de este momento alojó en diversos periodos un instituto de segunda enseñanza, el archivo de protocolos notariales, etc. Actualmente el edificio acoge la sede del Instituto internacional de sociología jurídica, así como dependencias del instituto Vasco de Administración Pública.   

Fuente: sellos postales en Guipuzcoa

34964887el-monasterio-de-aranzazu                                            Monasterio de Aranzazu, Oñate

UN SOBRE FRANQUEADO .

 

ScanSí señor: es lo que hoy acompaña al texto. Aunque causa extrañeza –no es un mirlo blanco- alegra su contemplación. Además, resulta interesante pues viene de Uganda y el personaje que nos muestra el franqueo –nada menos que un bloque de cuatro sellos- es de un misionero anglicano Apolo Kiwebulaya.

En primer lugar voy a referirme al país de origen citado anteriormente. La República de Uganda es un país situado en el área centro-continental. Limita al sureste con el lago Victoria, al este con Kenia, al norte con Sudán del Sur, al este con la República Democrática del Congo y al Suroeste  con Ruanda y Tanzania. La capital de Uganda es Kampala.

Uganda toma su nombre del, desaparecido Reino de Uganda que abarcaba la región del sur  del país incluida la capital, Kampala.

Los nativos ugandeses fueron cazadores-recolectores hace 1.700 a 2.300años, cuando las poblaciones de habla bantú emigraron a la zona del sur del país.

ZI-2265-2014-JUL00-IDSI-29-1

Apolo Kivebulaya (1864-1933) fue un ugandés-anglicano sacerdote y evangelista. Conicido como el “apóstol de los pigmeos” por su trabajo entre los bambuti gente del bosque Ituri en el este de Congo, Apolo es considerado el pionero principal de la iglesia Anglicana en el Congo Belga. Se conmemora en el Calendario de los santos anglicanos el 30 de mayo.

Nació junto con su hermano gemelo, en 1864 en Kiwanda, Uganda. Sus padres originalmente lo llamaron Waswa munubi. Waswa creció como hijo de campesinos y de aprendiz de brujo, pero cuando descubrió que todo era engaño se fue a aprender sobre el Islam, reunió a la corte del jefe de Kabaka Mutesa por los comerciantes árabes.

Cuando Waswa cumplió 13 años, HM Stanley, realizó una visita a la corte Mutesa y persuadió al jefe para comenzar a “leer “en la religión cristiana. El jefe estaba probablemente más impresionado con las armas de Stanley que con su  biblia,  Mutesa ya había roto relaciones con los árabes y necesitaba protección, y abrazó el cristianismo.

Tomó el nombre de Apolo en su bautismo en 1895 .Se le dio el nombre de “Kivebulaya“ que significa “ de Europa “ porque el siempre llevaba un traje bajo la sotana.  

  Fuente enciclopedia libre wikipedia.

 

NUEVE PAPAS PARA EL CONVULSO SIGLO XX. (IV). Juan Pablo I y Juan Pablo II.

JUAN PABLO I, EL PAPA BREVE (agosto 1978 – septiembre 1978).

Su historia ha dado mucho que hablar , e incluso generado algunos guiños cinematográficos (como El Padrino II), Su papado duró solo 33 días y falleció de un infarto en su cama, pero nunca se le realizo autopsia.  Aquello despertó todo tipo de teorías.

Albino Luciano fue el primer papa en nacer en el siglo XX.  En su breve  pontificado dio signos de querer renovar el papado para hacerlo “más humano”. Juan Pablo I tenía planeado promulgar una encíclica para consolidarlas, reformas del Concilio Vaticano II, al que calificó como un extraordinario acontecimiento de gran alcance.  Humano y humilde, dicen sus biógrafos, Luciano reprendió al dictador argentino Jorge Rafael Videla por los crímenes de la Junta Militar.

659JUAN PABLO Isello-juan-pablo-I

 

JUAN PABLO II, “EL PAPA VIAJERO”(1978-2005).   

Karol Jozef Voityla el papa polaco, el de las grandes esperanzas, para algunos, truncadas. Su pontificado duró 27 años, el tercero más largo de la historia, siendo el primero en pisar la Cuba castrista. Fue un Papa popular y carismático, con una gran habilidad comunicativa. Sus defensores destacan que su empuje por la evangelización dio un rostro humano al Vaticano.

Místico y ortodoxo, sus críticos le achacan sus posturas inflexibles contra el preservativo en lugares asolados por el Sida – como África – o su promoción de las congregaciones más conservadoras dentro de la Santa Sede. Sus últimas imágenes fueron las de un anciano que se consume en el lento desgaste. Algo que quizá influyera en la renuncia de su sucesor, Benedicto XVI, el primer Papa nombrado en el siglo XXI.

 490811139873-CHILE-CIRCA-2005-Un-sello-impreso-en-Chile-muestra-el-Papa-Juan-Pablo-II-circa-2005-Foto-de-archivosello_104152

NUEVE PAPAS PARA EL CONVULSO SIGLO XX. (III) Juan XXIII y Pablo VI

 

JUAN XXIII, “EL PAPA BUENO”. (1958-1963)

Es,  seguramente, una de las figuras más queridas y recordadas de cuantas han ejercido el papado en el siglo. Y, por su legado,  posiblemente también una de las más determinantes para la Iglesia. Angelo Giuseppe Roncalli es respetado y escuchado, tanto dentro como fuera de la Iglesia por su cercanía y su carácter amable y dialogante.

Su mediación entre la URSS y EE.U. fue determinante para encontrar una solución a la Crisis de los Misiles , uno de los momentos más críticos de los últimos 100 años.      En lo eclesiástico, su mayor aportación fue la convocatoria del Concilio Vaticano II, una revolución en las estrictas normas de la Iglesia destinada a acercarla al los fieles y el nuevo mundo.

   Tan importante era para él que, dice la leyenda, el papa no quiso dejarse operar del cáncer de estómago que padecía porque temía que eso variase los ritmos del Concilio. Roncalli murió en junio de 1963 y la historia le recuerda con un cariñoso apodo popular: “el papa bueno”

 

 PABLO VI, EL SUCESOR DE JUAN XXIII ( 1963-1978).

Fue el papa de “la Guerra del Vietnam y las revueltas estudiantiles”.  Recibió la difícil tarea de suceder a uno de los papas más influyentes del siglo.  Reabrió el Concilio Vaticano II, al que dio prioridad y marcó su dirección .  Pablo VI se hizo cargo de la de la interpretación  y aplicación de los mandatos, a menudo caminando por una delgada línea entre las expectativas contradictorias de los distintos grupos dentro de la Iglesia.

No falta quien añade que, en algunos casos, cambió el rumbo que pretendía Juan XXIII.  Devoto  mariano, sus posiciones sobre el control de la natalidad fueron muy polémicas en Europa Occidental y Estados Unidos, pero aplaudidas en la Europa Oriental y en América Latina. Ordenó cardenales a tres papas: Juan Pablo  I (Albino Luciani), Juan Pablo II y Benedicto XVI.