LAS PINTURAS DE ALTAMIRA.

 sello_44151 sello_44147

La cueva de Altamira, situada en las proximidades de Santillana del Mar (Santander), fue descubierta en 1879. Ha sido calificada de Capilla Sixtina del arte paleolítico debido a las numerosas pinturas de este período prehistórico que recubren sus paredes rocosas.

Esta cueva prehistórica cuyo descubridor fue don Marcelino Sautuola, es, por la naturaleza de sus magníficas pintura rupestres, una de las más importantes. Al principio, la perfección de dichas pinturas murales hizo que éstas fueran tomadas por falsas; pero en 1902 se descubrió la gruta francesa de Font de Gaume con otras parecidas. Las más interesantes de Altamira ocupan una extensión de techo de 12’50 metros de largo por 5 de ancho. La mayor parte representan bisontes; hay también algunos caballos, un jabalí notable y una hermosa cierva de 2’20 metros de largo, que es la más notable de todas las figuras. Los colores empleados son el negro y el rojo y a veces el ocre amarillento . Los autores de las pinturas aprovecharon las rugosidades de la pared para dar una autentica sensación de relieve.

sello_154864

Anuncios