ROBERT KOCH

Fue un médico alemán, nacido en Clausthal (Alemania) en 1843, murió en Baden-Baden (Alemania) en 1910. Descubrió, aisló y estudió el bacilo de la Tuberculosis.

En 1880, Robert Koch era un miembro del Instituto de Higiene de Berlín. La tuberculosis diezmaba Europa, cuando un tuberculoso moría, el doctor Koch examinaba inmediatamente las pústulas que cubrían los órganos afectados. Nadie conocía aún el agente del mal. Para descubrirlo, Koch utilizó todos los colorantes, todos los aumentos de su microscopio. Un día, observando nuevamente sus preparaciones antes de destruirlas.

Descubrió unos minúsculos bastoncillos (median la milésima parte de medio milímetro). Koch los aisló, los cultivó y los inoculó a sus cobayas: estos contrajeron la enfermedad. En 1882, el enemigo, por fin descubierto, fue llamado “bacilo de Koch”

 

HARVEY

William Harvey, fue un médico inglés, nacido en Folkestone (Gran Bretaña) en 1578 y murió en Hempstead (Gran Bretaña) en 1657. Fue el descubridor de la circulación de la sangre.

El joven Harvey se licenció en medicina en Padua (Italia) bajo la dirección del profesor Fabricio Aguapendente. Se estableció en Londres, donde fue nombrado médico del rey. Harvey aprovechó las ventajas de su alto cargo y obtuvo autorización para hacerse discretamente con los cuerpos de los ajusticiados, con los cuales pudo continuar sus investigaciones. En aquel entonces, la idea de disecar cadáveres parecía escandalosa a la opinión pública.

El 17 de abril de 1616, el médico afirmó en una conferencia celebrada en la Universidad de Londres, que el corazón hacia circular la sangre en un doble sentido: hacia los pulmones, donde la sangre se regeneraba y hacia todo el cuerpo, al cual alimenta. Con fecha 4 de junio de 2014, realicé otra entrada de este médico).

 

ALEXANDER FLEMING

Alexander Fleming 1881-1955: Penicillin 2018

Sir Alexander Fleming ( Lochfield Farm Darvel, 1881-Londres 1955) fue un médico y bacteriólogo británico. Estudió y ejerció sus actividades como bacteriólogo e investigador en el hospital St. Mary de Londres, ocupando sucesivamente los cargos de profesor, director y director adjunto del Instituto de Vacunación, siempre dentro del mismo hospital.

En 1922, en colaboración con Allison, descubrió la propiedad inhibidora de la lisozima. En 1928, observó que el contorno de un moho del genero Penicillium, que había contaminado una de las placas donde cultivaba el estafilococo, las colonias de estas bacterias eran más pequeñas y estaban en franca lisis.

Aisló el moho causante de dicho proceso y realizó su cultivo, comprobando que el líquido metabolizado por dicho moho resultaba activo, incluso en disolución, contra diversos gérmenes. Fleming denominó a esta sustancia antibacteriana con el nombre de Penicilina. Había nacido uno de los medicamentos más importantes del siglo XX.

Fleming no pudo concentrar ni purificar dicha sustancia, entre otras razones por la falta de medios. Lo conseguirían los investigadores de Oxford. H.W. Florey y E.B. Chain, quienes junto con Fleming, recibieron en 1945 el Premio Nobel de Medicina y Fisiología.

LO ACONTECIDO EN 1761

De lo acontecido en el citado año, hoy, ya estoy documentado; pero cuando me enfrenté el primer día, tan solo asimilé esto: La rebelión de Jacinto Canet  y Yucatán  y luego  El tránsito de Venus. Sobre la rebelión,  por falta de información ha sido mal interpretada, ya sea un botín de borrachos .

    SUPLICIO DE JACINTO CANEK DE FERNANDO CASTRO PACHECO

En cuanto a Jacinto Canet, escogió un nombre con alto significado histórico para los mayas , se proclamó rey y encabezó una rebelión que tuvo por meta  el dominio político y religioso maya en Yucatán. Miles de indígenas creyeron que era rey anunciado por la profecía y que los días de los españoles estaban contados. El movimiento intentó revitalizar la cultura maya después de dos siglos de colonialismo, pero los españoles ignoraron sofocar la rebelión antes de que se pudiera extender más allá del centro de la Península. Estos fueron los primeros pasos  hacia la independencia.

Ahora he de referirme al otro acontecimiento Tránsito de Venus. Como la RAE me dice que tránsito quiere decir acción acción de transitar , me veo obligado a recurrir a Internet porque como  lleva añadido  Venus, me lo tienen que explicar.

El tránsito de Venus de 1761 es el primer tránsito del planeta que pudo ser observado por el conjunto de todos los astrónomos. Es un fenómeno astronómico en el cual el planeta Venus aparece como un disco pequeño oscuro moviéndose a través de la faz del sol. Como todos los tránsitos de Venus, se debió  a que el planeta se interpuso entre el Sol y la Tierra. Se pudo apreciar desde gran parte de nuestro planeta.

En función de la posición del observador, el momento exacto puede variar hasta en 7 minutos. Los tránsitos de Venus se encuentra entre los fenómenos celestes previsibles más raros, presentándose en pares cada ocho años de diferencia, con un patrón regular de 121,5 y 105,5 años entre pares consecutivos

El tránsito tuvo lugar el el 6 de junio de 1761.  Fue visible en su totalidad en la casi globalidad de Asia, en el Oeste de Australia y en el este de Europa. Se pudo ver a la salida del Sol en África y el resto de Europa.  Siendo visible a la puesta del Sol en el Océano Pacífico, y en la mitad noreste de Norteamérica. El tránsito 1761 se produjo hacia el final de la Guerra de los Treinta Años  (1756-1763) el principal conflicto que involucró a la mayoría de los países europeos en una amplia parte del mundo.

En 1761 el científico ruso Mikhail Lomonosov dedicó a este evento un tratado titulado El tránsito de Venus por el Sol.   

LEON FOUCAULT

 

Físico francés, nacido y muerto en Paris 1819-1868. Inventó el giroscopio y demostró la rotación de la tierra.

Entre los numerosos experimentos y descubrimientos de Foucault, hay que citar el “péndulo del Panteón” de Paris, que suspendido de lo alto de la cúpula, demostraba, por sus ligeras oscilaciones, que nuestro planeta gira sobre sí mismo.

Del péndulo al giroscopio había solo un paso. El giroscopio, animado de un movimiento de rotación alrededor de un eje, cuyo principio se aplica también a un juguete infantil, tiene la propiedad de conservar la dirección en la que se coloca.

El girocompás, indica a los barcos y aviones la dirección norte, el girómetro mide los cambios de dirección y el giropiloto es unos compas que accionan automáticamente los mandos de los aviones.

                      (Fuente Argos.)

LUIGI GALVANI

Luigi Galvani, fue un médico y físico italiano, nacido y muerto en Bolonia (Italia) 1737-1798. Sus experiencias condujeron a la invención de la pila eléctrica.

Galvani, se dedicó a investigaciones anatómicas. Este médico procedió a la disección de ranas y colgó las ancas de los batracios en un hilo de cobre, al lado de un balcón. ¡Grande su asombro al ver que aquellas ancas se contraía en el momento en el que una de ellas, con la acción del viento tocaba la baranda de hierro del bacón! Las ancas estaban “galvanizadas”.

Repitió la experiencia de diversas maneras y pensó que los músculos se veían sometidos a descargas eléctricas de la atmosfera o del mismo animal. Pero Volta demostró más tarde que esta electricidad surgía del choque de metales de naturaleza diferente. Así fue como concibió la pila eléctrica.

                     (Fuente Argos.)

ENRICO FERMI

Enrico Fermi, fue un físico atómico italiano. Nacido en Roma en 1905 y falleció en Chicago en 1954. Construyó la primera pila automática de uranio enriquecido.

La energía automática sirve para fabricar armas nucleares, pero también tiene aplicaciones beneficiosas para la humanidad. En varios países, los generadores atómicos, producen energía eléctrica para el consumo domestico. Partiendo de los trabajos de los Curie y de otros científicos, Fermi descubrió la potencia de la energía que desprende de la fusión del átomo.

Desde 1942, la pila atómica de Chicago, que funciona con uranio y grafito, produce una importante cantidad de energía atómica para usos domésticos. Posteriormente, comenzó a utilizarse ese tipo de pilas como complemento de las centrales térmicas e hidráulicas.

                    (Fuente Argos.)

 

LAVOISIER.

Antoine-Laurent de Lavoisier, químico francés, nacido y muerto de parís 1743-1794. Fue el promotor de la química moderna.

Lavoisier demostró científicamente el papel que el oxigeno desempeñaba en la naturaleza, demostró también el proceso de la oxidación, lenta o rápida y la necesidad de que haya oxigeno en el aire para que haya combustión. Los cuerpos no pueden arder sin oxigeno.

Lavoisier llegó a probar que el carbón calentado a altas temperaturas no ardía si, aislado por otro cuerpo, no se encontraba en contacto con el oxigeno, probó así mismo- y esto fue aun más asombroso para sus contemporáneos- que el agua es el resultado de la combustión  del hidrógeno en presencia del oxigeno y ambos gases forman un liquido.

Los descubrimientos científicos de Lavoisier fueron múltiples. Desgraciadamente, la Revolución Francesa envió a la guillotina al gran científico.

                 (Fuente Argos.)

LOUIS PASTEUR

 

Louis Pasteur. Químico y biólogo francés. Nació en Dole  (Francia) en 1822 y murió en Marnes-la-Coquette (Francia) en 1895. Demostró la acción de los microbios e impuso la vacunación preventiva.

Cada año, la rabia hacía estragos entre las personas mordidas por perros, zorros, o lobos rabiosos. Cuando Pasteur anunció en octubre de 1885, los resultados de los tratamientos aplicados a los pastores Meister y Jupille, salvados por el suero recientemente descubierto, se produjo una explosión de júbilo en el mundo entero. Las victimas de mordeduras comenzaron a llegar de todas partes del mundo en busca de la curación, de veinticinco rusos mordidos por una  jauría de lobos, veintitrés regresaron sanos y salvos a su país.

Pasteur se cubrió de gloria. Poco después, se fundaba el Instituto Pasteur, en el que su creador trabajó hasta el final de sus días. Este científico, hombre sensible fue un gran benefactor de la humanidad.

                 (Fuente Argos)

 

SALK

Jonás Edward Salk. Bacteriólogo norteamericano, nacido en Nueva York en 1914, murió en California en 1995. Fue el descubridor de la Poliomielitis.

Son muchos los científicos que han intentado luchar contra una terrible enfermedad, la poliomielitis, que puede provocar parálisis muy graves. Esta afección proviene de un virus y desde Pasteur, se sabe que la mejor defensa contra un virus es una vacuna.

Un científico norteamericano, Jonás Salk, descubrió esta vacuna en 1954, el era profesor de bacteriología en la Universidad de Pittsburgh, y gracias a sus trabajos es posible hoy evitar que haya niños poliomielíticos ¡cuán reconocidos hemos de estar a estos hombres de ciencia!

           (Fuente Argos)

CELSIUS

Anders Celsius, físico y astrónomo sueco, nacido en Uppsala (Suecia) en 1701 y muerto en la misma ciudad en 1744. Inventor de la escala centesimal del termómetro. El termómetro, instrumento para medir la temperatura, es un invento muy antiguo, pero la historia de su gradación es de lo más caprichosa.

Todavía en el siglo XVI era graduado “frio” colocándolo en una cueva y “caliente” exponiéndolo a los rayos del sol estival o sobre o sobre la piel de una persona calenturienta. Más tarde, el alemán Fahrenheit y el francés Réaumur, lo graduaron basándose en la temperatura del hielo en su punto de fusión y en la de vapor de agua hirviente.

Pero la escala alemana iba de 32 a 212 grados, mientras que la francesa iba de 0 a 80 grados. En 1742, Celsius creó la escala centesimal, que iba de 0 a 100 grados. Hoy en día, la escala Celsius ha sido adoptada universalmente.

                            (Fuente Argos.)

PITÁGORAS

Pitágoras, fue un célebre filosofo y matemático griego, nacido en Samos (Grecia) en el siglo VI a de J.C. estudió con sus discípulos la ciencia y la moral.

Pitágoras, alma de un grupo de filósofos griegos establecido en la región de Crotona en Sicilia, estaba convencido de que los números influían en el universo y en los hombres.

Junto con sus amigos descubrió el famoso teorema de geometría que lleva su nombre de Pitágoras, e inventó una tabla de multiplicar llamada “tabla de Pitágoras” conocida por todos los escolares del mundo. El célebre pensador explicó la música por los números, midiendo la longitud de las cuerdas que producen los sonidos, inventó la escala musical.

                  (Fuente Argos.)

 

MENDEL

Johann Gregor Mendel. Botánico austriaco, nacido en Heinzendorf (Austria) en 1822 y muerto en Brno (Checoslovaquia) en 1884. Fundador de la genética y descubridor de las leyes de la herencia.

Johann Mendel, un hombre de salud delicada cuyos padres eran campesinos pobres, tomó los hábitos religiosos en 1843. Era un trabajador infatigable, además de ser profesor de física y de historia natural en la Escuela Moderna de Brno, realizaba en los jardines de su convento, extraños experimentos sobre la reproducción de los guisantes, mezclando semillas de guisantes grandes con semillas de guisantes enanos.

En 1866, Mendel publicó los resultados de sus experimentos, que establecen las leyes de la herencia vegetal, animal y humana. Sin embargo, hasta 1900 no se dio a los trabajos de Mendel toda la importancia que merecían, tuvieron que pasar treinta y cuatro años para que los científicos comprendieran que las “leyes de Mendel” eran la base de una ciencia nueva: la genética.

                      (Fuente Argos.)

LEGADO DE CAJAL

 

El Instituto Cajal del CSIC alberga el denominado Legado Cajal, que incluye todas aquellas pertenencias mayoritariamente científicas que el propio Cajal quiso que se conservasen su Instituto cuando falleciese (1934).En 1945 se  inauguró en el Instituto Cajal por primera vez el Museo Cajal, con la asistencia de Ministros y Políticos. Desde entonces, los propios científicos del Instituto Cajal han sido los responsables de su conservación, contando con apoyo económico proveniente del CSIC, Comunidad de Madrid, La Casa  Encendida de la Fundación Montemadrid, e Instituciones privadas, entre las que cabe destacar la Fundación de Ciencias de la Salud.

“Cuando el Instituto Cajal se trasladó en 1989 a su sede actual situada en la Avenida del Doctor Arce núm. 37 en Madrid, se inauguró en la biblioteca del Instituto una pequeña exposición permanente del “Legado de Cajal” en la que se muestra una selección muy cuidadosa de las piezas históricas, donde se recrea el lugar de trabajo de Cajal, utilizando pertenencias originales legadas por Cajal. El resto de los bienes que constituyeron el “Legado de Cajal”, se encuentran protegidos en una sala, donde se mantiene la seguridad, así como se controla la humedad y la temperatura para su óptima conservación.

Además de la exposición permanente en la biblioteca del instituto Cajal, el instituto Cajal, colabora con otras instituciones nacionales y extranjeras en la difusión de la obra de Cajal mediante la realización de exposiciones temporales. Un ejemplo es la que actualmente en marcha en el centro de Neurociencia “Porter  Neuroscience Research Center” situado en el campus de Bethesda del National Institute of Health (NIH), en Estados Unidos desde 2014.”

Lo que antecede lo facilita el Instituto Cajal; lo que sigue, es la leCtura de un reportaje de “El País”.Yo no me esperaba un comienzo sí: Solo  220 metros cuadrados para exponer la obra   del mejor científico español de la historia.

“El CSIC exhibirá por  fin  parte de la obra de Santiago Ramón y Cajal, cuyo legado almacenó en 1989en cajas de galletas y bolsas de plástico.Santiago Ramón y Cajal hizo un llamamiento  a los profesores de España el 20 de diciembre de 1899, tras la pérdida de Cuba y Filipinas en el desastre de 1898. “Junto al microscopio, poned la bandera nacional que os recuerde constantemente vuestra condición de guerreros (porque función de guerra, y hermosísima y patriótica es arrancar secretos a la naturaleza con  la mirada de defender y honrar a la patria)”,proclamó el investigador. Siete años después, Cajal ganó el Nobel de Medicina por revelar la individualidad de las neurona , “las mariposas del alma”. Sin embargo, casi un siglo después , en 1989, su amada patria apiló  el legado del mejor científico español de la historia en cajas de galletas y de vermut Cinzano en un sótano madrileño: Instituto Cajal.

Tras tres décadas de olvidos y polémicas intermitentes, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) habilitará por fin una sala en su sede central de Madrid para exponer “la parte más relevante del legado Cajal”, según confirma un portavoz de la institución a EL PAIS. El archivo del padre de la neurociencia está compuesto por 22.000 piezas, sobre todo dibujos  de células nerviosas, manuscritos, cartas y fascinantes fotografías. 

Cajal, nacido en 1852 en la aldea nava de Petrilla de Aragón, se veía a sí mismo como un Robinson Crusoe que avanzaba con su microscopio la isla salvaje del cerebro humano.  Los sabios de la época, como el británico Charles Sherrington, tuvo que aprender español para leer sus asombrosos descubrimientos.  Igualmente el explorador Americo Vespucio dio nombre a América, Cajal pudo dar su apellido a la neurona. “No se le ha hecho la justicia de darle su nombre, reconoció Sherrington, ganador el Nobel en 1932.

La nueva sala de exposición ocupará 22 metros cuadrados en la antigua biblioteca del Centro de Física Miguel Antonio Catalán, en la calle Serrano, 123, en la sede central madrileña del CSIC. Las obras comenzarán a mediados de este mes, según detalla el portavoz del órgano, que prefiere evitar la palabra museo  dada la obvia falta de ambición. Todas las fuentes de la institución consultadas admiten que el espacio no está a la altura de Cajal.  “Es una buena idea, porque menos es nada”, opina  Ricardo Martínez, actual director del Instituto Cajal ,el Centro del CSIC, que gestiona el archivo. Cuando Martínez fue nombrado por primera vez responsable del lugar, en 1996, “el legado estaba en un estado lamentable , con los dibujos en bolsas de plástico y la bata de Cajal colgada en una puerta metálica cerca del animalario”.

Alberto Ferús, exdirector del Instituto , es muy crítico con el nuevo proyecto. “Una sala de 220 metros cuadrados para Cajal es ridícula. Es una vergüenza que no exista un auténtico Museo Cajal en Madrid”, lamenta.

La última nieta del ganador del Nobel ;María Ángels Ramón y Cajal Junquera, falleció en marzo de 2018.  En una nota publicada junto al Epistolario (La esfera de los libros) de su abuelo hace un lustro. Angelines se defendió de las acusaciones de haber “secuestrado  Ramón y Cajal” con sus batallas por la propiedad del legado. “Se equivocan aquellos que creen que su figura y memoria histórica, e incluso su nombre es patrimonio aunque pertence a los españoles. Santiago Ramón y Cajal, como cualquier español, se pertenee a sí mismo y a sus descendientes”, advirtió la nieta, que llegó acusar al CSIC de “delitos  de apropiación indebida” .

Poco después de su fallecimiento, han nacido dos proyectos para exponer la maltratada obra de Cajal . A comienzos de este año, el Colegio de Médicos de Madrid anunció que dedicar  1.500 metros cuadrados de su sede a la creación de un Museo Cátedra Ramón y Cajal. Allí, en el número 51 de la calle Santa Isabel, el neurocientífico impartió  clase  durante 30 años en un aula con bancos corridos de madera que permanece prácticamente intacta.

Ese emplazamiento, -un edificio histórico monumental en el eje museístico de Madrid junto al Reina Sofía – era ideal para un museo nacional dedicado a Cajal y sus discípulos, pero el  CSIC ha preferido montar su propia sala de exposición. Tras décadas de olvido, Madrid tendrá de golpe dos museos incompletos consagrados a Cajal. “Esto es un insulto  la inteligencia”, opina  Santiago Ramón y Cajal Agueras, un patólogo del Hospital Universitario Wall d’Hebron, en Barcelona, que comparte nombre con el hermano de su bisabuelo. “Esos 220 metros cuadrados son un espacio totalmente insignificante. “Necesitamos un único museo nacional”, sostiene.

En la actualidad, los 22.000 objetos permanecen almacenados en una habitación del Instituto Cajal del CSIC pero ya inventariados desde 2008 y en condiciones de hymedad y temperatura controladas. La medalla de oro del Nobel y otros galardones valiosos están custodiados en una caja fuerte del Banco de Santander. El Instituto Cajal es un centro de investigación en neurobiología situado a 15 minutos a pie del estadio de  futbol Santiago Bernabeu, pero el CSIC ha tomado la decisión de trasladarlo al Instituto de Medicina Nuclear Príncipe de Asturias, un faraónico edificio de 30.000 metros cuadrados que está vacío desde que se construyó en 2011 en Alcalá de Henares. El resto del legado de Cajal se custodiaría allí, según el plan del CSIC presidido por la química Rosa Menéndez. 

PRESENTACIÓN DE UN SELLO A LA INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA

Correos ha presentado en el Hospital de la Paz, de Madrid, un sello conmemorativo dedicado a la Investigación Biomédica en España. Al acto de presentación han asistido la Secretaria General Técnica del Ministerio de Fomento, Alicia Segovia Marco, el director científico de la Paz, Eduardo López-Collaz y el Presidente del organismo postal Javier Cuesta Nuin.

La Investigación Biomédica es aquella que tiene por objetivo generar nuevos conocimientos que ayuden al diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades en humanos y se trata de uno de los campos científicos que más han avanzados en España llegando  en la actualidad a avanzar cimas que se parecían impensables hasta hace no muchos años .  En este sentido, el número  de sociedades médicas ha crecido considerablemente y ha adquirido mayor importancia gracias sobre todo a la gran calidad profesional de sus miembros.

Estos avances han obtenido resultados especialmente relevantes en diferentes ámbitos como la genética, la neurociencia , la inmunología y la oncología , que ha permitido generar nuevas oportunidades en la obtención de tratamientos  y fines de los equipos multidisciplinares de médicos e investigadores que, día a día y con muchas dificultades, hacen ciencia en España.

El sello que se ha presentado es el homenaje y reconocimiento que CORREOS realiza a la Investigación  Biomédica , un trabajo del  que nos beneficiamos todos, tanto la personas enfermas como las sanas, pues gran parte de la investigación está dirigida a prevenir multitud de enfermedades. Asimismo, dicha emisión servirá de vehículo para acercar y divulgar esta actividad a la sociedad.

 

 

LOS COHETES

 

Los chinos, que habían inventado la pólvora, la utilizaban para sus fuegos de artificio: no tardarían demasiado en descubrir los cohetes, con los que trazaban grandes arabescos luminosos. Eso ocurría, según la leyenda, en el tercer milenio antes de nuestra era.

Un poderoso e inventivo mandarín había soñado, según parece, en propulsar, con numerosos cohetes, una gran cometa que fuese capaz de transportarle por el aire, pero este avión improvisado se incendió y el mandarín pereció quemado antes de haber logrado despegar.

Fue en el siglo VII de nuestra era, cuando Calimicos inventó el fuego griego a partir del salitre y el asfalto. Esta especie de cohetes, lanzados desde navíos, trataba de incendiar la flota enemiga. Los marinos de Bizancio los utilizaron con éxito después de esta época.

Abandonados durante varios siglos por los militares, los cohetes reaparecen hacia 1806, mejorados técnicamente por William Congreve. Desde las proximidades de las costas francesas, el inglés dirigió sus ingenios contra la ciudad de Boulogne, incendiándola. A principios del siglo XX surgió el cohete de combustible líquido. La explosión de la pólvora se constituye por la combustión de carburantes líquidos o de gases licuados.

La mayor potencia permite trayectorias más largas y vuelos de mayor duración, sobre todo en el caso de los cohetes de varias fases que se ponen en marcha sucesivamente. Los cohetes postales para el correo y las V2 cargadas de explosivos son algunos de los precursores de los cohetes interplanetarios que, entre otras cosas, han conducido al hombre a la luna.

LOS COMETAS

Los cometas circulan por el cielo siguiendo trayectorias regulares, y cada uno tiene su propia orbita. Son difícilmente visibles a simple vista, pero los observatorios descubren varios cada año.

Durante su desplazamiento, los cometas, que son un conjunto de partículas de materiales diversos y gas, de adornan con una cabellera de destellos y una larga cola. Esta cola sigue al cometa mientras se dirige hacia el sol. Pero lo precede cuando se le aleja. Desde la antigüedad hasta el siglo XIX, más de 2.000 cometas han sido observados por el hombre.

Unos 400 más, errantes, han sido identificados en nuestro siglo. Una treintena de cometas son también conocidos, que incluso llegan a precisarse las fechas de sus retornos regulares a nuestro espacio. El más célebre  de  nuestros visitantes fue descubierto en 1682 por el astrónomo ingles Edmund Halley, de ahí que lleve su nombre. Este científico que calculó la duración de la  trayectoria de su cometa , anunció que este reaparecería al cabo de 75 años. Murió en 1742. Dieciséis años del retorno del viajero.

El cometa del alemán Johann Encke, director del observatorio de Berlín, fue descubierto en el siglo XIX, casi al mismo tiempo que el descrito por el austriaco Wilhelm Von Biela en 1826. Este último, que efectúa su viaje en 6 años y 9 meses, ha sido observado regularmente, incluso se temió que chocara con la tierra en 1839, pero no pasó nada. Desapareció después de 1866 y la Tierra recibió, seis años más tarde, una vasta lluvia de meteoros, se dedujo que el cometa de Encke se había desintegrado.

El cometa de Brooke, descubierto en 1889, recorre su órbita en siete años, desde su descubrimiento se le ha observado en cada uno de sus pasos.

 

LOS ASTROS

 

Durante la noche, vistas desde la Tierra, las estrellas forman constelaciones. Desde la antigüedad, los hombres, para diferenciar unas constelaciones de otras, les han dado nombres propios, además, para estudiarlas mejor, construyeron observatorios.

Ya los caldeos, los egipcios, los chinos y los griegos habían descubierto algunos principios de astronomía cuando el griego Hiparco, 130 años a de J.C. elaboró una relación de las  estrellas conocidas. Esta enumeración, que constaba de 800 estrellas, fue recogida y enriquecida por Claudio Ptolomeo, sabio de Alejandría que, en el siglo II de nuestra era, ya era capaz de identificar 1022 estrellas.

A continuación, el invento de las lentes de aumento y el telescopio permitieron una observación sistemática de los astros. Cuando murió, en 1601, el astrónomo Tycho Brahe había establecido una relación de 777 estrellas, a la cual, en 1603, Bayer añadió 500.

Se hizo necesario un catalogo. Los astrónomos del mundo entero, entre los que se encontraba Halley,” padre” del célebre cometa que lleva su nombre, la Monnier, Flamsteed, Gould y muchos otros autorizaron a Joseph de Lalande y a su sobrino Michel para preparar, entre 1789 y 1798, una relación que contenía cerca de 50.000 estrellas. El mapa de los astros todavía de completó mas, principalmente después de que el almirante Mouchez emprendiera la tarea de realizar un mapa “fotográfico” del cielo.

Mercurio, Venus, Júpiter y Saturno, planetas que gravitan alrededor del sol, son perfectamente visibles a simple vista. No obstante, únicamente con precisos instrumentos se han podido descubrir Urano (en 1781) Neptuno (1846) aunque su posición había sido determinada un año antes gracias a los cálculos de Le Verrier y Plutón (en 1930)

LAS EPIDEMIAS

Ocurre, a menudo, que una enfermedad alcanza a todo un grupo humano, decimos que hay una epidemia. La peste, el cólera, el tifus y la gripe, son enfermedades epidémicas, que en muchas ocasiones han diezmado las poblaciones.

No cabe duda que los filisteos (1400 a de J.C.) y los atenienses (429 a. J.C.) sufrieron epidemias de peste, pero la primera de estas epidemias que puede fecharse con certeza es la del año 542, procedente de Oriente, la peste infectó por completo a Europa occidental. Entre 1346 y 1353, la peste negra, procedente de la India, mató a 25 millones de europeos, después de haber exterminado a 23 millones de asiáticos. En 1456, esta plaga temida todavía causaba unas 600 víctimas al día en Constantinopla.

Otras tres epidemias fueron tristemente celebres: la peste de Milán (siglo XVI) la de Londres (1655) y la de Marsella (1720). Entre 1894 y 1912, causó más de 11 millones de defunciones en la India. El cólera ya diezmaba las poblaciones de la India en la antigüedad. Pero no apareció en Europa hasta 1832. Este año hubo unas 20.000 muertes en Paris.

El tifus, enfermedad de los soldados en tiempo de guerra, diezmo los efectivos tanto durante la guerra de los treinta años (1618-1648) como en la retirada de Rusia (1812).

En el transcurso de las dos últimas guerras mundiales, la enfermedad fue combatida mediante polvos D.D.T. la gripe sigue siendo un foco infeccioso peligroso. La gripe española, que causó estragos, de abril a noviembre de 1919, produjo más de un millón de muertos. En 1832, se crearon las cuarentenas, y los lazaretos, para aislar a los portadores de gérmenes.

 

LOS OBSERVATORIOS

Ya en épocas muy remotas los hombres aprendieron a observar el cielo y a descubrir las leyes que rigen el movimiento de los astros. La torre de Belus, en Babilonia, fue construida y utilizada para estos efectivos, hará cerca de tres mil años.

Conocemos que la tumba del faraón Ramsés II, fue concebida, en el siglo XII antes de J.C. como un observatorio. Como asimismo, es cierto que algunos templos mexicanos y ciertos monumentos prehistóricos de Europa fueron construidos para la observación, en lo posible, del cielo. El primer observatorio europeo que en verdad mereció este nombre era el alemán y fue construido en el territorio de Kassel, en 1561, debido a la iniciativa de Guillermo de Hesse.

El astrónomo danés Tycho Brahe, después de visitar algunos observatorios extranjeros, mandó construir en 1576 en la isla de Hveen, el magnífico palacio de Uraniborg (nombre derivado de la musa de la astronomía Urania) que poseía un observatorio denominado “castillo de las estrellas” (Stelborg). El primer observatorio astronómico de España fue en Madrid, inaugurado en 1790. El Observatorio Fabra, de Barcelona, fue fundado en 1902 y en 1904 lo fue el Observatorio del Ebro, en Tortosa, Tarragona, uno de los mejor equipados Para la observaciones solares.

Los Estado Unidos disponen de observatorios ultramodernos. El del monte Palomar utiliza un telescopio cuyo espejo mide 508 cm de diámetro. En la U.R.S.S. el espejo del telescopio del monte Semirodriki sobrepasa los 6 metros de diámetro y pesa 70 toneladas. El Hersmonceaux (Gran Bretaña) es 20 veces más potente que el soviético.