LEONARDO DA VINCI. (IV)

                                                     

 

                                                         G.- GIOCONDA.

Se cree que la mujer de la enigmática sonrisa es Lisa Gherardin , esposa de Francesco del Giocondo. La pintura, que cuelga en el Louvre , es la más famosa del mundo. El 21 de agostoe 1911, los guardas de seguridad del museo  se dieron cuenta de que “La Gioconda”, de Leonardo no colgaba en la pared  del salón Carré.  Había desaparecido, solo estaba el hueco vacío  en la pared  y los clavos que sujetaban el cuadro. Dos días después los periódicos de todo el mundo se hacían eco de la noticia en sus portadas. Aquel día murió un cuadro y nació un icono universal. El autor del robo fue Vincenzo Peruggia , un pintor y decorador italiano de 30 años que había trabajado en el Louvre.

La Mona Lisa había estado durante dos años a escasos tres kilómetros del Louvre. En la humilde casa de Peruggia en el número 5 de la Rue de  l´Hospital Saint Louis , encerrada en un armario cerca de la cocina. Fue condenado a tres años de cárcel, pero apenas estuvo doce meses. Es una pequeña tabla de 77 por 53 centímetros. Leonardo tardó cuatro años en pintarla . Se exhibe en una vitrina a prueba de balas.  Napoleón en 1800 que sacaran el cuadro del Louvre y colocaran en su dormitorio de las Tullerías. Cuando fue coronado Emperador en 1804 lo devolvió al Louvre. El duque de Buckingham propuso intercambiar “La Gioconda” por el “Erasmo”  de Holbein y la “Sagrada Familia” de Tiziano.  Luis XIII estuvo a punto de aceptar.  Cole Porter  la incluye en su canción “You Are  the top”.

También le han dedicado canciones Bob Dylan, Elton John,  Carlos Santana. Su imagen ha servido para anunciar coches , preservativos, corsés, queso, caramelos,  tabaco, champán, prótesis dentales, horquillas . Fue símbolo de  los Mundiales de Futbol de 1990.  En la II Guerra Mundial la BBC utilizó su sonrisa como mensaje en clave para la Resistencia Francesa: “La Gioconda conserva su sonrisa”.

LEGADO DE CAJAL

 

El Instituto Cajal del CSIC alberga el denominado Legado Cajal, que incluye todas aquellas pertenencias mayoritariamente científicas que el propio Cajal quiso que se conservasen su Instituto cuando falleciese (1934).En 1945 se  inauguró en el Instituto Cajal por primera vez el Museo Cajal, con la asistencia de Ministros y Políticos. Desde entonces, los propios científicos del Instituto Cajal han sido los responsables de su conservación, contando con apoyo económico proveniente del CSIC, Comunidad de Madrid, La Casa  Encendida de la Fundación Montemadrid, e Instituciones privadas, entre las que cabe destacar la Fundación de Ciencias de la Salud.

“Cuando el Instituto Cajal se trasladó en 1989 a su sede actual situada en la Avenida del Doctor Arce núm. 37 en Madrid, se inauguró en la biblioteca del Instituto una pequeña exposición permanente del “Legado de Cajal” en la que se muestra una selección muy cuidadosa de las piezas históricas, donde se recrea el lugar de trabajo de Cajal, utilizando pertenencias originales legadas por Cajal. El resto de los bienes que constituyeron el “Legado de Cajal”, se encuentran protegidos en una sala, donde se mantiene la seguridad, así como se controla la humedad y la temperatura para su óptima conservación.

Además de la exposición permanente en la biblioteca del instituto Cajal, el instituto Cajal, colabora con otras instituciones nacionales y extranjeras en la difusión de la obra de Cajal mediante la realización de exposiciones temporales. Un ejemplo es la que actualmente en marcha en el centro de Neurociencia “Porter  Neuroscience Research Center” situado en el campus de Bethesda del National Institute of Health (NIH), en Estados Unidos desde 2014.”

Lo que antecede lo facilita el Instituto Cajal; lo que sigue, es la leCtura de un reportaje de “El País”.Yo no me esperaba un comienzo sí: Solo  220 metros cuadrados para exponer la obra   del mejor científico español de la historia.

“El CSIC exhibirá por  fin  parte de la obra de Santiago Ramón y Cajal, cuyo legado almacenó en 1989en cajas de galletas y bolsas de plástico.Santiago Ramón y Cajal hizo un llamamiento  a los profesores de España el 20 de diciembre de 1899, tras la pérdida de Cuba y Filipinas en el desastre de 1898. “Junto al microscopio, poned la bandera nacional que os recuerde constantemente vuestra condición de guerreros (porque función de guerra, y hermosísima y patriótica es arrancar secretos a la naturaleza con  la mirada de defender y honrar a la patria)”,proclamó el investigador. Siete años después, Cajal ganó el Nobel de Medicina por revelar la individualidad de las neurona , “las mariposas del alma”. Sin embargo, casi un siglo después , en 1989, su amada patria apiló  el legado del mejor científico español de la historia en cajas de galletas y de vermut Cinzano en un sótano madrileño: Instituto Cajal.

Tras tres décadas de olvidos y polémicas intermitentes, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) habilitará por fin una sala en su sede central de Madrid para exponer “la parte más relevante del legado Cajal”, según confirma un portavoz de la institución a EL PAIS. El archivo del padre de la neurociencia está compuesto por 22.000 piezas, sobre todo dibujos  de células nerviosas, manuscritos, cartas y fascinantes fotografías. 

Cajal, nacido en 1852 en la aldea nava de Petrilla de Aragón, se veía a sí mismo como un Robinson Crusoe que avanzaba con su microscopio la isla salvaje del cerebro humano.  Los sabios de la época, como el británico Charles Sherrington, tuvo que aprender español para leer sus asombrosos descubrimientos.  Igualmente el explorador Americo Vespucio dio nombre a América, Cajal pudo dar su apellido a la neurona. “No se le ha hecho la justicia de darle su nombre, reconoció Sherrington, ganador el Nobel en 1932.

La nueva sala de exposición ocupará 22 metros cuadrados en la antigua biblioteca del Centro de Física Miguel Antonio Catalán, en la calle Serrano, 123, en la sede central madrileña del CSIC. Las obras comenzarán a mediados de este mes, según detalla el portavoz del órgano, que prefiere evitar la palabra museo  dada la obvia falta de ambición. Todas las fuentes de la institución consultadas admiten que el espacio no está a la altura de Cajal.  “Es una buena idea, porque menos es nada”, opina  Ricardo Martínez, actual director del Instituto Cajal ,el Centro del CSIC, que gestiona el archivo. Cuando Martínez fue nombrado por primera vez responsable del lugar, en 1996, “el legado estaba en un estado lamentable , con los dibujos en bolsas de plástico y la bata de Cajal colgada en una puerta metálica cerca del animalario”.

Alberto Ferús, exdirector del Instituto , es muy crítico con el nuevo proyecto. “Una sala de 220 metros cuadrados para Cajal es ridícula. Es una vergüenza que no exista un auténtico Museo Cajal en Madrid”, lamenta.

La última nieta del ganador del Nobel ;María Ángels Ramón y Cajal Junquera, falleció en marzo de 2018.  En una nota publicada junto al Epistolario (La esfera de los libros) de su abuelo hace un lustro. Angelines se defendió de las acusaciones de haber “secuestrado  Ramón y Cajal” con sus batallas por la propiedad del legado. “Se equivocan aquellos que creen que su figura y memoria histórica, e incluso su nombre es patrimonio aunque pertence a los españoles. Santiago Ramón y Cajal, como cualquier español, se pertenee a sí mismo y a sus descendientes”, advirtió la nieta, que llegó acusar al CSIC de “delitos  de apropiación indebida” .

Poco después de su fallecimiento, han nacido dos proyectos para exponer la maltratada obra de Cajal . A comienzos de este año, el Colegio de Médicos de Madrid anunció que dedicar  1.500 metros cuadrados de su sede a la creación de un Museo Cátedra Ramón y Cajal. Allí, en el número 51 de la calle Santa Isabel, el neurocientífico impartió  clase  durante 30 años en un aula con bancos corridos de madera que permanece prácticamente intacta.

Ese emplazamiento, -un edificio histórico monumental en el eje museístico de Madrid junto al Reina Sofía – era ideal para un museo nacional dedicado a Cajal y sus discípulos, pero el  CSIC ha preferido montar su propia sala de exposición. Tras décadas de olvido, Madrid tendrá de golpe dos museos incompletos consagrados a Cajal. “Esto es un insulto  la inteligencia”, opina  Santiago Ramón y Cajal Agueras, un patólogo del Hospital Universitario Wall d’Hebron, en Barcelona, que comparte nombre con el hermano de su bisabuelo. “Esos 220 metros cuadrados son un espacio totalmente insignificante. “Necesitamos un único museo nacional”, sostiene.

En la actualidad, los 22.000 objetos permanecen almacenados en una habitación del Instituto Cajal del CSIC pero ya inventariados desde 2008 y en condiciones de hymedad y temperatura controladas. La medalla de oro del Nobel y otros galardones valiosos están custodiados en una caja fuerte del Banco de Santander. El Instituto Cajal es un centro de investigación en neurobiología situado a 15 minutos a pie del estadio de  futbol Santiago Bernabeu, pero el CSIC ha tomado la decisión de trasladarlo al Instituto de Medicina Nuclear Príncipe de Asturias, un faraónico edificio de 30.000 metros cuadrados que está vacío desde que se construyó en 2011 en Alcalá de Henares. El resto del legado de Cajal se custodiaría allí, según el plan del CSIC presidido por la química Rosa Menéndez. 

LOS SELLOS SALEN DEL ARMARIO.

 

1352141950_416034_1352145866_noticia_normal.jpg

Acertado y oportuno el título que he copiado de Internet.  En esta ocasión el protagonista es un coleccionista de categoría –Ramón Marul- que es poseedor de 65.000 estampillas, que han sido digitalizadas de su museo postal.

La noticia que traslado hoy está fechada en noviembre de 2012, entonces se nos decía que llevaban 28 años sin ver la luz, escondidos en sus armarios, lejos del polvo, los bruscos cambios de temperatura o humedad y de cualquier agente que pudiera afectarlos negativamente.

El Ayuntaamiento de Barcelona ha decidido digitalizar los sellos reunidos por el industrial Ramón Marul (Barcelona, 1877-1967) durante toda su vida que engloba timbres desde 1840  hasta 1940. Las fechas no son anecdóticas. Comienza con un ejemplar del llamado Penny Black .  Se trata del primer sello postal del mundo que se creó en Inglaterra cuando se decidió cambiar el sistema postal y pasar a pagar los envíos previamente.

 

  

PABLO URANGA

sello_287313

Pablo Uranga , por Zuloaga

Pablo Uranga Díaz de Arcaya (Vitoria, 1861-San Sebastián 1934) tuvo una infancia atípica. Su madre murió cuando el tenia diez meses y su padre, de profesión militar, no supo sobreponerse a la nueva situación y acabo ingresando en un convento de cartujos, quedando el niño al cuidado de su abuelo. No debió de gustarle mucho al padre la vida conventual cuando, al cabo de algún tiempo abandonó los hábitos, contrayendo matrimonio con Tomasa Gogorza.

pablouranga

Parecía que el nuevo matrimonio procuraría estabilidad al pequeño Pablo, pero no fue así, pues muy pronto fallecería su padre y como consecuencia se trasladaría, junto con su madrastra y sus dos hermanos, a la localidad guipuzcoana de Elgeta.

49731004

Inicio estudios artísticos en Vitoria, ingresando en la Academia de la Escuela de Bellas artes (1878-1880) Posteriormente estudió en Jerez de la Frontera (1881-1884) en la Academia de Santo Domingo. Con objeto de ampliar sus conocimientos pictóricos en la Real Academia de San Fernando se trasladó a Madrid (1884-1888) aprovechando la proximidad del museo del Prado para realizar diversas copias de los grandes pintores.

No podía faltar en su formación una estancia en París (1888-1897) donde compartió bohemia, diversión y aprendizaje con el escultor Paco Durrio y los pintores Ignacio Zuloaga, Santiago Rusiñol y Josa María Jorda.

 

pu-fonton-de-fuenterrabia

Frontón de Fuenterrabía

tardedepaseo-uranga

Tarde de paseo

El último año de su estancia parisina consiguió un gran triunfo en una exposición individual. A la vuelta de Francia, se estableció en Elgeta, donde cultivó principalmente la pintura histórica y el paisaje. Contrajo  matrimonio con Prudencia Lejarreta. Hacia 1906 se traslado a Vitoria, donde abrió estudio hasta 1918. Era ya un pintor consagrado, que recibía encargos (retratos decoración pictórica de palacetes y de iglesias) obtenía premios en exposiciones internacionales. Tomó parte también en la creación del Círculo de Bellas Artes de Bilbao y de la Asociación de Artistas Vascos. Finalmente fijaría su residencia en San Sebastián, donde falleció en 1934.

Fuente: Guipuzcoa en sus sellos

TIEPOLO, GIAMBAUTISTA. (1696-1770) PINTOR ITALIANO

 

Esta vez también me ha ayudado ese pequeño libro conocido por “Sabías que”. Fue suficiente  estos tres renglones: “El rey español Carlos llamó  a su corte en 1762 a Giambautista Tiepolo para que decorara el Palacio Real”.

La  enciclopedia Voz y a través de su biografía vamos a comprobar si Carlos III estuvo acertado en su elección. Parece que sí por lo que leemos al comenzar. Tiepolo fue famoso en toda Europa como fresquista sin rival y espléndido dibujante. Su primer maestro alentaba a sus alumnos a estudiar el arte veneciano del siglo XVI. Su primera clientela fue la nobleza veneciana. Llamado a Madrid en 1761 para decorar el Salón del Trono del Palacio Nuevo, Tiepolo quiso excusarse alegando su avanzada edad y  sus   numerosos compromisos, pero Carlos III no quería otro artista. Tiepolo decoró las estancias del Palacio entre el verano de 1762 y el invierno de 1766; después , deseando quedarse en la Corte de España, aceptó otros encargos  reales como pintor de cámara . Cuando murió a finales de marzo de 1770, estaba diseñando frescos para la cúpula de la colegiata de San Ildefonso de la Granja, proyecto en el que le sucedió Francisco Bayeu.

crucifixion

Durante la búsqueda encontré el cuadro titulado “La Crucifixión” , que forma parte de la serie de ocho escenas de la Pasión. Pintada en Venecia para el Convento de San Felipe Neri de Madrid de donde se incorporaron a la colección del Museo de la Trinidad y después al Prado.

muchachaloro

   

 

VELÁZQUEZ Y MURILLO EN SEVILLA, RIBERA EN MADRID

sello_77927 sello_77824 

El Prado y la fundación Focus colaboran en estos dos proyectos.La muestra ha supuesto préstamos por parte de once museos e instituciones, principalmente el Prado, pero también el Louvre, la Wellington Collection  o La National Gallery.

La exposición de Sevilla podrá verse hasta el  28 de febrero. La muestra reúne 10 obras de Murillo y 9 de Velázquez . La selección ha sido realizada por Gabriele Finaldi, comisario de la muestra.

Esta es la primera gran exposición conmemorativa del cuarto centenario del nacimiento de Murillo, que próximamente se celebrará esta efeméride en su ciudad natal.

Los dos genios de la pintura nacieron en Sevilla. Diego Velázquez en 1599 y Bartolomé Esteban Murillos en 1617. El autor de Las Meninas abandonó muy joven, con solo 24 años, la ciudad rica y culta que era entonces la capital hispalense para instalarse en Madrid, donde pudo protagonizar una carrera deslumbrante al servicio de Felipe IV. Murillo, sin embargo, desarrolló toda su carrera en Sevilla, centrado en temas religiosos por encargo de entidades eclesiásticas y nunca viajó fuera de España.

Como era de esperar, la prensa se ha ocupado del evento; a mis seguidores les gustará conocer los titulares utilizados por los articulistas :

VELÁZQUEZ Y MURILLO, frente a frente,

MURILLO Y VELÁZQUEZ, duelo al sol.

¿TÚ DE VELAZQUEZ, O DE MURILLO?

VELÁZQUEZ Y MURILLO, aire familiar.

Creo que debemos dedicar un tiempo a a los datos biográficos de ambos personajes, y voy a empezar por Diego Velázquez  (1599 – 1660). Su producción alcanza la cifra de 130 obras, todas lienzo salvo un par de dibujos. Trabajó en Sevilla de 1618 a 1623. Después se marchó a Madrid.

Su maestro fue Francisco Pacheco, quien más tarde sería su suegro. Los encargos los recibió del Rey Felipe IV, el Papa Inocencio XX  y la nobleza.

Sus dibujos tenían una concepción clásica, su espíritu era más sosegado.

En la corte madrileña pinta dioses y príncipes, retratos, lienzos mitológicos y cuadros de Historia, no hará más pintura religiosa.

Su carrera fue meteórica. Aposentador real, enfermó de viruela y murió tras un viaje con la corte a Fuenterrabía.

velazquezvelazquez2

Bartolomé Esteban Murillo  (1617 – 1682) pintó unas  420 (390 lienzos, 20 tablas, 4 cobres,  3 obsidianas) y un número similar de dibujos. Toda su carrera se desarrolló en Sevilla.

murillo

Se formó en el taller de su primo político Juan del Castillo. Su clientela fueron las principales órdenes religiosas sevillanas.

Murillo fue un dibujante excepcional, instintivo , arrebatado por la pasión. Destaca por la libertad del trazo y la armonía.

Sobresale la variedad y brillantez con que saca partido al color. Pinta delimitando grandes manchas de color en sus composiciones.

Casi toda su producción se limita a la temática religiosa (vírgenes o santos) obras de devoción para uso tanto público como privado.

Su carrera y su talento tardaron en despegar. Murió tras caerse de un andamio mientras pintaba Los desposorios de Santa Catalina.   

murillo murillo2                      

 

LA CATEDRAL DE LA SAL.

22d6fdc0de827efb7559258af77b561b

Cuantos integramos esta cofradía, hemos sido ilustrados debidamente por los distintos Servicios Filatélicos; por ellos nos ha sido posible contemplar cuantas catedrales existen por todo el mundo. Pero cuando vi el sello de Colombia que preside el texto que muestra la denominada “de la sal” me llevé una gran sorpresa.

Porque Colombia nos cae bien: el origen de su nombre es por Colón y más tarde nos dio un gran escritor: Gabriel García Márquez; y, por último, el mundo entero ha recibido con agrado esta tan esperada noticia: “la guerrilla de las FARC y el gobierno colombiano cierran el acuerdo de  paz”.

Finalizado el preámbulo, vamos a documentarnos sobre esta singular catedral.  Se trata de un recinto construido en el interior de las minas de sal Zipaquirá, en el departamento de Curdinamarca.  Se trata de un sitio turístico, es mas, con un museo o un verdadero templo catedralicio pero no es la sede de un prelado.

Situada a menos de 50 km y cuenta con nueve espacios diferentes para banquetes y eventos con capacidad para acomodar hasta 3.000 personas.

Además de la  belleza generada por las luces de colores en las paredes de la mina de sal, el lugar es sinónimo de tranquilidad.  No es para menos, hay que descender 180 metros  bajo tierra.

Los asistentes a las reuniones allí celebradas, pueden hacer un recorrido por toda la magia de la iglesia clandestina , inaugurada en 1954, debido a la devoción religiosa de los obreros que trabajaban en el sitio. En su interior se encuentra una rica colección artística, especialmente de esculturas de sal y mármol en un ambiente lleno de profundo sentido religioso que atrae a turistas.

descarga img_2153_recortada

 

LA TERTULIA DEL CAFÉ DE POMBO

España 1972 Solana Tertulia pomboPara conmemorar el “Día del sello” en 1972 , Correos emitió una serie dedicada al pintor José Gutiérrez Solana; a ella me refería en mi entrada del día 19 de septiembre de 2014.  Ustedes saben bien que cuando menciono un personaje hago todo lo posible para aportar una estampilla en la que aparezca el mismo. Recientemente, en la entrada del día 6 de julio tuve que hacer uso de un sello de Solana –La tertulia del café de  Pombo”- en el que aparecía de pie el famoso escritor Ramón Gómez de la Serna– (creador de las “greguerías”) ; parece ser no era acreedor para ocupar  un lugar en la filatelia.

Perdonen este largo preámbulo, pero es qque el tema Cervantes y Novelas y Cuentos me ha llevado a conocer algo inaudito acerca del célebre cuadro de Gutiérrez Solana.

Cuadro emblemático en el que vemos reflejada una de las reuniones intelectuales tan típicas en las tres primera décadas del siglo XX. La acción se desarrolla en uno de los cafés típicos madrileños, de igual nombre que el que se indica en el título del cuadro, el café Pombo. Antes de ser propiedad del Museo de Arte Contemporáneo el cuadro perteneció a a Ramón Gómez de la Serna, a quien vemos retratado en el centro de la composición . Este retrato múltiple nos da a conocer la imagen de los muchos intelectuales de la época: Manuel Abril, Tomás Borrás, José Bergamín, José Cabrero, Mauricio Bacarisse, Pedro Emilio Coll, Salvador Bartolozzi, incluyéndose el mismo pintor en un maravilloso autorretrato . Destaca la sobriedad de los retratados y los colores oscuros que utiliza, que tan característicos son del artista.

AS00915

Buscando aquí y allá me topo con un comentario de El País : Una restauración del cuadro de José Gutierrez Solana, La tertulia del café de Pombo, descubre otra pintura debajo.

Quizá fuera una broma interna o no supieran  quizá ni lo mismos retratados. Lo que sí es seguro es que para los restauradores ha supuesto toda una sorpresa. Cuando a mediados de 2009 los técnicos del madrileño museo Reina Sofía  se pusieron a restaurar e investigar profundamente el cuadro de La tertulia del café de Pombo, pintado en 1920 por José Gutiérrez Solana, se encontraron con que debajo de esos nueve señores tan serios sentados alrededor de una mesa con sus cafés, sus copas y sus azucarillos, los rayos X descubrieron otro cuadro, en el que se aprecia claramente un altar con una figura religiosa, varias velas y una figura agachada.

1300921209_850215_0000000001_sumario_normal

El responsable de la restauración manifestó que a la obra se le observaba algunas grietas y que por ello querían trabajar sobre ella porque las nuevas tecnologías permitirían encontrar nuevos tratamientos.Y así fue. Dos años de compleja restauración con un equipo de siete personas han dado un fruto que ya se ve en las salas del museo.

frase-como-con-los-sellos-de-correo-sucede-con-los-besos-que-los-hay-los-que-pegan-y-los-que-no-pegan-ramon-gomez-de-la-serna-197641