Imagen

SELLOS DE MI ALBUM

Anuncios

BRASIL. ESTADO DE PARAIBA. (XV)

Es uno de los veintiséis estados que, junto con el Distrito Federal, forman la Republica Federativa del Brasil. Su capital es Joao Pessoa, está ubicado en la región nordeste del país. Limita al norte con Rio Grande del Norte, al este con el océano Atlántico, al sur con Pernambuco y al oeste con Ceará.

Con 56.440 km2, es el sexto estado menos extenso, por delante de Rio Grande del Norte, Espirito Santo, Rio de Janeiro, Alagoas y Sergipe, el menos extenso y con 70. Hab/km2 es el octavo más densamente poblado, por detrás de Rio de Janeiro, Sao Paulo, Alagoas, Sergipe, Pernambuco, Espirito Santo y Santa Catarina.

Está dividido en cuatro meso regiones y 23 microrregiones comprendidos por 223 municipios. Otros municipios importantes son: Joao Pessoa, Campina Grande y Patos. Sus principales actividades económica son la agricultura (se cultiva caña de Azúcar, ananá, mandioca y maíz) la industria, la pesca y el turismo, también son importantes en este estado.

RECORRIDO POR GALICIA I

Galicia, tierra de confluencia y, a su vez, confín, posee un gran patrimonio artístico y monumental. La joya de esta comunidad es Santiago de Compostela que, desde la Edad Media, continua marcada por la impronta de la capital espiritual de la cristiandad.

 PORTICO DE LA GLORIA

Desde esa época, han llegado a Galicia numerosos peregrinos devotos procedentes de toda Europa y con sus ideales culturales han ido transformando Galicia y le han convertido en escenario artístico representativo del Románico, gótico, Renacimiento, Barroco, neoclásico… cuyas obrar forman parte del tesoro artístico gallego. El románico, fue uno de los estilos artísticos que arraigó profundamente en tierras gallegas, y un centenar de edificaciones son muestra de ello, entre otras el pórtico de la Gloria de la Catedral compostelana y las catedrales de Ourense, Lugo y Mondoñedo.

CATEDRAL DE ORENSE

CATEDRAL DE LUGO

Santiago de Compostela fue nuevamente referencia artística durante el Barroco y, por tanto, el centro de las inquietudes innovadoras de este periodo, como lo ejemplifica la magnífica fachada del Obradoiro. Los monumentos y construcciones muestran la historia de Galicia y los artistas exhiben en numerosos museos su arraigada tradición.

                       PÓRTICO DE LA GLORIA

 EL PAISAJE DE ESPAÑA VISTO  POR LOS ESPAÑOLES. (AZORIN.) Prólogo.

En estas páginas nos proponemos hacer algunos comentarios sobre el paisaje en las diversas regiones españolas. Y claro está que tal materia del paisaje es una literatura va ligada a otro problema interesante. ¿Cómo ha nacido el gusto por el paisaje, por la naturaleza por los arboles y por las montañas en la literatura? Lo que es a nosotros nos interesa ahora es España. ¿Cuánto y de qué manera se ha ido formándola dilección por los panoramas campestres en nuestras letras?

El gusto por la naturaleza en la literatura es completamente moderno, en Francia, Rousseau-indicador y engendrador de tantas cosas-inaugura el paisaje literario y abre camino a Bernardino de Saint-Pierre, paisajista admirable. En España es curioso examinar la huella, más o menos débil, más o menos pintoresca, que han ido dejando en la literatura cuanto han tenido ojos para el campo.

En los poetas primitivos, por ejemplo, ¿Qué podemos encontrar en lo tocante a sensaciones de esta naturaleza? Pensemos un momento. Si elegimos para nuestra momentánea meditación el poema del Cid, verbigracia, reconoceremos lo que han reconocido los críticos: que este es un poema de base realista, no se pierde su autor en vaguedades poéticas y fanáticas, como sus congéneres de otros países.      

 

Galicia y Rosalía de Castro…Al poner la pluma en el papel para estampar la palabra Galicia, ya nuestro espíritu había evocado-con viva honda y emoción- la figura de Rosalía de Castro. Hay en nuestro sentido del paisaje, de los caminos y de las ciudades un elemento puramente subjetivo. ¿Qué idea se forma de Galicia el autor de estas líneas? ¿Cómo siente Galicia?

Para ir a Guipúzcoa, a San Sebastián, tomamos, en las primeras horas de la noche, uno de esos cortos y lujosos trenes invertebrados, dos o tres larguísimos vagones lo componen, la viva luz que los ilumina hace resplandecer sus galerías acristaladas en la oscuridad de la campiña, con velocidad blanda y vertiginosa cruza los campos, salva las montañas, ladea las ciudades, cruza-a media noche, de madrugada-vastas estaciones, en que los focos eléctricos dejan caer su blanca y fría claror. Sobre los asientos de los coches acaso se ven revistas, libros, periódicos extranjeros. Cuando se llega a San Sebastián, en un soplo, sin sentir, no experimentamos cansancio alguno, ligeramente, desde el tren, damos un salto y continuamos nuestra vida de Madrid, con otro paisaje con otro ambiente, es la misma vida intensa, mundana, hechizada de los mismos detalles e incidencias de la Corte.     

 

 

 

LAS INUNDACIONES

El agua todavía es más implacable que el fuego. Podemos combatir victoriosamente un gran incendio, pero es inútil oponerse a la invasión de las aguas de un río desbordado o intentar detener las grandes olas producidas por un maremoto. Algunos huracanes provocan también grandes inundaciones.

Los desbordamientos anuales del Nilo eran un hecho beneficioso para Egipto, puesto que la tierra se fertilizaba regularmente con el limo del río. Pero, por lo demás, las inundaciones tomaban un aspecto de verdadera catástrofe, las aguas destruían o minaban a los edificios y su invasión brutal y repentina acarreaba la muerte de los habitantes y la destrucción de la ganadería.

China, debido a sus grandes ríos, y sus ciudades flotantes, ha padecido las inundaciones mas graves: en 1642, varios centenares de miles de chinos perecieron ahogados, y en 1887, las inundaciones causaron casi un millón de muertos. Los pólders, tierras ganadas al mar y situadas por encima del nivel del agua en los momentos de mareas altas, salvaron a Holanda de las inundaciones.

En España, una de las mas recientes y catastróficas inundaciones fue originada en Cataluña por desbordamiento de los ríos Besós y Llobregat, en Septiembre de 1962, que ocasionó grandes pérdidas y numerosas víctimas.

La repentina rotura de una presa provoca una gigantesca inundación, una pequeña fisura o un desmoronamiento, y millones de metros cúbicos de agua caen sobre el valle. En Glano, Italia (1 de Diciembre de 1923), Saint Francis Dam, Estados Unidos (13 de Marzo de 1928), y Malpasset, Francia (2 de Diciembre de 1959), han ocurrido catástrofes semejantes.

BRASIL. ESTADO DE PARA (XIV)

Es uno de los veintiséis estados que, junto con el distrito federal, forman la Republica del Brasil. Su capital es Belem y está ubicado en la región Norte del País.

Limita al norte con Guyana (incluyendo el territorio de la Guayana Esequiba, un  litigo entre Guayana y Venezuela), Surinam, Amapá, y el Océano Atlántico, al este con Maranhao y Tocantins, al sur con Mato Grosso, al Oeste con Amazonas y al noroeste con Roraima.

Con 1.247.689 km2 es el segundo estado más extenso, por detrás de Amazonas, con unos 8.100.000 habitantes, en 2014, el noveno estado más poblado, por detrás de Sao Paulo, Minas Generáis, Rio de Janeiro, Bahía, Rio Grande del Sur, Paraná, Pernambuco y Ceará y con 6,5 hab/km2, el séptimo menos densamente poblado, por delante de Tocantins, Amapá, Acre, Mato Grosso, Amazonas y Roraima, el menos densamente poblado. Las ciudades más importantes son: Belem, Santarém, Marabá, Altamira, Castanhal y Abaetetuba.    

EL ALUMINIO

El aluminio, a pesar de la abundancia con que se encuentra en la naturaleza, fue descubierto en el año 1754. Pero anteriormente se empleaba bajo otras formas: la arcilla de la alfarería, el caolín de las porcelanas y las piedras preciosas (zafiro blanco o azul, rubíes, topacio, amatista). El aluminio, metal hoy en día de uso corriente, no se descubrió como tal hasta el siglo XIX.

Fue el alemán Friedrich Wohler quien, en 1827, consiguió aislar el aluminio de los otros cuerpos a los que se encontraba unido. Fue necesario esperar hasta 1854 para que la producción industrial de ese metal se iniciara (pero siguiendo un proceso químico poco rentable) y a 1884 para que se surgiera su metalurgia, que aprovecha la acción producida por la electricidad en una cubeta electrolítica. Dos científicos fueron los creadores de esta técnica: el norteamericano Hall y el francés Heroult.

El mineral de aluminio es una roca de color claro con reflejos rojos, abundante en ciertas regiones agrícolas pobres y por ello su explotación ha modificado profundamente la vida económica de ciertas regiones, como Baux-de-provence, cuyo nombre lo ha tomado del mineral de aluminio llamado bauxita.

Hasta la Segunda Guerra Mundial, los mayores productores son europeos, pero en nuestros días los mayores yacimientos de bauxita se encuentran en Jamaica, en Guayana, en Ghana y en Estados Unidos.

El aluminio, metal ligero cuyas aleaciones, como el duraluminio, adquieren preciadas cualidades, ha felicitado en gran medida el desarrollo de la aviación, del automóvil y asimismo, de las nuevas técnicas del embalaje y de la construcción.

EL ORO

El oro es un metal doblemente precioso: en primer lugar porque sus cualidades lo hacen inalterable y porque su escasez aumenta su valor, pero también porque ya en la edad de piedra, fue el primer metal que los hombres prehistóricos supieron utilizar y modelar.

Poco más o menos, el oro de las actuales joyas y de las viejas monedas, apenas se diferencia de lo que era hace un millón de años. Todas las civilizaciones antiguas nos han dejado en sus tumbas tesoros inestimables, apreciados tanto por la abundancia de oro como por la belleza de los trabajos realizados. El tesoro de Tutankamon, descubierto en 1922, contiene maravillosos objetos de arte realizados con este precioso metal.

Al mismo tiempo que se utilizaba como adorno, el oro se convirtió en moneda para el intercambio, gracias a su inalterabilidad. Desde entonces no ha cesado de ser utilizado para ese fin. Las primeras piezas de oro, que datan de aproximadamente siete siglos antes de nuestra era, aparecieron en Asia Menor, por aquel entonces habitada por griegos emigrados.

Durante la Edad Media, los alquimistas incluso tuvieron la esperanza de poder fabricar oro. El descubrimiento y la utilización de este metal, ha estado en muchas ocasiones en el origen de grandes movimientos de civilización, de conquistas invasiones y guerras.

 

La explotación de África (siglo XV) el saqueo de las riquezas de los Incas y Aztecas (siglo XVI) o la fiebre del oro de Klondike, en Canadá (siglo XIX), son acontecimientos que tuvieron como causa la búsqueda del oro.

El fuerte Knox, acondicionado a principios de siglo por Estados Unidos en el estado de Kentucky, guarda y protege las importantes reservas de oro norteamericanas.

EL HIERRO

 

El descubrimiento y la utilización del hierro, son hechos tan importantes que, en la cronología de las civilizaciones, a este progreso se le conoce como la “edad del hierro” posterior a la “edad del bronce”. La edad del hierro, se inició hacia el año 1200 a de J.C. en Oriente Medio. Pero en Occidente no comenzó hasta varios siglos más tarde.

Entre el VI y el III milenio a de J.C. o sea, hace mas de 5000 años, en Oriente y Extremo Oriente, desde Egipto a China, pasando por Mesopotamia y el Indo, aparecieron los primeros objetos de hierro, metal por aquel entonces tan raro, que se consideraba precioso. Mientras en el resto del mundo se continuaba tallando y pulimentando la piedra.

Los hombres de Asia ya conocían los elementos de la herrería y la forja. Los chinos ya utilizaban la fundición del hierro, que exige el empleo de fuelles para aumentar la temperatura de la forja., 1600 años antes de que fuera conocida en Europa. Por ello, no nos han de sorprender los progresos de las civilizaciones de Extremo Oriente, que conocían la carreta de reja 500 años a de J.C. y fabricaban normalmente armas y herramientas de hierro.

El dominio de la fundición, se afirmó en Occidente con las mejoras introducidas en el horno: desde principios del siglo XII, la fuerza de los molinos permitió  que los fuelles de la forja funcionaran de forma regular y poderosa y el horno, que a partir de entonces podía ser de mayor altura, se convierte en el horno con inyección de aire a tres metros de altura y más tarde en el alto horno, que a finales del siglo XIII alcanzaba cinco metros.

Todavía hoy, este alto horno, que ha tomado proporciones gigantescas, es el que perpetua entre nosotros la edad de hierro, el metal que ha hecho surgir una brillante y original arquitectura.

EL BRONCE

 

El conocimiento y utilización del bronce son muy anteriores al descubrimiento y empleo del hierro. En la evolución de las grandes épocas prehistóricas, encontramos al principio la edad de piedra y después, la del cobre y la del bronce, que empezó unos tres milenios antes de J.C.

Los primeros metales utilizados por el hombre, fueron aquellos que podía encontrar en estado puro, como el oro, la plata y el cobre.La primera aleación que se realizo, fundiendo al mismo tiempo minerales distintos, fue el bronce, mezcla de cobre y estaño. Este nuevo metal se extendió rápidamente, sobre todo en Egipto y en Oriente Medio, a continuación, se extendió tanto por el Mediterráneo Oriental como el Extremo Oriente. Con él se fabricaban armas, recipientes y estatuas artísticamente modeladas.

Durante mucho tiempo, el secreto del temple del bronce fue patrimonio de los chinos. Con esa técnica obtenían instrumentos sonoros, como los gongs. También conocían, desde los tiempos más remotos, el arte de la fundición de campanas, técnicas que muy pronto transmitieron a los indios, y después a los griegos y a los romanos. Se dice que el papa Sabiniano, hacia el año 600, ordenó que se anunciaran los oficios religiosos con el toque de campanas. Conocemos con seguridad que el emperador Carlomagno, coronado en el año 800, obligó a que todas las iglesias de su imperio usaran las campanas.

En lo que respecta al arte estatutario, utilizó en todas las épocas el bronce. Podemos citar el Auriga de Delfos, en Grecia (siglo V a. de J.C.) el Buda de Kamakura, en Japón (siglo XIII) o las obras de Rodin (siglo XIX)

¿ 50 AÑOS DE LA LLEGADA DEL HOMBRE A LA LUNA?

El viaje del Apolo XI representó la mayor epopeya de la humanidad de todos los tiempos. Casi desde el día en que el hombre hizo pie en la polvorienta superficie de la Luna (19 de julio de 1969) comenzó a difundirse la teoría de que, en realidad, todo había sido un enorme montaje de la NASA.

Con el avance de las tecnologías, los últimos años, esta teoría conspirativa, conocida por los angloparlantes como “Moon hoax”, ganó fuerza. Al fin y al cabo, el sentido común indica que es mucho más fácil montar en un estudio de TV una fraguada llegada del hombre a la Luna, que la casi inimaginable epopeya de llevar tres seres humanos de verdad, en una cápsula, hasta nuestra eterna vecina blanca, y traerlos de vuelta, sanos y salvos, una semana más tarde. Eso, sumado a que los seres humanos tenemos tendencia a creer en teorías conspirativas.

Los defensores del Moon hoax -es decir, aquellos que creen que el hombre jamás llegó a la Luna- basan sus afirmaciones en sospechas técnicas. Dicen: ¿Por qué no se ven las estrellas en las fotografías de los astronautas?. O, ¿por qué si el módulo lunar pesaba 17 toneladas apenas si dejó pequeñas huellas con sus patas en la superficie de Selene? ¿Cómo es posible que, habiendo una única fuente de luz (el Sol), las sombras de astronautas y objetos no se vean paralelas entre sí? ¿Por qué flamea la bandera norteamericana, si en la Luna no hay viento? Y decenas de otros interrogantes.

La ciencia tiene respuesta para cada uno. Pero, en rigor de verdad, debería comenzarse por las más contundentes que, paradójicamente, no requieren datos técnicos.

La epopeya lunar llevó más de una década de desarrollo, y el trabajo de cientos de miles de personas. Y no sólo de la NASA. Participaron otros organismos oficiales y empresas privadas. ¿Cómo es posible que nadie, en más de cuatro décadas, haya contado la “verdad” sobre el fraude? Peor aún: los soviéticos, primeros interesados en que los norteamericanos no llegaran a la Luna, contaban con la tecnología para seguir cada paso de las naves Apolo, desde el lanzamiento, hasta el alunizaje. De hecho, lo hicieron. ¿Por qué jamás denunciaron nada?

Los astronautas, además, trajeron de la Luna cientos de kilogramos de rocas, que repartieron en centros de investigación de todo el mundo. Las rocas son especiales, porque se han formado en condiciones diferentes a las que existen en la Tierra. Y se condicen perfectamente con rocas traídas años más tarde por sondas no tripuladas, incluso de otros países. ¿Cómo es posible que ningún hombre de ciencia de ninguna parte del mundo haya hecho objeción alguna ni haya descubierto el fraude? ¿Qué necesidad habría tenido la NASA de “fraguar”, por ejemplo, el drama del Apolo XIII, que no sólo no llegó a la Luna, sino que estuvo a un tris de convertirse en la tumba de tres astronautas?

Sobre las objeciones técnicas, aquí van algunas.

  • La bandera norteamericana flamea, cuando en la Luna no hay viento, sino vacío

En realidad, siempre se la ve “flameando” al ser manipulada. A veces, queda flameando tras ser manipulada, porque en el vacío lunar no hay resistencia, y el paño puede quedar en movimiento por un tiempo.

  • ¿Por qué no se ven estrellas en las fotos?

En el espacio, el Sol y las estrellas se ven al mismo tiempo. Y las estrellas son especialmente brillantes. Sin embargo, no salen en las fotografías debido a la gran luminosidad de la superficie lunar. ¿Acaso tiene usted alguna foto casera tomada de noche en la que se vean las estrellas?

  • ¿Por qué no deja el módulo de 17 toneladas un profundo cráter en la superficie lunar?

En la Luna, la gravedad es equivalente a la sexta parte de la de la Tierra, por lo tanto el peso del módulo lunar era la sexta parte del que tenía en la Tierra; algo menos de 3 toneladas, equivalente a dos automóviles.

Las teorías conspirativas son muy atractivas. Pero la epopeya lunar no es el caso. Para más información sobre el Moon hoax puede visitarse el sitio Prensa Espacial, en el que periodistas especializados desgranan el tema en una serie de notas.

TORMENTA SOLAR

Esta será la próxima; las que nos han acompañado desde pequeñito y que no solo nos traía agua sino granizos. La que llegará a visitarnos en cualquier momento, se apellida solar, y estuvo por aquí hace 160 años (1859). “El día que la Tierra se tiñó de rojo: la mayor tormenta solar de la historia”.

“El 2 de septiembre de 1859 el Southern Coss,  un clipper de tres mástiles y 170 países, se enfrentaba a un tremendo temporal frente a las costas de Chile. El granizo y las olas no daban tregua a los esforzados marineros que intentaban capear el temporal. Tras varias horas de pesadilla, cuando la tormenta amainó, los marineros observaron con horror que esta nave estaba navegando en un océano de sangre. Al levantar la vista descubrieron la razón, a través de las nubes podía verse que todo el cielo estaba bañado de rojo.

Se trataba de una aurora austral, un fenómeno relativamente frecuente al Sur del Círculo Polar, pero muy extraño en la latitud a la que se encontraba el navío. El espectáculo no se limitaba al cielo, en el propio barco aparecían halos alrededor de los mástiles y los penoles ,pero este fenómeno resultaba mucho más familiar para los marineros, se trataba del fuego de  San Telmo, una descarga eléctrica debida a la gran diferencia de potencial entre dos objetivos .

Al llegar a puerto supieron que la aurora se había visto prácticamente en todas partes, hasta en el Caribe, incluso en el Diario de Menorca encontramos una referencia a este fenómeno.

Anteayer a hora avanzada de la noche vio una persona fidedigna dos auroras boreales, que si bien eran más diminutas que la que vimos años atrás no dejaron de causar un efecto maravilloso.- J. Hospitaler.- “Diario de Menorca “.-Año 2 número 237 04/09/1859).

         RICHARD CARRINGTON

Un día antes del avistamiento auroral del Southern Cross, Richard Christopher Carrington, un astrónomo aficionado inglés de 33 años, estaba realizando un boceto de las manchas solares en su observatorio de Redhill Surrey.    A las 11:18 observó un estallido de luz blanca que parecía salir de dos puntos del grupo de manchas, el fenómeno aumentaba de intensidad y adoptaba una forma parecida a la de un riñón. Carrington se dio cuenta inmediatamente de que estaba siendo testigo de algo fiera de lo común, así que salió disparado de su observatorio para encontrar  a alguien que confirmara la observación. No tuvo suerte, no había nadie en la casa en aquel momento. Cuando volvió, apenas un minuto después, vio que las luces se estaban debilitando, así que anotó con precisión la hora y el lugar de donde partió la fulguración observando durante varias horas más, de que el sol ya había recuperado su aspecto habitual.

               BALFOUR STEWART

Simultáneamente Balfour Stewart había anotado una alteración del magnetómetro instalado en los Kew Garden de Londres. La tormenta magnética no solo afectó a los instrumentos de precisión de los observatorios, de todas partes llegaban noticias de problemas en las líneas telefónicas, algunas oficinas de telégrafos se habían incendiado y en otras los telegrafistas resultaron heridos. Carrington sospechó que debía existir una relación entre la actividad solar y del día siguiente la tormenta geomagnética. En realidad Carrington fue el primer testigo de una eyección de masa coronal, una onda de radiación y viento solar que suele producirse en los períodos de máxima actividad solar.

En la actualidad sabemos que las manchas solares, la actividad magnética y otros fenómenos similares siguen un ciclo de 11 años. El último ciclo comenzó en enero de 2008 y en los próximos años se espera que la actividad solar aumente, de hecho ya debería haberlo hecho, estamos asistiendo a un periodo particularmente largo de “sol tranquilo”.

Los registros de hielo abstenido en la Antártida parece evidenciar que un fenómeno de estas características tienen lugar por término medio cada 500 años, la última gran aurora que se pudo ver en España tuvo lugar en plena guerra civil.

La tormenta geomagnética de 1859 se produjo en los albores de le era eléctrica, apenas había circuitos eléctricos aparte del telégrafo. En la actualidad una tormenta de estas características tendría unas repercusiones desastrosas: las perturbaciones afectarían a los satélites artificiales, a las redes eléctricas y a las comunicaciones por radio y televisión.

Paco Bellido es astrónomo aficionado. Edita la sección “Destinos astronómicos” en la revista Astronomía y colabora en diversos programas científicos internacionales. Sus astrofotografías han aparecido publicadas en revistas como “Sky and Telescope”, Astronomy, Science et Avenir, Astronomía, etc.. 

     

    

 

 

 

  

EL HISTÓRICO TOUR DE FRANCIA

La TV nos tiene acostumbrados en estas fecha a ofrecernos los mejores reportajes de las distintas etapas de la competición ciclista que ostenta el título de eta entrada. El tour , también llamado  La Grand Boucle, empezó a realizarse en el mes de julio de 1903. Este equipo deportivo,como los restantes, se vio interrumpido durante los años 1915 a 1918 por la Primera Guerra Mundial y de 1940 a 1946 por la Segunda Guerra Mundial.

CYRILLE GUIMARD Y LUIS OCAÑA

El texto que me sirve para trasladar a ustedes  lo más saliente de esta actividad deportiva  me cuenta esto: hasta 1905 las pruebas se hicieron incluso de noche y cada bicicleta tenia adherida una farola; en las pruebas de montaña los corredores alternaban el pedaleo con la marcha a pié; también era muy curioso anotar que durante la carrera los ciclistas estaban obligados a utilizar una sola bicicleta y en caso de que se dañara tenían que ser ellos mismos los que la repararan.

Las transmisiones de la carrera también han tenido su evolución para llegar hoy a ser vistas en el mundo entero; en 1930 se llevó a cabo el primer reportaje radiofónico del tour y en 1952 la televisión transmite escenas de la etapa que acababa de terminar; ya en 1957 se transmite el primer reportaje televisivo en directo y al año siguiente se transmiten etapas completas.

En cuanto a las marcas conseguidas por los ganadores del Tour de Francia, obviamente Francia es el país que más veces se ha llevado el título, 36, aunque desde el año 1985 no ha vuelto a ganar ninguno, seguido de Bélgica, con 18 y España con 10.  4 ciclistas han ganado 5 títulos cada uno.

EDDY MERCKC

El tour de Francia ha crecido hasta convertirse en la competencia por etapas más importantes a nivel mundial, en el año 2003 fue galardonado con el  Premio Principe  de Asturias a los Deportes.

LANCE ARMSTRONG

¿CIENCIAS O LETRAS?

Con este mismo título he leido un artículo –una tercera de ABC- de Antonio Rodríguez Walker– de diciembre de 2018. No es reciente, pero ya en aquella ocasión se hablaba de la Selectividad. Y los estudiantes que habían superado la prueba se hacían la pregunta que figura como título de esta entrada.

Voy a copiar el preámbulo del citado artículo: “Aún quedan temas significativos como el de la formación permanente para estar al día de los cambios también permanentes y una mayor carencia y vinculación al mundo empresarial y profesional, pero afrontando los aquí citados nos pondríamos en el buen camino para superar también estos. Vamos, en definitiva a enderezar el mundo de la educación.”

 El tema más preocupante es el que obliga a los a los universitarios a optar entre ciencias y letras. Existe un inmenso número de estudios aconsejándoles a través de textos y otros a elegir adecuadamente análisis a elegir adecuadamente cuál de las dos opciones interesa más o se adapta mejor a su personalidad o inclinaciones.

Por el contrario hay muy pocos ejemplos en España de profesores o expertos educativos que nos hagan ver que esta es una opción peligrosa y sin sentido especialmente en una época en la que la revolución tecnológica y científica va a dominar y a influir en nuestras  vidas de forma claramente positiva en muchas áreas y peligrosamente negativa en otras.